Daniel Olguin Tarea 3 - Módulo investigación T2 2015

De Casiopea



TítuloLa deriva del paseante en la observación Arquitectónica y su relación con el surrealismo.
AsignaturaModulo de investigación
Del CursoMódulo Investigación T2 2015
CarrerasArquitectura
3
Alumno(s)Daniel Olguín Lundborg


Ficha 1

  • Titulo: Hombre de la Multitud
  • Autor: Edgar Allan Poe
  • Año: 1840
  • Pagina 3

“Conforme iba haciendose de noche, el gentío aumentaba. Cunado se encendieron las luces, dos densas y continuas corrientes de transeuntes comenzaron a entrar y salir del establecimiento. Nunca me había encontrado con una situacion como aquella, y por tanto, aquel mar tumultuoso de cabezas humanas me llenaba de una emocion deliciosamente nueva. Dejé de prestar atención a lo que sucedia en el interior del hotel para absorverme de lleno en la contemplacion del exterior. Al prioncipio mis observaciones adoptaron un cariz abstracto y general. Miraba a los transeuntes en masa y pensaba en ellos como formando una unidad amalgamada por sus características comunes. Pronto, sin embargo, descendí a los detalles y abservé con minucioso interés las unnumerables variedades de tipos, vestidos, aires, portes,aspectos,fisionomías ”'

Ficha 2

  • Titulo: Psicogeografía de Mediateletipos
  • Autor: Blanca Rego
  • Año: 2015
  • Pagina 11

“Según Guy Debord [Introduction à une critique de la géographie urbaine, 1955], el término psicogeografía se lo inventó un cabilio (un bereber del noreste de Argelia) que estaba intentando dar nombre a una serie de fenómenos que interesaban a los situacionistas a principios de los años 50. La definición que da Debord al término es la siguiente: «La psicogeografía se propone el estudio de las leyes exactas, y de los efectos precisos del medio geográfico, planificados conscientemente o no, que afectan directamente al comportamiento afectivo de los individuos». ”'

Abstract:El fluir inconsciente de la palabra y la imagen en la observación.

Salir a la calle y observar las construcciones, fijarse en ellas , entender su función, su estética, su color, detenerse a dibujarla, escribir una observación sobre aquello que vemos, sobre aquello que sentimos… La costumbre adquirida de estudiar Arquitectura. Racionalizar. Somos los creadores de espacios vacíos y es lo que nos apasiona. ¿Pero a que punto podemos llevar estos sentimiento a la dimensión tangible en una obra? Porque es acá donde podemos ser originales y libres artísticamente en la Arquitectura. El concepto de “deriva”, tomar una caminata sin objetivo específico, viene desde la ‘psicogeografía’ de Guy Debord que puede ser llevada al urbanismo y por lo tanto a la Arquitectura. Abandonarse al azar en el deambular por las calles sin más objeto que experimentar los diferentes estados de animo que estas puden provocar en el paseante.

En la Escuela se nos enseña a observar, como por primera vez algo. "La observación implica una dimensión o magnitud de contemplación. Esta comienza por ir, por deambular para detenerse en cierto momento en algún punto."1 Pero ¿Como volver a no saber? ¿ Como ser la duna que cada mañana olvida y aprende de nuevo? Cada persona es infinitamente distinta a la otra y el afán de analizar será distinto en cada cual. Entonces, la semilla de una obra es el sentimiento primero, el fluir del inconsciente.

En este ensayo hablaré sobre como la poesía y el fluir de la conciencia son una herramienta para comprender el espacio y racionalizar el sentimiento del lugar para llevarlo a lo tangible, si es que esto es posible. Como también el fluir de uno con el concepto de ‘deriva’ puede llevarnos a algo. Comparar diferentes lugares con distintas emociones. Como la pausa nos regala una interacción y como el andar es parte del habitar. Como aplicar esto para llegar a lo original. “Pero más allá de toda significación la poesía sublima el instante, el acto por el cual y en el cual el hombre se reconoce originariamente.”2 “El espíritu del que sueña se satisface ampliamente con cuanto le ocurre. El angustioso dilema de la posibilidad ya no se plantea.”3

1Alberto Cruz – Una clase de la Observación

2Alberto Cruz – Carta del Errante

3André Breton - Manifiesto Surrealista.

Ensayo: La deriva del paseante en la observación Arquitectónica y su relación con el surrealismo.

  • Autor: Daniel Olguin Lundborg
  • Carrera: Arquitectura
  • Profesores: Ursula Exss; Maria Paz Urrutia; Javiera Fernandez Allendes


El concepto de “deriva”, tomar una caminata sin objetivo específico, viene desde la ‘psicogeografía’ de Guy Debord que puede ser llevada al urbanismo y por lo tanto a la Arquitectura. Abandonarse al azar en el deambular por las calles sin más objeto que experimentar los diferentes estados de animo que estas pueden provocar en el paseante. Estos estados pueden ser recogidos en la observación Arquitectónica, que consiste en plasmar lo observado en un croquis y con palabras tratar de llevarlo a una dimensión espacial y descubrir la cualidad del vacio observado. Para esto hay que racionalizar lo que se ve, traducir el fluir del inconsciente y la escritura automática en un lenguaje espacial. En este ensayo intentaré conectar los conceptos de flâneur y deriva, con el surrealismo y la observación arquitectónica para ver si trabajan en conjunto, si se cruzan para llegan a una obra.

Para hacer este cruce es necesario definir conceptos: ->La escritura automática planteada por André Breton en el Manifiesto Surrealista proponía un “automatismo psíquico puro, por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral”. Por lo tanto en la observación arquitectónica se puede hacer uso de esto para descubrir cualidades del espacio que están de algún modo escondidas y que son sacadas a luz desde el inconsciente, desde los diferentes estados de animo que nos hace sentir el lugar, el vacío(psicogeografía). Este automatismo psíquico “sin la intervención reguladora de la razón” será útil en un primer momento de la observación, para sacarse los dogmas ya estructurados de la mente, para poder volver a observar como por primera vez algo y descubrir una cualidad única en el vacío.

-> El concepto de “deriva” por Guy Debord. Abandonarse al azar en el deambular por las calles sin más objeto que experimentar los diferentes estados de animo que estas pueden provocar en el paseante.

-> El término flâneur procede del francés, y significa 'paseante'. La actividad propia del flâneur es vagar por las calles, callejear sin rumbo, sin objetivo, abierto a todas las vicisitudes y las impresiones que le salen al paso. Esta actividad famosa en cuentos y personajes literarios en el siglo XIX en Francia puede ser llevada un paso más allá hacia la Arquitectura y el Urbanismo. Dar este paseo, estar a la Deriva en la ciudad que nos lleva a encontrarnos con diseños particulares que nos afectan.

-> El concepto de “deriva” por Guy Debord. Abandonarse al azar en el deambular por las calles sin más objeto que experimentar los diferentes estados de animo que estas pueden provocar en el paseante.

-> La observación Arquitectónica. Esto desde como se enseña en la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV. “Observar sería entonces esa actividad del espíritu (y del cuerpo) que nos permite acceder, una y otra vez, a una nueva, inédita, visión de la realidad.” Esto se hace por medio de un croquis o dibujo que va acompañado de un texto, pero hay que señalar que no son conceptos separados, sino que el croquis y el texto son uno solo y a eso se le llama Observación. Se intenta llegar a descubrir una cualidad del vacío para luego llevarlo a un acto y a una forma espacial. Construir , el hombre esta llamado a hacer y rehacer el mundo.

Para hacer la relación de conceptos y ver

Interesante ver como estos conceptos alejados unos de otros geográficamente, tienen relación entre si para llegar a diferentes conclusiones tanto psíquicas como tangibles.