Diego Chocano Tarea 3 - Módulo Investigación T1 2018

De Casiopea



TítuloProyecto de Investigación: Un Barrio universitario en el Almendral: Zona de Avenida Brasil como Campus-Urbano integrado
AsignaturaModulo de investigación T1 2018
Del CursoMódulo Investigación T1 2017, Módulo Investigación T1 2018
CarrerasArquitectura
3
Alumno(s)Diego Chocano

Un Barrio universitario en el Almendral: Zona de Avenida Brasil como Campus-Urbano integrado

Abstract

En la investigación se pretende dar respuesta a la visión de Valparaíso como ciudad universitaria, planteada en los últimos años por entidades tanto publicas como privadas. Se identifico primero que el “qué hacer” ya esta determinado, según estudios y evaluaciones que se han llevado a cabo por profesionales para institucionalidades. Por ello, en el presente documento se busca llegar a la forma de “cómo hacer”, mediante un análisis a diversos textos que tratan algunos casos referenciales alrededor del mundo. Estos casos se implementaron en otras ciudades que han implementado el concepto de Campus-Urbano o Ciudad-Universitaria.

La metodología a seguir será una discusión bibliográfica, entre documentos que nos muestran Valparaíso actual, sus potencialidades como ciudad universitaria y desafíos en el futuro para lograrlo; y documentos analíticos de modelos de ciudades y barrios universitarios en otros lugares del mundo, que posean similitudes con el contexto de la ciudad de Valparaíso. Para esto, se intersectara la realidad de Valparaíso y su postura frente al desarrollo regional, ubicándonos específicamente en Avenida Brasil y el Almendral, con las componentes identificadas en los modelos universitarios que respondan a realidades urbanas similares. Con ello, identificar sistemas que se adapten a la realidad de Valparaíso y concluir en una serie de lineamientos posibles a seguir.

Con ello se plantea la pregunta: ¿Como transformar el sector Avenida Brasil en un Campus-Urbano que sea integrado a la ciudad y su visión a futuro?


Palabras clave:

Ciudad universitaria, Barrio universitario, Campus urbano, Valparaíso, Avenida Brasil, El Almendral.


Discusión bibliográfica

Comenzando por identificar a la ciudad de Valparaíso y sus planes a futuro dentro del concepto de ciudad universitaria, se puede identificar un rumbo a seguir. Patricio Sanhueza (2017), rector de la universidad de Playa Ancha, cuestiona las cualidades que conforman el concepto de Ciudad-Universitaria, dejando en claro la postura critica de la población y el deseo de seguir mejorando sus cualidades en el proceso de llegar a estar preparados. Existen otros casos, donde la ciudad nunca se preparo para la llegada de un barrio universitario, como lo es el caso de la llegada del campus universitario a Burgos. Andrés López (1999), analiza la llegada de un barrio universitario a un barrio deteriorado a raves del tiempo, por actividad industrial y el ferrocarril. También, Andrés López (1999), mencionada el plan habitacional que se uso para la rehabilitación del barrio, que por las mismas condiciones de deterioro, derivo a un futuro despoblamiento. Y no fue hasta la restauración de un hospital, que fue transformado en facultad de derecho, cuando se opto por el rumbo universitario.

Podemos entender de esto, que el plan maestro del barrio universitario en Burgos fue una opción, después de haber ya rehabilitado el hospital y constituir la Facultad de derecho de la Universidad de Burgos. El barrio no estaba preparado ni mejorando, mas bien, en deterioro y en proceso de migraciones de la población local.

Patricio Sanhueza (2017), agrega que dentro de los modelos de ciudades universitarias alrededor del mundo y sus evoluciones históricas, se pueden distinguir dos. El primero, donde la ciudad se formo en trono a una universidad o una microciudad universitaria; y el segundo, donde la ciudad nació primero y las universidades nacen como iniciativa ciudadana o como obras del estado, como productos descentralizados. Con esto Valparaíso cabe dentro de la segunda realidad, donde la ciudad se conformo en trono a la actividad portuaria. Como menciona Marcela Soto (2017), los dos primeros establecimientos universitarios en la ciudad de Valparaíso, la UTFSM y la PUCV como se les conoce actualmente, fueron concebidos como institutos de formación técnica para la capacitación de mano de obra para hacer frente al fuerte desarrollo portuario, industrial y comercial de Valparaíso.

Para Valparaíso, se han desarrollado ya varios estudios e investigaciones al respecto. Patricio Sanhueza (2017), cita a E. Cavieres destacando la actividad universitaria dentro de las actividades productivas que se desarrollan en Valparaíso. Andrea Mora (2017), menciona que un campus urbano tiene una potencialidad como elemento estratégico para el desarrollo local, dentro de la complejidad de sus funciones y como estas se inserten en la trama urbana. Marcela Soto (2017), analiza los planes estratégicos de las universidades tradicionales y menciona como estos se ejecutan, generando oportunidades para complementarse con planes de carácter local y regional.

Acercándonos un poco mas a la ciudad y al barrio de estudio, sabemos que existen cuatro universidades tradicionales que hacen uso de la trama urbana de la ciudad: la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad Técnica Federico Santa María, la Universidad de Valparaíso y la Universidad de Playa Ancha. Las cuatro pertenecientes al Consejo de Rectores, y como menciona Patricio Sanhueza (2017): “hemos abierto un programa piloto de movilidad entre nuestras cuatro universidades que será único en nuestro país”, conlleva a una de las primeras iniciativas de colaboración entre las universidades.

Con esto, ya nos aproximamos a la pregunta que presenta el documento: ¿Como transformar el sector Avenida Brasil en un Campus-Urbano que sea integrado a la ciudad y su visión a futuro?. Entendiendo ya todo lo mencionado se deben tener claras algunas cosas sobre el contexto.

Nos emplazamos en la Avenida Brasil, dentro del barrio del Almendral, uno de las zonas históricas de la ciudad. Como menciona Andrés López (1999), se debe tener en cuenta antes de cambiar usos o incorporar actividades a la urbe, que nos ubicamos en un marco con piezas preexistentes consolidadas. Con esto hace mención que debe existir una aproximación respetuosa y conjugar con la tradición.

“Podemos señalar la necesidad de fijar a la población en su hábitat tradicional, la conservación del patrimonio arquitectónico, monumental e histórico, el mantenimiento de la estructura urbanística existente, la peatonalización y la ordenación de espacios carentes de planificación.” (Andrés López, 1999).

En cuanto a la relación de un campus universitario con la ciudad, encontramos distintos casos. Pilar Ch. Navarro (1986), hace referencia a las microciudades que funcionaron de modelo para los campus en Norteamérica, una imagen entre lo urbano y lo campestre. También hace referencia a los criterios apuntados por López Otero (arquitecto que llevo a cabo las primeras etapas de la ciudad universitaria de Madrid), teoría que se refería al aislamiento del proyecto para lograr “coincidencia espacial y temporal”, una homogeneidad en la ciudad universitaria contrapuesta a la heterogeneidad de la metrópoli.

Pilar Ch. Navarro (1986), menciona dentro del texto los problemas segregadores que se identificaron en el primer modelo en baso a lineamientos de aislación urbana. Dentro de ellos se destacan “la autonomía impermeable al mundo exterior; la unicidad espacial fundada en las relaciones estrechas y próximas, y enfrentada a la heterogeneidad de diseño exterior; destinado a minorías, poco disponible al uso público […]”. (Pilar Ch. Navarro, 1986)

Pilar Ch. Navarro (1986), cita a Ann Arbor, que menciona el nuevo modelo a seguir para la ciudad universitaria de Madrid. Se plantea como una “continuación de Madrid mismo”, donde sus edificios educacionales a pesar de ser núcleos apartes, formaran parte del centro mismo de la ciudad, consolidando sus jardines internos como parques para la ciudad de Madrid, es decir, de carácter publico.

Sobre la realidad actual de la ciudad de Valparaíso, y su renegado acceso al borde mar, Marcela Soto (2017), menciona que las demandas para acceder a estos espacios por medio de espacios de recreación en el área costera, fueron desde una necesidad ciudadana, tanto para los mismos porteños como para turistas y visitantes. Jaime P. (2009), analizando la Ciudad Universitaria de la Universidad de Buenos Aires, menciona su relación directa con el Rio, por medio de plazas menores y mayores, y recorridos peatonales a cielo abierto.

Jaime P. (2009), menciona el desarrollo de el Plan de urbanización ciudad universitaria, que busco integrar el predio de la ciudad universitaria al borde costero por medio de áreas publicas recreativas y educativas, atravesando barreras como avenidas principales y el tendido del Ferrocarril Belgrano. Esto ultimo muestra una similitud muy certera con la realidad del Almendral de Valparaíso, en el sector de Avenida Brasil y Errázuriz.

Con esto, el campus puede jugar un papel fundamental en el acceso al borde mar dada su proximidad, y funcionando –Avenida Brasil– como paralela obligatoria para llegar desde el cerro. Por ello, el campus debe contemplar el paso publico por su interior, conectando a su vez y garantizando la llegada, y así, logrando una inserción en la trama urbana y abriendo su uso a la población de la ciudad.

Jaime P. (2009), deja mencionado en el texto la integración de bosque autóctono dentro de la ciudad universitaria, junto a otros lineamientos como bici-sendas, playas y acceso vehicular posible pero restringido.

Con esto podemos abrir la posibilidad de generar, o mas bien dicho, regenerar áreas verdes dentro del modelo de Campus-Urbano. Pilar Ch. Navarro (1986), menciona sobre los lineamientos a seguir para el nuevo plan de la Ciudad Universitaria de Madrid, el concepto de “Universidad Jardín”, que relaciona zonas boscosas preexistentes de la finca anterior, con un nuevo modelo de jardines españoles compaginado con lo natural y otorgando un carácter geométrico articulador.

Pilar Ch. Navarro (1986), hace referencia también a las horas que permanecen los estudiantes en la Ciudad Universitaria, contando ocho horas. Con esto, hace mención a la necesidad de áreas verdes y entorno natural, que ofrezcan la posibilidad de retiro dentro de la permanencia de los estudiantes en sus horas de estudio.

Patricio Sanhueza (2017), destaca la potencialidad de la universidad como institución publica, en la atracción de nuevas generaciones de jóvenes estudiantes y personas con oficios específicos por medio de quehacer propio dentro de la docencia, la investigación y la vinculación con el medio.

Esto ultimo, puede ser un punto fuerte a tratar para el modelo de Campus-Urbano para el Almendral y su vinculación con el medio. Como menciona Andrea Mora (2017), se reconoce un centro de conocimientos dentro del organismo de universidades de Valparaíso, del cual la población no estudiante, no logra sacar un provecho.

Finalmente, Andrés López (1999), cita al Vicerrector de la Universidad de Burgos sobre el antiguo Plan General de la ciudad: “consolida las dotaciones universitarias existentes, pero no prevé nuevas dotaciones de suelo”. Luego menciona el requerimiento de plantear reservas para uso de suelo para desarrollar necesidades de las universidades como agentes dinámicos dentro de la trama urbana y la vida cultural.

Es necesario realizar ciertas modificaciones al Plan Regulador Comunal de Valparaíso que permitan nuevos usos para con el Campus-Urbano, siempre que se identifiquen los predios que cumplan con beneficios estipulados por los actores vinculados. También contemplar los inmuebles de conservación historia y las zonas históricas, que deberán ser respetadas y seguir en vinculación con la ciudad y el campus.

Con todo lo planteado, se pretende concluir el documento como en una serie de lineamientos que servirán para el desarrollo de un modelo de Campus-Urbano que se integre a la ciudad y a sus necesidades actuales y futuras. Se plantearon dentro de la discusión referencias sobre Valparaíso y sobre el desarrollo de modelos de campus, ciudades o barios universitarios.


Bibliografia

A. Mora, M. Soto, P, Sanhueza, M. Escobar, M. Avilés. (2017). Valparaíso, Ciudad Universitaria. Valparaíso: Foro de altos estudios sociales.

Jaimes, P. (2009) "La Ciudad Universitaria de la Universidad de Buenos Aires, 1958‐2009". Mimeo.

Andrés López. (1999). Transformación urbana y cambio funcional en el suroeste de Burgos: de espacio industrial a campus universitario. Polígonos, Nº 9, 9-30.

Pilar Ch. Navarro. (1986). La ciudad universitaria de Madrid. Madrid: Editorial Universidad Complutense.

(2017). Las potencialidades de Valparaíso como Ciudad Universitaria. 03-04-2018, de UPLA Sitio web: https://www.upla.cl/noticias/2017/06/08/las-potencialidades-de-valparaiso-como-ciudad-universitaria/


Notas sobre fichas bibliográficas de referencia

Referencia en índice: 11. A. Mora, M. Soto, P, Sanhueza, M. Escobar, M. Avilés. (2017). Valparaíso, Ciudad Universitaria. Valparaíso: Foro de altos estudios sociales.

Notas: Este es un cuaderno que engloba una serie de trabajos de distintos autores sobre Valparaíso, y sus cualidades de ciudad universitaria desde distintos puntos de vista. Contiene información actual y su visión en el futuro en mano de profesionales tanto públicos como académicos.

“Esta investigación plantea que los campus universitarios tanto en su inserción urbana como la complejidad de funciones que entrega a la ciudad pueden transformarse de forma implícita o explicita en un elemento estratégico de desarrollo local.” (pág. 31) “El espacio es una dimensión física fundamental y, el hecho de considerarlo independiente de las relaciones sociales, aun con la intención de estudiar su interacción, en la practica separa la naturaleza de la cultura, destruyendo el principio fundamental de los estudios sociales y urbanos. Todos los problemas de la sociedad tienen sus raíces en la unión indisoluble de estos dos términos –espacio y sociedad–“ […]. (pág. 32) En referencia a un modelo disperso de universidad, es decir, que ubica diseminadamente su infraestructura: “este tipo de modelo suele aportar de manera importante en la restauración y regeneración urbana, además de fomentar la creación de nuevas centralidades”. (pág. 42) “[…] convocan al trabajo conjunto de las instituciones publicas, privadas, sociedad civil y universidades. Estas ultimas, a través de la formación de pregrado-postgrado, investigación innovación, creación, transferencia tecnológica, capacitación y servicios especializados, los cuales constituyen insumos para el desarrollo territorial, a través, de los análisis y propuestas a los problemas que aquejan la ciudad, entre otros.” (pág. 45) […] “desde una necesidad ciudadana fueron las demandas por disponer de espacios de recreación en el borde costero para los porteños, turistas y visitantes de la zona” […]. (pág. 47) “fraseando a Cavieres “agregar”, es decir, otras actividades productivas y servicios que se desarrollan en Valparaíso, destaca la actividad universitaria”. (como se cita en Pizarro, 2017, pág. 48) “El desafío es crear una gobernanza adecuada y estable en el tiempo, con instrumentos (programas y proyectos) y financiamiento adecuado para desarrollar investigación, innovación, transferencia tecnológica, capacitación y servicios especializados brindados por el sistema de Educación Superior en coordinación con la agencias publicas y privadas”. (pág. 48-49) “Por su parte, las universidades tradicionales, elaboran y ejecutan sus planes estratégicos como parte de gestión institucional y procesos de acreditación, generando oportunidades para complementar y coordinar sus propios planes con los planes regionales y locales.” (pág. 51-52) “Para aumentar la articulación entre las instituciones publicas y privadas instaladas en el territorio (universidades, empresas productivas, servicios públicos, otros) es conveniente establecer puntos de encuentro entre planes estratégicos de dichas instituciones y los lineamientos regionales y locales.” (pág. 64) “Por una parte, la universidad en su quehacer propio en los ámbitos de docencia, investigación y vinculación con el medio, constituye una atracción para nuevas generaciones de jóvenes y talentos, de la ciudad, la región, el país y el mundo.” (pág. 65) “La ciudad universitaria refuerza la idea de polo de atracción de estudiantes (pre y postgrado), investigadores y talentos de la ciudad, la región, el país y el mundo.” (pág. 65)


Referencia en índice: 12. Jaimes, P. (2009) "La Ciudad Universitaria de la Universidad de Buenos Aires, 1958‐2009". Mimeo.

Notas: Mimeo sobre la Ciudad Universitaria de Buenos Aires, con sus fundamentos que se emplazan en el borde del Rio de La Plata. Se plantean las posibilidades de sistema tanto infraestructural como de vialidad en la trama urbana, donde se puede observar una similitud con el caso de estudio y sus falencias en cuanto a la accesibilidad al borde marítimo.

La línea de ribera es trazada dando lugar a la prolongación de la Avenida Costanera Norte como corredor vial, sin volver a plantear el balneario original […]. (pág. 13) Sobre la gran parcela resultante quedan definidos tres recintos: el mayor, principalmente académico pero incluyendo áreas de residencia, frente al Río de la Plata; el segundo enclave, también académico, respetaba el Sector Fundacional con sus dos edificios iniciales (Pabellón I y Pabellón de Industrias); y el tercero, entre el sector académico principal y las vías del ferrocarril, queda destinado a campo de deportes y campo experimental. (pág. 13-14) El recinto académico mayor se ordena en torno a una Bahía, en la que ingresa el agua del Río y que posiblemente se concibiera como receptora del Arroyo Vega. A la Bahía concurren, mediante plazas menores y mayores, todos los recorridos peatonales del recinto, que se plantean a cielo abierto y en una cota sobreelevada unos 5,00m por sobre el nivel vial. (pág. 14) Dentro de las pagina 14 y 15, se hace referencia a diversas infraestructuras que componen el campus además de las casas de estudio, donde se encuentran también: pabellones de expansión de uso versátil, pabellones en un borde costero, una biblioteca central, rectorado, un auditorio, un centro de convenciones, casas estudiantiles, un campo de deportes, estacionamientos, edificaciones destinadas a vivienda, una escuela primara y una secundaria. […] la Secretaría desarrolla el Plan de Urbanización Ciudad Universitaria, una intervención urbana de 122Ha que busca integrar el predio de Ciudad Universitaria tanto a un propuesto sistema costero de áreas públicas recreativas y educativas como al barrio de Núñez y la ciudad, atravesando la barrera de las Avenidas Cantilo Lugones y el tendido del Ferrocarril Belgrano. (pág. 20) Luego se hace referencia a una serie de agregados al Plan Maestro: […] completamiento del ordenamiento vial; similar ubicación del área de paradas de transporte público; estacionamientos; y el nudo de transferencia peatonal […]. Vuelve a proponerse un puerto deportivo, y un área de residencia para estudiantes y profesores […]. […] integración de bosque autóctono, bicisendas, anfiteatro y playas de piedra y arena, con acceso vehicular posible pero restringido […]. […] reconvertir la relación entre la ciudad y la franja costera, reafirmando la vinculación de la ciudad con el río, preservando los recursos hídricos, potenciando su accesibilidad y privilegiando su uso recreativo y gratuito. (pág. 26)


Referencia en índice: 05. Andrés López. (1999). Transformación urbana y cambio funcional en el suroeste de Burgos: de espacio industrial a campus universitario. Polígonos, Nº 9, 9-30.

Notas: Texto que trata sobre la formación del campus universitario de la Universidad de Burgos, como fue implementado dentro de su contexto urbano y como se transformó en un barrio que dialoga con el sector histórico de la ciudad.

En la primera parte del texto (pág. 12-16), se explica sobre el surgimiento de una serie de planes de expansión urbana con propósitos industriales y comerciales. Explica sobre el deterioro de los barrios cercanos al barrio histórico, causado por la actividad industrial y la llegada del ferrocarril. Se colocaron en marcha una serie de estrategias habitacionales para la rehabilitación del barrio, la cual funciono en un comienzo, pero al pasar el tiempo, derivo al despoblamiento, por la misma razón que se ejecutaron las acciones. Finalmente, tras el deseo de la ciudad de tener un barrio universitario, se decide conformarlo en esta zona, tras la reciente restauración y rehabilitación de un hospital del lugar, destinándolo a ser la nueva facultad de derecho. Sin embargo, hay que tener en cuenta previamente, que la sustitución- renovación de usos o la incorporación de nuevas actividades a la ciudad, en el marco de un espacio con piezas consolidadas, ha de ser respetuosa con lo preexistente en aras de conjugar la tradición con las nuevas funciones urbanas. En realidad, un proceso de cambio ha de entenderse como una de las manifestaciones del dinamismo de la ciudad, pero no por ello ha de implicar la sustitución total de usos o funciones ya que la destrucción de los espacios urbanos con raíz histórica no lleva sino a favorecer el incremento de la memoria de la ciudad. (pág. 17) […] podemos señalar la necesidad de fijar a la población en su hábitat tradicional, la conservación del patrimonio arquitectónico, monumental e histórico, el mantenimiento de la estructura urbanística existente, la peatonalización y la ordenación de espacios carentes de planificación. (pág. 17) […] el PECH (Plan Especial del Centro Histórico) ha delimitado tres niveles de protección para el patrimonio edificado (Integral, Estructural y Ambiental), desde el me- ro mantenimiento de las fachadas y elementos originarios a la conservación integral de los edificios según el valor otorgado a cada uno de ellos. (pág. 18) En la pagina 20, se hace referencia a la importancia de la creación de un organismo publico denominado Plan Especial de la Universidad. Se cita: “[…] uno de los agentes con mayor peso en el proceso de transformación y renovación urbana del Suroeste del núcleo ya que, sobre la base del actual PGOU de Burgos y con el marco regulador establecido por el PECH, ha iniciado una serie de actuaciones encaminadas a conseguir la construcción de un verdadero campus universitario.” Vicerrector de la Universidad de Burgos sobre el antiguo Plan General de la ciudad: “consolida las dotaciones universitarias existentes, pero no prevé nuevas dotaciones de suelo”. (pág. 20) Bajo un singular soporte ideológico resumido en la máxima de “un Burgos estable, en una España estable, en una Europa estable, en una economía globalizada”, se requería al planeamiento la reserva de una importante cantidad de suelo para desarrollar las necesidades de la Universidad como agente dinamizador de la vida cultural de Burgos. (pág. 20) Por otra parte, la transformación asociada a este conjunto no se limita a la mera recomposición en función de las necesidades universitarias y las actuaciones privadas en la construcción de viviendas sino que desde el propio planeamiento se recoge la idea de introducir modificaciones en el uso del suelo. (pág. 21)


Referencia en índice: 06. Pilar Ch. Navarro. (1986). La ciudad universitaria de Madrid. Madrid: Editorial Universidad Complutense.

Notas: Tesis doctoral sobre la fundación, los argumentos, la historia y sus cambios a través de ella, de la Ciudad Universitaria de Madrid. En ella se busca plantear ciertas directrices sobre el modelo y sus componentes, analizar sus similitudes con el caso de estudio y replantearlos para generar un sistema de Campus-Urbano que dialogue con la ciudad.

Pero la máxima influencia se recibió de las universidades norteamericanas y del modelo Campus: "solución económica optima" cuya intención era ser "fundaciones filantrópicas rentables", unidades de producción creadas por intereses industriales y financieros. Lo que en España no se vio fué este aspecto importantísimo, ni el hecho de que las universidades norteamericanas se generasen como empresas participantes de los movimientos especuladores, bursátiles e inmobiliarios, comerciantes ante todo con el saber y la investigación. Ligadas a un constante deseo de rentabilidad, se reía clonaban estrechamente con los mercados del empleo y la investigación aplicada. (pág. 61) En nuestro país se obviaron estos aspectos deduciendo una mera intención de enriquecimiento de los pre-graduados con el contacto con los post-graduados. Sin embargo es sintomático que a España llegara el campus coincidiendo con la aparición de las primeras multinacionales con capital americano. La separación del campus tanto de la ciudad como del campo, se conseguiría en Norteamérica mediante la creación de una "microciudad" cuya apariencia fuera, a la vez, urbana y campestre, pero que careciese en realidad de los problemas respectivos. Otro apoyo de diseño favorecería el aislamiento: la imagen de coherencia de la universidad; la unidad de criterio teórica que apuntara López Otero, tanto a nivel urbanístico como arquitectónico, se apoyaría en la coincidencia espacial y temporal de las intenciones fundacionales; produciría finalmente una grata impresión de homogeneidad, opuesta a la heterogeneidad morfológica de la metrópoli próxima y a su escasa funcionalidad. (pág. 61-62) Se hace referencia a los problemas segregadores que se identificaron en el modelo de campus, los cuales, citados textualmente son: “la autonomía impermeable al mundo exterior; la unicidad espacial fundada en las relaciones estrechas y próximas, y enfrentada a la heterogeneidad de diseño exterior; destinado a minorías, poco disponible al uso público: desligado del entorno y del contexto, de las realidades socia les y de la pluralidad”. (pág.- 62) Citación a Alfonso XIII, extraído de un folleto de la Junta en 1930: ...."Agrupar bajo un plan magnífico y completo de modernas construcciones en un bello y amplio parque, […] las distintas Escuelas y Facultades que hoy integran en todo el mundo la completa preparación científica, literaria y artística de las juventudes, dejando el anticuado sistema del edificio único universitario para trocarlo por el de edificios independientes para las diversas ramas del saber; […] y honestas recreaciones a los estudiantes que cursen en estas Escuelas sus estudios; unir a la enseñanza y al cómodo y agradable hospedaje, la práctica de los deportes, complemento indispensable de la moderna educación, […] situados dentro del mismo recinto universitario; crear un sistema de Residencias clasificadas para los estudiantes de los diversos países, […] y unir a todo esto un sistema económico de becas y pensiones, que asegure el intercambio escolar entre España y los países americanos. Tal es la organización fundamental y sintética de la Ciudad Universitaria Española" (pág. 63-64) Citación a Ann Arbor dentro del texto: ...."la nueva urbe será una continuación de Madrid mismo : sus edificios, a pesar de formar núcleo aparte, serán, no de suburbio, sino del centro mismo de la capital; y la pompa de sus jardines constituirá un parque más, de belleza imponderable, del que Madrid entero podrá gozar sin limitaciones ni obstáculos". (pág. 64) La imagen del conjunto debería responder a la de "Universidad Jardín", consistente en un gran parque diseñado parcialmente como un "jardín español", y en parte como un bosque, según los precedentes que existían en la finca; de este modo se compaginaría lo natural y lo geométrico. (pág. 65) En la Ciudad Universitaria, duran te ocho horas, el estudiante debe vivir la vida de una ciudad natural: sin comercios, ni ruidos, ni aglomeraciones públicas, mal olientes". (pág. 65) Básicamente, los núcleos universitarios podrían contener tráfico rodado, aunque en menor cuantía y a menor velocidad que los grandes ejes. (pág. 71)


Referencia en índice: 09. (2017). Las potencialidades de Valparaíso como Ciudad Universitaria. 03-04-2018, de UPLA Sitio web: https://www.upla.cl/noticias/

Notas: Noticia sobre la publicación de los Cuadernos del foro Valparaíso XVIII Valparaíso Ciudad Universitaria (también dentro del índice bibliográfico), que presenta notas sobre los expositores y autores sobre el tema que no aparecen en el texto original. Trata de las eventuales potencias de la ciudad como una ciudad universitaria y del curso que debería tomar esta bajo esta mirada.

“Valparaíso es una ciudad muy especial en Chile porque la historia de Valparaíso marca también una forma de ser, de pensar, de relacionarnos; porque es una ciudad que nace prácticamente cosmopolita, particularmente con lo que ocurre en el sigo XIX por su calidad de ciudad-puerto”, dijo en su presentación el rector Sanhueza. En boca del propio Patricio Sanhueza: “lo que existen son distintos modelos de ciudades universitarias que tienen evoluciones históricas diferentes. Hay ciudades que prácticamente se han construido en torno a la universidad, nacen antes que la ciudad, y hay otras macrociudades que tienen dentro suyo una ciudad universitaria. Pero hay otras ciudades –prosiguió el alto académico- que nacieron antes, donde se instalan universidades, y hay universidades que nacen por iniciativas ciudadanas y oras en que el Estado ha sido el que ha instalado una determinada universidad y que en cierta medida son productos de descentralizaciones. Valparaíso tiene de todo en ese sentido… ” […] el rector Sanhueza se mostró partidario de cuestionarnos permanentemente aquellas cualidades que conforman un concepto, como por ejemplo, el de la calidad de vida que en teoría corona a Valparaíso como atractiva en este ámbito. “Aquí la pregunta es, ¿tiene Valparaíso la calidad de vida que una ciudad universitaria debiese tener?, y la respuesta que tenemos que dar es que somos críticos nosotros mismos respecto de la calidad de vida, que sentimos que hay que seguir mejorando”. […] apoyamos esta cooperación, esta asociación permanente. Incluso este año hemos abierto un programa piloto de movilidad entre nuestras cuatro universidades que será único en nuestro país… Esta no es una asociación casual, contingente ni azarosa”. En tanto, los nuevos desafíos para la zona y sus universidades en cuanto a la internacionalización de sus postgrados, […] en la zona se dictan más de 236 planes de postgrados, lo cual sitúa a la Región como la tercera del país tras la Metropolitana y la del Biobío.