Franco Castañeda, El ritmo

De Casiopea


TítuloCuaderno de Lectura 1, Octavio Paz, El ritmo
AsignaturaTaller del Hacer Visible
Del CursoTaller del Hacer Visible 2020
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Formación y Oficio, Interacción y Servicios
2
Alumno(s)Franco Castañeda Becerra
PDFArchivo:Anotaciones El Arco y la Lira - Franco Castañeda Becerra.pdf

El Arco y la Lira, El ritmo, Octavio Paz.

"Las palabras se conducen como seres caprichosos y autónomos. Siempre dicen «esto y lo otro» y, al mismo tiempo, «aquello y lo de más allá»El pensamiento no se resigna; forzado a usarlas, una y otra vez pretende reducirlas a sus propias leyes (...) En realidad el vocablo nunca se da aislado; nadie habla en palabras sueltas. (...) La pluralidad potencial de significados de la palabra suelta se transforma en la frase en una cierta y única, aunque no siempre rigurosa y única, aunque no siempre rigurosa y unívoca, dirección. "El Lenguaje en su estado natural"

Las Palabras están fragmentadas, siendo la unidad básica que da forma al macrocosmos del Lenguaje y la gramática. Un flujo multidimensional de creación sin fin.

Hoja 2 - Fragmento1FCB.jpg

Hoja 2 - Fragmento2FCB.jpg

"(...) Pero cada una de estas palabras es una frase. Así, ni en los idiomas más simples la palabra aislada es lenguaje. (...) El poema posee el mismo carácter complejo e indivisible del lenguaje y de su célula: la frase. Nadie puede substraerse a la creencia en el poder mágico de las palabras. (...) Unas palabras se atraen, otras se repelen y todas se corresponden."

La mera existencia de la lengua, es la definición misma de la espontaneidad del ser humano.

Hoja 3 - Fragmento1FCB.jpg

"Todo aquel que haya practicado la escritura automática conoce las extrañas y deslumbrantes asociaciones del lenguaje dejado a su propia espontaneidad. Evocación y convocación. (...) «Un día las palabras se coaligarán contra ti, se te sublevarán a un tiempo...». (...) rozamos las orillas del puro existir y adivinamos un estado de unidad, de final reunión con nuestro ser y con el ser del mundo. (...) Una imagen final (...) volvemos al silencio."

Y el ser humano es el lenguaje del mundo.

Hoja 4 - Fragmento1FCB.jpg

"El dinamismo del lenguaje lleva al poeta a crear su universo verbal utilizando las mismas fuerzas de atracción y repulsión. El poeta crea por analogía. (...) El ritmo es un imán. Al reproducirlo convoca palabras. (...) La creación poética (...) esta voluntaria utilización del ritmo como agente de seducción. (...) La operación poética no es diversa del conjuro, el hechizo y otros procedimientos de la magia. (...)."

La palabra otorga conocimiento. Testimonio del poder de la voluntad humana.

Hoja 5 - Fragmento1FCB.jpg

"(...) La magia es una concepción del mundo pero no es una idea del hombre. De ahí que el mago sea una figura desgarrada entre su comunicación con las fuerzas cósmicas y su imposibilidad de llegar al hombre, excepto como una de esas fuerzas. (..) Un lenguaje a tal punto excelso merecía la prueba del fuego del teatro. (...) El acto mágico se transmuta en suicidio."

El Hombre y el Cosmos, una corriente que recorre el universo

Hoja 6 - Fragmento1FCB.jpg

"El poeta no es un mago, pero su concepción del lenguaje como una society of life lo acerca a la magia. (...) El poeta encanta al lenguaje por medio del ritmo. Una imagen suscita a otra. Así, la función predominante del ritmo distingue al poema de todas las otras formas literarias. El poema es un conjunto de frases, un orden verbal, fundado en el ritmo. (...) Todo ritmo es sentido de algo. Así pues, el ritmo no es exclusivamente una medida vacía de contenido sino una dirección, un sentido. El ritmo no es medida, sino tiempo original. La medida no es tiempo sino una manera de calcularlo. (...) una reducción o abstracción del tiempo original (...) el tiempo no está fuera de nosotros (...) sino nosotros los que pasamos."

Cada universo del lenguaje se rige por la dimensión del tiempo, le otorga una distinción y un género.

Hoja 7 - Fragmento1FCB.jpg

"En el ritmo hay un «ir hacia», qué solo puede ser elucidado si, al mismo tiempo, se elucida qué somos nosotros. El ritmo no es medida, ni algo que esta fuera de nosotros, sino que somos nosotros mismos los que nos vertemos en el ritmo y nos disparamos hacia «algo». El ritmo es sentido y dice «algo». Así, su contenido verbal o ideológico no es separable.(..) El ritmo era un rito (...) rito y mito son realidades inseparables."

La vida es una melodía, de la misma forma el lenguaje, poseedores de un sentido y un ritmo que nunca terminan, se transforman constantemente.


Hoja 8 - Fragmento1FCB.jpg

Hoja 8 - Fragmento2FCB.jpg

"El universo es un sistema bipartido de ritmos contrarios, alternantes y complementarios. El ritmo rige el crecimiento de las plantas y de los imperios, de las cosechas y de las instituciones. (...) El ritmo es imagen viva del universo. (...) Todas las concepciones cosmológicas del hombre brotan de la intuición de un ritmo original."

Todo converge, el ritmo influencia la vida y la espontaneidad del ser humano.

Hoja 9 - Fragmento1FCB.jpg

"Los «ritos de salida» obligan al tiempo viejo a dejar el campo a su sucesor. (...) El mito es un pasado que también es un futuro. Pues la región temporal en donde acaecen los mitos nos es el ayer irreparable y finito de todo acto humano, sino un pasado cargado de posibilidades, susceptible de actualizarse. (...) En la vida diaria nos aterramos a la presentación cronométrica del tiempo, aunque hablemos de «mal tiempo» y de «buen tiempo» y aunque cada treinta y uno de diciembre despidamos al año viejo y saludemos la llegada del nuevo. Ninguna de estas actitudes nos impide arrancar cada día una hoja al calendario o consultar la hora en el reloj. Nuestro «buen tiempo» no se desprende de la sucesión."

El tiempo trasciende por sobre todo, no muere, trae el pasado hacia el futuro. Un espacio relativo que vemos ajeno.

Hoja 11 - Fragmento1FCB.jpg

"No todos los mitos son poemas pero todo poema es mito. Como en el mito, en el poema el tiempo cotidiano sufre una transmutación: deja ser sucesión homogénea y vacía para convertirse en ritmo. (...) El tiempo del poema es distinto al tiempo cronométrico. (...) Para el poeta lo que pasó volverá a ser, volverá a encarnar. (...) El pasado y el presente de las novelas no es el de la historia ni el del reportaje periodístico."

El tiempo se desprende del tiempo. Siempre están conectados al tiempo original.

Hoja 12 - Fragmento1FCB.jpg

"El hombre, desde hace siglos, ha dejado de ser natural. Unos lo conciben como un haz de impulsos y reflejos, estos es, como un animal superior. (...) En el extremo opuesto se encuentran los que nos conciben como entes históricos, sin más continuidad que la del cambio. No es eso todo. (...) El deseo aspira siempre a suprimir las distancias, según se ve en el deseo por excelencia: el impulso amoroso. (...) no compara ni muestra semejanzas sino que revela la identidad última de objetos que nos parecían irreductibles. (...) La unidad de la frase, que en la prosa se da por el sentido o significación, en el poema se logra por gracia del ritmo."


Cuerpo y Forma. La eterna búsqueda de replicar y revelar nuestra propia identidad.


Hoja 13 - Fragmento1FCB.jpg

Hoja 13 - Fragmento2FCB.jpg