LAMINA: FERIA DE NEW YORK 1939

De Casiopea

FERIA MUNDIAL NUEVA YORK 1939

En 1935, en plena Gran Depresión, un grupo de empresarios neoyorquinos se reunió para crear la New York World's Fair Corporation. Durante los siguientes cuatro años, este comité organizó una exposición con la intención de que se convirtiera en el mayor acontecimiento ocurrido desde la 1ª Guerra Mundial.

Durante los preparativos se sugirió enterrar durante 5.000 años una "bomba del tiempo", el cual más tarde se cambió a "cápsula del tiempo". La cápsula fue creada por Westinghouse como parte de su exhibición. Medía 2.28 metros, pesaba 363 kgs y tenía un diámetro interior de 16 centímetros. Westinghouse le puso el nombre de Cupaloy, aleación de níquel y plata. En su interior contiene unos manuscritos de Albert Einstein y Thomas Mann, varios números de la revista Life, una muñeca, un dólar estadounidense, un paquete de cigarrillos Camel, millones de páginas de texto en microfilm, además de semillas de diversas especies. Fue enterrada a 15 metros de profundidad, en el Parque de Flushing Meadows, donde se albergó la exposición.

La feria y sus pabellones fueron el escenario de la vida de un futuro no tan lejano. Fue un espacio donde las corporaciones estadounidenses presentaron sus nuevos bienes de consumo, la “tecnología liberadora”, como los automóviles, la televisión y el cine, electrodomésticos y productos en base a petróleo. Esta feria tuvo éxito en popularizar las ideas para la ciudad del consumo y los ideales urbanos modernistas. Posteriormente se volvió a abrir al público un año después, con el lema "Construyendo el mundo del futuro".


El estilo de las edificaciones era Art Deco y en ellas se incluían exhibiciones de empresas tan importantes como la Ford y Crysler La IBM lanzó al mercado máquinas de escribir eléctricas y calculadoras electrónicas. En esta exposición Firestone lanzaría la última tecnología en llantas para autos.


PABELLON FINLANDIA

Su obra fue hecha por el arquitecto y diseñador finlandés Alvar Aalto, combina las formas modernas con los rasgos arquitectónicos tradicionales de Finlandia. El proyecto afianza la nueva etapa del arquitecto, que evoluciona desde el Funcionalismo para realizar una arquitectura más orgánica. Constituyendo uno de los espacios experimentales más atractivos y espectaculares de la arquitectura moderna, la importancia del pabellón radica en haber mostrado ante el público internacional un nuevo camino evolutivo más humano de la arquitectura y el diseño.