EAD4220-01 Seminario América 2. Christopher Castro. Tarea 1

De Casiopea



TítuloEl registro fenomenologico de la percepcion y la busqueda del sentido de la obra
AsignaturaSeminario America
Del CursoSeminario de América II (2021 2º semestre)
CarrerasArquitectura, Diseño, Diseño Industrial, Magíster
1
Alumno(s)Christopher Castro

Indicación poética

El registro fenomenologico de la percepcion y la busqueda del sentido de la obra

Reflexiones sobre Vida, Trabajo y Estudio

[1]

Metáforas

En este discurso el poeta fundador de la escuela de arquitectura y diseño Godofredo Iommi (1981), señala que existe una relación entre el oficio y la vida que los mantiene estrechamente ligados, todo estudio se ordena a partir de lo requerido, aunque no es solo lo necesario en el sentido de lo util, se tiene un deleite de en el obrar.

"Lleva siempre al artista a una cierta finura penetrante de la percepción y por eso está siempre, quiéralo o no, al cuidado de los sentidos". (Iommi, G. 1981)

Esta dedicación en el continuo estar en obra, al parecer, no se trata solo de la construcción material, sino que también del ser. Al anteponer la percepción y los sentidos al foco de estudio, el artista se hace sensible a las condiciones espaciales de tal manera que recoge y construye principalmente aquello que es esencial, y desde allí también lo nuevo. Girola (1982) retoma esta frase en "Simetría y lateralidad de las artes plásticas"[2] en la cual señala que:

Se trata de la gran aventura del mundo moderno basada en el registro fenomenológico de las percepciones sensibles y en el reconocimiento del papel ordenador del espíritu, por oposición a las antiguas búsquedas basadas en la práctica de la acción operatoria y en la creencia de una estructura antropomórfica del universo. Para los artistas de nuestra generación la palabra clave, la que tiende a reemplazar la palabra simetría, es ritmo.

Este ritmo es un orden que no tiene nada que ver con lo aleatorio, por el contrario, es construido y organizado, ya no por los calces entre figuras, sino que por ordenes abstractos y una ley interna de la obra. De esta manera, las figuras que resulten de esta manipulación formal, no solo tienen un fin práctico y útil, sino que tienen en parte la construcción de la belleza.

Es posible que tanto Iommi como Girola tuvieran como antecedente las palabras de Heidegger (1954) cuando señala que, “Nuestro pensar está habituado desde hace mucho tiempo a estimar la esencia de la cosa de un modo demasiado pobre. En el curso del pensar occidental tuvo como consecuencia que a la cosa se la representara como un ignotum X afectado por propiedades percibibles. Visto desde esta perspectiva, todo aquello que pertenece ya a la esencia coligante de esta cosa nos parece, ciertamente, como un aditamento introducido posteriormente por la interpretación.” (p.60) [3] De esta forma la percepción y la interpretación son dos miradas de la esencia, la primera estaría centrada en creación y la segunda en la comprobación.

Como respuesta a las propuestas de heiddeger, estaríamos en una tercera vía ontológica, ,la percepción como materia fenomenológica, y al igual que los impresionistas en la primera modernidad, estaríamos ante una abstracción y busqueda de la esencia. Merleau Ponty (1957) señala que "la adquisición más importante de la fenomenología estriba, sin duda, en haber unido el subjetivismo y objetivismo extremos en su noción del mundo o de la racionalidad. La racionalidad se mide, exactamente, con las experiencias en las que se revela. Hay racionalidad, eso es: las perspectivas se recortan, las percepciones se confirman, un sentido aparece. Pero no hay que ponerla a parte, transformada en Espíritu absoluto o en mundo en sentido realista". (p.19)

A esto se refiere Girola (1983) en "Reflexiones sobre la Representación del Espacio en las Artes Plásticas"[4] donde recoge algunas propuestas de Guardini (2000):

“Haremos mejor empleando aquí la palabra sentido (Sinn). Tales objetos, en efecto, si no tienen utilidad en el significado estricto de este término, tienen un sentido. Este sentido lo cumplirán no procurando un efecto situado fuera de ellos mismos, contribuyendo a la producción o a la modificación de algo extraño a ellos, sino por el único hecho de ser lo que son. Vacíos de utilidad están, y en rigor de términos, llenos de sentido.”(Guardini, 2000)

De esta forma el sentido se podria interpretar como una conclusion del observador, que luego de interactuar con la obra, logra percibir aquello que intenta propponer el artista, luego de una abstraccion de lo que observó y que lo transforma en una expresion de belleza que sucede al plano de lo util, y esto lo transforma en una expresion de belleza. Quizas estaríamos hablando de un regalo.

“La utilidad es el blanco del esfuerzo, del trabajo, el sentido es el contenido de la vida, de la vida en flor y en manifestación. Sí, los dos polos del Ser son: Utilidad y Sentido, Esfuerzo y Crecimiento, Trabajo y Producción, Orden y Creación.” (Guardini, 2000)[5]

Su reflexión entorno a las percepciones se centra en cómo se integran en los procesos creativos, lo cual se hace visible en algunas formas de obrar de la escuela hasta el día de hoy. Ya sea desde la observación o por los campos de abstracción, se busca crear poniendo como centro la belleza por sobre la utilidad. Sobre esto Girola continúa con algunas notas:

La última Gestalt Theorie (Teoría de la forma), afirma que a nivel sensorial se logra lo que a nivel de la razón se llama «entendimiento».

Parece ser que existe una notable similitud entre las actividades elementales de los sentidos y los más elevados del pensar o razonar.

Percibir consistiría, por lo tanto, no sólo una función mecánica de ciertos órganos sensoriales, sino una verdadera formulación de «conceptos perceptuales».

Observaciones realizadas en muchas oportunidades a través de pruebas especializadas, hace pensar hoy día que la visión no parte de cosas particulares que se remontan a lo general sino, por el contrario, se hizo evidente que las características estructurales globales eran los datos primarios de la percepción, de modo que, por ejemplo, el sentido de la triangularidad no era un producto tardío de la abstracción intelectual sino una experiencia más elemental que el registro de los detalles individuales.

Es posible entender que en primera medida existe un dualismo e interdependencia entre el sentido y la razón, pero también se debe integrar el proceso de observación, a través de la percepción como aquel proceso de reconocimiento e interacción con el entorno que permite alcanzar un análisis más complejo.

Popper, K (2017) señala otro punto de vista acerca de las percepciones, primero se refiere como desde las epistemologías se entiende la percepción sensorial, describe que los enunciados científicos "hablan de nuestras experiencias", por lo tanto la experimentación sensorial ha de ser la única "fuente de conocimiento" de las ciencias empíricas. Al contrario, él lo define como "un evento que concierne la posición y el movimiento de cuerpos físicos macroscópicos" o bien "ha de ser un enunciado acerca de posiciones relativas de cuerpos físicos, bien será equivalente a cierto enunciado-básico de este tipo «mecánico» o «materialista»".[6] Entonces el evento o las condiciones percibidas no es solo una definición propia, sino que, mediante la observacion y descripcion sistematizada, tambien es contrastable por otros.

Hablaríamos entonces que la construcción a partir de las percepciones se debe encontrar con una definición tal que, los diversos observadores de cuenta de las mismas cualidades de origen, bajo este proceso estaríamos en búsqueda del sentido y la belleza de la obra.

Gleick J(2008)en su libro Chaos señala que para Mandelbrot un ejemplo de la sensibilidad en las artes se resume en la arquitectura euclidiana de la Bauhaus, componiéndose con formas simples, líneas rectas, descritas con pocos números. Pero para él y sus seguidores, la razón es clara: "Las formas simples son inhumanas". No logran organizarse como lo hace la naturaleza o como al menos la percepción humana ve el mundo. En palabras de Eilenberger G:

"¿Por qué la silueta de un árbol sin hojas doblado por la tormenta contra el cielo del atardecer en invierno se percibe como hermosa, pero la silueta correspondiente de cualquier edificio universitario polivalente no lo es, a pesar de todos los esfuerzos del arquitecto? La respuesta me parece, aunque sea algo especulativa, que se desprende de los nuevos conocimientos sobre los sistemas dinámicos. Nuestro sentimiento de belleza está inspirado en la armonía. Disposición del orden y el desorden como ocurre en los objetos naturales: en las nubes, árboles, cadenas montañosas o cristales de nieve. Las formas de todos estos son procesos dinámicos fusionados en formas físicas y combinaciones particulares el orden y el desorden son típicos de ellos".[7]

Desde aquí surge una problemática, si bien el modernismo y principalmente las vanguardias impulsaron un proceso de dessignificación de la obra a una estética simplificada, la búsqueda de la forma de las percepciones queda contraria, la naturaleza se organiza a través de la disposición dinámica de elementos discretos, dispuestos en armonía y con combinaciones de orden y desorden.

Es por esto que habria que poner el foco en integrar los estudios de otras disciplinas que analizan esta organizacion, ya sea a partir de la geometria del caos y series matematicas reconocibles en la naturaleza, o incluso a partir de ramas de la ciencia como la morfogenesis, filotaxis, entre otras. Entonces se intentará descubrir como se aplica este conocimiento a una pregunta que pareciera tener una constante aplicacion en el diseño, ¿este orden seria la configuración de la unidad discreta o de la delimitación e integración del total de sus partes?

La forma del Caos

Gleick, J (2008) explica que las formas naturales se constituyen por geometrias dispersas, retorcidas, entrelazadas, que tienden a un cierto caos, aunque luego de las constantes e intensivas investigaciones de los fisicos del siglo XX, podriamos entender que la comprension de la naturaleza de la complejidad no es solo aleatoria. A traves de las distintas indagatorias, se descubren principios que son claves en el estudio del caos, se trata de la condicion de autosimilitud, simetria y escalas recursivas de los patrones llamados fractales. Este orden comienza por simples perturbaciones pero que a traves de su ciclo de crecimiento se vuelve turbulento, disipativo, pero a la vez con un alto grado de auto limitacion, es un concepto de no linealidad que se fue integrando en los modelos de estudio a traves de ecuaciones complejas, las que significaron un gran cambio, ya que al aplicarlas a los distintos modelos de fisica clasica, se descubrio que existe un gran cuerpo de analisis donde no se aplican. Aqui surge uno de los grandes cambios, ya en esa epoca ninguna ciencia estaba investigando sobre este conociemiento, por lo tanto fue urgente integrar a la fisica los sistemas de autoorganizacion, sobretodo en su aplicacion a traves de parametros.

Esto entrega un marco conceptual muy util para la aplicacion en el diseño, podriamos comprender de lo anterior, que existe una complejidad que pareciera ser aleatoria, sin embargo se ordena en distintos patrones integrados que se pueden distinguir y analizar aisladamente. Cualidades que con el uso de la tecnica moderna y la emergencia del modelado parametrico, se tiene similitud con los estudios del caos, en este caso la biomimesis en el diseño es la que mas se aproxima a esta expresion. Aqui se encuentra el valor de las dos partes del cuestionamiento inicial, el diseño de la unidad discreta es tan relevante como encontrar sus limitantes, y en su intermedio la aplicacion de las relaciones matematicas presentes en la naturaleza, con el fin de construir obras que reunan a la percepcion como generatriz, pero tambien como una interfaz que permite reconocer e integrarse al entorno.

Referencias

  1. Iommi, G. (1981). Vida, trabajo y estudio (Discurso de Godofredo Iommi). Escuela de Arquitectura y Diseño: Archivo Histórico José Vial Armstrong. Recuperado de https://wiki.ead.pucv.cl/Vida,_trabajo_y_estudio
  2. Girola, C. (1982). Simetría y Lateralidad en las Artes Plásticas. Escuela de Arquitectura UCV. Recuperado dehttps://wiki.ead.pucv.cl/Simetria_y_Lateralidad_en_las_Artes_Plásticas
  3. Heidegger, M. (1954). La pregunta por la técnica. Revista de Filosofía, 55–79. Habitar, Construir, Esencia, Lugar, Extensión
  4. Girola, C. (1983). Reflexiones sobre la Representación del Espacio en las Artes Plásticas. Taller de Investigaciones Gráficas, Escuela de Arquitectura UCV. Recuperado de https://wiki.ead.pucv.cl/Reflexiones_sobre_la_Representacion_del_Espacio_en_las_Artes_Plásticas
  5. Guardini, R. (2000). El espíritu de la liturgia. Centre de Pastoral Litúrgica. https://books.google.cl/books?id=G9Eoqv6wU3sC
  6. Popper, K. (2008). La lógica de la investigación científica. Tecnos. https://books.google.cl/books?id=5nNRPgAACAAJ
  7. Gleick, J. (2008). Chaos: Making a New Science. Penguin Books. https://books.google.cl/books?id=vslEPgAACAAJ