Felipe Berríos EAD 3212 Tarea Final

De Casiopea



TítuloFelipe Berríos EAD 3212 Tarea Final
AsignaturaPoética General
Del CursoPoética General 2020
5
Alumno(s)Felipe Berríos

El despliegue de la palabra como acto final de la obra

Lo desconocido desde un sentido rizomático

«La poesía se contiene en sus márgenes. Está en el trasfondo de la existencia porque antes de todo, está en la vida» (Iommi,1976)[1]. Se entiende esta relación indirecta entre la poesía y el oficio como algo contemplativo, la poesía (el poeta) contempla la obra in situ pero no tiene influencia en ella directamente; esta contemplación da cabida a la celebración, acto que se dá una vez finalizada la obra.

La poesía y el oficio se interrelacionan con el desconocido, y es que desde ahí florecen nuevas oportunidades. Esta búsqueda constante de lo desconocido no parte desde la nada si no que todo lo contrario, requiere de mucha búsqueda de información, esto permite trabajar sobre campos inciertos y provocar nuevas experiencias. «Su relación con lo desconocido es esencial, puesto que de su acto desprende la posibilidad de crear y de hacer allí un mundo.» (Iommi,1976)[2] Sobre esto trabaja la escuela o a eso quiere llegar, cada trabajo implica una investigación previa, se parte por lo teórico; búsqueda de información e ideación y luego se va a lo práctico; la realización de la idea sea esta física o digital, «Mirado globalmente, podemos decir que en este proceso ha tenido lugar el paso de un propósito mental - “interior” - a una realización material - “exterior”; en otras palabras, el paso de una imagen a un cuerpo concreto material» (Cruz, 2003)[3]. Estos procesos son necesarios para encontrar nuevos espacios donde trabajar teniendo un conocimiento previo, y de esta forma poder asentar raíces para continuar con la idea.

Taller de Interración 2018 Obra Cerrada
Taller de Interración 2018 Obra Abierta

El vacío y la extensión en la palabra

Se tratarán dos experiencia vividas, dos proyectos con objetivos distintos pero que siguieron una línea parecida; presentar la palabra a través del despliegue de las obras.

En el taller de Diseño de Interacción 2018 es donde más cerca se sintió la relación entre la poesía y el estar en obra, debíamos trabajar bajo la abstracción del libro Hynerotomachia Poliphili de Francesco Colonna, lo que significa que para entrar a lo desconocido debíamos relacionarnos con el escrito, de este modo llegar a una pregunta que reúne lo leído y que se refleja en una construcción material.

¿Habrá que embelesar y arrobar la enajenación? Esta fue la pregunta que permitió abrir este nuevo horizonte, y es que trabajar con un concepto tan subjetivo como lo es el amor permite estar sobre un campo muy amplio ya que se encuentra sujeta a la perspectiva de cada persona. Esta obra consistía en representar el amor como algo cambiante, un enfrasque de emociones que envuelven a la persona de una forma continua, esto a través de la interacción de la obra con un otro, logrando que la persona sienta esta palabra mediante al movimiento y de las frases que este abrir y cerrar deja ver.

La presencia de la poesía se ve más fuerte una vez finalizadas las distintas obras, cada una de ellas debía tener su frase, una frase que represente lo que es la obra y lo que deja notar cada capítulo del libro, esto para unificar las obras mediante la palabra poética, esto se entiende como la celebración de la obra, donde se contempla desde afuera lo que el oficio logró llevar a cabo.

Taller Luz y Color 2017 Obra Abierta
Taller Luz y Color 2017 Obra Cerrada

Por otro lado está el proyecto final del Taller de la Luz y el Color 2017 donde debíamos trabajar con un cubo desplegable, un cubo conformado por vacíos y que en su extensión dejaba ver la palabra.

La continuidad del espacio cúbico es la extensión de la envolvente, está envolvente en su interior mantiene algo que será expuesto mediante el movimiento, la envolvente completa al cubo, en el momento inicial se ve un todo, con el movimiento esta imagen se expande, dejando ver la palabra en toda la caída, y no solo la palabra, también el color y los reflejos generados por el metal.

Muchas veces no nos preocupamos del entrever de las cosas, porque no miramos más allá de lo que tenemos al frente si no que solo nos enfocamos en la composición material de la obra, esto sucedió con la obra de travesía de Lago Verde, el sitial del ir venir se conformaba por dos asentaderas con siete verticales y seis espacios donde van puestos los cubos, en lo que más se centra uno es en estas figuras cúbicas y las verticales, pero entre estas cosas está pasando algo, los cambios de perspectiva permite entre ver el vacío y lo que la sombra va proyectando en el suelo..

El desconocido que tanto se nombra, no siempre llega a un fin establecido, no es un camino cerrado donde existe solo una respuesta, este desconocido es rizomático porque puede llevar a más de un camino. Para que se entienda esto último, el rizoma filosófico es una especie de pensamiento que no se encuentra limitado, que no es unidireccional sino que puede crecer en todas las direcciones y expandirse y abrir horizontes, esto le hace sentido a este desconocido, que permite abrir nuevas puertas.

Para entender este concepto y su conexión con lo desconocido, nos guiaremos con la definición que entrega el libro Mil mesetas: Capitalismo y esquizofrenia de Deleuze & Guattari, acá se explica lo que es un rizoma desde un sentido filosófico.

«(...) no tiene ni principio ni fin, siempre tiene un medio por el que crece y desborda. Contrariamente a una estructura, que se define por un conjunto de puntos y posiciones, de relaciones binarias entre estos puntos y de relaciones biunívocas entre esas posiciones, el rizoma sólo está hecho de líneas: líneas de segmentaridad, de estratificación, como dimensiones, pero también líneas de fuga o de desterritorialización como dimensión máxima según la cual, siguiéndola, la multiplicidad se metamorfosea al cambiar de naturaleza.»[4]

Se plantea lo desconocido desde un sentido rizomático, porque no existe una estructura rígida que deba ser seguida, si no que todo lo contrario. Retomando toda la experiencia de estos años que ha dejado cada taller, la llegada a una entrega final es el resultado de varias ideas que va dejando este desconocido, es una multiplicidad que termina en algo concreto y que puede o no puede tener un fin. El que se entregue la obra no quiere decir que sea el final de esta, quizás no seguimos porque se da por cerrado un capítulo, pero siempre esa última entrega tiene correcciones, correcciones que significan que esa obra puede seguir avanzando.

Entre los caracteres generales del rizoma se encuentra el principio de conexión y heterogeneidad el que significa que cualquier punto del rizoma puede ser conectado con cualquier otro, y debe serlo. Este carácter puede ser muy significante para lo que se está planteando en este escrito, y es que se puede entender la conexión entre oficios, la conexión entre la poesía y los oficios y aunque la poesía signifique la celebración del oficio y no la participación misma en la obra, está ahí, está presente.

«Además, la Observación no es exclusiva de estas aulas y consideramos que todos los oficios, en cuanto se aproximen a una obra creativa, pueden y deben ejercerla.» (Reyes, 2017)[5]. La observación es una práctica que identifica a la escuela, un ejercicio que se práctica desde que se entra a primer año, pero el que sea representativo de la escuela no lo hace exclusiva de ella, al contrario es una práctica que es transversal a todos los oficios (o así debiera serlo) y es que el observar nos permite llegar a un buen resultado, porque el observar implica ver más allá de lo superficial.

Los trabajos descritos llaman a encontrarse con ellos, causan curiosidad y es que todos están hechos para que “tomen vida” en interacción con la persona, no fueron obras estáticas sólo para contemplarlas si no que la contemplación ocurría al estar en contacto con ellas. «La observación ha de vérselas con un acto o gesto que luego la obra deberá considerar como su cuestión fundamental irrenunciable.» (Reyes, 2017) [6] La observación trabaja en conjunto con la obra, es por esto que todo lo obtenido por la observación se plasma en la obra, queda su esencia, ¿Se puede llegar a una obra sin observar? quizás si, pero la observación permite reinventarse, y más que esto, permite una transformación interna.

Bibliografía

  1. Iommi G. (1976). Carta del Errante. Recuperado 12 de mayo de 2020 de https://wiki.ead.pucv.cl/Carta_del_Errante
  2. Ibídem
  3. Cruz F. (2003). Construcción formal. Recuperado de https://wiki.ead.pucv.cl/images/3/3b/Construccion_Formal.pdf
  4. Deleuze G. & Guattari F.(1980), Mil mesetas: Capitalismo y esquizofrenia
  5. Reyes J. (2017). La Observación es una actividad del espíritu (y del cuerpo). Recuperado de https://wiki.ead.pucv.cl/La_Observaci%C3%B3n_es_una_actividad_del_esp%C3%ADritu_(y_del_cuerpo)
  6. Ibídem