Embarcación Amereida y la Épica de Fundar el Mar Patagónico

De Casiopea




TítuloEmbarcación Amereida y la Épica de Fundar el Mar Patagónico
Año2005
AutorBoris Ivelic
Tipo de PublicaciónLibro
EditorialEdiciones Universitarias de Valparaíso
EdiciónColección Arquitectura y Diseño
Páginas193
Palabras ClaveEmbarcaciones, Maritorio
Código
ISBN: 956-17-0370-X
Carreras RelacionadasDiseño Industrial, Náutico y Marítimo

Sobre la Embarcación Amereida

Uno de los grandes proyectos que ha realizado la Escuela de Arquitectura y Diseño, es la embarcación Amereida. Este experimental barco, se distingue por su maniobrabilidad, utilidad e infraestructura. Desde las clases teóricas de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV han surgido varios proyectos que luego se materializan cuando los talleres deben salir a sus travesías. Uno de ellos es la Embarcación Amereida, la que se diferencia del resto de los barcos convencionales, por su elaboración, infraestructura, utilidad y funcionalidad. Este proyecto que ya lleva 15 años desde que fue pensado, tiene su origen en las travesías que se han realizado por Huinay y Marín Balmaceda, provincia de Palena, X región. En estos lugares la existencia de una selva que termina convirtiéndose en barrial, dificulta el ingreso e impide un asentamiento humano. “Como no existe suelo, es muy complicado internarse en el lugar y también poder transitar entre el territorio y el mar”, afirma Boris Ivelic, gestor del proyecto. Este Arquitecto y profesor titular de la PUCV, reconoce que sin la existencia de la embarcación, no se habría podido ingresar a regiones prácticamente vírgenes, de la selva austral: “La posibilidad de generar una fundación y consolidación del suelo es muy complicado, es por ello que surge la idea de crear un suelo móvil, flotante. Un verdadero laboratorio móvil de travesía con todo lo que es necesario para vivir, trabajar y estudiar durante un período de obra”.

La idea de este proyecto se concibe más exactamente en 1993, tras ganar un proyecto Fondecyt, al que se postuló sobre la base de investigar en el tema del diseño de la micro y macro habitabilidad. De este modo, lo que al principio sólo tenía un punto de partida en planos y maquetas, comienza a construirse con el propósito de aprovechar espacios y hacer que todo sea maniobrable y muy funcional. “La idea es que el barco tenga todo lo que hay en una casa, pero que como el lugar es pequeño, que todo sea de día un taller de trabajo y de noche habitaciones para poder descansar. Además, necesitamos que exista un espacio para crear, y la estabilidad necesaria para ello”

Además, este barco se diferencia de otros por la existencia de dos cascos, lo que permite la entrada por canales muy angostos y de baja profundidad. “Es muy maniobrable, despliega una plataforma, extiende una cubierta de techo y paramentos laterales para que el viento no empuje. También innova porque tiene su propio muelle flotante”.Pero para quedar como está ahora, necesitaba de muchos cambios. “Cada vez que algo no queda bien lo hacemos de nuevo”. Por eso es difícil hablar de una fecha de inauguración o tiempo de partida de la embarcación, porque tal como dice Ivelic, el barco tiene su propio origen, “tiene muchos tiempos, cada parte de él se ha construido más de dos veces”.De este modo, han existido muchas celebraciones e inicios, por ejemplo, cada vez que el barco se lanza al agua. “Este momento se llama botadura, y es el tiempo de la verdad, porque se ve si el barco va a flotar bien o si se va a inclinar”.Así, encontramos en la existencia de una embarcación toda una historia, mucho trabajo de parte de los jóvenes alumnos de la carrera de Diseño y también de parte de los profesores, quienes al igual que Boris Ivelic han dedicado buena parte de su vida a guiar trabajos que se convierten en instrumentos necesarios para lograr una travesía

Imágenes de la embarcación

Características de la embarcación

Macrohabitabilidad Embarcación Amereida

Microhabitabilidad Embarcación Amereida

Elementos Auxiliares Embarcación Amereida