Los epitafios

De Casiopea



TítuloLos Eepitafios
AutorGodofredo Iommi
Páginas8
Imágenes8
Ancho 21 cms.
Alto 27 cms.
Fecha1945
ColecciónPoesía
FondoIommi-Amunátegui
ConjuntoCarpeta Celeste
Número de Ingreso011
NotaVersión original mecanografiado. Poema perteneciente al conjunto editado con el título Fuese (Escuela de Arquitectura UCV, Viña del Mar 1984). En la primera página se lee manuscrito «12» y «45 - 1946?»; esto último se repite en la página final 8.
PDFArchivo:Los epitafios.pdf
Código
IOM-POE-IAM-CCE-EPI-945-012


p. 1

Todo estaba listo. Una siembra entera, la época propicia
“Espérame”. – nos decía en el pretorio – “me lavaré las
manos”. – Su torso en el alfeizar de la ventana
vestido de muchacho
                                        con tricolores.


venía el rumor desde el boquete
piedra, piedra mía - les escuchaba
invisibles

Si serán! ·– agregabas
                        sin importarte los ojos secos
                        llenos de terribles asaltos virginales
                        del niño.

                        Echabas humo,
                        te parecías a ellos. Me lo pareció siempre
                        y no me agrada confirmarme
                        en la espera.


p. 2

Dormitaban las siestas debajo del lago
el lago
             desciende
                     sobre ellos
                                     pasaba sus cabezas
         los hombros
las aguas se enturbiaban.

Durante cierto tiempo
– en otras razas he vivido –
me arrodillaba conmovido
                                       por la fidelidad
   Eramos todos mujeres.

Pese a ello.
                    la canasta hueca. nos rozamos por las mismas
                    calles
                    sonreímos, saludamos con prisa, vecinos
                    los huecos terminados
                    blancos


p. 3

horas y horas nos quedan
                            la torre de los ingleses
                            hará antes que el silbato
                            la madrugada
                                                                          buena cosa!
                                                                          la canasta es hueca
                            hueca
                            échate hacia su materia oscura
                            pulverizada
no se vuelve más.


                            el oído nos envuelve
                            y los huesos se pierden en la primavera
                            su sonido nos hace los mismos
                                                                          mismos

su paso habitual
como una ciudad
la sombría corteza
                                  y de alguna manera sentado
                                  sobre el fundamento
                                  tenía también un perro y


p. 4

la canasta hueca.
Tu nos mirabas con los ojos huecos
puramente, puramente

parecía un amigo, un hermano que
al alba
abría la puerta
- La porta chiusa, Bo, amantes
es la noche, no nos vemos.



(la carta)

  . . . . .pregunto acerca de ti
que extremo de la realidad sobre la tierra
es una persona...

 . . . . .éramos, finalmente, los mismos, de cara
          de hacer iguales cosas

y no había alguien.


p. 5

                                                          Sólo la luz silenciosa
                                                                                y fluyente
                                                          pasaba sin que la notaran
                                                          y resbalaba
                                                          decepcionada y amarga

                                                          Ella volverá a sus nidos
                                                          mudando de colores
                                                          y le dirá: - “Suelta el agua
                                                                                no hay nadie,
                                                                                te han traicionado–” .

Veremos, veremos a
                                        Cormack, el hechicero
                                        y el llorará con decencia
                                        con una joya blanca
                                        y será tarde
                                        y tu agua será agregada
                                        al agua del cielo
                                        y al agua del agua


p. 6

Eran de a cientos
para tu espejo, para la selva oscura
y tampoco seremos salvados.

el desterrado aprieta los ojos
sobre el campo
susurra, encerrado por la claridad
del alba:
- “La semilla retardada.
   Tu párpado demora en levantar
    y el ojo muere”.


pupilas, pupilas en la punta de cada rama
                                          de la higuera.


Nada podíamos oírte,
tus palabras salían
del follaje
                    pero
                    el viento las
                    encerraba.


p. 7

Subirán por los muros
                    hasta que descifremos
                    los actos azules, fugaces
                    que nos atraviesan
                                               en la luz
                                               como respiraciones
   El fango de las orillas
   se habitúa a los pies
   salvajes,
nos están
esperando.

“Ias visitas a tierra
  las visitas a tierra”
                                           sus ojos claros
                                           su vestón blanco
                                           espanta a los
                                           peces
                                                          el marinero
“las visitas a tierra
las visitas a tierra”


p. 8

el agua sube hasta las puntas de las pajas


Desde la borda
de la barca
godo gritabas:
                         “ comencemos de nuevo. Te conozco. Soy amigo.
                            Soy pariente de Ud., Señor! ”




Pero nosotros no seremos sino pupilas,
los granos del higo

                                      Y esta primavera
viene muy anticipada.

---

Fondo Iommi-Amunátegui / Carpeta Celeste:

---