Dkd Barroco americano escuela cuzqueña 2014

De Casiopea



TítuloBarroco Americano. Escuela Cuzqueña
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavediseño industrial, 2º DO
Período2014-
AsignaturaPresentación, Taller de Diseño Industrial 4ª Etapa
Del Curso2º DO 2014, Presentación 2ºDO 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Davor Koscina
ProfesorDaniela Salgado

Linea de Tiempo

-1492 llegada de los Españoles a America -1519 creacion del Virreinato de Nueva España (mexico) -1534 inicio construcción primerra Catderal de Cuzco. -1542 creacion del Virreinato del Perú (peru, bolivia, ecuador, Colombia, chile, brasil) -1580 inicio del barroco europeo. -1583 llegada de Bernardo Bitti (gran exponente) -1611 nace Diego Quispe Tito. -1618 gran dominio de Luis de Ribaño en la pintura (gran exponente) -1688 Separacion de indigenas y meztisos del gremio de pintores. -1748 produccion pictórica de marcos zapata -1824 fin del dominio español -1830 nacimiento de Marcos Ribera


BARROCO ESPAÑOL

“El Barroco en las posesiones españolas americanas abarca el siglo XVII y primeros años del XVIII. Influyó tanto en la poesía, la música, la pintura, la escultura y la arquitectura. Un primer período de Barroco sobrio, es visible en las catedrales de México y de Puebla. A fines del siglo XVII, el Barroco es rico, refinado y detallista. Luego da paso a mediados del siglo XVIII a un Barroco exuberante, caracterizado por columnas salomónicas adornadas de frutas y flores, con abundante oro como permanente demostración de la riqueza y opulencia de los criollos. En México, y también en Perú, la mano de obra indígena hizo sentir su influencia, por lo que el Barroco en América no fue un simple traslado de los principios estéticos y formales europeos que caracterizaron a este estilo artístico, sino que tomó una dimensión distinta donde a partir de lo europeo se generó un arte colonial donde se lee la impronta mestiza de América. El indígena, vencido por la conquista española, ejerció una suerte de “contraconquista” a través de una redefinición de la cultura dominante, enriqueciéndola y transformándola.”(...)1

Reflexión

El barroco Español es una época que racionalista en la cual surgen grandes personajes como Galileo y Descartes. Es una época de mucha experimentación y por lo mismo es una época muy materialista, lo que se lleva a las artes, en donde la estética tiene una gran importancia, preocupación y delicadeza. En este se intenta plasmarlo todo, incluso los sentimientos. Los españoles al llegar a América, no pudieron instaurar su cultura en su totalidad. Debido al gran mestizaje de la fecha, las culturas comenzaron a mezclarse, por lo que el reinado en América tomo al cristianismo, adaptándolo a su cultura indígena.

BARROCO AMERICANO

“A lo largo del siglo XX la historiografía del arte colonial ha manifestado una preocupación constante por establecer el grado de originalidad de esta producción artística, nacida a partir de los modelos europeos trasplantados a América tras el establecimiento español en el continente americano. Y para detectar esta originalidad se han señalado varios puntos de partida. Uno de los más importantes ha sido la identificación de temas procedentes del repertorio iconográfico de las diferentes culturas prehispánicas contemporáneas al momento de la conquista, incorporados a la decoración de obras propias de la cultura europea, especialmente de carácter religioso, como iglesias y conventos. A estos temas se han añadido también aquellos procedentes de la flora y la fauna americana. Los ejemplos se relacionan tanto con la cultura azteca en el área del virreinato de Nueva España como con las culturas preincaicas y la incaica en el virreinato del Perú. (…) la pintura colonial cuenta con un capítulo de “pintura mestiza”, denominación utilizada fundamentalmente para designar a la producción anónima que se lleva a cabo en talleres del área andina, en torno a la ciudad del Cuzco, desde finales del siglo XVII a finales del siglo XVIII. A menudo es empleada como sinónimo de escuela cuzqueña. A ella se unen todas aquellas pinturas en las que se detecta la presencia de motivos indígenas junto a los cristianos.”1

Reflexión

En el arte americano, se aprecia, rescatablemente la esencia de las culturas indígenas, las cuales a pesar de todo, no han abandonado sus creencias, más bien las han adaptado, generando un sincretismo religioso europeo-americano. Han demostrado su gran apego a la naturaleza, con la cual se han criado, tomándola como una madre que ha cuidado de ellos y a la ves ellos de ella, lo que se ve reflejado en las obras de la época, como dice el texto, apareciendo en las obras flora, fauna e incluso simulando rasgos geográficos.


ESCUELA CUZQUEÑA

“Estos se formaron con jesuitas influidos por el tenebrismo característico de la pintura barroca española (Zurbarán), que desarrollaba fuertes contrastes de luz y sombras. Pero paulatinamente se van alejando de la influencia europea para conformar un estilo local caracterizado, en lo temático, por el interés en asuntos costumbristas como, por ejemplo, la procesión del Corpus Christi, y por la presencia, por vez primera, de la flora y la fauna andinas. Aparecen, asimismo, una serie de retratos de caciques indios y de cuadros genealógicos y heráldicos. (…) Nuevas soluciones cromáticas, con la predilección por los colores intensos, son otro rasgo típico del naciente estilo pictórico.”2

“El aporte español y, en general europeo, a la Escuela cuzqueña de pintura, se da desde época muy temprana, cuando se inicia la construcción de la gran catedral de Cusco. Es la llegada del pintor italiano Bernardo Bitti en 1583, sin embargo, la que marca un primer momento del desarrollo del arte cuzqueño. Este jesuita introduce en el Cusco una de las corrientes en boga en Europa de entonces, el manierismo, cuyas principales características eran el tratamiento de las figuras de manera un tanto alargada, con la luz focalizada en ellas y un acento en los primeros planos en desmedro del paisaje y, en general, los detalles. (…) Otro de los grandes exponentes del manierismo cuzqueño es el pintor Luis de Riaño, nacido en Lima y discípulo del italiano Angelino Medoro. A decir de los historiadores bolivianos José de Mesa y Teresa Gisbert, autores de la más completa historia del arte cuzqueño, Riaño se enseñorea en el ambiente artístico local entre 1618 y 1640, dejando, entre otras obras, los murales del templo de Andahuaylillas. También destaca en estas primeras décadas del siglo XVII, el muralista Diego Cusihuamán, con trabajos en las iglesias de Chinchero y Urcos. Marcos Ribera, nacido en el Cusco en los años 1830, es el máximo exponente de esta tendencia (tenebrismo). Cinco apóstoles suyos se aprecian en la iglesia de San Pedro, dos en el retablo mayor y otro en un retablo lateral. El convento de Santa Catalina guarda La Piedad, y el de San Francisco, algunos de los lienzos que ilustran la vida del fundador de la orden, que pertenecen a varios autores.(...) Un hecho ocurrido a fines del siglo XVII, resultó decisivo para el rumbo que tomó la pintura cuzqueña. En 1688, luego de permanentes conflictos, se produce una ruptura en el gremio de pintores que termina con el apartamiento de los pintores indios y mestizos debido, según ellos, a la explotación de que eran objeto por parte de sus colegas españoles, que por lo demás constituían una pequeña minoría. A partir de este momento, libres de las imposiciones del gremio, los artistas indios y mestizos se guían por su propia sensibilidad y trasladan al lienzo su mentalidad y su manera de concebir el mundo. (...) El pintor indio más original e importante es Diego Quispe Tito, nacido en la parroquia de San Sebastián, aledaña al Cusco, en 1611 y activo casi hasta finalizar el siglo. Es en la obra de Quispe Tito que se prefiguran algunas de las características que tendrá la pintura cusqueña en adelante, como cierta libertad en el manejo de la perspectiva, un protagonismo antes desconocido del paisaje y la abundancia de aves en los frondosos árboles que forman parte del mismo. El motivo de las aves, sobre todo del papagayo selvático, es interpretado por algunos investigadores como un signo secreto que representa la resistencia andina o, en todo caso, alude a la nobleza incaica.”3

“Una característica importante dentro de la escultura quiteña son entre otras cosas la utilización de la técnica del estofado y esgrafiado, así como la apariencia de porcelana de las carnes. Es importante destacar el gran realismo que se le genealógicos y da a la escultura mediante la utilización de pelucas de pelo natural, cejas, pestañas y hasta uñas reales, así como también ojos de vidrio. Las ciudades en donde la pintura toma su mayor esplendor en Cuzco, Quito y Bogotá. La pintura y la escultura serán expresiones donde se plasmara el imaginario latinoamericano, si bien se trabajan temáticas ligadas a la divulgación y enseñanza de la religión católica, estas manifestaciones artísticas se construyen a partir de elementos del espacio latinoamericano, como es su flora y fauna. La representación de la virgen con forma de montaña es un claro ejemplo de esta construcción, pues se produce un sincretismo entre la imagen de la pachamama y la virgen católica.”4


OBRA DE LA ESCUELA

‘’El retorno a Egipto’’ es una obra del destacado pintor Diego Quispe Tito, indígena peruano, nacido en Cuzco (1611-1681). Su desempeño como artista se inicia en el año 1627. Esta obra fue desarrollada en el año 1680, justo un año antes de su muerte.

La obra fue realizada con la técnica de Óleo sobre lienzo y sus dimensiones son 82x106 cm y actualmente se encuentra en el ‘’Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.’’ En esta, uno de los rasgos que se pueden apreciar es la diferencia entre los paisajes (izquierda-derecha), en donde se aprecia el cambio de un ambiente natural, a uno intervenido.

La carrera artística Cuzqueña se desarrollaba mediante aprendices de los maestros Jesuitas, a medida que evolucionaban en técnicas y experiencias, estos podían alcanzar cierta maestranza. Tal fue el nivel de desarrollo, que en un momento dado (1688), los indígenas toman la decisión de separarse de la escuela española, desempeñándose de forma autónoma .

‘’ Las producciones pictóricas de Diego Quispe Tito tuvieron dos etapas. La primera se caracterizó por la influencia del manierismo, porque en sus obras existen ciertos rezagos del estilo italiano y la segunda se puede ver la influencia en los grabados y tablas de artistas flamencos como Antonio Wierix o Ferdinand Bol.’’5


FUENTES

1.- http://estudi-arte.blogspot.com/2009/05/el-barroco-en-america.html 2.- http://estudi-arte.blogspot.com/2009/05/el-barroco-en-america.html 3.- http://historiadelartedomi.blogspot.com/2011/04/barroco-1600-1750.html 4.- http://laexperienciaestetica.wordpress.com/fichas/barroco-en-europa/122-2/ 5.- http://www.dearteycultura.com/diego-quispe-tito-pintura-de-la-escuela-cusquena/#.U7HWwfl5N1Y