Diego Wistuba Amereida V

De Casiopea



TítuloDiego Wistuba Amereida V
Asignatura2º ARQ 2014
Del CursoTaller Amereida 2014
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Diego Wistuba

Travesía: en expresión de su valor El valor en lo que te entrega, cual es su valor como significado, su valor en lo que contiene, y valor en cómo enfrentarlo y en él, como en el valor como obsequio

Lo primero es tratar a Travesía en su significado en su propia existencia, el porqué de ella, siendo en primera instancia un recorrido en la se inicia un rumbo para llevar a cabo la obra en expresión de una huella que marque en el otro en un regalo desde el fundamento poético quien da pie al propio valor de la senda iniciada. Pero en esto mismo, nos damos con la variedad de actos que encierran este atravesar, donde, en que se encierra la motivación de este esfuerzo y trabajo, ¿la obra, el recorrido, el uno, los otros, lo a conseguir o a lo entregar? ¿Cuál es el propio equilibrio entre todo a lo que nos entrega la travesía?

Tenemos que para los poetas la obra no es el objetivo pero es a lo que vamos a dar un obsequio, sino que lo importante de la misma es el conocimiento adquirido en el recorrido en la experiencia dada desde lo que uno llega a aprender y a lo que recoge en contacto con el compañero, el otro ; en este desafío que se da con los otros oficios relacionados y unidos desde el acto poético; podríamos testificar entonces que la travesía es perfecta tal y como esta? pero entonces donde queda el equilibrio armónico de la travesía? Ese valor en el que cada proceso dado en esta tiene igual peso Ya que tenemos que sin la obra perdemos al otro del cual no dejemos el viaje pero si al que nos entrega en punto conclusivo de la misma. Sin viaje perdemos el sentido del esfuerzo del cuerpo despojado a recibir a lo que se avecine a él, el punto medio. Así como el que enmarca el primer paso a lo que haremos, el acto poético que nombra el recorrido y le da belleza durante el mismo. Desde estos mismo la travesía comienza a tomar el equilibrio armónico del que hablamos , pero en ello mismo hay que señalar otros aspectos de los cuales dan cuenta de los cuales la misma se debe mantener de la misma manera. Por ello se debe considerar, cual es el valor propio de la obra misma y el sentido del porque se entrega como regalo a otro? Desde el mismo sentido de la obra posee un doble valor dado que “uno mismo” dejar parte propia al construirla, desde el acto de darse a la obra, con las manos adquiere el valor de la dedicación, y “al otro “al entregarlo como obsequio. Ese otro que se da como ofrenda al hospedaje a sus tierras como del propio sentido de la misma obra, tal cual nombro Godo:

                         … “de cumbre a cumbre una belleza lacerante”...

Concluyó que se da cuenta del vacío potencial para dejar la huella poética que entrega la abertura habitable. Un regalo que dé cabida al hospedaje de todos aquellos que lleguen de paso y les dé lugar de permanecer. A cualquiera independiente de su nacionalidad o mas su lengua, logrado desde una lengua general, que sería la poesía, pero la poesía entendida como aquel acto poético que le da realidad a la obra en el lugar , dándole fundamento con el cuerpo y la experiencia particular, adquiriendo un VALOR único e irrepetible que la en si misma por este sentido, un regalo. El regalo: ser y estar hecha para alguien, dedicada y pensada para otro. Le da valor, el valor del sentimiento dado y recibido. Separado de la obra del regalo, lo consideramos en lo logrado en ella misma como “obra de arte”. En ello debemos considerar derechamente el punto de vista de la escuela


Ahora retomemos al sentido que denotaban los poetas a la travesía como valor principal, siendo la experiencia adquirida lo que más se recoge de toda la travesía, pero ¿de verdad es su valor solo la experiencia? Porque se considera como el punto principal de la misma


Podemos decir, que la misma travesía se realiza en la necesidad de otros, pero aun así, ¿se podría hacer una travesía solitaria? La travesía que fundamenta la escuela se basa desde el acto poético con otro, con el mismo taller o a quienes vamos a ver



¿El viaje es lo valorable?, porque sin el viaje no hay obra, la cual es valorable ¿qué es entonces lo valorable? ¿Cuál lo es más? ¿Cuál es la armonía del recorrido donde uno se despoja de uno para el otro, llegar a otro y el enriquecimiento de uno? Dar pie al conjunto de misiones del viaje, (el viaje en sí, con las experiencias y la misma obra). ¿Pero con gusto? ¿Aprender sobre todo lo que es el recorrido para dar a llegar con otros (el cómo) y al que se regala? ¿Se puede hacer una travesía con uno mismo? ¿Dedicar un regalo de igual manera pero en un viaje solitario? Creo que no ya que se tiene la experiencia del grupo, porque al fin de cuentas esto va dirigido a otro, no sólo en el ámbito de la obra, que es lo que se queda, sino en el ámbito de taller, uno sin el otro le falta esa parte del encuentro en el mismo grupo y no se da la travesía en su máxima expresión, por lo menos en cómo se quiere que sea, ya que con el otro se aprende ese conocimiento para la obra, y como ella es con magnitud, se necesita del otro para darla, ya que es algo grande, no necesariamente en el ámbito físico, sino en su significado.

Del viaje uno mismo en un tratar de descubrir el (desconocido), uno mismo? O el propio sentido de la búsqueda del habitar propio Americano, el sentido abierto de lo desconocido (abierto de lo desconocido = esa propia capacidad de ser buscada por cualquiera interesado se coloque inmerso ante ella). Su propio sentido de América se dejara buscar incontablemente y atravesada ya que no deja de ser y buscar su propia pertenencia y hallarla. El valor propio del regalo se encuentra en el acto de las propias manos en conciencia para el otro lo hace valorable.