Ignacio Favilla Tarea 04 - Módulo Investigación T1 2018

De Casiopea



TítuloIgnacio Favilla Tarea 4 - Módulo Investigación T1 2018
AsignaturaMódulo Investigación T1 2018
Del CursoMódulo Investigación T1 2018
CarrerasArquitectura
4
Alumno(s)Ignacio Favilla

La puesta en valor del patrimonio intangible en Valparaíso: ¿técnica en función de la tecnología?

Ignacio Favilla, Arquitectura. Profesores Guía: Iván Ivelic, Eric Caro.

Fig.01 – Croquis vista aérea Barrio Hontaneda y Asilo de la Providencia en ruinas, Valparaíso. Fuente: croquis de elaboración propia.

[1]



Abstract:

La puesta en valor del patrimonio intangible es una problemática que la ciudad moderna se debe cuestionar. Esto, ya que la tecnología actual amenaza a la manufactura de técnicas antiguas, las que, como factores contrapuestos pero simbióticos, podrían derivar a un posible modelo de valoración de este tipo de patrimonio. En este informe se pretende responder a la interrogante: ¿cómo podemos generar una puesta en valor en el patrimonio en Valparaíso conciliando las técnicas antiguas con la modernización? a partir de distintas visiones, suscitando que dicha valoración es posible y en consecuencia, el rescate de este tipo de patrimonio también lo es. Por lo tanto, nuestra propuesta pretende unir ambos tipos de patrimonio (tangible e intangible), ya que las técnicas son parte de un patrimonio que debe ser rescatado, pero que a su vez se expresa en la materialidad de lo tangible.

Para apoyar nuestra propuesta revisaremos el planteamiento de diversos autores que nos permiten profundizar en torno a tres ejes centrales que fundamentan esta mirada. En primer lugar, se establece la relación entre el patrimonio tangible e intangible, comprendiendo a ambos como elementos que son necesarios para la preservación del patrimonio, y que a su vez, se necesitan mutuamente para subsistir. En segundo lugar, abordaremos la conciencia patrimonial como un aspecto sumamente necesario para poder lograr la valorización del patrimonio intangible, abordando la posibilidad de generarlo en nuestra realidad sin desconocer los procesos de modernización. En tercer lugar, estudiaremos las posibilidades reales que tiene la ciudad de Valparaíso para gestar una puesta en valor del patrimonio, refiriéndonos a las lógicas de la ciudad y algunas medidas que se pueden adoptar para que esto sea viable.[2]

Palabras clave: Patrimonio intangible, conciencia patrimonial, rescate patrimonial en Valparaíso, técnica en pérdida.


Introducción

La discusión sobre la forma en que se debe conservar el patrimonio tiene una dicotomía constante, entre la técnica en pérdida y la tecnología en avance. Pareciera ser que la puesta en valor del patrimonio material va intrínsecamente ligada a la técnica del oficio. No obstante, en esta propuesta, se propone que es posible un equilibrio entre la técnica y el avance de la tecnología para lograr la puesta en valor del patrimonio (tanto tangible como intangible). Para ello, nos referiremos a tres argumentos claves en la construcción de esta investigación: la relación simbiótica entre el patrimonio tangible e intangible, la necesidad de generar una conciencia patrimonial y las condiciones del rescate patrimonial en Valparaíso.


Patrimonios Simbióticos.

El patrimonio tangible y el intangible están conectados entre sí, no solamente porque ambos necesitan del otro para subsistir, sino que también porque el patrimonio tangible es la expresión material del patrimonio intangible, y éste último es el que modela al primero. En este sentido, la puesta en valor de ambos elementos debe hacerse de manera equilibrada y considerando la importancia y particularidades de cada uno. Al respecto, Arévalo (2010) señala que:

Los valores culturales intrínsecos de los bienes culturales derivan, por una parte, de su dimensión material (los procesos de trabajo y las técnicas, las habilidades, el diseño y el marco contextual); y de otra, de los usos y las funciones, así como de los significados.

Es así, como se entiende la relación entre lo material y lo inmaterial, ya que no debe desconocerse el contexto, las prácticas y los significados que emanan de lo intangible, pero que no se habría conservado en el presente sin tener un soporte material.

Por otra parte, la relación de ambos tipos de patrimonio no sólo se limita a la necesidad entre ambos para subsistir, sino que también se conectan ambos en la relación con el presente. En este sentido, García (1990) sostiene que existen otros valores en relación al patrimonio, ya que este puede tener un valor educativo además del material, es decir, es posible generar propuestas educativas y tener una función cultural fuera del valor intrínseco del patrimonio como tal (por ejemplo los sitios de memoria).

Por lo tanto, el patrimonio intangible también tiene relación con aquello que se debe rememorar y que tiene un fin discursivo y educativo en la formación de la memoria de los individuos y de las sociedades. No obstante, tampoco se limita sólo a la memoria, sino que también a la conservación de diferentes prácticas que se buscan reproducir en el presente, generando un lazo directo entre el pasado y el presente y otorgando un significado profundo al patrimonio, logrando la vigencia tanto de lo intangible, como del soporte físico que plasma dichas ideas.

De la puesta en valor.

En segundo lugar, es necesario mencionar la urgencia de generar una conciencia patrimonial, para así generar la preservación del patrimonio como un elemento que se inserta dentro de las lógicas de la sociedad y de la modernización, y no como un mero afán romanticista de conservar el patrimonio. En relación con esto, Hernández (2013) se refiere a la posibilidad de conjugar ambos elementos en una propuesta coherente, ejemplificando con el proceso de modernización industrial:

Estos cambios materiales, formales e iconográficos se consolidaron con la aparición de nuevos espacios de exhibición y valoración de la producción simbólica (…) Se constituía un nuevo sistema de circulación y valoración que, a la vez que proclamaba más autonomía para la experimentación artística, la mostraba como parte del proceso general de modernización industrial…(p.100)

Considerando estos planteamientos, podemos desprender que los avances tecnológicos pueden facilitar la incorporación de nuevos sistemas que permitan que la preservación y puesta en valor del patrimonio se incorpore como un elemento más dentro de la modernización, para que estos avances no deriven en la pérdida de los elementos simbólicos e identitarios de la comunidad.

En relación con el punto anterior, podemos proponer que para que la puesta en valor del patrimonio sea un elemento inherente y concordante con la modernización, es necesario que existe una conciencia patrimonial, ya que si esta no existe como tal, la modernización puede seguir su curso sin la necesidad de preservar el patrimonio, por lo tanto, la conciencia patrimonial tiene un papel central en este proceso. No obstante, existen ciertas diferencias entre García (1990) y Hernández (2013), ya que el primero entiende el patrimonio desde la mirada más social, postulando que el patrimonio es resguardado por aquellos que tienen un poder económico que les permite arriesgarse en la empresa de la preservación del patrimonio, por lo que la tarea quedaría en manos de quienes tienen los recursos necesarios para dicha tarea; mientras que Hernández postula que la elite ha sido capaz de imponer su propia herencia cultural como un elemento aceptado por todo el conjunto social, generando que esta tarea sea una responsabilidad social de todos y no sólo de quienes tienen la posibilidad de pagar por ella.

En tercer lugar, es necesario plantear las posibilidades materiales, culturales y políticas que presenta Valparaíso para poder preservar el patrimonio. Uno de los principales problemas para la preservación del patrimonio intangible tiene relación con los avances tecnológicos, debido a que éstos suelen someter el trabajo manual a la ley de oferta y demanda, lo que tiene como consecuencia que los oficios técnicos tengan poca rentabilidad, ya que las fábricas producen los mismos productos en menos tiempo y con menos costos.

Para superar estos elementos, la Unesco (2006) propone que "otras medidas jurídicas, como la protección de la propiedad intelectual o el registro de patentes o derechos de autor, pueden ayudar a las comunidades a beneficiarse de sus productos artesanales y de los motivos artísticos de éstos", en consecuencia, señalan que existen diferentes medidas que pueden incentivar a la preservación de los oficios manuales, que son la expresión del patrimonio intangible.

En esta misma línea podemos revisar los planteamientos de Baldomero Estrada (2008), quien señala que la relación entre el turismo y el patrimonio en Valparaíso es una oportunidad para potenciar ambos elementos, generando una relación co-dependiente entre éstos y que a su vez generan un sistema sostenible, para ello, señala que aún cuando el turismo resignifica el entorno social y cultural, es posible crear un sistema de desarrollo sostenible, para que estos nuevos elementos que se desprenden del turismo no afecten al patrimonio y la identidad cultural, sino que convivan en armonía y se potencien entre sí. En consecuencia, Estrada (2008) analiza la posibilidad de generar políticas actuales que permitan la puesta en valor del patrimonio (tangible e intangible), permitiendo que estos elementos tengan un papel importante en la forma de concebir la ciudad y en las relaciones que se establecen dentro de ella, tanto para los habitantes de la misma como para aquellos que la visitan.

Por otra parte, y en concordancia con lo anterior, podemos analizar los ,postulados de Sánchez M., A., Bosque M., J., & Jiménez V., C. (2009), en que se refieren a la responsabilidad de la ciudadanía en la realidad porteña en la preservación del patrimonio de la ciudad:

El Municipio de Valparaíso en el año 1991 convoca a un Cabildo ciudadano que marcará un hito en los lineamientos que seguirán en la protección del Patrimonio de la ciudad. Es así que como respuesta a la voluntad ciudadana expresada en el área de cultura de dicho Cabildo y las evaluaciones de los compromisos adquiridos en el año 1993, la autoridad comunal, en el año 1994 da inicio a los estudios tendientes a la protección del patrimonio arquitectónico-urbano a través de los instrumentos de planificación territorial, desarrollándose en el seno municipal los primeros Estudios Seccionales a nivel del país: Preservación de Inmuebles y Zonas de Conservación Histórica y Preservación de Vistas desde los Paseos Miradores. (p. 283)

En este sentido, los autores proponen que en el caso particular de Valparaíso, la iniciativa de recuperar y preservar el patrimonio, nacen de una propuesta ciudadana en colaboración con las instituciones municipales que llevan a cabo dicha demanda. En consecuencia, la posibilidad de generar una puesta en valor en Valparaíso tanto en el patrimonio tangible como intangible, tiene que ser un esfuerzo conjunto entre la comunidad y las autoridades, ya que, según lo expuesto anteriormente, el patrimonio convive con los significados que se le otorgan en el presente por quienes habitan dichos espacios, por lo tanto, es posible generar la puesta en valor.

Conclusiones:

La relación entre el patrimonio tangible e intangible es simbiótica, es decir, ambos se necesitan y potencian mutuamente, por lo tanto, el rescate de uno implica necesariamente el mismo proceso en el otro. A su vez, el patrimonio intangible es parte de la expresión cultural de la época en que fue aplicado y que permitirá rescatar estas prácticas y ponerlas en valor.

Además, la creación de una conciencia patrimonial es un elemento central en Valparaíso, debido a que el patrimonio sin dicha conciencia es terreno infértil, sin un objetivo claro que le dé sentido a su conservación. Por lo tanto, en Valparaíso las medidas que se pueden generar tienen que ir de la mano con la valoración de la comunidad a dicho patrimonio.

Por otra parte, y respecto a la situación particular de Valparaíso, podemos concluir que la puesta en valor del patrimonio no sólo es necesaria, sino que es posible a través de medidas concretas que permiten responder a las solicitudes de la comunidad, que a su vez posibilitan rescatar el patrimonio tangible e intangible y generar una conexión entre las dinámicas actuales de la ciudad y el rescate de dichos elementos.

Tomando en consideración los aportes suscitados por la bibliografía presentada en este informe, podemos establecer que el equilibrio entre la tecnología y la técnica es posible en la medida que existan medidas claras y concretas que permitan e incentiven la conservación y transmisión de la técnica, sin desconocer los avances tecnológicos, utilizando estos últimos al servicio del patrimonio. Para generar estas medidas es necesario considerar que el patrimonio tiene un rol clave en la actualidad en Valparaíso, lo que se traduce en la influencia que éste último tiene en el turismo. En este sentido, la pregunta inicial: ¿cómo podemos generar una puesta en valor en el patrimonio en Valparaíso conciliando las técnicas antiguas con la modernización?, tiene su respuesta en dicho equilibrio, ya que la puesta en valor tiene relación con el rol actual del patrimonio (tanto tangible como intangible), generando un valor educativo y conciliador con el rol turístico de la ciudad, potenciándose entre sí.

Finalmente, es necesario destacar que para que lo enunciado anteriormente sea posible es relevante comprender que existe una relación simbiótica entre lo tangible e intangible, que permite que el patrimonio sea considerado en su totalidad y no sólo en lo material; elemento que no es posible si no generamos una conciencia patrimonial que permita profundizar en la importancia de nuestro patrimonio, lo que deriva en la posibilidad de gestas las condiciones necesarias para lograr el rescate patrimonial en Valparaíso, con medidas que permitan poner en vigencia al mismo.


FICHAS

1. El patrimonio como representación colectiva. La intangibilidad de los bienes culturales.

Autor: Javier Marcos Arévalo.

Tipo: Artículo web.

Lugar de la publicación: Universidad de Extremadura, Badajoz. España.

Año: 2010.

Páginas: (00)

ISBN: ISBN 956-272-281 -3

Palabras clave: patrimonio intangible, expresiones culturales, condiciones sociales, formas de expresión.

CITAS: 01. “De hecho el patrimonio material refiere en sí mismo todo un conjunto de formas de vida, creencias, valores, emociones y significados que proporcionan sentimiento de identidad y pertenencia. De manera que el patrimonio cultural inmaterial no puede substraerse totalmente del patrimonio material. Ahora bien, algunas características los diferencian: el patrimonio inmaterial suele ser un patrimonio vivo y por ello en continua transformación; se transmite de generación en generación, intergeneracionalmente, y está permanentemente variando.”

02. “El texto de la Convención sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales (Unesco 2005) sugiere que cada Estado miembro debe fomentar el inventario del patrimonio cultural intangible y su estudio en los respectivos territorios; así como la creación de instituciones para la documentación de los bienes culturales inmateriales.”

03. La lista del patrimonio cultural inmaterial no establece jerarquías; ahora bien, como ha escrito Marie Renault (2007): "la protección del patrimonio vivo no debe reducirse de ningún modo a mantenerlo estático. No se trata tampoco de salvar prácticas del pasado que ya no tienen vida o que se encuentran fuera de su contexto".

04. (sobre el patrimonio vivo) “Lo que hay que crear son las condiciones sociales y económicas que permitan su viabilidad y transmisión dentro de las comunidades y los grupos sociales. De manera que debe valorarse, tanto como la conservación, la transmisión; pero también hay que hacer esfuerzos mediante las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, como la fotografía, la grabación digital, etc.”

05. “La memoria colectiva permite traer el pasado al presente; pero el presente, periódicamente, se construye sobre un pasado seleccionado.”

06. “A través de las formas de expresión relevantes, bienes tangibles e intangibles, nos dice quienes somos, identifica al grupo, insertando nuestros yos individuales en uno colectivo, con un anclaje en el pasado y un referente en el presente.”

07. “Aunque habitualmente se establece una separación instrumental entre el patrimonio material e inmaterial, existe cierta dificultad para disociarlos, hasta tal punto que a veces se torna algo arbitrario o resulta artificial. Los valores culturales intrínsecos de los bienes culturales derivan, por una parte, de su dimensión material (los procesos de trabajo y las técnicas, las habilidades, el diseño y el marco contextual); y de otra, de los usos y las funciones, así como de los significados.”

Javier Marcos Arévalo. (2010). El patrimonio como representación colectiva. La intangibilidad de los bienes culturales. 7 de abril, 2018., de Gazeta de Antropología. Sitio web: http://www.ugr.es/~pwlac/G26_19Javier_Marcos_Arevalo.html.

RESUMEN: El autor define el patrimonio inmaterial y su condición de cambio, lo que lo ha supuesto a los cambios propios del contexto, su memoria y como el vínculo entre lo material e inmaterial, considerando la transmisión de esta memoria como un factor influyente en el proceso de la cultura patrimonial.


2. Culturas Híbridas, estrategias para entrar y salir de la modernidad.

Autor: Néstor García Canclini.

Tipo: Libro.

Lugar de la publicación: Buenos Aires, Argentina.

Año de edición: 1990.

Páginas: 4 (113-118)

ISBN: ISBN 950-12-5487-9

Palabras clave: productos culturales, noción de Patrimonio Cultural, valor educativo, desarrollo intelectual de la sociedad.

CITAS:

01. “…hay que percibir diferencias entre las cosas que están en nuestro entorno, de manera que unas muestren signos de lo pretérito y otras, en cambio, connoten los tiempos presentes. […] En un plano más intelectual podría decirse que es pre-condición de una actitud conservacionista una cierta conciencia de vivir el cambio histórico y de valorar hasta dónde llega el significado del término transición” (p.113)

02. "Muy próxima aunque más amplia es la noción de Patrimonio Cultural, ya que incluye también el patrimonio intangible, lo que permite centrar la atención con las prácticas o productos culturales."(p.116)

03. "Asimismo, consideramos que un bien tiene valor social cuando redunda en el desarrollo cultural y/o intelectual de la sociedad, así como en la conservación y difusión de sus valores y tradiciones. Este tipo de valor es representativo tanto a escala local (el barrio), como regional (la ciudad) o nacional (el país), y sirve para la afirmaciónde la identidad de un lugar.”(p.118)

04. "Algunos bienes tienen además un valor educativo, ya que contribuyen al aprendizaje, al desarrollo de aptitudes y destrezas, o simplemente a la formación intelectual o moral de los individuos. Podemos poner como ejemplo los campos de concentración nazi conservados aún en Centroeuropa, los parques arqueológicos, la reproducción de prácticas artesanales, etc." (p.118)

García Canclini N.. (1990). Culturas Híbridas, estrategias para entrar y salir de la modernidad. Buenos Aires, Argentina: Editorial Paidós.

RESUMEN: Lo expuesto por García Canclini aporta en el sentido de como es necesario diferenciar lo material de lo inmaterial, pero dándoles un valor equivalente a ambos, para llegar al valor educativo que tiene la identidad de la cultura propia.


3. La conciencia patrimonial como construcción social. (Compartiendo el Patrimonio. Paisajes Culturales y modelos de gestión en Andalucía y Piura.)

Autor: Francisco José García Fernández.

Tipo: Artículo de libro

Lugar de la publicación: Sevilla, España.

Año de edición: 2013.

Páginas: 5 (96-100)

ISBN: ISBN 978-84-472-1496-9

Palabras clave: autonomía del oficio, preservación del patrimonio histórico, valoración de la producción simbólica.

CITAS:

01. “El crecimiento de la educación superior y del mercado artístico y literario contribuyó a profesionalizar las funciones culturales.”(p.96)

02. “… se van insertando en la docencia o en actividades peridísticas especializadas en las que se reconoce la autonomía de su oficio.”(p.96)

03. “En otros países la política estatal colaboró del mismo modo con la segmentación de los universos simbólicos. Pero fue el incremento de inversiones diferenciadas en los mercados de elite y de masas lo que más acentuó el alejamiento entre ambos. Aunada a la creciente especialización de los productores y de los públicos esta bifurcación cambió el sentido de la grieta entre lo culto y lo popular.”(p.97)

04. “En tanto los gobiernos entienden su política en términos de protección y preservación del patrimonio histórico, las iniciativas innovadoras quedan en manos de la sociedad civil, especialmente de quienes disponen de poder económico para financiar arriesgando”(p.99)

05. “La burguesía industrial acompaña la modernización productiva y la introducción de nuevos hábitos en el consumo que ella misma impulsa, con fundaciones y centros experimentales destinados a conquistar para la iniciativa privada el papel protagónico en el reordenamiento del mercado cultural.”(p.99)

06. “Estos cambios materiales, formales e iconográficos se consolidaron con la aparición de nuevos espacios de exhibición y valoración de la producción simbólica (…) Se constituía un nuevo sistema de circulación y valoración que, a la vez que proclamaba más autonomía para la experimentación artística, la mostraba como parte del proceso general de modernización industrial…”(p.100)

Hernández-Ramírez J., García Vargas E., García Fernández. F.J.. (2013). La conciencia patrimonial como construcción social. En Compartiendo el Patrimonio. Paisajes Culturales y modelos de gestión en Andalucía y Piura.(96-100). Sevilla, España.: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla.

RESUMEN: El autor narra el proceso de deterioro del oficio y su adecuación autoimpuesta al mercado actual. Lo anterior es destacable ya que expone esta visión de "cultura" actual que existe tras la modernización, en que la iconografía pasa a ser más valorable que la producción misma, satisfaciendo los intereses del mercado industrial.


4. Valparaíso, Patrimonio arquitectónico, social y geográfico.

Autores: Baldomero Estrada Turra (compilador), Iván Ivelic, José de Nordenflycht Concha.

Lugar de la publicación: Valparaíso, Chile.

Tipo: Libro

Año de edición: 2008.

Páginas: 5 (24 / 93-96)

ISBN: ISBN 978-956-7472-59-8

Palabras clave: patrimonio, expansión del turismo cultural, expansión turística, subsidio de rehabilitación.

CITAS: 01. “Ante esta expansión turística, que va re-significando el entorno social y cultural con el paso de los años, (como ya se ha visto en ciudades patrimoniales que basan su economía en el turismo cultural y el patrimonio, generando una homogenización entre ellas), deberíamos replantearnos, el establecer un sistema de desarrollo sostenible, que minimice los impactos que éste genera en el patrimonio y en la identidad cultural.” Estrada Turra. B., Iván Ivelic. (2008). Valparaíso, Patrimonio arquitectónico, social y geográfico.Musealidad y patrimonio: del paisaje al lugar. Valparaíso, Chile: Ediciones Altazor.(p.24)

02. “En Valparaíso existen sólo cuatro museos autodenominados como tales.”Estrada Turra. B., José de Nordenflycht Concha. (2008). Valparaíso, Patrimonio arquitectónico, social y geográfico.Musealidad y patrimonio: del paisaje al lugar. Valparaíso, Chile: Ediciones Altazor.(p.93)

03. “Se necesitaba otra respuesta, una alianza entre nuevos curadores y nuevos artistas, todos afectados en mayor o menor medida por la crisis de habitabilidad que genera esta falta de casa para el arte.”Estrada Turra. B., José de Nordenflycht Concha. (2008). Valparaíso, Patrimonio arquitectónico, social y geográfico.Musealidad y patrimonio: del paisaje al lugar. Valparaíso, Chile: Ediciones Altazor (p.94)

04. “Este facilismo asociado al apoyo de un estado neoliberal dice relación con los esfuerzos por instalar un subsidio de rehabilitación que no apoya el desarrollo humano sino por el contrario solo atiende las variables del crecimiento inmobiliario…”Estrada Turra. B., José de Nordenflycht Concha. (2008). Valparaíso, Patrimonio arquitectónico, social y geográfico.Musealidad y patrimonio: del paisaje al lugar. Valparaíso, Chile: Ediciones Altazor.(p.95)

05. “Ahora bien éste proceso no está exento de polémicas ya que la activación de iniciativas artísticas para la formación de un circuito también son parte documentada de los indicadores de este proceso de gentrificación…” Estrada Turra. B., José de Nordenflycht Concha. (2008). Valparaíso, Patrimonio arquitectónico, social y geográfico.Musealidad y patrimonio: del paisaje al lugar. Valparaíso, Chile: Ediciones Altazor.(p.96)

Estrada Turra. B. (2008). Valparaíso, Patrimonio arquitectónico, social y geográfico. Valparaíso, Chile.: Ediciones Altazor.

RESUMEN: Estrada plantea el problema de la adecuación (que García Fernández mencionaba) supone para Valparaíso, específicamente, especificando las implicancias sociales y del esfuerzo de las mismas iniciativas.


5. Técnicas artesanales tradicionales.

Autor: Unesco.

Tipo: Artículo web.

Lugar de la publicación: Valdivia, Chile.

Año: 2006.

Páginas: (00)

ISBN: ISBN 956-272-281 -3

Palabras clave:mundialización, gustos culturales, técnicas artesanales tradicionales, vulnerar la tradición.

CITAS: 01. “Como ocurre con otras formas del patrimonio cultural inmaterial, la mundialización crea graves obstáculos para la supervivencia de las formas tradicionales de artesanía.”

02. “La producción en serie, ya sea en grandes empresas multinacionales o en pequeñas industrias artesanales locales, puede suministrar a menudo los bienes necesarios para la vida diaria con un costo de tiempo y dinero inferior al de la producción manual.”

03. “A medida que van evolucionando las condiciones sociales o los gustos culturales, puede suceder que las festividades y celebraciones que antes requerían productos artesanales complicados se vayan haciendo más austeras, mermando así las posibilidades de expresarse de los artesanos.”

04. “Los jóvenes de las comunidades piensan a veces que es demasiado exigente el aprendizaje necesario –a menudo muy prolongado– para dominar las técnicas artesanales tradicionales, y por eso tratan de colocarse en fábricas o en el sector de servicios, donde el trabajo es menos extenuante y mejor pagado con frecuencia.”

05. “…si a los miembros de la familia o de la comunidad no les interesa aprenderlos (oficios), esos conocimientos pueden desaparecer, ya que compartirlos con extraños sería vulnerar la tradición.”

06. "Otras medidas jurídicas, como la protección de la propiedad intelectual o el registro de patentes o derechos de autor, pueden ayudar a las comunidades a beneficiarse de sus productos artesanales y de los motivos artísticos de éstos."

Organización de las Naciones Unidas.. (2000). Técnicas artesanales tradicionales. 8 de abril, 2018., de Unesco Sitio web: https://ich.unesco.org/es/tecnicas-artesanales-tradicionales-00057.

RESUMEN: En síntesis, La Unesco expone el decadente proceso del oficio, en que la relación tiene más romanticismo que proceso industrial, razón por la cual se produce su pérdida ante un método de protección no desarrollado hasta el momento.


6. Educación Patrimonial: Alfabetización cultural para la ciudadanía.

Autor: Simonne Teixeira.

Tipo: Artículo web.

Lugar de la publicación: Valdivia, Chile.

Año: 2006.

Páginas: (00-00)

ISBN: ISBN 956-272-281 -3

Palabras clave: bienes tradicionalmente preservados, memoria colectiva en la ciudad, enseñanza patrimonial, mapeamento de nuevos patrimonios, herencia sociocultural.

CITAS:

01. “Así patrimonio es lo que pertenece al padre, lo que se configura como herencia paterna, o sea, los bienes materiales transmitidos de padre a hijo. El término, aún en nuestros días, es usado en alusión a la herencia familiar. Por extensión se puede hablar de Patrimonio Cultural refiriéndose a la herencia sociocultural legada a los ciudadanos de una determinada nación.”

02. “En este sentido se puede afirmar que los bienes tradicionalmente preservados corresponden a las clases más favorecidas de la sociedad que logra imponer su herencia a todo el conjunto social. Se sitúa en el ámbito de lo que Bourdieu llama poder simbólico. La élite al hablar con autoridad lleva a los demás a tomar el enunciado como verdad imponiendo una visión de mundo social.”

03. “…se buscó por medio de dos cuestionarios aprehender la percepción que los estudiantes de la red pública de enseñanza tenían del patrimonio. Esta sería una tentativa de alcanzar el imaginario social sobre el patrimonio y la memoria colectiva en la ciudad…”

04. “Actuando junto a los estudiantes buscamos inicialmente entender cómo en cada una de las escuelas –en nuestro recorte social, los alumnos de la 6º, 7º y 8º año de la enseñanza básica de las escuelas seleccionadas– se aprehende el significado social de los acervos y bienes culturales puestos a su disposición en forma de monumentos y patrimonios históricos. “

05. “…no reproducir los conceptos ya bien estructurados sobre patrimonio, sino crear espacio para que el concepto aflore permitiendo así un mapeamento de “nuevos” patrimonios. Para Paulo Freire el hombre llena de cultura los espacios geográficos e históricos, siendo cultura todo lo que él crea…”

06. “...nos hizo tener certeza sobre la importancia de la Educación Patrimonial y la necesidad de repensar su forma de acción, asegurando una participación ecuánime de todos los grupos sociales en los procesos decisorios respecto al patrimonio.”

Simonne Teixeira. (2006). Educación Patrimonial: Alfabetización cultural para la ciudadanía. 5 de abril, 2018, de Universidad Austral de Chile. Facultad de Filosofía y Humanidades Sitio web: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-07052006000200008.

RESUMEN: Presenta el concepto de nuevos patrimonios y la educación patrimonial, la cual es el resultado de una valoración de la diferenciación entre el bien tradicionalmente cuidado y lo inherentemente ignorado.


7. Valparaíso: su geografía, su historia y su identidad como Patrimonio de la Humanidad.

Autores: Alfredo Sánchez M., Joaquín Bosque M., Cecilia Jiménez V.

Tipo: Artículo de libro (web).

Lugar de la publicación: Santiago, Chile.

Año: 2009.

Páginas: (269-293)

ISSN: 0014-1496

Palabras clave: Cabildo Ciudadano, punto de vista histórico urbano, interés ciudadano, protección de su propio patrimonio tangible e inmaterial.


CITAS:

01. “"El Municipio de Valparaíso en el año 1991 convoca a un Cabildo ciudadano que marcará un hito en los lineamientos que seguirán en la protección del Patrimonio de la ciudad. Es así que como respuesta a la voluntad ciudadana expresada en el área de cultura de dicho Cabildo y las evaluaciones de los compromisos adquiridos en el año 1993, la autoridad comunal, en el año 1994 da inicio a los estudios tendientes a la protección del patrimonio arquitectónico-urbano a través de los instrumentos de planificación territorial, desarrollándose en el seno municipal los primeros Estudios Seccionales a nivel del país: Preservación de Inmuebles y Zonas de Conservación Histórica y Preservación de Vistas desde los Paseos Miradores.” (p. 283)

02. “El privilegio de esta designación implica un reconocimiento oficial y universal de que este bien constituye una riqueza de gran significado para toda la humanidad, desde el punto de vista histórico urbano, arquitectónico, artístico, científico, estético, arqueológico y antropológico.” (p.270)

03. “La importancia de esta decisión beneficia también a la población de la ciudad, por cuanto se preserva y propende a la conservación del valor cultural propio de la ciudad. Este proceso tiene un segundo aspecto positivo, en términos de los cambios en materia de políticas, sociales, culturales y económicos, como en caso del turismo para que incluyan el valor de la ciudad en su propio desarrollo.” (p.292)

04. “En este naciente paisaje urbano tan propio de Valparaíso, la comunicación entre plan y cerro fue siempre difícil, la diferencia de pendiente (hasta 63,5º en el caso del ascensor Lecheros) dificultaba a la población su desplazamiento diario. La solución fue la instalación de los ascensores en distintos puntos de la ciudad, entre 1882 a 1930. Su creador fue el ingeniero Liborio Breba. Hoy día los ascensores junto con acortar camino ente plan y cerro “acortan” contribuyen a diversificar y enriquecer los recorridos turísticos por Valparaíso” (p.279)

05. “No obstante el interés ciudadano, ya manifestado en ese período, se hace evidente un desconocimiento generalizado respecto a los conceptos y alcances de la valorización del patrimonio de la ciudad, no sólo de parte de la comunidad sino de los entes profesionales, políticos y medios de comunicación, que demandan fundamentos sobre el tema” (p.284)

06. “Es necesario destacar que Valparaíso se transforma una vez mas en un referente que hace público un tema complejo y universal como es la valorización del Patrimonio, los rasgos culturales identitarios, las raíces, la memoria colectiva, las referencias y las proyecciones al futuro, situación que irradiará rápidamente a la región, estimulando a las diversas comunas de su juridicción a la identificación y protección de su propio patrimonio tangible e inmaterial.” (p.284)

Sánchez M., A., Bosque M., J., & Jiménez V., C. (2009). Valparaíso: su geografía, su historia y su identidad como Patrimonio de la Humanidad. Estudios Geográficos, 70(266), 269-293. doi: http://dx.doi.org/10.3989/estgeogr.0445

RESUMEN: Expone la relación de la identidad patrimonial de la ciudad de Valparaíso con su geografía y arquitectura con la concepción general de parte de la población hacia estos conceptos.


Bibliografía:

Arévalo, J.. (2010). El patrimonio como representación colectiva. La intangibilidad de los bienes culturales. Abril 7, 2018, de Gazeta de Antropología Sitio web: http://www.ugr.es/~pwlac/G26_19Javier_Marcos_Arevalo.html.

Estrada Turra. B. (2008). Valparaíso, Patrimonio arquitectónico, social y geográfico. Valparaíso, Chile.: Ediciones Altazor.

García Canclini N.. (1990). Culturas Híbridas, estrategias para entrar y salir de la modernidad. Buenos Aires, Argentina: Editorial Paidós.

Hernández-Ramírez J., García Vargas E., García Fernández. F.J.. (2013). La conciencia patrimonial como construcción social. En Compartiendo el Patrimonio. Paisajes Culturales y modelos de gestión en Andalucía y Piura.(96-100). Sevilla, España.: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla.

Organización de las Naciones Unidas.. (2000). Técnicas artesanales tradicionales. 8 de abril, 2018., de Unesco Sitio web: https://ich.unesco.org/es/tecnicas-artesanales-tradicionales-00057.

Sánchez M., A., Bosque M., J., & Jiménez V., C. (2009). Valparaíso: su geografía, su historia y su identidad como Patrimonio de la Humanidad. Estudios Geográficos, 70(266), 269-293. doi:http://dx.doi.org/10.3989/estgeogr.0445

Simonne Teixeira. (2006). Educación Patrimonial: Alfabetización cultural para la ciudadanía. 5 de abril, 2018, de Universidad Austral de Chile. Facultad de Filosofía y Humanidades Sitio web: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-07052006000200008.

Notas al pie

  1. Nota al pie: Croquis de elaboración propia, realizado en base a vista aérea de mapa online, fuente: sitio web nolabelmaps.org.
  2. Nota al pie: El propósito de esta investigación será en estrecha relación al proyecto de Título "Centro Comunal del Oficio y Materias Portuarias", el cual busca desarrollarse como un nodo de formación, trabajo y creación en relación al eje de la Avenida Argentina, formando y recuperando el patrimonio intangible y tangible del Barrio El Almendral, relevante para una ciudad que tiene la intención, más no el método correcto para conservar su legado histórico.