Grupo 10: Tercera Edad

De Casiopea



Título
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveingeniería
Período2019-2019
AsignaturaTaller de Diseño de Interacción
Del CursoTaller de Diseño de Interacción 2019
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Interacción y Servicios
Alumno(s)Constanza Maldonado, Camila Morales
ProfesorKatherine Exss, Herbert Spencer

Datos iniciales para desarrollar el proyecto

  • Público al que se dirige: Tercera edad con Alzheimer y su entorno
  • Integrantes Ingeniería Informática: Rodrigo Maureira, Felipe Céspedes, Alvaro Andrade, Luis Cueto
  • Integrantes Diseño de Interacción: Constanza Maldonado, Camila Morales


Primera Etapa: descubrir y empatizar

Investigación sobre las enfermedades neurológicas más frecuentes en adultos de la tercera edad

Inicialmente se decide trabajar con adultos de la Tercera Edad, por lo cual realizamos una búsqueda de las enfermedades neurológicas más frecuentes en este rango etario, las cuales impiden principalmente el correcto funcionamiento de las habilidades motoras y de autosuficiencia.


  • Alzheimer

Es actualmente la causa más común de demencia. El paciente comienza a presentar un deterioro cognitivo progresivo, afectando sustancialmente la memoria inmediata (recuerdos más recientes) y el comportamiento. Comienzan a presentarse alteraciones al realizar actividades cotidianas, que al principio pueden ser confundidas con manifestaciones propias de la edad, pero con el avance de la enfermedad, los síntomas se intensifican.


  • Parkinson

Es una enfermedad crónica degenerativa y neurológica. La muerte de las neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra del cerebro desencadenan las manifestaciones clínicas que la caracterizan; temblor, rigidez y bradicinesia. Con el progreso de la enfermedad, las capacidades físicas y neurológicas del paciente se deterioran.


  • Demencia vascular

Es la segunda causa más importante de demencia en los adultos mayores. Se genera por lesiones en los vasos sanguíneos a nivel cerebral y su factor de riesgo principal es la arterioesclerosis. Si bien se presentan trastornos cognitivos al igual que con el Alzheimer, el deterioro de la memoria no es tan radical. Los síntomas que puede presentar una persona con esta enfermedad pueden ser; trastornos relacionados al lenguaje, afección de la coordinación motora, incapacidad para reconocer e identificar objetos, dificultad para planificar, organizar y ordenar, alteración de la actividad constructiva (planificación, organización, secuenciación, abstracción), pérdida progresiva de la memoria, generando en el paciente la incapacidad para aprender y recordar información incorporada recientemente.


  • Epilepsia

Puede ser de orden genético o aparecer de forma secundaria a otra enfermedad. Puede conformar parte del cuadro clínico de enfermedades como el Alzheimer, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, tumores y traumatismos cerebrales.


  • Neuropatía diabética dolorosa

Esta enfermedad destaca en pacientes adultos mayores, siendo generadora de gran sufrimiento y discapacidad. Es producida una lesión a nivel de los nervios sensitivos.


  • Traumatismo craneoencefálico

Se producen como consecuencia de accidentes, tanto en el hogar como fuera de este, por ejemplo, debido a caídas o atropellos. La pérdida de la habilidad en la actividad motora y pérdida progresiva de la agudización de los órganos de los sentidos son factores que incrementan el riesgo de accidentes que derivan en traumatismos. También puede afectar la acción colateral de enfermedades crónicas como la diabetes mellitus o cardiopatías, entre otras.


  • Esclerosis múltiple

Se presentan dificultades para procesar información y alteraciones de la memoria a largo plazo, cuyo impedimento no surge en recordar la información, sino que en almacenarla. Ocurre también una dificultad para mantener la concentración sobre algo durante largos periodos de tiempo.En el ámbito físico, se presenta una falta de coordinación, debilidad, hormigueo, temblor o espasticidad.


  • Lesiones de médula espinal

Estas lesiones en adultos mayores, suelen responder a causas traumáticas, principalmente caídas, accidentes de tránsito o complicaciones médicas. También pueden ser provocadas por causas no traumáticas, como tumores, infecciones, medicamentos, etc. Por la debilidad en la estructura musculoesquelética de los adultos mayores, es favorecida la aparición de lesiones medulares.


  • Tumores cerebrales o metastásicos

Pese a ser una enfermedad que se puede desarrollar a cualquier edad, es más frecuente presenciarla en adultos mayores. Todas las enfermedades oncológicas, estén localizadas desde el inicio a nivel cerebral, o de forma metastásica secundaria a la propagación desde otros sitios hasta el área cerebral, constituirán una causa de enfermedad neurológica en el anciano.


Metodologías de investigación

  • Investigar desde distintos recursos bibliográficos para definir un marco teórico que nos posicione en el campo de estudio.
  • Definir un grupo de usuarios del proyecto.
  • Realizar encuesta online para captar gente que tenga alguna relación con personas que sufran Alzheimer.
  • Realizar entrevista en centros asistenciales como hogares de ancianos y hospitales.
  • Enviar sondas de registro a familias o centros donde se encuentren adultos mayores con este padecimiento.
  • Revisar existencia de otros software específicos para personas con Alzheimer, tanto en el área de la prevención como en la desarrollo de la enfermedad.


Entrevistas

Entrevistas clave

Perfil del entrevistado

  • Nombre: Soledad Bustamante Vera
  • Edad: 82 años
  • Sexo: Mujer
  • Ocupación: Jubilada - Ex empresaria
  • Los grados de alzheimer, me interesa saber cómo fueron así desde que se descubrió, cómo fueron avanzando los grados.

Ehhh el primer año, solamente por actitudes… eehhh… no tenía cambios de hábito sino que de actitudes, por ejemplo ponte tú, él era una persona súper educada, se puso maleducado, esos fueron los primeros síntomas ahh que se notaron, y bueno por supuesto, lo empezaron a ver los médicos y ahí ya declararon un alzheimer que empezaba.

  • Entonces no es un cambio de hábito, por ejemplo si es que el ocupaba cierta rutina.

Claro por ejemplo, a ver ponte tu, una de las cosas, él era una persona que tenía, ehh era, dueño de ferretería, el se bañaba mañana, tarde y noche, porque en la ferretería era muy… después no se quería bañar, osea ese era un hábito no es cierto… ya, después otro hábito, siempre almorzaba a la misma hora, después no quería, sino que a la hora que a él se le ocurría quería almorzar, ese es otro hábito que se cambió, no se qué otro tipo de hábito puedes decirme.

Piensa tu que él, su reloj, lo tuvo hasta el último día, y que le fuésemos a cambiar el reloj, se ponía furia, el siempre conservó lo que tenía, me estás preguntando tú hasta el final… sí.

  • ¿El paciente ehh se encontraba bajo supervisión de un responsable constantemente, osea ehh, si se podía dejar solo o siempre estaba como vigilado?

No, desde que se supo, estuvo siempre acompañado, porque trataba de salirse de la casa, claro, que en ese tiempo vivíamos en casa grande, hoy día vivo en departamento

  • ¿Usted tuvo la necesidad de contratar por ejemplo alguna enfermera o enfermero para que lo cuidara personalmente?

Mira, al principio mmmhh pero no fue más de un mes, se le contrató en el mes tres enfermeras, porque no las soportaba, entonces yo dejé de trabajar y me dediqué, por eso te digo que tengo harto conocimiento porque me dedico las 24 horas del día en… claro.

  • ¿Entonces usted principalmente lo cuidaba?

Sí, y los últimos tres años, me ayudó la, una hija.

  • Y cuando usted tenía que hacer como un trámite o un, algo que no, no podía estar vigilando constantemente a la persona

No, mandaba al chofer o… pero nunca me, nunca me separaba de él, a no ser ponte tú, si tenía que hacer algo, esta hija que estuvo tres años seguidos, venía y me reemplazaba, en la casa siempre hubo una nana que era de muchos años, entonces también, ella me ayudó mucho, pero él no soportaba que hubiese una persona de fuera en la casa.

  • ¿Cómo era la rutina con el paciente, como intentar enumerar si es que era como una estructura diaria de las cosas que hacía?

Bueno, ponte tú, empezó a despertarse más tarde, entonces le respetábamos la hora que él despertaba, a esa hora se le daba el desayuno, que podía ser las 9, o las 10 de la mañana, siendo que antes él se levantaba a las 6:30 o 7:00. Pero eso fue lo primero que él no se despertaba a la hora que siempre se despertó, se le respetaba la hora que él despertaba y ahí, le hacíamos muchos ejercicios, muchos ejercicios físicos, porque se, bueno, a él le tocó la mala suerte que se cayó y se rompió la cadera, pero le hacíamos muchos ejercicios físicos, y eso le hacía estar todo el día como más atento, entendía mejor lo que uno le decía, tres veces al día se le hacían ejercicios, con pelota, con estas cositas que se tiran al agua, ¿cómo se llaman esos?... los tallarines.

  • Tengo una duda, ehh, su marido cuando se rompió la cadera, ¿él ya tenía el alzheimer o fue de antes?

Nosotros pensamos que cuando se cayó, a él se le desató el, el alzheimer, cuando se cayó se le, ehh, porque ya en, en, ponte tú, cuando lo estaban operando, tuvo un paro cardíaco, y al volver, hablaba puras incoherencias, nosotros pensamos eso, es que no se sabe justo justo cuando empieza el alzheimer, no se sabe, puede estar un año que ya empezó y nadie se da cuenta.

  • ¿En qué aspecto de la vida cotidiana del paciente cree usted que es fundamental su asistencia?

¿De qué?

  • ¿En qué medida cree usted que era fundamental la presencia suya durante la enfermedad?

Bueno, yo creo que más fue, para mi, ehh, yo tuve, llegamos a 62 años de matrimonio, entonces fue dedicarle mi vida a él, y en estos últimos años, últimos 10 años, por completo, osea, como te digo, dejé de trabajar, dejé de todo.

  • Pero por ejemplo, si hubiera una persona que no fuera usted que lo cuidara, en qué se tendría que fijar más ella, por ejemplo en el cuidado dentro de la casa, o...

Dentro de la casa es muy importante, y otra cosa, es que el enfermo se mantenga siempre muy aseado, porque ellos se olvidan de que tienen que lavarse las manos, se olvidan de que tienen que bañarse, entonces hay que andar… y se enojan además, se enojan porque tú los mojas, piensan ehh, por eso te digo, cada persona es un caso, él pensaba que con el agua tú como que lo estabas a él maltratando, ah, claro, entonces para él el agua era un maltrato, y para otras personas no, otras personas por ejemplo yo tuve un, un sobrino que le vino un alzheimer a los 57 años, y ese al contrario, lo metían a la piscina para que se relajara, claro, entonces es muy relativo.

  • Mhh… y, para introducir a una enfermera nueva por ejemplo, si es que no lo podía cuidar ni usted ni su hija, ¿cómo lo hacían, tenían problemas?

Por ejemplo ponte tú, el último tiempo, ehh, iba de acá una de las cuidadoras, y como tienen mucha experiencia y además el la conocía, como persona, y esa fue la única que a él, que la aceptó. Incluso, solamente lo atendía horas, osea nos turnábamos con ella para descansar un poco pos, si tú, no descansas en todo el día, ni en toda la noche, se despiertan de noche también.

  • Hablando de eso ¿no le venían ataques en la noche también? O algún ataque de ansiedad por la noche...

Por ejemplo, 3 o 4 de la mañana, y dice quiero comer tal cosa, entonces, tú tienes que levantarte y hacerle lo que quiera, si lo peor es llevarles la contra, eso para mi, para el enfermo llevarle la contra es lo peor, porque ahí él, se pone, de forma de que lo están a él, ehh, en vez de ayudarlo, lo están maltratando, lo siente como un maltrato cuando tú lo, cuando tú le niegas algo.

  • Sí… y hablando de esos maltratos, ustedes les informaron sobre la condición a su marido en este caso, osea, el era consciente de que tenía alzheimer?

No, el nunca se dio cuenta de que tenía alzheimer, osea, de decirle no, a él, nosotros lo llevábamos al control, lo veía el médico, y don Pancho cómo está, su corazón se encuentra bien, pero nunca le dijo que él tenía alzheimer… y además, porque en esa edad el tenía amigos que también tenían alzheimer, dos por lo menos, decía “ay pobres, sabes que están sufriendo de alzheimer”, claro, osea, a él, el alzheimer le, pero nunca se le dijo.

  • ¿Existían momentos donde su marido se quedara solo? Y si es que era así ¿Cómo controlaban estos tiempos?

Nunca lo dejamos solo, nunca estuvo solo él, y en un minuto ponte tú, como te decía era una casa grande se salió de la casa, y cuando nos dimos cuenta, ya no, ya no estaba y, bueno carabineros… lo que sí, es muy importante tener del enfermo, es una foto, una foto de él, entonces tú vas con la foto a carabineros, y llevas la foto de la persona, y ellos inmediatamente te empiezan a buscar.

  • Pero él por ejemplo, no tenía problemas con su identidad propia, osea, él podía decirle a otra persona en la calle por ejemplo… quién era él?

No, su nombre sí, pero dónde vivía no, ya, te explico, hasta el quinto año, de su enfermedad, sabía donde vivía, pero de ahí, del quinto año en adelante, ya no, ya no sabía donde vivía, entonces se le tenía en, por si acaso, se le tenía al dirección, los teléfonos, todo, por si, se salía de la casa, pero solamente se salió dos veces, en los 10 años.

  • ¿Y, una consulta, de qué manera tenía anotado el número, al dirección?

Ehh mira, él tenia anotado en la billetera, en un plástico, tenía la dirección, el nombre, la dirección, el teléfono mío, el teléfono de sus hijos, y… y qué más, ah, y que era una persona con alzheimer, decía clarito que era una persona con alzheimer.

  • ¿Y, medida como de prevención para que ocurriera esto?

Dejar la puerta cerrada con llave, claro, era lo único, pero él, cuando se escapó, era porque se había quedado la puerta sin llave.

  • Y las ventanas...

No, las ventanas eran todas con rejas, sí…

  • Entonces cuando él se escapaba ¿no decía cosas como voy para mi casa, o por el estilo?

No, lo que pasa es que nosotros vivíamos cerca del estadio español, y él iba mucho al estadio español, entonces sus arranques eran para irse al… lo íbamos a dejar y a buscar, pero cuando se arrancó era porque no lo habían todavía llevado, entonces, en su desesperación seguramente, salió, y lo encontraron cerca del estadio.

  • Entonces usted cree que por ejemplo, hay lugares donde él tiende a ir cuando se pierde.

Sí, sí, hasta el último, tienen grabado, él, ponte tú, seis meses antes todavía quería ir al, al estadio, y nosotros lo llevábamos, le dábamos una vuelta, y lo traíamos.

  • Entonces usted podría determinar como, lugares posibles donde esté la persona, si es que llegase a escapar.

Claro, sí, tienes toda la razón, osea por ejemplo, sabíamos que podía estar ahí, y después lo, en el otro lugar que podía estar era un café que hay en el plan, que se llama el “Anayak”, la segunda vez lo encontraron ahí, pero uno le daba el dato a los carabineros, podría ser que el se encuentre… dos, dos veces sí, dos veces se arrancó.

  • ¿Su marido sufría de alguna crisis?

Sí, sufrió crisis de, de cómo se llama, de agresividad, pescaba el bastón, con el bastón nos trataba de pegar, pero nosotros siempre a él, y yo, osea si ustedes tienen que trabajar algún día con enfermos, eh, hay que tratar, de llevarles todo con alegría, si te pegó “oh qué buena, a qué estás jugando”, no ¡Por qué me pegaste!, así con, con cosas positivas, ehh, responderles, si tú le respondes a él con agresividad, la persona se pone más agresiva, yo eso lo aprendí, eh, con él, claro.

  • A él cuando se perdía ¿No tenía por ejemplo un celular, no andaba con teléfono?

Nos sabía, si tenía pero, ponte tú hasta, eso fue muy poco que le duró el celular, dos años, pudo contestar, al tercer año ya no, no atinaba a contestar el celular.

  • Pero ¿tampoco llevarlo con él, lo llevaba pero no contestaba?

No, eh, le poníamos el celular en el bolsillo, pero él no nos contestaba ni nada, era un celular muerto, claro, igual se lo poníamos cuando estaba, en la casa y todo, pero no, nunca contestaba. No sirvió. Lo que si sirve…

  • ¿Pero tampoco podía leer el teléfono por ejemplo, con facilidad?

Es que no sabía encenderlo, no podía encender el teléfono, llegan a un esto que ni siquiera lo encienden, no, es muy difícil que puedan encender el teléfono, sí.

  • ¿Cómo se relacionaba la persona con su entorno?

Bueno, para nosotros fue como, tener una guagua, entonces, todo el mundo estábamos alrededor de él, nadie le contradecía, nadie le, entonces, tuvo muy, gracias a su hijo también que, le pudo tener de todo, en cuanto a ponte tú, le tenía chofer, pa que lo sacara, yo también iba en el auto, pero iba atrás, pero lo llevaba a los, lo sacaba a dar vueltas, osea le, se le entretenía mucho, se le entretenía mucho, desde, el joven estaba desde las 10.30 de la mañana, hasta las 18.00 o 19.00 de la tarde, y todo ese rato, pa que yo descansara un poco, entonces él me lo entretenía, también le jugaba al dominó, pero era un joven, un paramédico, que a la vez hacía de chofer. ¿Ustedes qué están estudiando?

  • No sé si tienen la capacidad de escoger, y después recordar que ellos escogieron algo, por ejemplo al momento de ir a comprar ropa.

No, ya no saben elegir, no, no, y eso lo pierden muy rápido, el saber elegir, y pierden el saberse vestir, no saben que primero va el calzoncillo ponte tú, y después el pantalón, si tú lo dejas solito, se ponen el pantalón y después el calzoncillo… sí, no, eso es bien rápido, al año y empiezan a que no saben ponerse bien la ropa, fue lo más rápido, por lo menos en él.

  • ¿Él asistía a algún centro de salud para su tratamiento?

Ehh bueno al ce… ehh, centro de salud, al médico, con el doctor Alejandro Varas, lo vio mucho a él, y la doctora Beas, la doctora Teresa Beas. Estuvo Yendo a un centro de alzheimer que está en 1 Norte, pero la verdad es que fue, dos o tres días, y después no quiso nunca, pagué el médico y no quiso ir más al… y como les decía antes, nosotros le hacíamos lo que él quería y lo que no quería no se lo hacíamos… se ponen muy pero muy dependientes, que eso a ustedes les tiene que haber pasado con tu abuela. Ellos no hacen nada solos, les empieza a dar miedo hacer algo ellos solos, te llaman hasta para ir al baño.

  • ¿Y el tratamiento del paciente en qué consitía?

Además de los dos remedios esos, hacer ejercicio, entretenciones, y que se viera integrado a la familia, no dejarlo, que porque tenía alzheimer llevarlo a otra parte, lo llevábamos pero, advirtiéndole a la persona donde íbamos, que podía tomar algo, porque le daba por tomar cosas ponte tú, esas cosas sí, pero uno se lo advertía, se lo decía, sí.

  • Ehh, ¿y los medicamentos eran diarios?

Sí, diarios, sí.

  • Esta pregunta va más inclinada a la tecnología y a su experiencia de uso con aparatos, bueno, más que nada el celular, ehh ¿qué tan cercana se siente usted con la tecnología, qué aparatos utiliza?

Bueno, mmh si tu me preguntas, por ejemplo yo como a los 65 años aprendí computación ¿a eso te refieres?

El celular también, lo manejo bien, y me gustan por ejemplo, yo misma le aprendí a tomarle la presión, con una maquinita, pero no es que sea muy experimentada en esos aparatos, pero sí me he atrevido a hurguetearlos, claro.

  • Y celular, ¿de qué tipo tiene, smartphone o con teclas?

No no, tengo, osea yo se mandar whatsapp, se llamar el uber, sí sí. No y en la computación sé también harto, en el computador, pero porque soy intrusa, si hay que ser intruso… jajajaja.

  • Y ¿su marido manejaba algo de la tecnología durante la enfermedad?

No, el teléfono no lo saben usar, si ahí es la dedicación personal, es lo único, no creo yo que, como te digo, la pulsera, en santiago se la pusieron la pulserita, no le gustó, nada, si se la sacaba, la tiraba, no, no fue efectiva.

  • ¿Él se la sacaba porque no le gustaba, o porque no le tincaba?

Por lo que tú dijiste antes, porque eso él de antes no lo tenía en sus manos, entonces verse eso para él era algo que lo rechazaba, claro.

  • ¿Y su marido no tenía experiencia con estas cosas, desde antes de la enfermedad, porque ehh, ya dijo que no sabía usar el teléfono...?

Él antes de caer enfermo usaba el celular, pero ese que era para personas mayores, que es con, esta cosa… pero, solamente él contestaba, pero nunca llamaba, le decía a otra persona, por ejemplo si me quería llamar a mí, le decía “llama a mi señora” y, y me llamaba, pero él nunca llamó, sino que contestaba cuando tú lo llamabas, pero eso fue antes de, de enfermarse, pero nunca fue muy dado a las cosas de, de ahora, todo esto nuevo, él no se metió en eso… es que el alzheimer le vino cuando tenía 81 años, claro entonces fueron 10, si él murió a los 91, 10 años… en donde ya estaba viejito cuando le llegó el alzheimer, no sé qué más te podría contestar.

  • ¿Qué aplicaciones, eh, utiliza, porque dijo que usa whatsapp, alguna otra, o sabe meterse a la sección en el celular donde uno puede descargar aplicaciones?

Eh, si, tengo por ejemplo,a ver, yo uso el Google en el celular, eh, qué más uso, se mandar por ejemplo ponte tú, hoy día el día de la madre, saco un monito, pongo el monito y se lo mando a las señoras, eso también se hacer, pero, también se bajar música, pero más no ah… y tengo correo también, eso si que lo contesto, sí, tengo correo.

Segunda Etapa: Definir y prototipar

Mediante la información recaudada en la etapa de investigación, fueron creadas personas con problemas reales que nos acercan más a la situación que se vive en el entorno del alzheimer, permitiendo empatizar con ellos.

Personas

JULIAZAPATA.jpg
MARCELAIBACETA-04.jpg
RODRIGOIBACETA-05.jpg
ROBERTOLILLO-06.jpg
ESTERSANCHEZ-07.jpg
VIVIANARODRIGUEZ-09.jpg
SOLEDADPEREZ-08.jpg



Brainstorming

La lluvia de ideas fue realizada luego de recopilar información principalmente mediante las entrevistas y en menos relevancia, la encuesta. Se traen a presencia las problemáticas más relevantes para poder comprenderlas de mejor forma e intentar idear una solución viable a través de un software. Los problemas más relevantes son:

  • Pérdida de la independencia del afectado. Esta pérdida comienza en un grado leve de deterioro cognitivo, por ejemplo, olvidar lo que se estaba haciendo, pero con el tiempo la gravedad comienza a escalar, hasta no saber vestirse ni saber qué hacer, comportándose como bebés/infantes.
  • Seguir las actividades del abuelo y Organización del tiempo con el paciente. En los hogares de reposo pueden complicarse las labores de los cuidadores con los pacientes, pues son muchos y generalmente el personal no es suficiente para el gasto físico y psicológico que significa cuidar a personas con deterioro cognitivo y/o discapacidades físicas. Por este motivo, es que a veces, por más que se evite, hay fragmentos de tiempo durante el día en que los cuidadores deben dejar solos o sin vigilancia a algunos pacientes.
  • Poco conocimiento del comportamiento del paciente. El factor de lo impredecible y la desconfianza que puede generar en el paciente un entorno nuevo (nuevos/as cuidadores/as, enfermeros/as, etc.) puede provocarle reacciones violentas , lo cual crea un ambiente hostil en la relación paciente/cuidador, a diferencia de la relación que mantiene un afectado de alzheimer con un familiar, la cual pese a presentar deterioro natural por la enfermedad, contiene un factor muy importante que lo diferencia; la confianza que siente el paciente con alguien que ve cada hora del día, y que ya conocía antes de la enfermedad.
  • Miedo a dejar al familiar solo (Miedo a que se escape). Los familiares de afectados con alzheimer saben que el paciente no debe quedar solo por períodos prolongados de tiempo, y en el caso de que suceda, es preferible que no se enteren de la ausencia de la familia, lo cual obliga a los cuidadores no poder ausentarse durante más de media hora, o una hora como mucho. En ocasiones en que no se cuenta con los recursos o contactos de confianza para dejar bajo su cuidado al paciente, puede que no haya otra opción que dejar solo al afectado por un período de tiempo.
  • Organización del tiempo. Cuando el cuidar a un afectado de alzheimer se debe a motivos familiares, y no a estar involucrado como un trabajador remunerado, el problema del tiempo se hace presente de forma importante. Si bien depende del grado de alzheimer que sufra el afectado, el tiempo del cuidador para poder realizar actividades de necesidad propia (trabajo, estudio, tiempo de ocio, etc) se ve inevitablemente afectado y reducido.


Presentación de problemas.jpg


Aplicaciones ya existentes dedicadas al Alzheimer

YoTeCuido

  • Aplicación para cuidadores y afectados de Alzheimer.
  • Al ingresar a la aplicación aparecen dos opciones de ingreso, una marca la opción “Tengo Alzhéimer” y la otra marca “Mi familiar tiene Alzhéimer”.
Screenshot-alz1.png


    1. Al ingresar como “Tengo Alzhéimer”, aparecen en la parte inferior de la pantalla cuatro secciones, la primera es “Información”, la segunda “Dudas”, la tercera “Rutinas” y la cuarta “Recursos”.
Screenshot-alz2.png
      • Información: Se muestran dos secciones, una con información general sobre la enfermedad, y otra con información fase a fase, según las etapas de avance en la enfermedad.
      • Dudas: Aparecen temas con preguntas y respuestas sobre acciones cotidianas, relevantes a las condiciones que crea la enfermedad, como por ejemplo: Alimentación, cuidados básicos, comunicación, etc.
      • Rutinas: Se muestran dos secciones, una de estiramientos donde aparecen diferentes ejercicios que el enfermo puede realizar, y la otra es una sección de actividades que conforman una rutina, como salir a pasear por la mañana, jugar sudoku, leer, etc.
      • Recursos: Aparecen tres secciones, la primera muestra asociaciones de Alzheimer (sólo en España), la segunda es un glosario con palabras aparentemente relacionadas al Alzheimer, y la tercera muestra libros y cine relacionados a la enfermedad.
Screenshot-alz3.png
    1. Al ingresar como “Mi familiar tiene alzhéimer”, se muestran las mismas cuatro secciones mencionadas anteriormente, solo aparece una sección llamada “Cuidador” que hace la diferencia. En esta sección dedicada al cuidador, aparecen tres apartados, el primero resuelve dudas sobre cómo afrontar la enfermedad, algo así como preguntas frecuentes, el segundo apartado muestra ejercicios de estiramiento, y el tercero muestra consejos para lidiar mejor con todo lo que conlleva ser el cuidador principal.


Esta aplicación puede llegar a ser mucho más útil para el cuidador del paciente que para el paciente mismo, ya que este no posee un completo control de su situación y entorno, el nivel de conciencia que pueda tener sobre su entorno dependerá del estado de avance de la enfermedad, sin embargo, sea cual sea la etapa en la que se encuentre, será de mayor utilidad que el cuidador administre los tiempos y modos para realizar las actividades.

Pensando en lo recaudado de las entrevistas, se infiere además que el paciente, muchas veces al no estar enterado de su condición, no entenderá o no estará interesado en una aplicación que lo busque aconsejar en la enfermedad, probablemente se entregue meramente a los cuidados de su cuidador de confianza y si es que asiste a algún centro médico dedicado a tratar la enfermedad, a los médicos.

Se entiende que la aplicación pretende incluir al paciente, pero no es tan buena idea, los usuarios probablemente sean cuidadores que encuentran útil poseer información seleccionada para momentos determinados, que se enmarcan en las diferentes secciones que posee esta aplicación.

AsisteMe

AsisteMe-01.png

AsisteMe se enfoca principalmente a la organización del tiempo de los cuidadores de los pacientes con alzheimer, ayudando en su asistencia de vigilancia.

  • Mediante ondas wifi puede obtener información respecto a la persona y su ubicación dentro del recinto en el que se encuentre, pudiendo ser utilizado tanto en una casa particular como en un hogar de ancianos. El funcionamiento del sistema ocurre por el uso de Inteligencia Artificial, transcribiendo la información a modo de video.
Elawelo-01.jpg
Elawelo2-02.jpg
  • Mantener informado al cuidador sobre donde está el paciente, notificando en caso de acceder a una habitación restringida. La notificación se realiza mediante dispositivos, puede ser recibida mediante un celular o un SmartWatch, o ambos si el usuario lo desea. El sentido del SmartWatch es permitir un método práctico que con un sólo click pueda desactivar las alarmas y notificaciones, y menos aparatoso que un celular.
  • El SmartWatch también permite recibir notificaciones sobre los medicamentos, sus dosis y respectivos horarios que deben recibir los pacientes, a cargo de sus cuidadores. Esto es útil tanto en hogares de reposo como en casas particulares.

Reloj2-02.jpg Reloj4-04.jpg

  • La aplicación permite a los cuidadores compatibilizar los horarios de cuidado con mayor facilidad, en el caso de tener más de un cuidador para un afectado de alzheimer. También permite organizar el tiempo en el caso de tener a cargo más de un paciente.


Conclusiones/Críticas

  • La propuesta puede ser útil no sólo para el entorno del alzheimer, sino que también para otro tipo de enfermedades, tales como parkinson, demencia, y varias otras que presenten un deterioro cognitivo en cualquiera de sus grados
  • El sistema principal de la aplicación que funciona mediante ondas wifi, puede resultar algo costoso para algunos hogares de ancianos y casas particulares.
  • Pese a que gran parte de los cuidadores prefieren no dejar solo al paciente en ningún momento del día, puede ser inevitable que cada cierto tiempo ocurran momentos en que se necesite dejar solo al paciente. Esta aplicación ha sido pensada para esos momentos que pueden ser escasos, pero con su implementación podría ocurrir que los cuidadores vean aumentada en cierta medida su independencia, ya que facilitaría el hecho de poder trabajar, tener un tiempo de ocio, cocinar, etc. sin tener que estar vigilando a la persona constante e invasivamente, y con menores preocupaciones.

Video de la propuesta