Industrias en Valparaíso JMM

De Casiopea



TítuloIndustrias Valparaíso, año 1904
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavepresentación 2DO 2014
AsignaturaPresentación 2ºDO 2014
Del CursoPresentación 2ºDO 2014, 2º DO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Josefina Molfino Maggi
ProfesorDaniela Salgado

Fábrica de conservas

Los señores Fonck y Ca. acreditan casa comercial que tiene su asiento y giro en Valparaíso, de la fábrica de conservas de langostas y bacalao ubicada en la isla de Juan Fernández.

La fábrica se compone de diversas secciones a contar desde la encargada de la pesca del crustáceo. Cuenta con un taller especial para la fabricación de los envases de lata, con una sección de desconche y cocimiento de la conserva, y con otra donde se verifica la pasteurización de la misma y que constituye la bondad en la guarda.

Valparaíso, Santiago y las demas provincias chilenas que surtende conservas de Juan Fernández y la casa de Fonck ha conseguido ya, gracias a su buena fabricación, exportar su artículoal extranjero.

Revista sucesos, 11 Marzo 1904

  • (1) Desembarcadero en frente de la fábrica, en Juan Fernández.
  • (2) Sección de desconche y cocimiento de la conserva.
  • (3) Sección de los autoclaves y baño maría para la pasteurización de la conserva.
  • (4) Taller de fabricación de envase de lata.

Telegrafía sin hilos

Damos hoy una fotografía de los apartatos y de la instalación de los mismos referentes al invento del Sr. Arsenio Silva y que como se ha hablado en los diarios de la localidad, consiste en una aplicación de la telegrafía sin hilos.

Con el presente aparato el invento, Sr. Silva, dirige a voluntad, desde un punto determinado, cualquier embarcación.

Las pruebas oficiales no se han verificado aún, pero infinitas personas que han estado al habla con el inventor y presenciado algunos ensayos, aseguran que el éxito mas lisonjero ha coronado sus esfuerzos. Seguramente el gobierno nombrará, en breve, una comisión de la marina que informe al respecto, y si el informe, como lo esperamos y creemos, resulta favorable, entrará a comprar la propiedad del invento, de grande y reconocida utilidad para nuestra armada de guerra.

Revista Sucesos, 15 Abril 1904

  • (1) Fotografía del mecanismo inventado por el Sr. Silva

La primera máquina de coser

La idea de coser a máquina fue fomentada por espacio de cien años antes de que se construyera la máquina con resultados prácticos. En 1830, Barthelemy Thimonnier tomó patente por una máquina de coser en Francia, que tuvo éxito hasta tal punto, que en 1841 había ochenta máquinas, fabricadas de madera, en uso en una tienda de París para la confección de vestuario para la marina. Estas fueron destruídas por una poblada furiosa e ignorante, lo mismo que había sucedido años antes con el telar de Jacquard y el aparato de hilar de Hargeaves. Thimonnier alcanzó a espacar con vida y se dedicó nuevamente a su invento. La Revolución de 1848 lo encontró con un nuevo lote de máquinas capaces de hacer doscientas costuras por minuto, para coser o bordar cualquier materia, desde muselina hasta cuero. Nuevamente el pueblo contrarrestó su proyecto y puso en peligro su vida. Varias máquinas de coser, de más o menos mérito, fueron construídas en Estados Unidos durante la primera mitad del siglo XIX, siendo la que más se aproximaba a ser un éxito, antes de 1850, la construída por Walter Hunt en 1832. Ningún ensayo serio hizo Hunt para explotar su invento, ni fue un beneficio alguno hasta que Isaac M. Singer, el año 1850, introdujo las alteraciones necesarias para hacer los principios de Hunt de verdadera utilidad, produciendo así la primera máquina de coser de uso práctico.

Máquina de coser Singer del año 1851

El primer consultor técnico de Singer en todos sus primeros ensayos, se hizo pronto parte del negocio y se penetró debidamente de la importancia que la máquina de coser debía tener para el mundo industrial. Se estableció pues, la firma de I. M. Singer y Ca. Su pricipio fue el exparcimiento del negocio en todas direcciones, siguiendo el sistema más práctico para colocar sus productos en manos de los consumidores. En 1856 se comenzó e inauguró el sistema de vender máquinas pagándose con la renta que sus instalaciones le dejaran a sus clientes. Por el año 1863 las ventas anuales de las máquinas Singer ascendían a la suma de 21.000 y se establecieron agencias en las principales ciudades de Estados Unidos. En aquel año se hizo la fusión de todas las partes cooperativas de I. M. Singer Ca. bajo la firma social de The Singer Manufacturing Company. Cada año la venta de las máquinas aumentaba considerablemente, hasta que ahora, en el año 1904, tres cuartas partes de las máquinas que se venden en el mundo son fabricadas por la Singer Manufacturing Company, siendo la producción anual de Singer más de 1.500.000 máquinas y la producción total desde 1851 pasa de veinte millones.

The singer Manufacturing Company en Manila P.J.


Desde un principio siempre estuvo evolucionando en la construcción de estas máquinas con incesantes ensayos para hacerla más útil y adaptarla a toda clase de costuras. Las máquinas The Singer Manufacturing Company comprenden tres distintos tipos para costuras caseras y más de sesenta distintas clases, teniendo varios cientos de modificaciones, todas con la misma marca de fábrica. Las máquinas para trabajos caseros son tan sencillas que cualquier niño las puede comprender y tan fuertes que a un torpe apenas podría descomponerlas. Una perfección tal en la construcción de las máquinas solo se puede obtener mediante una larga práctica de inmensas fábricas con herramientas adecuadas y sin rival para el objeto. Éstas se pasan diferentes veces por manos de expertos operarios, que las examinan con toda proligidad hasta convencerse de que son completamente exactas y adaptables a su objeto. El sistema de probar, inspeccionar y juntar las diferentes partes es hecho de tal modo, que es imposible que una máquina salga de la fábrica no en perfecto estado. Todas las máquinas Singer, después de haber pasado por la sección que arma, van a la sección de prueba. Aquí se ensayan en toda forma para el trabajo que han sido construídas. Por supuesto el sistema de revisar aumenta el costo de fabricación, pero solo por este medio pueden obtenerse máquinas de coser de primera clase.

  • (2) Oficina en Hamburgo.
  • (3) Oficina en Londres.
  • (4) Sección de armado.

Tres de las grandes fábricas Singer

  • (1) South Bend, IND., E.E. U.U. de América
  • (2) Elizabethport, N. J, E.E. U.U. de América
  • (3) Kilbowie, Scotland, Inglaterra

La Singer en todos los países

Es difícil encontrar en todo el mundo otro ejemplo de un negocio que, abarcando un solo ramo, haya tenido un incremento tan grande en el mismo lapso de tiempo. Las agencias para la venta de las máquinas Singer se encuentran en todo el mundo civilizado y aún en partes semi-civilizadas. Los Estados Unidos y Canadá están llenos de esta gran red de agencias; México, las Indias y Sud-América están acostumbrados con el nombre “Singer”. Un negocio inmenso se hace con Australia. Agencias y sub-agencias se encuentran en China, Japón y las islas del Océano Indico. La oficina principal de la Singer Manufacturing Co. en el Oriente se encuentra en Bombay, llamada con razón la perla del Oriente, siendo el puerto principal, alrededor del cual giran todos los negocios de la Indias. Hay más de cien oficinas subordinadas en todo el Imperio, incluyendo Burmah y Ceylon. Los negocios de la Compañía en Inglaterra e Irlanda se manejan desde Londre teniendo más de quinientas agencias en todo el territorio. Los enormes negocios del norte y centro de Europa y del oeste de Asia se manejan desde Hamburgo por la oficina principal The Singer Company, Nähmaschinen Act. Ges. La oficina en Manila, capital de las Filipinas, se ha establecido desde hace muchos años. El hecho de que los indígenas de sitios completamente apartados estén provistos de las máquinas Singer, quedó comprobado por las tropas de los Estados Unidos en la reciente contienda con dicho país.

(4) Oficina de ciudad de Mexico

The Singer Manufacturing Company en Chile

Firmado el tratado que ponía fin a las diferencias que por tantos años amenazaran la paz entre Argentina y Chile, se decidió la compañía Singer, ya que se trataba de un país serio, cuya tranquilidad no sería turbada a instalar también en Chile importantes oficinas para la venta de sus afamadas máquinas de coser. La Compañía Singer ha organizado sus negocios en Chile con una agencia principal en Valparaíso, de la cual dependen las demás agencias de todas las provincias de la República. Actualmente se han abierto las oficinas de Santiago, Serena e Iquique, y próximamente, lo serán las de Concepción, Antofagasta, etc. Cada agencia de éstas instala a su vez las sub-agencias que necesita, de modo que, dentro de poco, no habrá pueblo en Chile donde no se vendan las afamadas máquinas de Singer. La organización de las oficinas de The Singer Manufacturing Company en Chile es la misma que tan buenos resultados ha dado en los Estados Unidos, México, Europa, Rusia, Japón, China y últimamente en Cuba, Puerto Rico, etc.

  • Todas las imágenes pertenecen a vistas de la oficina principal en la calle Esmeralda, Valparaíso

Revista Sucesos, 22 de Abril 1904