Estudio del contraste

De Casiopea






Caso de Estudio
NombreEstudio del contraste
AutorMauro Villena
Palabras Clavecolor, contraste
Estudiado enTutoría Presentación 1 y 2 DG
Estudiado porMauro Villena

Resumen

La tutoría comienza con la lectura y subtitulación de la edición resumida de "El Arte del Color" de Johanes Itten, el cual sirve como punto inicial para el desarrollo de una carpeta de investigación gráfica, que permita entender con mayor profundidad las relaciones que se dan entre los colores—en especial los contrastes mencionados por Itten—, y cómo estas actúan en la percepción de las personas. Todo esto por medio del estudio de la obra de diferentes artistas seleccionados por los propios alumnos, para finalizar con la elaboración de un ensayo.

Documentación Carpeta

El círculo cromático de Itten

Maurovillena041201.jpg

El círculo cromático de doce zonas propuesto por Johannes Itten se constituye a partir de tres colores primarios:rojo, azul y amarillo. De estos tres colores se desprenden sus combinaciones—los colores secundarios—, y quedan todos dispuestos de tal forma que están enfrentados a sus respectivos complementarios.

Los siete tipos de contraste

Contraste del color en si mismo

En la fila de arriba se aprecia un mayor contraste, que va decreciendo en cada fila hacia abajo

El contraste más sencillo de identificar. Sus puntos más lejanos son los tres colores primarios, y a medida que se van mezclando, la fortaleza del contraste va disminuyendo. Es decir, mientras más puros son los colores que se contraponen, el ojo identifica un contraste más marcado, mientras que si los colores tienden a alejarse de los primarios en su estado puro, es más probable que el ojo no los diferencie con tanta facilidad.




Contraste claro/oscuro

Otro contraste muy sencillo de identificar, donde los polos son el blanco y el negro. Los colores menos contrastados son aquellos que tienen una luminosidad similar.

Contraste caliente/frío

Este contraste es un poco más subjetivo a la hora de comprenderlo, ya que tiene relación con las sensaciones que los colores transmiten a quien los observa. De todos modos, en el círculo cromático los colores fríos se agrupan en una mitad, y los cálidos en la otra.

Contraste de los complementarios

Los pares complementarios son únicos, y son aquellos en que un color contiene la mezcla de todos los colores primarios que no se encuentran en el otro. Es decir, los polos serían los pares:

  • Rojo-Verde
  • Azul-Anaranjado
  • Amarillo-Morado

Contaste cuantitativo

Maurovillena041216.jpg

Este contraste estabece una relación de tamaño entre las áreas de color, es decir, se establece una relación de "mucho/poco" o "grande/pequeño".






Contraste cualitativo

Maurovillena041202.jpg

Este contraste mide la pureza/saturación de un color, contrapuesto con una versión más apagada/opaca de si mismo. Esto se relaciona con la cantidad de gris que contiene la mezcla de cada muestra de color.




Constraste simultáneo

Maurovillena041203.jpg

El ojo humano tiende a buscar el equilibrio, entonces, al ver un color puro en contraste a uno neutral, como el gris, el efecto visual es teñir a este último con el complementario del color principal.



El contraste como diferenciador de planos en la pintura

En varias de las obras analizadas de diferentes artistas (Renoir, Picasso y Mondrian) el componente crucial para diferenciar al plano protagónico de el resto, es alguno de los contrastes mencionados por Itten, a continuación se detalla la forma y función en algunos de estos casos.

  • Los Paraguas, Pierre Auguste Renoir ,1883.

Esta obra estructura sus planos en base al contraste cualitativo, otorgando dimensión por medio de diferentes saturaciones de azul, llegando hasta el negro. Además integra elementos llamativos por medio del contraste complementario azul - anaranjado.

  • Compotera, fruta y vaso, Pablo Picasso, 1909.

Esta obra se estructura en base al contraste del color en si mismo, generando márgenes imaginarios por medio de zonas pintadas en distintos tonos de naranjo, café, amarillo y verde. Además el contraste claro/oscuro otorga mayor dimensión de sombras.

El contraste en la obra de Mondrian

Por lo visto, Mondrian lleva el concepto de estructuración de planos por medio de los distintos contrastes a otra dimensión, donde el degradado de colores casi no se utiliza, y la profundidad pasa a ser una mera ilusión creada por las áreas de color puro contrastadas entre si.

Piet Mondrian, Amarilis, 1910









En esta obra se puede ver cómo el protagonista (las flores) se diferencian del resto de la obra por medio de un vibrante contraste caliente/frío, y el fondo, a su vez, se diferencia del florero por medio del contraste cualitativo.

Abstracción geométrica

El toro de Picasso

  • Pablo Picasso, Serie litográfica "El Toro", 1945-1946.
Original





Picasso consigue abstraer la forma voluminosa del toro quitando poco a poco elementos que no son necesarios para mantener su esencia. Se puede ver cómo gradualmente hace desaparecer las sombras, convirtiéndolas en primera instancia en formas geométricas con rellenos de diferente densidad, que a medida que van desapareciendo dejan sólo el trazo mínimo que permite reconocer con claridad la forma del toro. Así es como lleva al toro desde una representación naturalista, hasta una representación primitiva[1], «por medio de un proceso de simplificación, condensación y abstracción»[2].

Auto retratos de Mondrian

Aquí se pueden observar dos tipos de retrato, el primero corresponde a una etapa posterior cronológicamente hablando, sin embargo, me interesa rescatar la forma en que al trazar las áreas de color se puede obtener un esquema geométrico de las facciones, que se puede comparar con el segundo autorretrato, de un mayor nivel de abstracción, «influenciado por el cubismo, especialmente por Picasso»[3] cuya obra conoció por primera vez en una exposición en 1911. Entonces, es posible reconocer la similitud en la forma de abstraer la forma hacia la línea pura y sencilla, rasgo que probablemente llevaría a Mondrian a realizar sus características composiciones puramente geométricas carentes de personajes naturales, en su etapa madura.

Adición de volumen por medio del color en la obra de Mondrian

Los siguientes ejemplos muestran un nivel de abstracción mayor, donde la obra se compone puramente de formas geométricas sin sentido aparente, que al ser pintadas con determinadas combinaciones de color, generan diferentes volúmenes y planos por medio de los diferentes tipos de contraste.


Bodegón con jarra de jengibre I y II

En este ejemplo vi cómo Mondrian hace el salto de una imagen con perspectiva al desarrollo de una composición geométrica, que al ser pintada con las relaciones de color correctas, logra un efecto visual de volumen, valiéndose del contraste cualitativo, y diferencia otros objetos secundarios por medio del contraste cuantitativo.

Como se ve en los primeros dos ejemplos, al reducir el contraste tanto de los colores originales, como asignando un nuevo color a todas las áreas de la obra, se pierde un poco el sentido de profundidad y de tridimensionalidad, mientras que en los últimos dos ejemplos se sigue apreciando el objeto central de la pintura y su posición en el espacio, pese a haber sido asignados colores de fantasía, ya que estos pares son complementarios (verde-rosa, o rojo deslavado y morado-anaranjado).

Retrato de una dama

Al observar esta obra he interpretado que por medio del contraste claro/oscuro se genera una sensación de profundidad, donde el borde de la imagen, que es más claro, se posiciona por delante, seguido por el cuerpo del personaje, oscuro, en un plano medio, y su cabeza luminosa. Finalmente un fondo café de brillo intermedio se eleva por sobre los hombros del personaje retratado.

Paisaje con árboles

Las figuras geométricas planas que componen esta pintura carecen de valor tridimensional por si solas, sin embargo, al ubicarse junto a las demás y estar cada una pintada con un diferente valor en la gama desde el café bien saturado hasta el gris neutral, se genera un contexto que otorga planos con distinta profundidad.

Desaparición de lo figurativo: Dimensión del color contrastado en si mismo

A mi parecer, en esta etapa del trabajo de Mondrian, sus composiciones son la máxima expresión del contraste del color en si mismo, ya que utiliza sólo colores primarios puros y diferentes tonalidades de gris, desde el negro puro, hasta el blanco puro (llegando incluso a prescindir del gris[4]). Las formas rectangulares posicionadas en una grilla ortogonal carecen por completo de intención naturalista, sin embargo, pese al esfuerzo por despojarse de la ilusión de profundidad, el contraste del color en si mismo es tan potente, que logra constituir una jerarquía visual que el ojo puede interpretar como si se tratara de diferentes planos en en un espacio tridimensional. A medida que se van sumando simultáneamente diferentes tipos de contrastes, aparece la ilusión de nuevas dimensiones en la pintura, o se potencia la jerarquía que se insinúa por medio del contraste del color en si mismo. Para ejemplificar este efecto, me deshice del blanco y el gris presentes en esta composición, y los reemplacé por un negro puro, añadiendo de este modo al contraste simultáneo un contraste claro-oscuro, y un contraste cuantitativo, dando como resultado la sensación de que los rectángulos de color se elevan a un primer plano, en especial el rojo, que es el área más grande (contraste cuantitativo), seguido del amarillo, que es el más luminoso (contraste claro-oscuro), y finalizando con el azul, que al ser muy oscuro parece estar casi al mismo nivel que el negro (falta de contraste).

Referencias