Eber Sáez

De Casiopea


Eber Sáez
Eber Sáez

Ingreso2014
CiudadSalamanca
PaísChile
Rel.Alumno
CarreraArquitectura


Cursos

  1. Imagen Escrita 2019 T1 (Cursos Relacionados Imagen Escrita 2019 T1, Año 2.019)
  2. Diseño Estructural Asísmico 2º Trimestre 2018 (Año 2.018)
  3. Dibujo Asistido por Computador 2017 (Año 2.017)
  4. Taller ARQ Oficio D 2016 (Año 2.016)
  5. 1º ARQ 2014 (Año 2.014)


Travesías Realizadas

Cargando el mapa…


Jardín Infantil Huerto

A. Caso y Propósito Arquitectónico

El jardín se emplaza en la esquina formada por calle Wilson y María Isabel en El Belloto, se busca potenciar su condición de esquina y hacerlo un referente para el barrio. Se construye con cierto tamaño para que se pueda ver desde la distancia, además en plena esquina se crea una plaza del encuentro, que entrega a la comunidad un lugar de permanencia y distensión. En su interior se crea un huerto que permite relacionar el contacto con la naturaleza y su identidad étnica mapuche. El huerto como eje central del jardín permite relacionarlo con el barrio y la feria.

Archivo:JPM1.jpg
Proyecto de Arquitectura desarrollado en maqueta 1:100
Archivo:JPM0002.jpg
Proyecto de Arquitectura desarrollado en maqueta 1:100

B. Polígono del Lugar

Archivo:00027Poligono.jpg
Polígono de Relaciones del Lugar.

C. Organismo

Archivo:00027organismo.jpg
Organismo Programático.

D. Croquis de La obra habitada

E. Juego de Planos

Archivo:00027P.Areas.jpg
Planta Esquemática de Áreas
Archivo:00027P.Circulacion.jpg
Planta Esquemática de Circulaciones
Archivo:00027P.Emplazamiento.jpg
Plano de Ubicación y Emplazamiento
Archivo:00027P.Arq1.jpg
Planta de Arquitectura
Archivo:00027P.Arq2.jpg
Planta de Arquitectura
Archivo:00027Corte 100.jpg
Cortes de Arquitectura 1:100
Archivo:00027Corte 25.jpg
Cortes de Arquitectura 1:25
Archivo:00027P.Techumbre.jpg
Planta de Techumbre

F. Lámina del Proyecto

Ensayo Renacimiento

Transparencia que unifíca.

Las artes siempre van de la mano con los cambios que va experimentando el mundo, la arquitectura no es la excepción, refleja fielmente la realidad actual de la época, pero ningún cambio es inmediato. El paso de Edad Media a Renacimiento se fue dando paulatinamente y todo comienza con un cambio interior, la forma en que las personas comienzan a ver y relacionarse con un exterior cada vez más natural. Nace un espíritu aventurero en el habitante, sumado a la aparición del Nuevo Mundo, comienza la idea de traspasar límites y el primero en comenzar a traspasar es el de su propio castillo. Esta nueva relación con el exterior, cada vez menos hostil, comienza a dar frutos, hay una abundancia de productos lo que da lugar al intercambio y a las rutas comerciales entre ciudades. La riqueza ya no está concentrada en una sola figura. El enriquecimiento permite poder darse ciertos lujos, hay lugar para el goce. Con este fin se crean las villas en las afuera de la ciudad como un lugar de descanso y con una enorme belleza que si bien se aleja de la ciudad la tiene presente al orientarse, privilegiando una vista hacia ella. La construcción de las villas estaba a cargo de arquitectos, los que tenían la posibilidad de crear un lugar. Como primer elemento obligado, el paisaje forma parte del programa arquitectónico, luego a partir del análisis de los monumentos antiguos y de las fuentes literarias y filosóficas, se desprende la importancia de las proporciones, del número, de la medida, como fundamento de la belleza arquitectónica. De estas mismas fuentes los arquitectos deducirán los conceptos de originalidad y grandiosidad, que serán incentivos esenciales para el desarrollo de la arquitectura renacentista. Del análisis de las villas se puede tener como punto en común la relación con el paisaje, como se hace cargo del terrero, su orientación que le entrega una relación de proximidad visual con la ciudad y entorno próximo. Para lograr esta relación por un lado se traen elementos clásicos como la logia. La logia crea un espacio con transparencia que permite valorizar el exterior, lo enmarca y hace parte del interior. Era tan importante está relación, que cuando no se podía tener una vista hacia el exterior se pintaban frescos simulando la visual del paisaje. Junto con lo anterior el emplazamiento de la villa se hacía a cierta altitud, en la cima o ladera de un monte, lo que le otorgaba un dominio del territorio, pero esta vez no a modo de defensa como sería en la edad media, sino que ahora solo con el fin de tener vistas panorámicas en función del goce. Otros elementos comunes entre las villas son el desarrollo de los alzados, la proyección de plantas regulares, la presencia de la simetría como elemento que da forma al espacio.


Travesías Realizadas

Cargando el mapa…