El hombre y la portada de disco

De Casiopea



TítuloLa portada de disco, el ingreso a la obra musical
Tipo de ProyectoProyecto de Curso
Del CursoPresentación 3º DG 2013
CarrerasDiseño Gráfico
Alumno(s)Javiera Escudero
ProfesorSylvia Arriagada, Jaime Pérez Moena
PDFArchivo:PRESENTACION.pdf

Capitulo I

LA PORTADA DE DISCO

La primera imagen de la música

La portada de discos como la conocemos actualmente es parte de un proceso, de una evolución en la Música y en el Diseño Gráfico, ya que tiene que ver con un avance en el soporte de la música, desde el Gramófono hasta lo mas nuevo que hoy conocemos. Cada soporte anuncia su propio diseño y forma de mostrarse al mundo, en este punto el “disco de Vinilo” fue para el diseño la forma de enlazar el Arte con la Música, ya que reunía una serie de propiedades que lo hacia una prospera manera de mostrar algo que jamas se había pensado.

En 1940 un joven diseñador llamado Alex Steinweiss crea la primera portada de disco revolucionando así la industria musical y gráfica, desde entonces las portadas de discos tomaron relevancia. Ilustradores y fotógrafos vieron en esta nueva industria una forma de expresar y extender el oficio.

Desde esta primera aparición, cambio la forma en que escuchamos y vemos la música, etimológicamente la palabra PORTADA quiere decir ingreso a la obra, el diseñador viene a completar un proceso, se une al final de este otorgándole forma, carácter al contenido. A partir de ese histórico momento comenzaron a salir a la palestra diversas portadas y carátulas de discos, de variados estilos, colores, de artistas y grupos que fueron el boom de la juventud entre los 50 y 60, tales como: Led Zepellin, The Rolling Stones, ACDC, Pink Floyd.

Debido al poco avance tecnológico de la época, la venta de los discos dependía mayoritariamente de sus portadas, y debido al formato (30 x 30) se podía ver de mejor manera el diseño, así Música y Diseño establecían un contacto y una relación reciproca.

EL HOMBRE Y LA PORTADA

Ingreso al cuerpo desde el cuerpo

Planteamiento de un hombre que contempla y advierte el mundo a través de los sentidos, hay un antes y un después en esta posición del cuerpo, un antes musical que se escucha y desde ahí entra al cuerpo, y un después donde se escucha y mira la música. Esto parte de una reacción del cuerpo a la necesidad de extender el oficio y completar un proceso carente de diseño (carátulas).

El cuerpo es nuestra propia portada, ya que es un ingreso a la obra y mediante este mismo aparece otro cuerpo, de carácter gráfico que agudiza al hombre y lo lleva por los sentidos.

ESQUEMA2.jpg


INFLUENCIAS Y CORRIENTES ARTÍSTICAS

La herencia y su manifestación en la música

Dentro de la enorme gama de portadas y estilos de estas, hay algunas que destacan por su forma de mostrar el contenido musical, desde la ilustración y la fotografía nos detenemos en aquellas que manifiesten una herencia Artística de años pasados como lo son el Surrealismo y simbolismo (iconico). Con esta clasificación y esta nueva mirada, salen a la luz grupos, ilustradores, fotógrafos, diseños únicos y que significaron otro hito en el mundo de las carátulas.

Hipgnosis es un colectivo de diseñadores Graficos naciente en Inglaterra en el año 1968 que marco una fuerte tendencia en las portadas con su primera obra creada para Pink Floyd, esta compañía trabajaba con lo onírico y lo simbólico, esto va acompañado del estilo de música que caracteriza a la época, rock progresivo, música, drogas, etc.

LA MÚSICA DEL DISEÑO

El rol del hombre diseñador

Con el nuevo mercado de las portadas de discos el Diseñador se convierte en un vendedor de imágenes quien es el encargado de completar una obra musical, dándole un toque artístico, una forma de visualizar la música gráficamente. El hombre Diseñador es un trabajador para la multiplicidad de las cosas, afiches, revistas, portadas, etc. En las carátulas se vuelve un canal para la conexión del mirar y escuchar, en esto cabe preguntarse, ¿Que es lo que diseño para lograr esto? para disfrutar de la música pero con los ojos y que además ayudase a la rentabilidad del artista o grupo musical.

Linea de Tiempo LINEA.jpg


HIPGNOSIS

Música para los ojos

Como ya lo habíamos mencionado, Hipgnosis se convierte en el principal colectivo de Diseñadores Gráficos en trabajar la portada de disco profesionalmente. Sus trabajos altamente conocidos se caracterizan por su trasfondo Surrealista y en algunos casos simbólico, esta corriente va acercándose a otros grupos de música que trabajan desde el Arte para el diseño de sus portadas tomando la herencia de los movimientos artísticos. Al ver las carátulas podemos sin problema clasificarlas dentro de algún movimiento o corriente artística y ver su influencia en los ilustradores y fotógrafos de la época


Capitulo II

LA PRIMERA IMAGEN DE LA MUSICA Y SU LLEGADA A CHILE

El diseño de carátulas de discos en la década de fines de los 60 es considerado un pilar en la historia del Diseño gráfico en Chile. El año 1967 fue el de la consolidación del incipiente rock nacional, aun cuando tuvo escasa difusión, algunos sellos realizaron un esfuerzo por editar una gran cantidad de discos con este tipo de música y los grupos que editaron sus discos fueron en su mayoría los más relevantes de la escena local y muchos de ellos realizaban covers de grupos rockeros ingleses.

En esos términos fue decisivo el efecto de los Beatles en su ultima etapa, reflejada en el influyente álbum Sargent Pepper’s lonely hearts club band (1967). Entre los favorecidos estuvieron Los Jockers que en ese momento ya se habían convertido en un éxito con interpretaciones de los Rolling Stones. En 1967 los emergentes grupos de rock chilenos grabaron una serie de discos importantes con un cambio en el discurso musical nacional.

El rock vino a romper con todo lo conservador y sus referentes clásicos norte americanos, los nuevos grupos fueron un signo de los nuevos tiempos de un Chile que se situaba en la modernidad de los cambios de la historia política, cultural y social contemporánea.

Muchas de sus portadas dieron inicio a los primeros signos de un diseño inspirado en la psicodelia, utilizando especialmente la tipografía decorativa, ornamental, ajena a una construcción rigurosa. Ademas muchas de las caratulas dieron cuenta de las nuevas formas de verstirse, peinarse, el desenfado de las posturas atípicas. Por ejemplo la cubierta de Fictions de Los Vidrios Quebrados.

EL APORTE DE LOS HERMANOS LARREA

Los hermanos Vicente y Antonio Larrea Mangiola nacieron en Linderos, localidad rural en la comuna de Buin, cerca de Santiago de Chile. Hijos de un matrimonio de inmigrantes de origen español e italiano que se radica muy luego frente al mar, en San Antonio.

Vicente, en 1961 ingresa a la Escuela de Artes Aplicadas de la Universidad de Chile, para estudiar decoración de interiores y dibujo publicitario. En 1963 inicia su trabajo gráfico en el Departamento de Extensión Cultural de la universidad, donde se dedica a la producción de material informativo para las escuelas de temporada. Tras cuatro años trabajando en dicho departamento, y ante la tal demanda del cartel en esos momentos, Larrea se instala con una pequeña oficina en la calle Huérfanos. Entre sus primeros trabajos reconocidos, sobresale la carátula del primer disco del grupo folcklórico Quilapayún.

Posteriormente se incorporó a esta oficina, Antonio Larrea, hermano menor, quien se desempeñaba como fotógrafo y estudiaba en Artes Aplicadas. En su gran mayoría, los encargos realizados por esta oficina, tuvieron por punto de partida el dibujo, por sobre la fotografía, la tipografía o el color; y por el mismo hecho que la visualidad desarrollada por esta oficina fuera "dibujable" o reproducible por el público, causó un gran impacto, exaltando la manualidad, todo ello en el contexto de la valoración del trabajo humano que Prometía el programa de la Unidad Popular.

Uno de los discos emblemáticos que desarrolla todo un cambio en el diseño de caratulas es x Viet-Nam del grupo Chileno Quilapayun aparecido a fines de 1968 bajo el sello Jota Jota. Su éxito se debe a que genero un cambio significativo tanto en la musica como en el tipo de grafica que llevaba la caratula. Las canciones fueron reinterpretadas en su grafica por jóvenes diseñadores que se hicieron cargo de renovar una visualidad, tratando de expresar ese giro a traves de un nuevo concepto grafico tanto en su imagen como creando muchas veces el titulo del disco o el nombre del grupo. Realizadas por Vicente y Antonio Larrea en un principio y después con la colaboración del fotógrafo Luis Albornoz.

El éxito de x Viet-Nam impulso la fundación del sello de las Juventudes Comunistas, Jota Jota que en 1970 paso a llamarse Discoteca del Cantar Popular (DICAP). En esta contingencia comercial, los Larrea contribuyeron poderosamente a darle un muevo sentido al cartel y al diseño grafico en general ya que lograron unir el sentido corporativismo y la coherencia formal procedente de la Escuela de Ulm y que aplicaron con audacia y decisión a la visualidad del sello musical.

A Vicente Larrea se le debe la creación tipográfica de los nombres de los grupos musicales Quilapayun e Inti Illimani. Estas tipografías fueron el resultado de sus propias investigaciones y ejercicios de tipos y la influencias vinieron del diseñador Ben Shann que se expresan en el uso rustico de ellas. El diseñador suizo Celestino Piatti fue otro de los diseñadores que tuvo una presencia en sus trabajos. Parte de algunas caratulas de discos y carteles que se realizaron entre los años 1972 y septiembre de 1973 fueron creaciones de Antonio y Luis. Los hermanos Larrea diseñaron más de cien caratulas de discos y muchas de ellas para el DICAP, así como también cerca de 250 carteles entre los años 1964 y 1973, folletería, revistas, logotipos, papelería, etc.

A mediados de 1972 Vicente deja el taller y se radica por un tiempo en Ecuador mientras que Antonio deja la oficina en 1975 para dedicarse a la fotográfica, con ello dan paso a que nuevos diseñadores se integren al taller donde se destacan Ximena del Campo, Hernan Venegas, Mario Roman, entre otros. Ello ilustra hasta que punto pudo alcanzar las influencias de estos trabajos de los hermanos Larrea sobre el diseño nacional.



Capitulo III

LA PROVOCACIÓN DEL DISEÑO

Catalogacion de portadas de dos grandes grupos de diseñadores que cambiaron la forma de hacer diseño en la musica, Hipgnosis y los hermanos Larrea trabajando para el sello DICAP.


EL HOMBRE COMO PALACIO INDUSTRIAL

Estudios e ilustraciones de Fritz Khan


VISUALIZACION DE DATOS



REFLEJO E IDENTIDAD: plan de análisis

La imagen de la música: reflejo e identidad

Reflejo: Se dice del conocimiento o consideración que se forma de algo para reconocerlo mejor. Dicho de una cosa, dejarse ver en otra. Imagen de alguien o de algo reflejada en una superficie.

Dicho de ese modo en el mundo de las caratulas, el reflejo constituye un despliegue de un lenguaje conocido que viene de la experiencia y herencia de algo que ya se manifestó y que se dejó ver, que ahora se manifiesta en otra cosa, en una superficie la cual llamamos “Portada”.

Este reflejo y su manifestación construyen una identidad, una imagen nueva que habla y nos cuenta que su naturaleza viene de una evolución histórica de la creatividad y el lenguaje, de un pensamiento pasado y arraigado, este nuevo aparecer viene de corrientes y movimientos en nuestra historia que marcaron un precedente en las siguientes generaciones, un legado casi ineludible a la hora de pensar y crear un nuevo producto de diseño, artístico, musical, etc.

El diseño de portadas de discos no es más que un reflejo de todo aquello que en alguna época se manifestó en un soporte y contexto distinto, así hablamos de la influencia que tuvieron las vanguardias artísticas en la elaboración de una identidad, de una caratula, una imagen de la música.

Identidad: Conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás.

Etimológicamente, identidad viene de ídem, que significa ‘idéntico’, pero idéntico a sí mismo y no a otra cosa. Así, la identidad implica la dialéctica de la diferencia: el ser, o el organismo que es idéntico a sí mismo es, por tanto, diferente de todos los demás.

La identidad no se puede imitar ni falsificar puesto que deviene de cimientos funcionales y emocionales del grupo o persona, porque ha nacido tanto de forma natural como de un proceso evolutivo premeditado, en pos de la propia definición y diferenciación. Esta puede entenderse entonces como la suma intrínseca del ser y su forma, auto expresada en el conjunto de rasgos particulares que diferencian a un individuo o grupo de todos los demás en base a lo que es, a lo que hace y a lo que dice. En otras palabras, la identidad es lo que define a un personaje o agrupación como particular en términos de historia, de acción y de discurso.

Por ello la identidad no debe ser vista como una herencia inmutable, sino como una construcción presente en la que influye el pasado para proyectarse hacia el futuro.

Contar con una imagen de identidad reconocible es algo necesario. En la realidad actual, extremadamente mediatizada y esencialmente visual, para distinguirse como especial y único, o al menos como distinto y particular, cualquier unidad, ya sea empresarial, cultural o territorial, requiere de una imagen propia frente a la sociedad.

La identidad construye la imagen de la entidad, según la RAE, imagen tiene que ver con la figura, representación, semejanza y apariencia de algo. Cuando escuchamos hablar de “identidad país”, “identidad ciudadana”, tiene que ver con la imagen que se construye para alguien o algo que la hace diferenciable y reconocible, todo lo que percibimos de la entidad, en historia, acción y discurso, es lo que finalmente nos genera una imagen de ella.

De esta forma se busca analizar las portadas de discos pertenecientes al colectivo de diseñadores “Hipgnosis” y al sello discográfico “DICAP”, y a partir de estos conceptos ir armando un lenguaje de estudio que compare ambos trabajos discográficos

Para comprender de mejor manera el fenomeno de las cartulas y el pensamiento detrás de ellas, se establecerán categorías de división, que serán:

  • Fotografía: fotografía, fotomontaje
  • Ilustración: tipos

Cada división acompañado por datos técnicos ya sea, autor, fecha, dimensiones, técnica especial, etc

La música del diseño

El diseño y la música son disciplinas complejas que tienen algo en común, están en todas partes. Nos rodean y nos acompañan en el diario vivir, de las formas más variadas y menos pensadas, al menos conscientemente. Estas dos canales tienen mucho en común, y aún más, se relacionan de forma simbiótica la una con la otra. Sobre todo en el medio actual, globalizado, principalmente visual, pero también auditivo. Ahí es donde se produce, su mayor intersección, pues ambas disciplinas son formas de comunicación, basicas y a su vez, de las más complejas e integrales.

Los solistas y grupos musicales se han visto con el correr del tiempo ante la necesidad de manejar la imagen que proyectan. El público ve en ellos datos que guardan en sus mentes para reconocerlos y recordarlos. Una celebridad musical siempre es bien acompañada de una marca, o más bien, es en sí misma una marca. Desde el nombre, la vestimenta, su imagen en los medios, la gráfica de sus discos, de sus afiches, de sus productos comerciales. Todo se conecta y establece la imagen de marca de una entidad musical reconocida.

En Chile también hay grandes solistas o bandas que han traspasado los límites geográficos y han logrado alzar sus nombres y su imagen en distintas partes del mundo; han generado marcas, y algunos, conscientemente y otros no tan conscientemente, las han sabido mantener.

El período que va desde el denominado gobierno socialista hasta fines de la dictadura militar, pese a terminar con muchos músicos y bandas lejos de Chile, generó un lenguaje propio chileno, un lenguaje que consideraba y enlazaba tanto música como arte. Tanto identidad como imagen.

La música por su parte evolucionó de diversas maneras, pero lo que compete a este estudio va ligado a la creación de una imagen la cual tiene una naturaleza propia de existir y de manifestarse. Finalmente, el arte melódico y lírico de tantos músicos chilenos, y del mundo, se transmite a través de su imagen, de la marca del grupo.

Hipgnosis fundado en el año 1968 en Inglaterra y el sello DICAP fundado en 1967 en Chile sin duda alguna forman un antes y un después, Hipgnosis por su parte transformándose en el primer colectivo de diseño gráfico que trabajo con portadas, lo significativo y trascendente de algunas caratulas en la historia de la música y del diseño debido al estilo que proponían, algo jamás antes visto y que hasta el día de hoy se manifiesta.

DICAP forma parte de los cimientos actuales de la gráfica de nuestro país, construyeron un lenguaje propio, un lenguaje reconocido por todos como “chileno”, pero no olvidemos que este solo era un sello discográfico, todo el fluir artístico y la herencia grafica se la debemos a los hermanos Vicente y Antonio Larrea y Luis Albornoz, que fueron los que trabajaron juntos y crearon las obras que hasta el día de hoy conocemos y que acaparecen en la historia viva y grafica de nuestro país.

“…La imaginería vinculada a la música nos habla también de un contenido complementario a ella: la publicidad de música (con imágenes de bailes, paisajes o “estrellas”), los afiches de recitales o eventos, y las mismas carátulas de discos (cassettes o compact) y portadas de libros de música o partituras, nos dan elementos útiles de reconocimiento y comprensión del cómo se apreciaba la música en su correspondiente momento.”

(César Albornoz, Posibilidades metodológicas del estudio de la música popular contemporánea en Chile desde el ámbito historiográfico)


La caratula: el ingreso a la obra

La portada de discos como la conocemos actualmente es parte de un proceso, de una evolución en la Música y en el Diseño Gráfico, ya que tiene que ver con un avance en el soporte de la música, desde el Gramófono hasta lo mas nuevo que hoy conocemos. Cada soporte anuncia su propio diseño y forma de mostrarse al mundo, en este punto el “disco de Vinilo” fue para el diseño la forma de enlazar el Arte con la Música, ya que reunía una serie de propiedades que lo hacia una prospera manera de mostrar algo que jamás se había pensado.

A principios del siglo XX los discos de vinilo eran envueltos de a tres o cuatro, siendo separados por fundas de papel kraft, colocado todo lo anterior dentro de cubiertas empastadas. Tradicionalmente eran bastante monótonas, pues solo traían rotulado el título de la obra y el nombre del artista.

En 1940 un joven diseñador llamado Alex Steinweiss, primer director de Columbia Records crea la primera portada de disco revolucionando así la industria musical y gráfica, desde entonces las portadas de discos tomaron relevancia. Ilustradores y fotógrafos vieron en esta nueva industria una forma de expresar y extender el oficio. Alex dio un vuelco a las caratulas, transformándolas en medios de arte, según él, capaces de proyectar la identidad de la música que traían en su interior, su sensación anímica y su simbolismo.

Luego, en 1947, Steinweiss inventó un sobre de cartulina para proteger los discos de vinilo, que a su vez daba la posibilidad de imprimir diseños diversos en él. En ese momento nace la carátula como tal. Con la carátula establecida como rostro ilustrativo de los discos, nacieron múltiples estilos para identificar los diversos tipos de música popular por todo el mundo. Aparece la fotografía como elemento importante en la composición de las portadas, utilizadas como estrategia comercial, pues resultaba un recurso rápido y económico, que además permitía a los sellos dar a conocer y fijar la imagen de sus artistas en el medio.

Es en los álbumes de jazz que nacen las realizaciones más artísticas entre los 50 y los 60, combinando de forma creativa la fotografía con la tipografía y el color. Especialmente el texto va tomando desde ahí un protagonismo en el diseño de las carátulas, abstrayéndola y moviéndola en busca de reflejar las composiciones musicales que acompañaban. Por su parte, la utilización cromática era mínima, debido al presupuesto que implicaba en la impresión, pero siempre era ocupado de manera precisa.

6803041.jpg Woody-cover.jpg

ALEX.jpg


En los años 60, con la aparición del Rock and Roll aparece un nuevo público comprador de discos: los jóvenes. Una masa en expansión. A medida que este estilo se apoderaba del mundo, se escriben cláusulas que permiten a los artistas incidir en el diseño de las carátulas de sus discos, como demuestran The Beatles con “Sergeant Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, que nace de la idea de los propios integrantes de la banda y es diseñada por Peter Blake y Jann Hawarth, sin saber que daban pie a una reorientación del arte de las carátulas hacia direcciones estilísticas y conceptuales impensadas.

Sgt-peppers-lonely-hearts-club-band2.jpg


Para la década de los 70 se amplía el espectro en la música popular y con ello las carátulas toman diseños tan plurales como estilos musicales se puedan encontrar. Pueden encontrarse a partir de esa época desde carátulas compuestas por buenas fotografías hasta carátulas ricas en fantasías ilustradas. Así, el plan de conjugar imágenes con música toma alta popularidad y sigue su curso por diversos caminos y resultados hasta nuestros días.

HIPGNOSIS

Musica para los ojos

Pasando a la segunda mitad del siglo XX, ya con la carátula como elemento comunicacional de peso al momento de producir un disco, músicos y diseñadores toman una relación estrecha. La creatividad artística integral, la suma entre la propuesta musical y la visualidad, guardan directa relación dentro del resultado final: el disco. Los auditores y seguidores de las bandas reciben de otra forma estos nuevos productos cuya potencia comunicacional ha tomado fuerza y estructura. Aparecen así los coleccionistas, ya no solo de grabaciones, sino de álbumes, con todo lo que implica su exterior y su interior.

Quienes se hacen cargo del diseño de estas piezas gráficas tienen la posibilidad de experimentar y crear verdaderos nuevos mundos junto a músicos que se encuentran también en una búsqueda innovadora y de fusión de estilos.

Los diseñadores de las carátulas pasan a ser parte trascendental de la emisión de la imagen de marca de las bandas, pues crean desde su logotipo y algunos íconos hasta las imágenes de las carátulas, que muestran distintas formas artísticas y narrativas con las que será reconocido tanto el disco en sí como el grupo musical.

Uno de los pioneros en esta nueva técnica de comunicación masiva, es un grupo de diseñadores especializados en la creación de carátulas de discos de grupos de rock.

Hipgnosis es un colectivo de diseñadores gráficos naciente en Inglaterra en el año 1968 que marco una fuerte tendencia en las portadas con su primera obra creada para Pink Floyd, esta compañía trabajaba con lo onírico y lo simbólico, esto va acompañado del estilo de música que caracteriza a la época, rock progresivo, música, drogas, etc.

Entre sus trabajos más destacados resalta su relación con Pink Floyd, Genesis, Led Zeppelin,Yes, Styx y Black Sabbath. Sus miembros fundadores son Storm Thorgerson, Aubrey Powell y Peter Christopherson. Y pese a que el equipo se disolvió en 1983, Thorgeson continúa dedicándose al diseño de álbumes.

Toman el nombre de Hipgnosis por la mezcla de “hip”, que significa nuevo y fresco, y “gnosis”, término griego relacionado con el aprendizaje ancestral. Su gran éxito se ve marcado con la salida del disco “Dark Side of the Moon”, también del grupo Pink Floyd, haciéndolos reconocidos públicamente y llegando esa obra a ser catalogada como una de las mejores carátulas de todos los tiempos.

36561525.jpg The-dark-side-of-the-moon-pink-floyd.jpg