Cristobal Cabrera Tapia-Encargo 1-2ºS 2019

De Casiopea



TítuloCristobal Cabrera Tapia-Encargo 1-2ºS 2019
AsignaturaTaller del Programa y Forma de la Edificación
Del CursoTaller del Programa y Forma de la Edificación 2º Semestre 2019
CarrerasArquitectura
1
Alumno(s)Cristobal cabrera

ENCARGO 1

Cejon1.jpeg


El Juego del Niño

El acto inocente del niño al jugar genera un espacio de representación transmutada de la realidad, pasando a ser un actor de lo teatral que conlleva esa escena. el juego pasa a ser una serie de ritmos en torno a un otro, puede ser directamente inmersos en el acto o con un espectador (el padre). nace una dependencia de lo ajeno que se lleva a lo propio y se adapta para generar un movimiento que fluye en conjunto como un baile. este movimiento invita la mirada del entorno construyendo el primer acercamiento a lo teatral. mientras el niño juega, busca llamar la atención del padre, este al generar conexión visual permite el llevar a cabo la finalidad del juego del niño, lo reciproco del teatro.

Cejon2.jpeg


Vacío de Actuación

En la ciudad se generan múltiples actos escénicos que a su vez ocupan el espacio en función del acto y la holgura que este implica, construyendo un vacío que se respeta por el espectador que no presentas limites físicos, pero a la vez rompe con la continuidad de la ciudad. Se construye a partir desde lo que el ojo capta en una distancia determinada, este vacío permeable reconfigura la forma del habitar su entorno y busca impactar directamente en la atención del espectador con el fin de generar la reciprocidad mutua de lo teatral con el otro y llevarlo a un ambiente de celebración como lo hace un vendedor, un malabarista o un bailarín mostrando la inusualidad dentro de lo cotidiano.


el juego se vuelve un rito siguiendo un ritmo de interacción con el otro, la dependencia mutua fluye en el espacio a partir del lo poco cotidiano que implica, el espectador es llamado a la atención de los niños por el sonido y el movimiento
El espacio escénico se construye a partir del rango de expresión del acto, y a su ves el acto busca adaptarse al vació contenido por la ciudad generándose una interacción visual invitada por la escena y el movimiento inusual.
la esbeltez espacial de expresión nace desde un limite escénico distado por el rango de los cuerpos, la verticalidad de lo escénico obliga una mirada lejana para cubrir visualmente la altura expresiva del baile.
lo reciproco se hace presente en la interacción entre padre y niña donde se presenta un espectador invitado por el movimiento y la expresión entre la niña y el espacio, el juego va mas allá de lo cotidiano y se vuelve celebre generando una convergencia de las miradas próximas.
de la contención nace la escena, el centro se vuelve un foco y el cliente pasa a ser el actor y a su vez el vendedor se presenta en una condición visual de invitación donde ahora el cliente es espectador. la envolvente converge las miradas en un centro.
el limite construido por el espectador se adapta en torno al espacio de expresión, el movimiento brusco aumenta el radio. se construye una ruptura celebre en la ciudad invitando al entorno y reconstruyendo el flujo cotidiano.
el acto se suspende en la vertical y un radio se construye en torno del actor generado por la distancia visual necesaria para presenciar la esbelta escena para presenciarla cómodamente y respectar en espacio escénico, este espacio construye el distingo entre actor espectador.
el acto se dispone en una ruptura de la ciudad, el espacio re condiciona y el acto escénico genera un teatro momentáneo e intermitente de publico cambiante la ciudad entrega una condición de convergencia visual en las esquinas, la amplitud del vació adopta la atención de las miradas antes que la contención.