José Díaz, Unidad Discreta

De Casiopea


TítuloJosé Díaz, Unidad Discreta
Palabras Claveunidad discreta, encargo 1
Período2016-2016
AsignaturaTaller del Hacer Visible,
Del CursoTaller del Hacer Visible 2016,
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico
Alumno(s)Jose Diaz Carvajal
ProfesorKatherine Exss, Francisca Vidal

Quiebre del Horizonte Regular del Transitar por Verticales Agitadas

Dentro de una horizontalidad formada por el transitar de la gente, el movimiento corporal, principalmente su dirección, rompían el esquema regular del lugar. Movimientos que principalmente se cumplían en dirección vertical, y de manera rápida, agitada, quebraban la regularidad horizontal del transitar. Un ejemplo es la mujer que estaba en la tela, que hacía movimientos principalmente ascendentes y descendentes (en una línea vertical), al mismo tiempo que encogía y estiraba las extremidades de su cuerpo. Sus movimientos multidireccionales, pero que seguían la vertical, destacaban por sobre la horizontalidad del transitar del resto de las personas, como "desafiando la gravedad". Lo mismo pasaba en el momento en que la deportista saltaba. Cabe destacar que a la ausencia de estas personas se marcaba la regularidad del movimiento horizontal que la gente realizaba, notándose así al movimiento vertical como una unidad discreta. El descanso servía como un hilador de acciones que también generaba continuidad.

Movimientos Repetitivos

La regularidad del tránsito se veía afectada por nuevas acciones, las cuales tenían una posición del cuerpo definida, pero variaba la postura de sus extremidades. Se definían dos momentos, en donde siempre se volvía al primero. Estas acciones no tomaban mayor relevancia en el tránsito de las personas, era una pausa. Si bien se puede considerar como una unidad discreta, no es tan notoria y no interrumpía de manera significativa la regularidad del transitar de las personas.

Movimientos Multidireccionales

Las acciones que no conllevaban a una dirección horizontal, se podían considerar como una unidad discreta al romper la regularidad del transitar. Pero se destaca más la verticalidad del movimiento, ya que quiebra perpendicularmente la horizontal creada al caminar. Uno de los ejemplos ya dichos eran los saltos.

Pausa en el Descanso

Consideraba pausa la ausencia de acción y movimiento. Cuando una persona estaba sentada, formando su torso y piernas un ángulo casi cuadrado, era una interrupción del transitar, en donde había una acción previa y el cuerpo se preparaba para realizar una acción siguiente. Por tal motivo se consideró como un hilador de acciones que ayudaban a la continiuidad.



En un segundo encargo se designó a cada grupo formado un tema, el cual sirvió como guía para la observación. También se debió seleccionar dos personajes que caracterizaran el tema tratado.

La Transacción Callejera

Primero se debió analizar el tema, entendiéndose transacción como un intercambio, que va más allá de lo material. Teniendo también como segundo significado, la Transigencia, palabra que se definió como la aceptación de ideas distintas entre dos personas con el fin de llegar a un acuerdo. Al salir a dibujar se pensó primeramente en una transacción espacial, la cual se basaba principalmente en la acción en que una persona cedía lugar a otra, variando su gesto según el contexto. Los personajes seleccionados para este tema fueron el Vendedor y el Transeúnte, complementándose los dos en cuanto a las acciones que desempeñaban.

El Vendedor

Su lugar predefinido por su “puesto” o tienda de negocio marcaban su área de movimiento, que lo convertían claramente en un personaje estático en comparación al transeúnte. Sus principales movimientos eran pararse y sentarse, los cuales se alteraban al momento de una transacción. Comenzando por la conversación en donde los brazos tomaban protagonismo, con movimientos multidireccionales. El resto de su cuerpo se mantenía casi sin movimiento.

El Transeúnte

Este segundo personaje se movilizaba constantemente dentro de una misma trayectoria, a una velocidad normal. Al pasar por al lado del puesto del vendedor, este detenía su tránsito paulatinamente, cuando había algún interés. Luego comenzaba una conversación entre estos dos personajes.


Hubo una constante interacción entre estos personajes, de los cuales se logró extraer dos principales momentos.



Desaparecer del Contexto por Espacios de Intimidad generados en la Proximidad

Los vendedores ubicaban sus puestos principalmente a los extremos de un camino creando un camino en medio. El transeúnte en su trayectoria trazaba una línea paralela cuando ignoraba las tiendas pasando cerca del primer personaje mencionado. Cuando hubo un interés por los productos, el transeúnte detuvo paulatinamente su tránsito. Los dos personajes se acercaron y se ubicaron frente a frente para tener una mejor comunicación, proximidad corporal que los aislaba del contexto de calle en que se encontraban, suprimiendo ruidos y paisajes, centrándose solo en la conversación. Esa cercanía generó un espacio de intimidad entre vendedor y transeúnte que facilitaba la comunicación y podía posiblemente dar paso a la transacción. Este momento se consideró como uno de los más importantes ya que este podía desencadenar o no la transacción.



Movimiento Simétrico Sincronizado que se Une en el Centro en una Horizontal

Durante el momento mismo de la transacción, en el intercambio, las manos de ambos personajes hicieron un movimiento similar, pero que se producía como una simetría. Mientras una mano subía la otra bajaba, uniéndose al centro, formando una horizontal. También se podía apreciar un arco formado por las manos que dejaban un vacío para el objeto que se estaba intercambiando.