El diseño de la permanencia:¿la intención como agente identitario?

De Casiopea


TítuloEl Diseño de la Permanencia:¿La Intención como Agente Identitario?
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavepermanencia, Intención, Trascendencia
Período2018-2018
AsignaturaTaller de Diseño de Servicios 2018,
Del CursoTaller de Diseño de Servicios 2018,
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Interacción y Servicios
Alumno(s)Dominique Dallmeyer
ProfesorKatherine Exss




El Diseño de la Permanencia:¿La Intención como Agente Identitario?

“Pero si vas a cenar con esos caníbales tarde o temprano,querida, vas a ser comida”

Nick Cave, Cannibals Hymn

F3c7238232f3aca7aadd5ae5e7421605-445.jpg



“El futuro se extiende como la mantequilla fría” Como bien dice Hockenberry en su artículo “todos somos diseñadores” . Pero creo más bien, que en nuestro caso se asemeja más a un pan recién tostado en un día caluroso. Utilizando esta analogía, como la definición más aproximada del contexto actual , podemos ir armado un panorama de lo que surgirá de este entremés de ideas. Como ya dejamos a relucir el presente y su proximidad con el futuro es uno de los “grandes problemas”actuales en el ámbito del diseño. No solo porque se ha vuelto casi insostenible crear nuevos hábitos de interacción sino también porque la innovación se ha situado en una línea horizontal de actualizaciones invisibles y poco fructíferas para el desarrollo social. Por ello como diseñadores nos vemos en la responsabilidad actuar frente a la influencia que tienen los diseños en el actuar de las personas y por ende, su proyección a largo plazo en el comportamiento social.

La Generación de la inmediatez:

El rol del diseño en la producción sistemática.

“La eficiencia y la flexibilidad en el mercado abren una porosidad que podemos usar para comprender nuestro deseo de oscilar entre el pasado, el presente y el futuro”

Aunque nos hagamos de oídos sordos en favor de la comodidad, lo que ocurría hace un par de décadas está lejos de cambiar. Los modelos, las estructuras que construyeron a las grandes empresas, los modos de producción, la actualización constante tanto de los artefactos como de las necesidades, siguen siendo el pilar fundamental de las industrias. Sin embargo, nos damos cuenta que la “estética” ha cambiado, el rol de lo visual ahora se a puesto en primer lugar. Pero en esencia tanto el pensamiento como la estructura siguen siendo los mismos.

Nos encontramos entonces, situados en el contexto de una constante competencia de oportunidades y necesidades ficticias, que alimentan valores y determinan la permanencia que ellas tienen en nuestras vidas. Nos hemos preguntado alguna vez ¿Cuánto tiempo nos dura un celular?¿un auto?¿un computador?. Sí, los objetos no se desbaratan frente a nosotros, somos nosotros quienes nos desbaratamos frente a ellos; El diseño desechable.

“Nos vemos obligados a la eficiencia : tiene sentido que el Internet de las cosas y el diseño de las cosas se vean de manera similar. Esta uniformidad: es la función de una economía de mercado”

Podríamos ejemplificar este caso: Supongamos que compramos un celular (sí, es el ejemplo más evidenciador) y nos apasiona la fotografía, tenemos este enfoque ahora, todos los celulares que escogeremos deberán tener buenas cámaras según nuestro estándar de calidad (el usuario es el juez más dictador). Cumplimos nuestro objetivo tenemos nuestro celular. ¿Qué ocurrirá cuando un año después de haberlo adquirido salga una versión cuya única mejora es la cámara? ¿lo comprarías?. Aquí tenemos el Dilema de la “especificidad” de la innovación. Estamos simplemente acumulando objetos que no se encargan de las necesidades en su totalidad. Son como las filtraciones de agua, podemos cubrir la fachada por un par de meses o podemos derribar la muralla y re-hacerla toda de nuevo.

La intención como argumento en el diseño:

modelo


El valor y la identidad, se pierden entonces en la repetición.Se concretan como formas diferentes de que existimos luego de que otros lo hacen, y creamos luego de que otros crean, esto nos hace más dificultoso el camino,¿No es cierto?.Nuestra única posibilidad de diferenciación es el argumento que revelamos desde el objeto. “Todos estamos a merced del buen y mal diseño” Damos cuenta entonces, de esta intención en el momento en que nos proyectamos a través del diseño, cuando hacemos propia la experiencia que “interpretamos”.Cuando ocurre esto el valor se transmuta en sentido y la pertenencia da lugar a la permanencia.


“Los diseñadores del faro Petzl no pensaban en un padre envejecido que usa una silla de ruedas habilitada en su rutina matutina cuando imaginaban la función programable de “haz de gran angular” para leer mapas en la cara de un glaciar por la noche. Esa misma característica también es perfecta para iluminar mi camino (haz ancho) o elegir una corbata decente (haz estrecho) mientras evito despertar a una esposa, dos niños de 15 años, dos de 12 años y un niño pequeño antes de que suenen sus alarmas. Eso es un súper diseño, saltando dos aplicaciones radicalmente diferentes en un solo límite”.

La intención en re-planteamiento:

Cuando empezamos a razonar con intención nos damos cuenta de que tenemos otra vía por la cual ir echando nuevas raíces, claramente eso significa replantearnos la forma en la que diseñamos.

Debemos ver entonces el diseño pensando siempre en su trascendencia y permanencia. Tanto en el objeto como en la persona, y esperar que se vuelva vital para proyectar un cambio a largo plazo. Finalizaremos con esta frase:

“Un buen diseño es un rayo de luz hacia la oscuridad”.