Felipe Aranda Tarea 3 - Módulo investigación T2 2015

De Casiopea




TítuloEl legado surrealista en la arquitectura, su labor de re significación.
Del CursoMódulo Investigación T2 2015


Fichas de lecturas

1

Autor: Francesco Careri

Titulo: Andar como práctica estética

Año: 2002

Editorial: Editorial Gustavo Gill

Lugar: Barcelona

Tema: La deambulación Surrealista

PP. 79-84 En este capítulo se habla sobre el viaje que tuvo Andre Bretón junto a Roger Vitrac, Louis Aragon y Max Morise, desde París a Blois. Y constituyó un auténtico recorrido iniciatico que señala el paso definitivo del Dada al Surrealismo. Viaje visto por Bretón como una exploración hasta los límites entre la vida consciente y la vida soñada. Y a través del cual el espacio territorio aparece como un organismo vivo con carácter propio provocando a aquel que camina un fuerte estado de aprehensión evocando imágenes de otros mundos donde convive la realidad y la pesadilla, transportando al ser a un estado de inconsciencia.

2

Autor: Arq. Aníbal Parodi Rebella

Titulo: Manipulación de la escala, conceptos fundamentales.

Año: 2010

Editorial: Departamento de Proyectos Arquitectónicos, Escuela técnica Superior de Arquitectura, Universidad Politécnica de Madrid

Lugar: Madrid

Tema: Espacios de Libertad, Dominios de la Subjetividad

PP. 202-203

En estas páginas se cita a el escultor Anish Kapoor, el cual se refiere a la escala como una herramienta muy importante pero que sin embargo no esta ligada al tamaño, sino que es un atributo que tiene para él, vínculos más sugestivos con la trascendencia de los contenidos, con su significación. Y en este punto establece una conexión con su profundo interés sobre la dimensión temporal del proyecto.

3

Autor: Entre Temps

Titulo: Esperanzas, Felipe y la escuela de Puerto Cabuyal

Año: 2014

Editorial: Entre Temps

Lugar: Ecuador

Tema: Retrato - Entrevista a Felipe, Profesor de la escuela comunitaria de Puerto Cabuyal, y de dicha escuela, ubicada en la costa ecuatoriana, en la provincia de Manabí

Este documental relata la historia de Felipe y como se a ido construyendo este proyecto con participación de los habitantes y padres de familia. Formándose a lo largo del tiempo una arquitectura que responde directamente a la necesidad de sus habitantes y su entorno natural.

4

Autor: Bretón André

Titulo: Manifestes du Surréalisme

Año: 2001

Editorial: Agronauta

Lugar: Buenos Aires

Tema: Primer Manifiesto

PP. 19-20-21

En estas páginas André Bretón sitúa al hombre dentro de su época como un soñador impenitente cada día más descontento de su suerte, dando vueltas fatigosamente alrededor de objetos que se ha visto obligado a usar, y que le han proporcionado su indolencia. Y no le queda sino volverse a mirar para atrás, hacia su propia infancia que por mutilada que haya sido gracias a los cuidados de sus domadores, no por ella deja de parecerle llena de encantos.

Siendo lo único que todavía lo exalta la palabra libertad, que a pesar de tantos infortunios se le a dejado la máxima libertad espiritual.

5

Autor: Godofredo Iommi

Titulo: La carta del errante

Año: 1976

Editorial: Escuela de arquitectura UCV

Lugar: Valparaíso

Tema: Lo propio de la poesía

En este capítulo de la carta del errante Godofredo Iommi habla sobre la función de la poesía en la sociedad y como esta revindica al hombre como es él. y como a través de la obra, se propone un acto (acto arquitectónico) el cual devela el acto humano, y por tal acción llega a ser fiesta.

6

Autor: Javier Maderuelo Raso

Titulo: La idea de espacio en la arquitectura y el arte contemporáneos, 1960 - 1989

Año: 2008

Editorial: Ediciones Akal

Lugar: Madrid

Tema: Ciudad y poesía

Capitulo 7

El capítulo citado habla de la relación del surrealismo con el oficio de la arquitectura, el cual se dio en el campo de la vida urbana. Y como después de la segunda guerra mundial se fueron desarrollando las ciudad a tal punto que se rompieron las líneas de significación de las comunidades, por lo cual tienden a perder su identidad. Esta pérdida también pérdida por el diseño de ciudades para los automóviles sobre los habitantes lo cual ve afectado los campos de relaciones. Este análisis se da a la vez comparando las realidades actuales con obras como Nadja, de Andre Breton, y los inicios de este con el surrealismo hacia con el territorio en su deambular a cuatro bandas, y su posterior avance temporal en líneas de arte y acción con el situacionismo.

7

Autor: Miguel Angel Roca

Titulo: Lugares urbanos y estrategias

Año: 2004

Editorial: Nobuko

Lugar: Argentina

Tema: Surrealismo y ciudad

Capítulo 10

Este capítulo abarca como desde el surrealismo y sus obras, ya sea como por ejemplo desde el caso de Magritte y otros, se puede traer la dimensión surrealista hacia el espacio urbano y ciudad. Y como el aparecer de esta dimensión surrealista le trae al espacio un valor que haga ampliar el horizonte conocido sobre el territorio, generando una mayor valoración de la estructura urbana, sin cambiar la realidad, sino que proponiendo otra manera de verla y de interpretarla.

8

Autor: Hans - Georg Gadamer

Titulo: La actualidad de lo bello

Año: 1991

Editorial: Ediciones Paidos

'Lugar: Barcelona

Tema: El simbolismo en el arte - El arte como fiesta

Cap. 2-3

En estos capítulos Gadamer sitúa al arte junto con su significación y simbolismo. Y como la obra de arte esta ahí en lugar de otra cosa. Y como esta colocación en el espacio de la obra de arte desencadena la fiesta, que esta ahí y posteriormente desencadena la celebración como un recorrido que devela la temporalidad de la obra que es distinta a la temporalidad física y ordinaria.

El legado surrealista en la arquitectura, su labor de re significación

Abstract

El ensayo tendrá como objeto generar tanto una opinión como un futuro cuestionamiento de la labor arquitectónica en los tiempos actuales, esto visto desde el punto de vista del surrealismo que de alguna manera a dejado en el paso del tiempo su legado en la obra creativa.

Esta relación temporal que se da entre el surrealismo y el arte, en este caso visto desde la arquitectura, comienza desde la visión primera entregada en los manifiestos del surrealismo publicada por Andre Breton en 1924 en el cual inicia su discurso situando al hombre descontento de su suerte en la cual se le ve obligado a utilizar objetos impuestos por su sociedad, reservando su libertad a su interior.

Y con esta manera de ver la sociedad, el surrealismo da paso a un quehacer creativo que busca otra manera de ver la realidad, una realidad que no se centra en el objeto ordinario, sino en el cambiar su naturaleza, revelar otra manera de ver lo que nos rodea. Lo cual se puede rescatar de la Carta del Errante de Godofredo Iommi en el cual la arquitectura funda su poiesis en el acto arquitectónico el cual sublima el instante en el cual el hombre se reconoce originalmente y desencadena la fiesta.

Finalmente se pasa al desarrollo arquitectónico del surrealismo el cual tuvo su marco de actuación en la vida urbana, la ciudad. Desarrollo que se comienza a hilar desde el primer Deambular Surrealista motivado por Andre Breton, Roger Vitrac, Max Morise y Louis Aragon, que al caer en el espacio rural motiva la aparición del vagabundeo situacionista que con la misma actitud surrealista se queda en la ciudad, y en ella se centran en su re significación, otorgar a los espacios urbanos una identidad con el sentir de su comunidad.

Palabras Claves

Obra - Arquitectura - Surrealismo - Significación - Ciudad

Ensayo

El Surrealismo nace como una reacción ante la indolencia del hombre generada por los límites impuestos por la sociedad de su época, y que de alguna manera siguen existiendo en los tiempos actuales. Este nacimiento se marca en la publicación del Manifiesto Surrealista en 1924, escrito por André Bretón el cual sitúa al hombre obligado a responder ante su comunidad en su día a día, mermando las posibilidades de poder ser. Con esto no le queda más que mirar hacia su infancia en la cual por la carencia del rigor de sus domadores le otorga la perspectiva de vivir varias vidas simultáneas.

‘’Sin embargo la sociedad nos a dejado la máxima libertad, libertad espiritual, la cual mediante nuestra imaginación informa sobre lo que puede ser, y esto ya es posible para atenuar esta terrible prohibición.’’ (1)

Y esta manera de ver la sociedad es lo que motiva la estrecha relación entre el surrealismo y las artes, relación marcada por la soberanía que se marca en el primer manifiesto en donde se declara el deseo y la sorpresa, apostando por el inconsciente como fuerza creadora.

Y en esta línea de acción creadora marcada desde el inconsciente es que se fijara su atención en el área de la Arquitectura, la cual junto al surrealismo tuvo su campo de actuación entorno a la vida urbana, la ciudad. Y en ella es que se revela una de las primeras necesidades del hombre, la cual es agruparse en comunidad, y al agruparse en ciudades, el hombre se a hecho civilizado, y en este proceso es donde el hombre a caído en una serie de normas de comportamientos, la cual si bien de alguna manera le a regalado la posibilidad de vivir en respeto hacia con los demás, le a prohibido ser de alguna otra manera.

Esta manera de ver la ciudad de un modo surrealista comienza en una paso anterior, que se dio con el Deambular Surrealista, llevado a cabo por André Breton, Louis Aragon, Roger Vitrac y Max Morise, los cuales comienzan un deambular sin mapa ni simbolismo anterior sobre el territorio, sino que realizar un recorrido errático en el cual se dejaran develar por las manifestaciones de la geografía ante sus propios ojos, un caminar automático que los dejara en un constante sorprenderse, el ir adquiriendo una experiencia en el vacío.

Luego de este primer recorrido sobre la geografía, surge la atención sobre la ciudad, la cual se emplaza en un segmento del territorio, en donde la espacialidad de este pasa a ser un escenario específico de las relaciones humanas, y por ello es que pasa a ganar un interés tanto existencial como estético.

‘’Por esto es que la ciudad gana un valor simbólico y significativo, pudiendo ser considerada como una obra de arte la cual representa, los anhelos, los ideales, los logros y frustraciones de sus moradores’’ (2)

Con esta visión de ciudad es que surge como paso próximo el vagabundeo situacionista, el cual no se desliga del surrealismo, ya que con su misma actitud de concebir una realidad distinta a la cotidiana con su propia coherencia, es que ya no se fija en el territorio rural, vacío, sino en el lleno de la ciudad en la cual se emplaza el vivir del hombre, desarrollando una crítica al planteamiento urbano, intentando descubrir en la ciudad aquello que le quede de ocasional e inesperado.

Y en la misma línea de la actitud situacionista, por tanto surrealista, enfocada en la arquitectura de las ciudades, es que surge el cuestionamiento sobre el planteamiento urbano actual, ya que debido al constante desarrollo de la ciudad moderna en la cual las extensiones de las ciudades alcanzan territorios que alguna vez fueron territorios rurales, fenómeno de conurbación, es que se rompen los espacios de significación y propiedad cultural de ciertas comunidades que si bien forman parte de una misma línea habitacional, poseen un espacio propio de relaciones.

Y para este análisis cito en forma primera a Godofredo Iommi en la Carta del Errante en la cual la arquitectura funda su poiesis en el acto arquitectónico, el que busca de una u otra forma develar la condición interior del hombre, en la cual se reconoce originariamente. Ella hace surgir del pavor donde el hombre se encuentra, la posibilidad forzada que él es.

Acto arquitectónico que según Alberto Cruz es la trampa en la cual cae el habitante sin darse cuenta, es la trampa obligada propuesta por la arquitectura, trampa que es el acto humano que se propone, y es por tal acción que llega a ser la fiesta.

‘’La fiesta es comunidad, es la presentación de la comunidad misma en su forma más completa’’ (3)

Y en esta fiesta desencadenada por la obra arquitectónica es que en el espacio urbano se desencadena su celebración, y este es el carácter temporal de la fiesta. La fiesta esta ahí y en todo momento ahí y la consecuente celebración es aquella que devela el espacio e invita a demorarnos.

Esta conformación de la obra como ACTO, FIESTA Y CELEBRACIÓN es una unidad estructurada que tiene su propio tiempo, lo que quiere decir que la obra no esta determinada por su duración, como podría ser el calculo temporal dado por sus pasos, sino por su propia estructura temporal.

Entonces el llamado de atención es a demorar el espacio urbano, el cual muchas veces se ve centralizado y elitista, dejando el sorprenderse meramente hacia la geografía que se nos revela una y otra vez. Hacer un llamado de atención desde nuestra labor hacia el oído interior de la comunidad en todo su espectro.

Activar el organismo urbano, junto con su futura re significación y simbolismos identitarios de los espacios comunitarios como otra manera de ver la realidad, su realidad.

‘’Todo objeto que cambie la naturaleza de un objeto, constituye un hecho surrealista’’ (4)

Por tanto generar una re valoración de la estructura urbana, ampliar el horizonte conocido. En la cual el surrealismo no evade la realidad existente, sino que la vulnera proporcionando una nueva estructura, generando una nueva atmósfera.

‘’La atmósfera habla a una sensibilidad emocional, una percepción que habla a una increíble velocidad y que los seres humanos tenemos para sobrevivir’’(5)


Bibliografía

B. Bretón, André., ‘’Primer manifiesto’’, Manifestes du surréalisme (Buenos Aires: Editorial Argonauta, 2001), 19.20.21.

Doctorando: Arq. Aníbal Parodi Rebella – Tutor: Dr. Arq. Gabriel Ruiz Cabrero., ‘’Espacios de libertad, dominios de la subjetividad’’, 40.41.

Esperanzas - [Entre-Temps en Amérique du Sud #07](https://vimeo.com/111908559), 14 de Noviembre de 2014, consultada 9 de julio de 2014.

Careri, Francesco., ‘’Anti Walk’’, El andar como práctica estética (Barcelona: Editorial Gustavo Gili, SL, 2002 ), 79.80.81.82.83

Fernandez – Galiano, Luis., ‘’Obras Surreales’’, Arquitectura viva, 05/2013, 152.

Gadamer, Hans - Georg., La actualidad de lo bello (Barcelona: Ediciones Paidós, 1991), El simbolismo en el arte - El arte como fiesta

Godofredo Iommi M., Carta del Errante (Valparaíso: Escuela de Arquitectura UCV, 1976), Lo Propio de la Poesía

La arquitectura como un llamado de atención: proyecto "1993" en Sao Paulo / Al Borde(http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/756590/la-arquitectura-como-un-llamado-de-atencion-proyecto-1993-en-sao-paulo-al-borde), 04 de Noviembre de 2014, consultada 9 de julio de 2014.

Maderuelo, Javier., La idea de espacio en la arquitectura y arte contemporáneos 1960 - 1989 (Madrid: Ediciones Akal, S.A., 2008), Cap.7 Ciudad y poesía

Roca, Miguel Angel., Lugares urbanos y estrategias (Argentina: Editorial Nobuko, 2004) Cap. X Surrealismo y ciudad

Zumthor, Peter, Atmósferas, Entornos arquitectónicos - Las cosas a mi alrededor (Barcelona: Editorial Gustavo Gill, 2006),10.11.12.13