Línea de tiempo, mecanización toma el mando JMM

De Casiopea



TítuloLa mecanización toma el mando
Palabras Clavepresentación 2DO 2014
AsignaturaPresentación 2ºDO 2014
Del CursoPresentación 2ºDO 2014, 2º DO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Josefina Molfino Maggi
ProfesorDaniela Salgado

La búsqueda del confort en la elasticidad


1760

Creación de la mecedora Windsor en Lancashire. Ésta pasa a ser corriente en el hogar Norteamericano perdurando por ciento cincuenta años. Será predestinada más adelante como asiento flexible y elástico.

1826

Comienzan estudios de la postura de las personas al sentarse. Ésta se basa en el relajamiento, y se encuentra en una actitud libre y despreocupada, que no es sentarse ni echarse. En la época, una vez más, los pintores son los primeros en pregonar las inclinaciones inconscientes de su tiempo al sorprender y captar a la modelo que está en postura indefinida.

En una acuarela, Richard Bonington pinta a su Mujer reclinada, utilizando relajadamente un sofá tapizado. La mujer se reclina ligeramente, medio sentada, medio echada, y con los pies descansando en el suelo.

1830

Gracias al estudio de Bonington, la Mujer reclinada, con su fácil y fluctante tratamiento, se extiende innumerablemente la línea de sillas ajustables al cuerpo.

1831

Se perfecciona la mecedora a través de la mecanización, para aumentar la elasticidad de la silla, insertando muelles de balletas entre los patines y el asiento. La petición de patente la denomina “vehiculo saludable... combinación de ciertas partes de maquinaria reunidas en su centro... se utilizan tres resortes elípticos de acero.”

1853

Se perfecciona la modalidad flexible de sentarse, combinando la mecedora con la silla giratoria. Este tipo de silla, fue diseñado primero para mejorar la comodidad del asiento en el hogar. Como modelo es un híbrido entre la silla giratoria creada siglos antes y la mecedora, ya que conbina rotación y oscilación. Los elementos mecedores han abandonado el suelo y están montados directamente bajo el asiento. El relajamiento se obtiene mediante pequeños, y a menudo, inconscientes cambios de posición. Uno ha de aprender a utilizarlaq, y sólo puede experimentar su comodidad cuando el cuerpo está completamente relajado. El cuerpo y el mecanizmo trabajan a la par.

1860 - 1870

Las décadas de 1860 y 1870 se orientan de modo creciente hacia la construcción de sillas para actividades especiales. Los principios rectores son los mismos en todas partes, ya sea de mobiliario escolar, de asientos para posar ante el fotógrafo, de bancos para los vagones de tren, o de mesas operatorias. La mejor postura para cualquier momento dado, es el objetivo constante, y la movilidad diferenciada es el medio. Entre estos tipos encontramos; la silla para máquina de coser, La silla para escribir a máquina, entre otras.

1875

Se trabaja la silla giratoria convertible en cama. El mueble es visto como formado por planos móviles que forman diversas combinaciones entre sí, y cambian su significado. La patente manifiesta: “El respaldo de la silla forma bisagra con el asiento. Para convertir la silla en canapé, basta con doblar el respaldo; una pata plegable, oculta en la parte posterior del armazón, sirve de soporte”.

1880

La silla cantilever es una silla que no tiene las dos patas traseras, aguantando el peso en las dos anteriores y su prolongación horizontal. Este tipo de asiento se crea sobre la máquina cosechadora para absorver los baches del abrupto terreno. El asiento de plancha metálica, está montado, elásticamente, sobre un fleje de acero. Su forma confortable se adapta a la tradición americana de los asientos de madera de las sillas y mecedoras Windsor. El asiento metálico y su montura a resorte quedó formado cuando el armazón metálico o la construcción tubular sustituyeron a la voluminosa estructura de madera de la segadora.

1889

Se utilizan asientos cantilever elásticos para salones de buques. Los asientos de los pasajerons de buque a vapor se sostenían sobre varillas unidas a la superficie de la mesa. Se obtiene ulterior independencia para el asiento, montándolo sobre un pivote cuya vibración es libre, adecuadamente contrapesado por un peso que hay debajo. La idea consiste en facilitar la tarea de servir la mesa con mal tiempo. Mediante un pedal C, mesa y sillas, giran sobre un eje, acercando el pasajero al camarero.

1890

Escribir a máquina, como toda actividad mecánica, se descompone en movimientos específicos continuamente repetidos. No se puede pensar en ninguna máquina oscilante; cuanto se necesita un soporte elástico para la columna vertebral y la libertad de alcance de derecha o izquierda. Por tanto, la silla del mecanógrafo gira, pero no se inclina.

1900

En las llamadas Sillas de postura todo el respaldo es móvil y se oprime contra la columna vertebral mediante un resorte montado bajo el asiento. El usuario debe impulsar primero hacia atrás el respaldo inclinado hacia delante, y seguidamente éste se amoldará a su cuerpo y seguirá constantemente sus movimientos. Así, el respaldo se convierte en un “brazo de apoyo para la espalda acoplado al asiento”.

1920

Norteamérica, que en el siglo XIX, realizó tantos intentos pioneros en el campo del mobiliario, se halla prácticamente ausente en las fases decisivas de 1920, una ausencia que se hizo sentir en todo el movimiento y sus directrices. No sólo perdió Norteamérica todo suentusiasmo por el mobiliario del ingeniero, con sus características combinales y móviles, sino que hubo también una merma de interés por las habitaciones que comemos y descanzamos.