La representación de Valparaíso a través del ritmo

De Casiopea





TítuloHabitar comprimido que se degrada y desprende tras el vació
Del CursoTaller del Habitar 2016
Alumno(s)Melisa Fuentealba
ProfesorMarcelo Araya, Carlos Chávez

Habitar comprimido que se degrada y desprende tras los vacíos

Todas las ciudades tienen características propias que la diferencian de otras, tanto las estructuras creadas por el “hombre” (monumentos, casas, edificios gubernamentales, entre otras), las formas en que es llevado el diario vivir por las personas, como en la manera en que es ocupado el espacio, y así un largo etcétera. Para poder evidenciar lo planteado es necesario enfocarse en el plano nacional, en Chile existen numerosas ciudades que pueden ser comparadas entre sí, las cuales mientras más cercanía geográfica tienen menos se diferencian (norte, centro y sur), a modo de ejemplo al comparar las ciudades de Rancagua y Santiago estas tienen características propias pero que no son suficientes para evidenciar diferencias sustantivas entre ellas, la urbanización sigue siendo representada casi de la misma forma en estas ciudades ubicadas en la zona centro del país. La situación de no poder diferenciar a cabalidad dichas ciudades cercanas no ocurre en el caso de Valparaíso, que también forma parte de la zona geográfica que las ciudades anteriormente mencionadas. Si se realiza una vista superficial de que es lo que caracteriza a Valparaíso se puede apreciar su calidad de “ciudad porteña”, lo que en primer momento ya excluye a muchas ciudades del país. Pero esta idea poco profunda que se puede extraer no es sino el principio de muchas características que diferencian a esta ciudad. Dentro de lo característico de Valparaíso puede mencionarse que el tiempo es un factor que marca la diferencia en esta ciudad, debido a que éste se puede apreciar en sus calles, en sus construcciones, en las formas de traslado (trole, ascensores, transporte antiguo), que en su mayoría no han sido transformadas en algo más moderno, sino que se han conservado, permitiendo que lo que fue pueda seguir en el presente de la misma forma y probablemente en el futuro, lo que en palabras de Octavio Paz podría calificarse de mito “El mito es un pasado que es un futuro dispuesto a realizarse en un presente” (Paz, 1967, p.20), es por ello que el tiempo es tan característico en Valparaíso, «el pasado vuelve a ser un constante presente». El transcurso del tiempo y su permanencia en el presente se puede apreciar en distintas formas en el contexto de Valparaíso, bajo esta línea no hay mejor representación de lo ya señalado que el habitar de la comunidad en los cerros de la ciudad, lo cual se reproduce en la mayor parte de la superficie de la zona. Dicho habitar se conforma de una forma característica, mediante la adaptación del espacio en las pendientes de los cerros, motivo por el cual la comunidad está más propensa a aglomerarse en ciertos sectores como lo son las cúspides, por lo que existen menos espacios entre el habitar -las casas- de las personas, lo que cambia en las faldas del cerro, donde los espacios son mayores puesto que se prioriza el recorrer, más que el habitar. Lo anteriormente mencionado responde a un ritmo determinado que caracteriza la vida en los cerros de Valparaíso (ritmo que se diferencia en el habitar, en la disposición de las casas según su lugar en el cerro. A través de lo ya reflexionado planteo que lo propio de Valparaíso es representado a través del ritmo, el cual es determinado por diferentes espacios dentro del habitar serrano

El tiempo y Valparaíso

Al observar Valparaíso se puede evidenciar el paso del tiempo, salen a flote las marcas de aquello que marcó la ciudad en épocas pasadas, como suelen ser los antiguos adoquines que conforman ciertas calles (lo que se ha perdido en varias ciudades que fueron parte de la época colonial chilena), así también en los edificios dentro de la ciudad, los cuales en su mayoría se ven afectados por el transcurso del tiempo, lo que se aprecia en la apariencia desgastada de éstos. Una representación de lo mencionado es que la ciudad se asemeja a una persona vieja, la cual posee arrugas que demuestran de alguna forma sus vivencias y que traen al presente lo ya vivido, esto se da en Valparaíso gracias a que no existen grandes cambios en los componentes de la ciudad, la modernización y tecnología a pesar de que se intentan posicionar dentro ésta no llegan a reemplazar las antiguas formas y estructuras que conforman la identidad de la ciudad, aquella que se evidencia a través de sus “arrugas”. “En los Ángeles existe la impresión de que la fluidez del medio ambiente y la carencia de elementos físicos que amarren en el pasado son rasgos atrayentes y perturbadores. Muchas descripciones del escenario hechas por residentes establecidos, jóvenes o viejos, iban acompañadas por los espectros de lo que solía haber allí. Los cambios, como aquellos determinados por la red vial, han dejado cicatrices en la imagen mental” (Lynch, 1960, p. 59). A partir de aquello es importante destacar los elementos físicos de Valparaíso que lo amarran a su pasado, como ya ha sido mencionado esto es una característica de la ciudad, lo que genera comodidad entre los habitantes y una identidad más propia de la ciudad, debido a que no presenta cambios sustantivos.

La representación del tiempo: El habitar

El habitar en Valparaíso se construye de forma particular, puesto que los cerros que son de los lugares más característicos de la ciudad y donde se centra la mayor cantidad de población, fueron trazadas por sus mismos habitantes. Aquellas construcciones que se realizaron en el pasado para adaptarse en el espacio fueron generando una aglomeración de casas lo cual se puede apreciar en el presente, es importante destacar que no son las casas por si mismas lo que conforman el habitar en el cerro, sino la relación que hay entre ellas, tal como lo plantea Octavio Paz. “La sociedad no es el conjunto de los individuos que la componen. Una palabra aislada es incapaz de constituir una unidad significativa. La palabra suelta no es, propiamente, lenguaje; tampoco lo es una sucesión de vocablos dispuestos al azar” (Paz, 1967, p. 16) Mediante la relación que se genera en este habitar junto con el cerro se va conformando la esencia de Valparaíso, lo planteado en la cita se puede extrapolar al contexto de esta ciudad en el sentido de que las casas que conforman el habitar en la vida de las personas dentro de los cerros no precisamente conforman Valparaíso, sino que es la relación entre las personas y el entorno lo que dota a esta ciudad su verdadero significado, único y diferente que lo distingue de las demás ciudades y esa relación es el ritmo.

El habitar serrano como representación rítmica

Si bien ya se ha mencionado a lo largo de este escrito que el habitar en los cerros de Valparaíso representan una característica distintiva de la ciudad, es importante tocar este punto con mayor profundidad. Al observar los cerros se presenta una mayor aglomeración de casas en las zonas más altas, puesto que estas se enfocan en el vivir más que en el “recorrer” (entendiendo este como el espacio y cantidades de calles y veredas que generan separación entre las casas), lo cual mediante el descender a través de éste va cambiando y se va generando la situación opuesta, es decir, que a mayor cercanía del plan (superficie plana) mayor es la atención en el “recorrer”, dando cabida a la disminución en la cantidad de estructuras. “El ritmo provoca una expectación, suscita un anhelar. Si se interrumpe, sentimos un choque. Algo se ha roto” (Paz, 1967, p.18) El ritmo en la cúspide del cerro no se interrumpe de manera continua, sino que se mantiene más bien constante mediante la ausencia de espacios vacíos (entendiendo el ritmo como la representación del habitar en las casas en relación con los espacios), generando así que no existan mayores “interrupciones” o “choques” que provoquen cierta expectación en las personas que habiten dicho lugar, lo que generaría una sensación más grata de vida en comunidad, debido a la cercanía y contacto entre los “habitares” produciendo un habitar más permanente que genera aquella significación de la vida serrana que tanto caracteriza a Valparaíso, lo que va mutando en los diferentes ritmos y espacios del cerro.

Proceso constructivo

Observaciones

mediante algunas jornadas de observaciones, se logro determinar algunos aspectos característicos de Valparaiso, Pendiente-Adaptación-Habitar-Concentración-Recorrer-Saturación-Desorden, son algunos destacados.


Al entrar a los cerros, se observan peculiaridades semejantes como es la gran cantidad de escaleras que limitan el espacio con la intención que solo se recorra mas que se permanezca.
Archivo:20160402 221043.jpg
Los diferentes niveles se conforman y adaptan al lugar, lo que mediante si forma no permite un ritmo continuo, si no mas bien intermitente, en el cual el cuerpo reposa y se activa periódicamente
Archivo:20160402 221054.jpg
Los diferentes planos modifican y desordenada el espacio, no se representa un ritmo determinado del habitar y recorrer, puesto que los diferentes niveles se encuentran en diferentes direcciones, permitiendo la elección propia del habitar y recorrer del lugar.
Dentro del cerro mismo se encuentran ciertos aspectos,la disminución del espacio del recorrer (calles, veredas, escaleras) y el apoderamiento de las estructuras como identidades individuales y diferentes, generando una acumulación y reducción de este espacio mediante el ascender del cerro
Archivo:20160402 221117.jpg
Gran protagonistas de las identidad propia, mediante la visión propia, se debe principalmente en los techos, puesto que a pesar que esto permanezca a un conjunto, este se descantan por sus formas propias y diversas entre si.
Archivo:20160402 221108.jpg
Las diferentes identidades que se conforman mediante la imagen propia del habitar privado cerrano, revela un complemento visual al entorno mediante el conjunto de estructuras, pero que a la vez cada un pose una identidad propia.
Archivo:20160402 235g759.jpg
Se genera una adaptación al entorno, cambiando el horizonte, es decir, una superficie empinada se modifica y se vuelve plana en la que se posa y crea espacios visualmente llenos y saturados, permitiendo que aquellos espacios vacíos se produzca este habitar aglomerado y permanente.



Estudio de los diversos horizontes (estructras), mostrando relaciones y orden de una ley continua dentro de este total


..............................................

Realización de objeto

Con los conceptos antes mencionados, se realiza una figura que pertenece a un espacio de 40x20x20, con intención de hacer presente esta escasez de vació lo cual provoca este acumulamiento y sobreposición del espacio.

Realización de laminas tridimensional

Se realiza dos laminas en la cual mediante cortes, volumen y color se hiciera visible aquel ritmo de valparaíso, junto con una unidad discreta y su repetición y relación con el, se desprendiera aquel ritmo característico de si mismo.

Lamina N°1

Archivo:IMG 7526.JPG
CORRECCIÓN:-FALTA DE SILENCIO-UTILIZAR MAS LA LAMINA QUE PAPEL EXTERNO-DESTACAR MAS LA RELACIÓN Y CAMBIO DEL COLOR QUE PRETENDE MOSTRAR

Lamina N°2

Archivo:2016-03-29 14.12.02.jpg
CORRECCIÓN: FALTA DE ORDEN CONCRETO RESPECTO A LOS VACÍOS(BLANCOS)

SONIDO

https://soundcloud.com/melisa-maria-fuentealba/aud-20160403-wa0017