Entrega Final Amereida

De Casiopea



TítuloEntrega Final Amereida
AsignaturaTaller Amereida VII
Del CursoTaller Amereida 2014
CarrerasDiseño Gráfico
Alumno(s)Isidora Correa


Clase 1 / 5 de marzo

La gracia de vivir en el Presente es que es lo mismo que vivir en un regalo

La Gracia de vivir en el Presente es que es lo mismo que vivir en un regalo

La invitación a vivir en el presente es una invitación también a vivir en un regalo y por coincidencia poética también, vivir de esta manera es lo mismo que vivir en América. Porque para nosotros nuestro continente es un regalo.

Si se logra vivir de esta manera podremos dar cuenta de nuestra condición de americano. Sin embargo no es la única forma de habitar en América. Hay otros modos de ser americano, ya sea a través de visiones propias, ideologías, pensamiento político, . Pero la invitación de éste taller es a vivir de acuerdo a un modo poético, ya que la poesía puede hacer apenas algo: abrir lo que es posible de ser fundado, es decir, lo original, para que luego se introduzcan los oficios y “oficien” en lo abierto. Porque es ahí, en lo libre, en lo descubierto, donde los oficios pueden crear, de lo contrario solo pueden copiar e imitar. Crear América y de ahí nada menos que el mundo.

Clase 2 / 12 de marzo

Iluminación de tres palabras

La admiración, la alegría Y el asombro: “Una impresión en el ánimo de alguien y que es causada por algo a una persona especialmente por alguna cualidad extraordinaria o por algo inesperado” (Def. Asombro)

La capacidad de asombro, de admiración y de extrañeza que siente el ser humano ante aquella realidad que lo rodea y que está compuesta de circunstancias, de momentos, es algo que no debe perderse. El deseo de saber más y asombrarse con todas aquellas cosas simples que ocurren y despiertan en cada ser humano diferente sensaciones. El hombre no debería perder esa capacidad, no olvidar lo que realmente importa, lo trascendente, lo que da sentido a nuestro existir. Como la labor profunda del poeta y también del filósofo, quienes se asemejan porque ambos han de habérselas con lo maravilloso. Esa es su tarea, no otra. Tarea que todo ser humano debería incorporar. Y para eso es necesario tener coraje, para atreverse a lo admirable, a lo ASOMBROSO, enfrentarse a aquello que no tiene fin. ABRIR, descorrer el velo que cubre lo cotidiano, lo habitual, lo que está siempre al alcance de nuestras manos y poder ver lo inmenso que hay para nosotros, porque siempre habrá algo más grande de lo que vemos a primera vista.

CONMOVER LO HABITUAL PARA QUE SE ABRA LO INFINITO.

Clase 3 / 19 de marzo

La necesidad de expresar

Clase 4 / 26 de marzo

La transmisión de una herencia

EXISTENCIA DE LOS GENES: TRANSMISIÓN DE UNA HERENCIA

Hasta que un joven , en el año 1976, justo 3 años antes que Godo dictara su clase, propone una idea extraordinaria:

“Somos máquinas de supervivencia, vehículos autómatas programados a ciegas, para preservar las moléculas egoístas, llamados genes. Los GENES, no los SERES VIVOS, son las verdaderas unidades de la selección natural. Empezaron siendo replicadores, moléculas formadas accidentalmente, con la insólita propiedad de hacer copias de sí mismas”

Esto implicó cambios radicales que todavía están sucediendo. Esta sola idea significa el derrumbe de muchas de las teorías sociales del siglo XX que predican que el comportamiento del ser humano está solo condicionado por el medio.

Teorías postmodernas, de las humanidades y de la psicología, del marxismo, de constructivismo social, entre otras doctrinas, pretenden “dar a entender” que el ser humano hace lo que hace, o piensa lo que piensa porque nació en algún lugar determinado, o porque le tocó en suerte hablar una lengua específica, etc. Es decir, que somos lo que somos debido, exclusivamente a nuestras circunstancias sociales, políticas o culturales, pero no es así. Estas teorías le traen al mundo grandes tragedias y catástrofes, porque creyendo esto, hay personas, políticos, filósofos que creyeron que modelando la sociedad se podría modelar también a los ciudadanos. Si somos determinados solamente por las circunstancias, entonces cambiando éstas se puede cambiar al fin al hombre.

“Y se hicieron los intentos, a sangre y fuego, de crear sociedades que obligaban a las personas a comportarse de acuerdo a ciertos ideales, supuestamente nobles y altruistas. Y todos los intentos han derivado en dictaduras sangrientas y devastadoras que han asesinado a millones y millones de personas”. Clase Amereida

No podemos incidir en lo que nos genes intentan hacer, que no es otra cosa que SOBREVIVIR y REPLICARSE. Si sabemos o intentamos saber quiénes somos y hacia dónde vamos podremos construir mejores democracias, cuidar nuestra casa que es NUESTRO MUNDO.

Clase 5 / 30 de abril

Origen de América: Estar en trance

Entonces aparece lo abisal, ¿Cuándo lo abisal? Cuando el país de los ojos, lo vigente por visible se separa abruptamente de lo que asientan los pasos y el paisaje. América es abisal, surge como un monstruo para nosotros y como un impedimento para el paisaje. Pero a este borde abrupto, costa de los contrastes lo llamaba Colón, se lo transforma casi enseguida en nada más que distancia. Allanando lo que tiene de abrupto, asolando para poder instalar, olvidando lo abisal con un velo, pero a destiempo o contratiempo. Antes o después de lo fijado se despiertan los que le son más propios al abismo, los gigantes hijos de gea. Y lo que hasta entonces parecía suelo, se rompe, rasga y por irrupción aparece algo irreductible a unidad de medida, enorme y sin plano. Esta irrupción aparece como violencia, la violación de un orden, negativa, que arrasa con la instalación. Entonces, como en vez de asolar y allanar y aplanar para olvidar el abismo, como podríamos consolarlo. Solo se consuela a la tierra, solo se logra suelo cuidando del abismo, solo es suelo lo que guarda el abismo, lo que da cabida a la irrupción y proporción al trance. Estar en trance es vivir con asombro un choque de ruptura y un arranque de abismo. Es ser testigos de esta contigüidad, de la violencia y de los gigantes. Así irrumpió América y entró en trance, este es su origen. ESTAR EN TRANCE.

EN TRANCE PRESENTE. PRESENTE ESTA SOLO LO QUE TIENE UN DESTINO. DESTINO ES SOLO UNA FIDELIDAD A LO QUE TIENE UN ORIGEN.

Clase 06 / 7 de abril

Saber que el camino nunca es el camino

Saber que el camino nunca es el camino

Hay una espesura entre los hombres, una espesura que es invencible y no es posible por la convención de los caminos, hay que ir ‘a campo traviesa’. Saber, saber, saber, que el camino nunca es el camino. Difícil es comprender esto, y es lo que hay entremedio de toda esa espesura. Ya no estamos como ‘tus’ sino ninguno en la espesura. Esta está en todas partes, aquí y en las ciudades. Solo podemos entender y oírnos en virtud del rumbo. / Nota 49, volumen segundo Amereida.

No sirve el amor para cubrir ese abismo, tampoco los caminos convencionales para cruzar ese espesor. Nada puede salvar la espesura-abismo de América, porque hay que ir a ‘campo traviesa’, que es lo mismo que dejarse atravesar.

Clase 7 / 14 de mayo

Se podría decir que toda la vida consiste en ver

VER, se podría decir que toda la vida consiste en eso.

Cualquier cosa que es no podría haber sido de otra manera. Cualquier cosa que es merece el mas grande respeto, merece la admiración, el asombro, la alegría.

Clase 8 / 15 de mayo

Ir en busca de aquello que se tiene en mente encontrar

Uno va a buscar aquello que tiene en mente encontrarse

Como le ocurrió a Colón y todo ese momento inicial de América, encontrarse con un lugar no buscado y por eso es el regalo, que llega de manera inoportuna, sin ser planeado.

Se debe volver a ese momento para lograr también entender Amereida, más allá de una cuestión literaria, encontrarse con el sentido de lo que el poema trae.

Es una escuela que también tiene su propio momento original. Cómo volver a encontrarnos con ese momento que ya no está en nosotros. Para recuperarlo es necesario ir en busca de los ORIGINALES. Así lograr entender un momento que dio a luz un pensamiento.