Isidora Ayala - Taller de Obras - Tarea 2 Forma orgánica

De Casiopea



TítuloIsidora Ayala - Taller de Obras - Tarea 2 Forma orgánica
AsignaturaTaller de Obra
Del CursoTaller de Obras 2020 - Primer semestre
CarrerasArquitectura
2
Alumno(s)Isidora Ayala

Encargo 2 – Taller de obra. Croquis forma orgánica.


LIMÓN. El limón se percibe como una forma casi regular esférica. Los polos opuestos que intuyen un eje. Sin estos rasgos, no sería posible determinar el corte a realizar. - Al ser dibujado, pareciera no tener volumen, hasta que aparece la sombra de los poros de la corteza en alguna zona más prominente, lo que nos revela lo esférico e irregular de su forma.
LIMÓN - CORTE TRANSVERSAL. Este corte nos revela sus capas. Una corteza firme, una blanda, una masa -casi- líquida y un centro que divide cada gajo. La distribución que adopta tiende a ser equilibrada y concéntrica, lo que nos dice de una forma orgánica no-azarosa, que tiende a la simetría.
LIMÓN – CORTE LONGITUDINAL. En el corte aparecen las irregularidades del crecimiento de los gajos. La forma orgánica se construye en el tiempo. La forma es resultado del crecimiento del limón y de las condiciones ambientales que, podríamos decir, permitieron a un gajo crecer más que otro.




ZAPALLO ITALIANO – La forma exterior del zapallo muestra un volumen curvo, con una zona ensanchada. Para mostrar dicho ensanchamiento es necesario trazar la textura y colores de la cáscara, es ahí donde aparece un “patrón” de tonalidades con un ancho definido. Hay una correlación entre el tallo y la base de la verdura que se expresa a través de los tonos.
ZAPALLO IT. – CORTE TRANSVERSAL. En la distribución de las semillas aparece una geometría fina. Un patrón en el cual las semillas insinúan un círculo “perfecto”, un límite. La forma orgánica parece tener límites que le indican a sí misma hasta dónde llegar.
ZAPALLO IT. – CORTE LONGITUDINAL. Aparece un segundo patrón (en el otro sentido), la distribución de las semillas en el sentido longitudinal también es regida por límites, esta vez indefinidos. Así también, cada semilla se distancia de otra en un orden no aleatorio.



PIMENTÓN – La forma orgánica del pimentón goza de total irregularidad y absoluto detalle. Posee una estructura que adecúa sus partes en función de su totalidad, y sin embargo no “calza”. Este organismo se configura como un volumen en tensión por sus partes, ya que cada extremo alcanza una longitud “individual”.
PIMENTÓN – CORTE LONGITUDINAL. El corte revela un vacío contenido por la irregular corteza, en el que se encuentra un núcleo “abovedado”. La forma que aquí se presenta es una estructura que resguarda las semillas, es decir, es funcional.
PIMENTÓN – TALLO/CABEZA. La parte superior del pimentón parece tener cierta regularidad. El tallo “distribuye” los pliegues del fruto, de un orden geométrico (no-azaroso).




NUEZ – CARA EXTERIOR. En la nuez hay una aparente simetría. Cada “ramificación” crece de manera similar en cada hemisferio, como “sabiendo” hasta donde llegar. Estas ramificaciones son tensionadas en el fruto, de modo que el trazo debe seguir las hendiduras y las líneas que encausan la forma
NUEZ – CARA INTERIOR. Hacia el interior de la nuez, la forma que adopta es una curva que contiene y resguarda un centro. La nuez mantiene una geometría de irregularidades y perfiles sinuosos. Nada es recto. Esto nos revela que la forma orgánica tiene su propio patrón para cada organismo: la información genética presente en cada una de sus células.



Conclusión, La forma orgánica tiende a una geometría que se replica en cada capa/perfil de su composición. Círculos, líneas, divisiones equitativas,simetrías) Determina ciertos límites - también "geométricos"- en sí misma manteniendo un equilibrio de proporciones, lo que le otorga delicadeza. Podríamos decir que es calculada, pensada. Puesto que la forma cumple con una función. No logra ser precisa en la simetría, lo que parece ser resultado del tiempo, condiciones ambientales y el crecimiento de cada fruto. Es el organismo el aparenta "darse forma" a partir del "plan" que le entrega su propia información genética. Resultando un volumen imperfectamente único y bello.