Encargo 04 Epistemología - Cómo la esencia ~de la obra~ trasciende / Anaís Céspedes

De Casiopea


TítuloCómo la esencia ~de la obra~ trasciende
AsignaturaPresentación: Epistemología en Arquitectura y Diseño
Del CursoPresentación: Epistemología en Arquitectura y Diseño 2021
CarrerasDiseño
4
Alumno(s)Anaís Céspedes
PDFArchivo:Cómo la esencia -de la obra- trasciende.pdf

Relacionando conceptos Observación - Fundamento - Forma - Acto - Idea - Esencia, desde el oficio y la filosofía;

Cómo la esencia -de la obra- trasciende

Comenzaré explicando la relación que existe según mi punto de vista en las palabras bases para el desarrollo de este breve estudio. El punto cero donde comienza cada nuevo proyecto es la observación, esta es la capacidad de ver lo distinto mediante la abstracción de elementos o características, aquí nace o se vislumbra el fundamento que se otorga a la obra, está fuertemente relacionado con su entorno geográfico, tiempo, y visión-experiencia personal de quien ejecuta. Desde este punto se tiene una idea que se quiere transmitir desde el fundamento, como esencia que caracterizará a la obra dándole la oportunidad de trascender, solo si realmente su forma transmite el mensaje correcto mediante el acto.

¿Qué es y cómo es la observación? Es la acción y efecto de mirar, examinar nuestro entorno, permitiendo un acercamiento a detalles mediante la abstracción. ¿Qué requisitos cumple esta abstracción? satisfacer un mero sentimiento… Al encontrar el eje de movimiento para el desarrollo nos adentramos en el camino de las ideas, donde se juega con formas y materiales buscando la combinación que dará vida a la experiencia. Tomando los conceptos de Aristóteles de materia y forma; “La materia, es el material del que está hecha una cosa, y la forma son las cualidades específicas de la cosa” (Gaarder, p. 131). Cada elemento contiene la esencia de este elemento unificador, así en su totalidad la obra contiene su forma. La obra al no ser un ser vivo contiene su esencia en cada elemento (material) y forma (estructura) con un propósito, la trascendencia mediante el acto. Cada obra al ser engendrada aspira a dejar un legado ya sea marcando un hito en alguna área de estudio, en el desarrollo y superación personal, pero generalmente en la experiencia que vivirá cada persona con la oportunidad de acercamiento a esta.

¿Cómo transmitir la esencia de la obra, siendo que cada receptor tiene diferentes condicionantes que predisponen la experiencia?

En busca de lo trascendental, aparece lo lúdico como la comunicación entre obra y habitante, donde fluye como en el mundo de las sensaciones de Aristóteles, la experiencia no puede ser condicionada previamente, pero la obra puede predisponer mediante su forma características para el desarrollo de esta. ~Se entiende la obra como un espacio lúdico el cual no existe separado de su creador ni de su contexto histórico. El juego expresivo del arte consiste en dilucidar dialógicamente las relaciones subjetivas entre la obra, el creador y el receptor, configurándose una estructura inacabada, un encuentro lúdico de horizontes personales creativos. La teoría desarrollada por el filósofo Hans-Gregor Gadamer ubica al juego como base de la explicación sobre la experiencia estética, y a las artes plásticas en el centro de la explicación hermenéutica-dialógica. La obra de arte se convierte en un juego con espíritu propio, con sus propias reglas, su estructura y esencia particular. El creador o espectador participa en el juego creativo del arte, de tal modo, que se involucra totalmente en la experiencia lúdica de la creación. (Mujica, 2013, p.3)~

Comprendiendo el proceso de creación de una obra desde los principios básicos iniciales a partir de los que se conforma, nos adentramos en su esencia, experiencia y trascendencia. Experiencia del latín experientia se entiende como prueba, ensayo. Relación directa con el conocimiento empírico o heurístico, conocimiento adquirido en acto. Trascendencia del latín trascendere “subir de un sitio a otro”./ Aristóteles señala que hay dos clases de actos: el acto o la acción , y el acto como el sentir o el pensar./ Heidegger; la diferencia ontológica entre ser y ente (modo heideggeriano de tratar lo trascendental, y el problema del fundamento).Desde la ontología (conocimiento del ser en cuanto al ser) identificar la diferencia existente entre los fenómenos de ente (entidad), esencia y ser. Asociar estás características de existencialismo a la obra, buscando su base.

¿Qué es la obra? ¿Trasciende mediante la forma y/o el acto? La forma que está contenida en la obra tiene alcances atemporales, logrando extenderse a una gran cantidad de personas, esto se debe en parte por la capacidad humana del alma intelectiva o espiritual de conocer el mundo, mediante una interpretación que se acerca sus vivencias dejando huella en su mundo emocional. Por lo tanto la obra es forma, trasciende siempre y cuando la esencia sea parte de la experiencia que asocia la persona en el acto, porque de la misma manera el acto es la esencia de la forma. La obra en sí misma es el ser, al mismo tiempo es inseparable de quién la habita en el acto.







Bibliografía