ENCARGO 2: La ciudad Medieval

De Casiopea

LA CIUDAD MEDIEVAL

Las ciudades de la Edad Media pasaron por un cambio tanto demográfico como geográfico. “La población, entonces, se disemina por todo el área rural, dejando de estar agrupada en grandes concentraciones. Este hecho es acaso uno de los más importantes para comprender todo lo que será la edad media, y verdaderamente esencial para la inteligencia de su proceso urbano.”[1]

CONTEXTO TERRITORIAL Y URBANO

La percepción de ciudad y su tamaño comenzó a hacerse “de una manera perfectamente orgánica sin que se rompa su continuidad ni se altere su estructura. Tampoco serán demasiado grandes. Una ciudad de gran tamaño rompería precisamente la continuidad de dicho tejido. […] Se realizaba, por consiguiente, en la Edad Media europea el esquema ideal del asentamiento rural, ejemplo de la colonización continua de todo un territorio.”[2] La relación espacial parte de la concepción de la distancia que se puede recorrer a pié en una jornada ida y vuelta. El trazado de las calles se debía acomodar al lugar en donde se emplazaba la ciudad y por esto resultaban calles visualmente desordenadas. Pero, por lo general, el orden esta partiendo desde un centro “catedral”, extendiéndose las calles radialmente hasta el perímetro de la ciudad.

Plano de Maastricht medieval

Referencias Bibliográficas

  1. Breve Historia del Urbanismo. Fernando Chueca. Pág 88
  2. Breve Historia del Urbanismo. Fernando Chueca. Pág 90-91