La mecanización toma el mando JMM

De Casiopea



TítuloEnsayo de La mecanización toma el mando
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavepresentación 2DO 2014
AsignaturaPresentación 2ºDO 2014
Del CursoPresentación 2ºDO 2014, 2º DO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Josefina Molfino Maggi
ProfesorDaniela Salgado

El objeto; ¿confort o estética?

El mueble patentado consiste en el sometimiento de la disección de elementos separados, en planos separados, y esos elementos móviles , enlazados y regulados por un mecanizmo gobernante, lo que permite que el mobiliario cambiase para adaptarse al cuerpo y a diversas posturas. A partir de 1850, Norteamérica eleva el muble patentado a una estatura jamás alcanzada por Europa, consiguinedo un mayor confort para las personas. Sin embargo, en 1890, Norteamerica se vio inundada por una riada del gusto imperante en Europa, donde se rechazó las planas superficies mecanizadas por el equipo americano, como demasiado pobres, y al mueble patentado como ridículamente desplazado. Así, el mobiliario mecanizado desapareció de las viviendas y los intentos para crear un autentico confort acabaron en nada.

De la afirmación anterior, cabe señalar que el motivo por el cual se rechazó la mecanización del mueble patentado, se sitúa completamente en un ámbito estético. El gusto imperante europeo daba cuenta a pomposas piezas ornamentadas, que presume el liberar una riqueza de sentimiento y fantasía, que fueron creadas por el reflejo de diferentes estilos.

Pero surge la pregunta ¿finalmente qué es lo que predomina en la elección de un objeto para la sociedad, el confort o la estética? Muchas veces se prefiere algo “bello” antes de algo “cómodo”, sin embargo, todos sabemos que es de mayor importancia.

La mecanización del mueble patentado surge a partir de las necesidades de una clase intemedia, donde se busca el confort de las personas dentro de un espacio mínimo. La gente adinerada no requería un banco convertible en cuna, ni una cama convertible en armario, ya que poseían el espacio y los medios para satisfacer de otros modos sus necesidades, lo cual les daba a priorizar la estética ante lo más práctico en cuanto a funcionalidad. Sin embargo, el mueble patentado no solo buscaba el confort dentro de un espacio, sino también en crear soluciones para la mejor adaptabilidad de la postura de las personas. En este caso, la prioridad de la clase alta se deja caer en lo superficial, en lo estético, antes del confort de cada persona.

La pregunta hecha anteriormente, pereciera tener una respuesta evidente, sin embargo, es necesario, antes de responder, tomar en cuenta los factores contextuales y situacionales en el cual está hecha. En el contexto y situación que tenia la sociedad, la respuesta se sitúa en las necesidades de cada persona. La que tenía un mayor espacio, tenía la opción de priorizar la estética, mientras que la clase intermedia estaba obligada a acatar el confort dentro de su vivienda.

Debido a que la respuesta a la pregunta, en cuanto a sociedad se trata, es muy ambigua, cambiaré el enfoque a la pregunta. ¿Que es lo que verdaderamente predomina en el diseño industrial para la creación de un mueble? ¿El confort o la estética?

Enfocando la pregunta ahora al lo que es diseño, la respuesta se hace un poco más difusa. Si bien, la creación de un mueble se basa principalmente en la postura y confort de la persona, no se puede dejar de lado el ámbito estético. Pero por otra parte, la funcionalidad y finalidad de éste predomina ante todo en su diseño.

La finalidad del diseño industrial es la producción de objetos que respondan a demandas de la sociedad, teniendo en cuenta, además de las características exteriores, las relaciones funcionales y estructurales que hacen del objeto un todo coherente. Éste plantea la necesidad de conciliar los aspectos técnicos y los estéticos, sin embargo no consiste en embellecer los productos agregándoles ornamentos que nada tienen que ver con su funcionalidad.

Con esta afirmación, doy cuenta a que en diseño industrial, por un lado, busca que los objetos sean “agradables y atractivos” apelando a recursos estéticos en la misma etapa de proyecto y no valorizándolo mediante la decoración. Los valores estéticos dejan de ser un agregado en el objeto, para pasar a ser algo intrínseco al producto.

Quiero decir con esto, que mediante la búsqueda del confort, se lleva a cabo el ámbito estético del objeto.