Los Rastros De La Fruta

De Casiopea




TítuloDiscurso, "rastros de la fruta en trama dinamica"
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Período2016-
AsignaturaTaller Acto y Celebración 2016
CarrerasDiseño Industrial


EL simbolismo de los Rastros en la fruta

Durante el desarrollo de esta etapa, se ha buscado la construcción de un bocado, con características de fruta, como resultado último del estudio de la apetencia. Este estudio se basa en relaciones entre las características de la fruta y las personas, en el contexto de la apetencia. La sensación frutal se fabrica, con el uso de la propuesta bajo la ley de una trama.

Pareciera que la apetencia es una decisión subjetiva que subyace a cada ser de manera distinta, pero es innegable que la apetencia está construida bajo el contexto cultural y social, sobre el que cada persona está parado, dicho esto podríamos argumentar que la apetencia es solo un aleccionamiento a través de la experiencia, un largo proceso en el que los sentidos se van refinando a través de cada sabor descubierto, por nuestro cerebro, pero antes de este proceso en un caso ideal de una mente que nunca ha probado nada, ¿Cuál seria el detonante real de las preferencias? Al preguntarse esto se intuye, que la apetencia responde a símbolos. Estos símbolos son estructuras sensoriales, geometrías, colores, sabores, que excitan a los sentidos y provocan la apetencia a quien experimenta. Estos mismos símbolos pueden ser utilizados de manera sutil o de manera explícita. Bajo estas observaciones entiendo la construcción del apetito, como la conjugación de símbolos de manera abstracta como la manera correcta, manteniendo una voluntad que mostrar.

Tras múltiples experiencias con la fruta y su estudio, puedo decir que la fruta posee sus propias características y símbolos que ha determinado que las personas, las usen para alimentarse, estas características se han preservado hasta hoy y se pueden verificar a través de la observación.

Antes de buscar símbolos que otorguen un valor apetente a una propuesta, debo preguntarme por los símbolos que hacen referencia, a la constitución de la existencia de tal, ósea que características simbolizan la existencia de la fruta, pues si deseo proponer una nueva, solo basándome en sus características de lo apetente no completaría las relaciones que se busca generar.

Existen características físicas esenciales, que hacen que una fruta, sea denominada fruta, dentro de estas están; la consistencia y sabor.

La consistencia, nos abre a la rama de las densidades y la relación fibra-agua que nos conduce a la pregunta ¿cómo es posible mantener el agua dentro de un sólido estable? , a la cual respondimos con aglutinantes con el uso del confitado y gelatinas. Y el sabor, quedo en un segundo plano, bajo la experiencia visual del color y la generación de apetencia.

Simbolismos y la creación de una experiencia

¿Cuál es la geometría del apetito? , ¿Cuáles son sus colores? Estas preguntas tienen un sentido netamente hacia lo simbólico, dentro de la fruta existen una gran variedad de colores que evocan distintos símbolos para cada ocasión, ejemplos: Rosa: Calma, promueve el afecto. Amarillo intenso: Fuerza, aumenta la energía, amplía el tamaño de un cuarto. Blanco: Purifica, unifica, da más vida a los demás colores. Negro: Autoridad, demuestra disciplina, anima a la independencia. Naranja: Fuerza, estimula el apetito y la conversación. Rojo: Poder Verde: Equilibrio, frescura Púrpura: Confort, crea misterio

Todos estos tienen un uso ocasional, o sea que no siempre cumplen sus objetivos, porque necesitan estar sostenidos en un contexto más allá, que solo comer por comer, esto genera la duda ¿existen colores simbólicos, en el mundo de la fruta, que generen un apetito sin importar el contexto en el que estamos? para responder esto tenemos que observar la conducta humana, ante los colores de las frutas y su reacción primitiva.

no sería correcto evocar con el color a un tipo o clase de frutas sin proponer nada nuevo al comensal, usar los simbolismos de fruta para crear una nueva es distinto, a abusar de la memoria de quien come para traer una experiencia una fruta de la misma clase. Un ejemplo de esto sería usar el color purpura de la mora para evocar el dulzor de la mora, y al momento de probar el bocado sepa a mora.

Por esto decidí que los colores deben estar ligados a la densidad, consistencia. Bases primitivas del simbolismo en la fruta. Y con esto generar la apetencia en este campo.

Los colores desde mi propuesta deben exponer algo, para generar una relación, entre bocado y persona, he usado la densidad de la fruta como un rasgo que exhibe y muestra a través de un contraste, todo esto ligado a lo simbólico de cada color.

Aquí vemos que el rojo es fuente de atracción visual, pero también es símbolo de lo menos denso, y un gran punto de referencia para lo que es interior. El amarillo provoca una atracción inmediata como resultado de un instinto visual, también simboliza en el mundo de las frutas, transición desde un medio a otro. El verde simboliza el exterior, pero también, aprovecho sus características evocadoras y las uso para equilibrar el amarillo y rojo.

Colores ordenados sistemáticamente en función de la¨ naturalidad que genera apetencia¨.

Ordenaremos los colores desde la geometría de la propuesta. Observando en cada fruta su geometría me he dado cuenta que estas poseen “rastros” que alguna vez estuvieron vivas, además de la obvia deformación por la descomposición, se puede notar desde el exterior e interviniendo el fruto, los “rastros”, estos son marcas naturales que se forman por el desarrollo de la fruta y quedan como un registro geométrico de su desarrollo y crecimiento .

Las marcas son claramente legibles. Y en ocasiones se ordenan generando tramas en las frutas. Los rastros los uso para generar el símbolo de naturalidad, y la sensación de estar ante la presencia de algo orgánico, al recurrir a la memoria de esta forma, la apetencia aumenta.

La frutilla posee sus rastros en el interior develándose con un corte transversal estos van desde el exterior hasta el centro. colores ordenados buscando naturalidad y apetencia La manzana tiene colores que se van diluyendo en el interior y exterior mientras más crecen sus colores van tomando mayores matices. La uva posee un rastro en el interior, que baja como un hilo conductor hasta el fondo de esta.

Todos los rastros mencionados anteriormente son de carácter estructural- lumínico son notorios por que poseen luminosidad diferente, pero existen gracias al contraste de densidad entre cada registro.

Se abstrae la geometría de los rastros de las frutas anteriores mencionadas para crear la forma de la apetencia. Se plantea La forma va surgiendo desde un punto no visible en el plano hasta abrirse, para exhibirse. En sí misma es un recorrido visual, que por fin último muestra los contrastes de densidades y luz, que pueden existir en el mundo de la fruta y usa los rastros como hilos conductores.

Dinamismo de las tramas

El dinamismo de la trama entra en juego en el orden que poseerán las formas abstraídas, forzando el plano visual, el dinamismo generara la sensación de avance y volumen en formas bidimensionales. Al hacer esto los rastros abstraídos conformaran el recorrido visual. El dinamismo crea la pausa necesaria para que el usuario cree un tiempo antes de comer, ese tiempo es incalculable y se puede considerar como un regalo otorgado por quien diseña , contribuyendo en la memoria de la memoria del comensal. La forma está bajo la ley de la trama, y aun así puede simbolizar, características formales propias de una fruta a través de los rastros abstraído y el uso de colores. Puedo proponer, que usando los símbolos de la fruta, de geometría, colores, forma puedo crear la apetencia y la sensación de fruta en el comensal, más el dinamismo otorgado como contribución.