Javier Huenchullán - Módulo de Investigación, Tarea 3

De Casiopea



TítuloProceso de configuración del frente marítimo de Valparaíso: Claves para entender el paisaje del borde costero actual.
AsignaturaTítulo 1
Del CursoMódulo Investigación T1 2015
CarrerasArquitectura
3
Alumno(s)Javier Huenchullán

Título

Proceso de configuración del frente marítimo de Valparaíso

Claves para entender el paisaje del borde costero actual.

Abstract

Valparaíso, como ciudad-puerto, registra un proceso de crecimiento, auge, y decaimiento a lo largo de los últimos dos siglos, situación que determinó directamente la configuración espacial de su frente marítimo. De un ambiente natural dominado por playas y roqueríos, se transformó en un borde nuevo completamente artificial, respondiendo a las demandas exigidas tanto por el puerto como por el desarrollo urbano. Además, la consolidación de los espacios industriales fomentó lentamente la segregación entre el acontecer de la ciudad y la actividad portuaria, desligando el acceso del ciudadano al borde costero prácticamente en toda su extensión.

¿Cómo fue este proceso de conversión, y cuáles fueron los factores que incidieron en la conformación del paisaje actual del frente marino? Comprender este proceso histórico de configuración espacial es clave para entender la situación que actualmente ocurre en Valparaíso: un borde completamente ocupado por la actividad industrial, con construcciones en evidente deterioro, con proyectos desde diversos sectores sociales que mantiene en disputa a sus ciudadanos, y que contrasta con el poco interés mostrado por el Estado en esta materia.

El análisis de las voluntades que han existido a través del tiempo para el desarrollo de este lugar puede dar luces sobre su correcta proyección a futuro, con el fin de lograr generar un espacio que beneficie a todas las partes y contribuya a la planificación urbana y al valor arquitectónico de la ciudad.

Palabras clave

Frente marítimo, Borde costero, Valparaíso, Transformación.

Objetivos

Objetivos generales

  • Conocer el proceso de transformación formal del borde costero de Valparaíso
  • Entender la situación arquitectónica y urbanística actual del borde mar de Valparaíso desde una retrospectiva histórica.

Objetivos específicos

  • Recopilar información sobre la forma y el uso del borde costero de Valparaíso en distintas épocas.
  • Describir los cambios formales del frente marítimo de la ciudad a través del tiempo.
  • Evaluar la incidencia de los factores que originan las transformaciones del borde mar.
  • Concluir con un punto de vista en relación a las voluntades existentes para la proyección del frente costero.

Discusión bibliográfica

Para entender el proceso de transformación y consolidación del borde costero de Valparaíso, y su impacto en la ciudad se consultan seis artículos que aportan antecedentes y puntos de vista sobre el tema.

El trabajo de L. ÁLVAREZ (2001) expone que respondiendo a la corriente higienista del siglo XIX, se abovedan los cauces naturales de agua, generando los espacios públicos de la ciudad; y frente a la falta de terrenos planos debido a la estrechez entre borde y cerros, se realizaron periódicamente rellenos sobre las playas, que permitieron la configuración de vías y el borde actual. Esto también se puede encontrar, más brevemente explicado, en el trabajo de A. TEXIDÓ (2009), en el que el autor reconoce cuatro momentos o períodos históricos de transformación del borde costero, en el transcurso de casi 100 años, relacionados siempre con la actividad portuaria. A la vez, se expone cómo en las tres primeras etapas, el puerto tiene una fuerte incidencia en el desarrollo urbano de Valparaíso, influyendo incluso en el diseño de las tipologías de construcciones del plan; y cómo en una última etapa, se segrega de la ciudad.

Desde otro punto de vista, los trabajos de R. BOOTH (2002) y CÁCERES Y SABATINI (2003) abordan el tema de los balnearios, y plantean que en Valparaíso, en un comienzo existió efectivamente un uso hedonista del borde costero, que durante la primera mitad del siglo XIX poseía numerosas playas y baños de mar públicos y privados. La implementación de la línea ferroviaria en el borde, con sus correspondientes instalaciones y estructuras, en conjunto con el poco interés estatal por fomentar el uso recreativo del mar, fue la causa de la eliminación de la mayoría de los balnearios de la ciudad, y su traslado hacia las periferias. Ambos trabajos señalan esto como la causa que permitió la consolidación de Viña del Mar como “ciudad-balneario”, dejando detrás su pasado industrial.

Sobre el panorama actual del borde costero, su conservación y sus posibles proyecciones a futuro, se consultan dos trabajos que coinciden en el origen portuario de Valparaíso y su valorización como ciudad-puerto, y sobre la problemática de la segregación de la ciudad con su borde y su desarrollo futuro, concluyen de manera similar. Por un lado, M. FERRADA (2014) plantea que no se debe separar ideológicamente el puerto de la ciudad, en tanto este es un factor fundacional de ella. Erróneamente se intenta copiar modelos de otras ciudades industriales, en que el puerto ha quedado obsoleto, y se ha realizado una reorientación programática para otros usos del borde (comercio, turismo, entre otros); para el autor, en Valparaíso el puerto sigue vigente y se debe potenciar el desarrollo del frente marítimo en función de éste, siempre teniendo en cuenta su impacto en el desarrollo urbano de la ciudad y a través de la aplicación de métodos eficientes. Por otro lado, M. ALARCÓN (2009) valoriza el potencial arquitectónico del borde y el mar, y lo define como el centro urbano de la ciudad. Para la autora, es posible hoy realizar una reapertura del borde a la ciudadanía a través del desarrollo portuario, generando una adecuada convivencia entre áreas industriales y espacio público.

Desarrollo

Introducción

El destino del borde costero de Valparaíso es un tema que hoy genera controversia; en la problemática del qué hacer con el frente marítimo aparecen distintos actores desde el área industrial, comercial y académica, y mantiene a la ciudadanía en conflicto entre los que apoyan la expansión portuaria, y los que anhelan un borde libre para el uso público.

Para entender la situación actual del paisaje en la línea de costa, se pretende realizar una retrospectiva con el fin de abarcar los distintos procesos de transformación morfológica que ha sufrido el borde costero a través del tiempo, sometido a diversos factores que lo fueron moldeando, y estudiar las consecuencias que estos cambios significaron en su entorno. De esta manera, se puede tener un panorama con las voluntades históricas han existido para este tramo urbano, y así generar un punto de vista de su proyección a futuro.

Cronología de transformaciones en el frente marítimo

Desde sus orígenes Valparaíso ha estado ligado al mar. Descubierto en 1536, pronto se convirtió en caleta y servía como pequeño puerto para Santiago, haciéndose parte de la ruta comercial con el Puerto de Callao en Perú, y con España. En este tiempo, la ocupación se limitaba a lo que hoy es la zona puerto, pero pronto fue necesaria una expansión frente a la falta de terrenos planos, por lo que se comienza a ocupar al máximo la escasa superficie entre las laderas rocosas y el borde del mar, y las planicies de los cerros próximos. Ante el constante ataque de piratas y corsarios ingleses y holandeses, se instalan en las alturas fuertes militares de defensa; en 1682 Valparaíso es declarado Puerto Militar (Ferrada, 2014).

Con la independencia de Chile en 1818 es que Valparaíso comienza el proceso de consolidación como Puerto Comercial, y por consiguiente, es en el siglo XIX cuando se registra el mayor número de transformaciones del borde, con el fin de desarrollar la industria portuaria. Hasta 1863, el borde es ocupado con algunos muelles privados que apenas modifican el paisaje natural, y el desembarco de lanchones es realizado directamente en la playa, con el riesgo que esto conlleva (Texidó, 2009). Es interesante señalar que durante los primeros tres cuartos del siglo XIX, el borde poseía también un uso recreativo; varios balnearios y baños de mar se ubicaban a lo largo de la costa, tendencia que introdujeron los inmigrantes europeos, principalmente ingleses. Destacan los baños de la calle del Cabo (hoy calle Esmeralda), los baños próximos a los Almacenes Fiscales que convivían con el puerto, y el uso de la playa en el sector de Barón. Pese a la simpleza de sus instalaciones, estos balnearios eran frecuentados tanto por la alta sociedad como por los sectores más populares (Booth, 2002).

En 1863 llega el ferrocarril a Barón, conectando Valparaíso con Santiago. Esto genera aún más demanda de superficies planas para las instalaciones ferroviarias, por lo que se realizan una serie de rellenos artificiales en las playas que le van ganando terreno al mar, y que trae varias consecuencias para la consolidación del paisaje de la línea de costa. Por un lado, se construyen las nuevas grandes vías que conectan longitudinalmente la ciudad; sobre esto, Álvarez dice: "[...] la consolidación del borde costero se produce en la Bahía de Valparaíso hacia 1885, cuyo principal aporte lo constituye la Av. Brasil entre Plaza Aníbal Pinto y Av. Argentina: la superficie incorporada en este espacio público, que alcanza a 6,3 Há, es proyectada como "Gran Vía"." (Álvarez, 2001). Si bien el barrio puerto se conectaba con El Almendral a través de algunas calles, la comunicación entre estas dos zonas se potencia con la llegada del tren al sector poniente, entre las estaciones Bellavista y de la Bolsa; en este tramo se conforma el paseo del Malecón (también producto de rellenos), que se convierte en un importante centro de sociabilidad (Álvarez, 2001). También se construye el primer muelle fiscal, que permitía el atraque lateral de las embarcaciones; sin embargo prontamente se ve saturado y esto da pie a la instalación de las primeras grúas y cabestrantes a lo largo de la bahía (Texidó, 2009). Por otro lado, como consecuencia del relleno de playas, la implementación del ferrocarril y el descuido del Estado por las prácticas recreativas, se genera un lento proceso de expulsión de los balnearios porteños, que se empiezan a reubicar en las periferias, hecho que más tarde incidiría en la re-concepción de la vecina Viña del Mar como ciudad-balneario (Cáceres, Sabatini, 2003).

A fines del siglo XIX, continúan las ampliaciones de espacios planos a través de rellenos, y se traslada la línea del tren al nuevo borde. Además, se termina de ampliar el primer malecón y se construye el segundo; el paisaje industrial y artificial impera por sobre el casi desaparecido borde natural. Existe una fuerte relación entre la actividad portuaria y el desarrollo arquitectónico del entorno cercano; sobre esto Texidó dice: “[…] los nuevos terrenos ganados al mar dan espacio exclusivo a una tipología particular de manzana, que superpone usos diversos compatibilizados sobre un plan altamente requerido” (Texidó, 2009).

Entrando el en siglo XX, un terremoto y posteriormente un incendio, en 1906, destruyen gran parte de la ciudad, principalmente el sector de El Almendral. Esto determina un plan de reconstrucción de Valparaíso, y junto con ello, la creación de la Comisión de Obras Portuarias, en 1909, que inició un proceso de modernización y construcción de obras en el puerto, que terminarían alrededor de 1931 con la finalización del molo de abrigo, destacando la importante intervención planificadora del Estado (Ferrada, 2014). En este primer tercio de siglo ocurren sucesos importantes que determinan el rumbo del puerto de Valparaíso: la construcción del canal de Panamá, en 1914, la Primera Guerra Mundial, entre 1914 y 1919, y la Gran Depresión económica, en 1930; afectaron en los flujos comerciales y la actividad económica de la ciudad. Es en este período también cuando el puerto se termina segregando del tejido urbano y separándose de su desarrollo.

Subtítulo 2

Se hablará sobre la situación actual; un punto de vista sobre el uso y la proyección en el borde costero de Valparaíso.

Conclusiones

-

Bibliografía

  • Alarcón Rodriguez, M. (2009). Renovación del frente portuario de Valparaíso: Oportunidad de re-articulación puerto-ciudad. CUADERNO URBANO. Espacio, Cultura, Sociedad, vol. 8, N° 8, pp. 205-225.
  • Álvarez Aránguiz, L. (2001). Origen de los Espacios Públicos en Valparaíso: el discurso higienista y las condiciones ambientales en el siglo XIX. Revista de Urbanismo [online] N°4.
  • Booth, R. (2002). El Estado Ausente: la paradójica configuración balnearia del Gran Valparaíso (1850-1925). Revista EURE [online], vol.28, n.83
  • Cáceres, G.; Sabatini, F. (2003). Para entender la urbanización del litoral: el balneario en la conformación del Gran Valparaíso (siglos XIX y XX). Revista ARQ, N°55, pp. 50-52.
  • Ferrada Aguilar, M. (2014). Paradigma moderno de la ciudad puerto de Valparaíso: Conservación dinámica de un Paisaje Histórico Urbano. Revista ARQUISUR, Año 4, N°6, pp. 54-69.
  • Texidó, A. (2009). Evolución del frente marítimo. Revista ARQ, N°73, pp. 70-73.

Anexos

Ficha 1

  • Autor: Alberto Texidó
  • Título: Evolución del frente marítimo
  • Año: 2009
  • Editorial: Revista ARQ, N° 73
  • Breve resumen:

En un primer momento, la transformación del borde marítimo de la ciudad de Valparaíso ocurre debido a las necesidades que presenta el puerto, que aparecen por sobre el natural desarrollo urbano. Esto genera manzanas verticales, tipologías de construcción en que se superponen bodegas subterráneas, locales comerciales en el primer piso, y viviendas en las plantas superiores. En la última etapa de expansión portuaria, debido a factores del acontecer mundial, se segrega el borde de la ciudad.

  • Citas

“[…] Esto afectó la estructura urbana y el diseño de los edificios y manzanas, haciéndose la ciudad desde una lógica industrial superpuesta a la problemática del habitar”

“1888 - 1912 / Segunda ampliación de terrenos artificiales ganados al mar, desplazamiento de la línea férrea hacia el nuevo borde y extensión hacia el oriente de la línea de desembarque en el frente marítimo. Apa¬recen nuevos espacios públicos —Gran Avenida o Avenida Brasil— […] las formas de la técnica se imponen ante el entorno natural y los nuevos terrenos ganados al mar dan espacio exclusivo a una tipología particular de manzana […]”

“1912 – 1931 – 1951 […] Ésta vez la ganancia de terrenos artificiales al mar no establecería relaciones importantes con la estructura urbana y la segregación iniciada sería cada vez mayor.”

Ficha 2

  • Autor: Mario Ferrada Aguilar
  • Título: Paradigma moderno de la ciudad puerto de Valparaíso: Conservación dinámica de un Paisaje Histórico Urbano.
  • Año: 2014
  • Editorial: Revista ARQUISUR, Año 4, N°6
  • Breve resumen:

El puerto fue el factor fundacional de Valparaíso, y su desarrollo a través del tiempo ha ido de la mano con el desarrollo mismo de la ciudad. Actualmente, las malas políticas públicas de protección del patrimonio cultural y de proyección urbana, son una de las causas del deterioro de la infraestructura portuaria, y de lo incierto de su destino paisajístico, situación que mantiene en conflicto a la ciudadanía.

  • Citas:

“El actual esquema de desarrollo en los asentamientos costeros–portuarios, demandado y presionado por un sistema mercantil globalizado planetariamente que genera intercambio comercial, cultural, turístico y social, mediatizado por tecnologías de información, permite observar una interesante dislocación de los tradicionales conceptos estáticos de identidad para ciudades cuyos roles están determinados por una geografía marítima.”

“En la actualidad esta tendencia de escisión paisajística entre la realidad costera y la urbana está caracterizada por una política paradójicamente estatal de liberar el uso históricamente portuario, a otros de carácter comercial, turístico, cultural y residencial, no obstante la vigencia del uso portuario y la necesidad de preservar reservas para un desarrollo económico–productivo eficiente en el mediano y largo plazo.

Esta negación histórica sería una de las causas de los conflictos que están impidiendo actualmente un desarrollo sostenible del borde y la arquitectura allí emplazada como elementos de identidad.”

“Los procesos de reconversión y renovación de antiguas instalaciones portuarias, con fines comerciales, turísticos, residenciales y culturales en diversos países del mundo es una realidad ampliamente documentada y convertida en propaganda eficaz para ciudades portuarias (Sidney, Baltimore, Barcelona o Puerto Madero). Efectivamente, muchos de los casos en los cuales fue necesario acometer dichos cambios lo justificaron en vista del decaimiento u obsolescencia que experimentaron antiguos puertos como efecto de los cambios tecnológicos, de transportes y de variación en el esquema económico mundial.

Sin embargo, la realidad chilena y especialmente la de Valparaíso, dista de los argumentos señalados […]”

Ficha 3

  • Autor: Luis Álvarez Aranguiz
  • Título: Origen de los espacios públicos en Valparaíso: el discurso higienista y las condiciones ambientales en el siglo XIX
  • Año: 2001
  • Editorial: Revista de Urbanismo N°4
  • Breve resumen:

Los espacios públicos que posee Valparaíso se consolidan desde el proceso de higienización que experimenta la ciudad en el siglo XIX, principalmente con el encauzamiento y abovedamiento de los cursos naturales de agua que fluían desde las quebradas al mar. En este contexto aparece también la línea de costa, que va sufriendo diversas transformaciones que buscan ampliar las superficies planas de Valparaíso. Así, las iniciales playas se rellenan, dando paso a nuevas vías y al borde que existe hoy en día.

  • Citas:

“La estrechez entre el mar y los cerros, dejando una escasa franja de territorio que conformará el Plan, obligará periódicamente a generar rellenos sobre la línea de costa, para ampliar las áreas planas.”

“De este modo la consolidación del borde costero se produce en la Bahía de Valparaíso hacia 1885, cuyo principal aporte lo constituye la Av. Brasil entre Plaza Aníbal Pinto y Av. Argentina: la superficie incorporada en este espacio público, que alcanza a 6,3 Há, es proyectada como "Gran Vía".”

“El tendido de la línea del ferrocarril logra unir finalmente el Puerto a través de la estación de la Bolsa con la Estación Bellavista, constituyendo ésta y su entorno un importante lugar de sociabilidad que se conocía como Paseo del Malecón, hoy incorporado como parte de la faja del ferrocarril y de la estación Puerto, construida hacia 1927.”

Ficha 4

  • Autor: Rodrigo Booth
  • Título: El Estado Ausente: la paradójica configuración balnearia del Gran Valparaíso (1850-1925)
  • Año: 2002
  • Editorial: Revista EURE [online], vol.28, n.83
  • Breve resumen:

En el Valparaíso del siglo XIX existían numerosos balnearios (playas y baños de mar públicos y privados), que convivían con la actividad portuaria. La llegada del ferrocarril fue la principal causa de la paulatina desaparición de estos espacios de recreación, y de la pérdida del contacto de la ciudadanía con su borde marítimo. Sin embargo, esto dio pie para que la naciente ciudad vecina de Viña del Mar iniciara su transformación desde lo industrial a lo turístico, consolidándose como el balneario por excelencia del país.

  • Citas:

“[…] el Estado optó por el fomento del uso del borde costero del Gran Valparaíso con fines preferentemente portuario-industriales. Para demostrar lo anterior nos referiremos a las acciones estatales que permitieron la ocupación del frente de mar por la vía férrea a lo largo de la ciudad de Valparaíso, lo que generó la expulsión de los balnearios que durante el siglo XIX había albergado la rada. El desinterés estatal por los usos hedonistas del mar, motivó la atracción del naciente negocio balneario hacia la periferia costera de la ciudad.”

“Por su parte, recientes publicaciones orientadas hacia la descripción de los elementos materiales existentes en la rada durante el siglo XIX, han obviado la importancia de playas y balnearios que compartían el espacio con las faenas portuarias.”

“Al mismo tiempo que facilitaba el acceso de veraneantes, la vía férrea constituyó, desde la década de 1870, un punto de inflexión que modificó el acercamiento de los porteños al mar. La extensión del tendido desde la estación Barón hacia el centro de la ciudad, además de generar un límite simbólico y material con el mar, provocó que una serie de instalaciones […] acapararan la costa y dificultaran el mantenimiento de los antiguos balnearios. Devenida en una externalidad negativa para los usos balnearios, la vía férrea resultó determinante en el lento proceso de expulsión de los usos recreativos del mar más allá de los márgenes de la ciudad.”

“Durante gran parte del siglo XIX, toda la rada albergó usos hedonistas marinos y sólo en la década de 1870, los trabajos del ferrocarril y el descuido de la Intendencia trajeron como resultado la expulsión de los establecimientos de baños de mar que se habían instalado entre el sector del Barón y el lado poniente de la Bahía.”

Ficha 5

  • Autor: Gonzalo Cáceres, Francisco Sabatini.
  • Título: Para entender la urbanización del litoral: el balneario en la conformación del Gran Valparaíso (siglos XIX y XX)
  • Año: 2003
  • Editorial: Revista ARQ, N°55
  • Breve resumen:

Viña del Mar cambia su función industrial y pasa a convertirse en una ciudad balneario en la primera mitad del siglo XX. Esto se debió principalmente a los cierres de playas y baños de mar en la costa de Valparaíso, debido a la serie de barreras que impuso el ferrocarril y la actividad portuaria. Frente a una demanda de playa, las familias más pudientes comienzan a poblar los sectores más cercanos a la costa en Viña del Mar, y a transformar su paisaje.

  • Citas:

“Provistos de instalaciones las más de las veces provisorias, un ramillete de balnearios se ubicó en varios puntos de la línea de costa, compitiendo estacionalmente por localizaciones antes dominadas por las faenas portuarias, el quehacer de los pescadores y, más tarde, el febril trajín ferroviario.”

“Motorizados por una clientela en busca de baño y esparcimiento, una parte de los balnearios porteños ubicados al interior de la ciudad consolidada vio dificultada la obtención de su respectiva concesión, debido a la prolongación del ferrocarril que avanzó desde estación Barón hacia estación Puerto.”

Ficha 6

  • Autor: Mabel Alarcón Rodríguez
  • Título: Renovación del frente portuario de Valparaíso: Oportunidad de re-articulación puerto-ciudad
  • Año: 2009
  • Editorial: CUADERNO URBANO. Espacio, Cultura, Sociedad - VOL. 8 - Nº 8
  • Breve resumen:

El puerto ha sido el elemento que ha dado forma a la urbanización de Valparaíso, y se reconoce como centro urbano, en conjunto con el mar. Los espacios del borde costero se han relacionado con la ciudad a través de un umbral urbano, constituido por una franja longitudinal de manzanas que se han ido desarrollando a través de los años. Si bien en un comienzo el acceso ciudadano al puerto era abierto dado su carácter público, distintos factores históricos determinaron su cierre y su separación respecto a la ciudad, dándole la espalda.

  • Citas:

“La centralidad física del puerto ha sido también un determinante en la relación del habitante —el "porteño"— con su territorio. En la actualidad, Valparaíso es una ciudad que por su conformación morfológica no se puede entender sin el mar y sin su puerto. En este sentido, se trata claramente de una ciudad-puerto y no de una ciudad junto a un puerto.”

“[…] inicio del deterioro en las relaciones puerto-ciudad, al cerrarse como un espacio industrial especializado. Contribuyó a este deterioro también la posterior decadencia económica, a partir de la creación del Canal de Panamá en 1914, que significó el cambio en la importancia de la ruta Magallanes-Los Ángeles.”

“También es posible afirmar que la transformación del Frente Portuario de Valparaíso implica la mayor oportunidad actual de crecimiento y renovación del centro urbano de la ciudad, dado el escaso suelo llano y su inmejorable posición y accesibilidad.”