Encargo 4: Singularidad colectiva

De Casiopea



TítuloEncargo 4: Singularidad colectiva
AsignaturaPresentación 2ºB ARQ 2015
Del Curso2ºB ARQ 2015
CarrerasArquitectura
4
Alumno(s)Enrique Rivadeneira Barrios

Encargo 4: Singularidad colectiva

La arquitectura gótica pareciera conformarse por dos dimensiones constitutivas: por un lado la técnica constructiva que otorga sutileza y magnifica el volumen construido, y por otro lado, características espirituales sumamente arraigadas a la obra. La catedral es técnica y religiosamente innovadora en la época, y es como una coronación de dicha cosmovisión. Pero dichas dimensiones se manifiestan simultáneamente en la obra. La parte del relato, los signos, la parte de la catedral que es casi pedagógica del "cosmos" religioso -esculturas, vitrales, relieves- está plenamente considerada en la proyección de la estructura, es más, edificio y relato son una sola cosa, que vendría a ser la catedral. Y así, además, se vuelve tanto una representación de dicho cosmos, como una reconstrucción del mismo como un lugar en la ciudad. Religión gracias a la arquitectura, pero también arquitectura gracias a la religión. El gótico, como técnica que permite la reconstrucción del cosmos religioso de aquella época, aparece entonces como un concepto, más que como un edificio. Y así es que, si bien nace en Francia, y de ahí se expande al resto de Europa, cada catedral tiene sus particulares características, algunas propias del movimiento original, y otras innovaciones locales, venidas el acervo cultural, social y constructivo de cada ciudad. La catedral, en ese sentido, si se quisiera hablar de su clasificación, es propia de cada ciudad, luego de cada país, y finalmente del estilo gótico.

El arco y la forma curva posibilitan alcanzar un tamaño en vertical, y ese amaño pareciera solicitar la extensión abarcada en horizontal. Si bien la catedral no es simétrica, pareciera haber un orden de colocación, mediante el cual sería posible acortar o alargar el edifico. Sin embargo, éste tiene plenitud con sus dimensiones. El formulamiento constructivo otorga dimensión y tamaño a la catedral.
Al acceder, pareciera que es observado por muchos desde lo alto. En la puerta, aparece el cobijo bajo la protección celestial -el relato-.
pareciera que la puerta de la catedral fuera una recreación del cielo; próximo al habitante, hombres de Iglesia, y en lo alto, Dios, custodiado por ángeles, bestias y la Palabra. La Iglesia como intermediaria entre Dios y el hombre -el relato-.
Al ser el pináculo el punto más alto, permite la custodia del lugar sagrado -el relato-. Curiosamente, se encuentran sobre los arbotantes, guardianes del equilibrio estructural. La tenca coincide con la espiritualidad.
a diferencia de la catedral francesa, ésta posee un volumen más pesado a la vista pero que se aligera al ver bien.
La bóveda y el arco se mezclan con el muro, en un equilibrio particular, evidentemente, la bóveda es parte fundamental del edificio, mas está puesta de tal forma, que parece un muro.
Se abandona el rosetón y las grandes esculturas por el gran vitral y los arcos. Hay tantos arcos, que parecieran ser ellos quienes miden las distancias en el edificio.