Continuidad en el Aparecer superpuesto

De Casiopea


TítuloContinuidad en el Aparecer superpuesto
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Clavecontinuidad, aparecer, superposicion, celosía
Período2016-2016
AsignaturaTaller del Habitar,
Del CursoTaller del Habitar 2016,
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico, Diseño Industrial
Alumno(s)Renee Rodo
ProfesorMarcelo Araya, Carlos Chávez

Continuidad en el Aparecer

Superposición de elementos encontrados

Ensayo

¿Es posible encontrar un ritmo común que pueda ser asociado a la forma de habitar un espacio?


Generalmente, cuando se habla de ritmo, tendemos a asociarlo con la música, con un baile. Lo cierto es que no es sólo eso, el ritmo se encuentra presente en cada cosa que hacemos, que vemos, que pensamos. Es lo que le da sentido a las cosas, es lo que le da expectación.


Un lugar en donde podemos encontrar ritmo fácilmente es la poesía. Si hablamos de poesía podremos ver que ésta es puro ritmo, lo que la hace diferente de otras formas verbales. Cada poema es distinto al otro, cada poema tiene su propia forma de ser escrito, el poeta juega con las diversas figuras literarias, con las formas de escribir, con pausas y no pausas. Juega con todo esto con el fin de encontrar el ritmo que éste quiere lograr, el ritmo que hará a su poema original. Debe escoger que palabras utilizar y cómo utilizarlas. Pero en todo poema tiene algo en común: "su núcleo más simple es la frase poética y la unidad entre éstas es el ritmo", es decir, es el elemento común entre sus diversos elementos.


En cuanto a la narración en prosa, esta también necesita su propio ritmo. Puedes tener todos los elementos de la historia pero necesitas de un ritmo al escribirla/contarla para lograr expresarla de la manera deseada. Por ejemplo, como escribió Italo Calvino: “El relato es una operación sobre la duración, un encantamiento que obra sobre el transcurrir del tiempo (contrayéndolo o dilatándolo). En Sicilia los relatos evocan a la funcionalidad: descuida los detalles que no sirven, pero insiste en las repeticiones”. La forma de contar historias en Sicilia tiene su ritmo propio y es lo que la hace distinguible, uno cuenta el relato como quiere que éste sea escuchado, se puede aplazar la conclusión, nombrar sólo cosas que tengan una función necesaria, etc.


Calvino destaca la rapidez y la concisión de estilo, en donde cada palabra es insustituible, cada expresión necesaria, única, concisa y memorable. Cree más interesante una historia narrada de forma resumida en donde todo queda librado a la imaginación y la rapidez con la que suceden los hechos crea la sensación de lo ineludible que un relato rico en detalles y sensaciones en donde ya no queda nada para la imaginación. Así como podemos encontrar ritmo en el mundo de las letras, podemos encontrarlo en todo nuestro alrededor, incluso en nosotros mismos. Una persona posee su propio ritmo, una familia posee su propio ritmo, un colegio, incluso una ciudad. Valparaíso por ejemplo. Si vas a Valparaíso podrás ver que la ciudad tiene un ritmo propio, que la diferencia de otras ciudades. Cómo se da la vida en este puerto chileno la hace característica, todos los elementos presentes en ella y la forma en que se relacionan unos con otros, con el entorno y con las personas.


Uno de los rasgos más característicos de la ciudad son las escaleras, ya que está formada por cerros y las escaleras son la vía de acceso de peatones para recorrer sus pendientes. ¿Que es lo que destaca estas escaleras de otras? La ciudad porteña se encuentra repleta de escaleras, ya dejan de ser tan sólo una vía de acceso. Aquí se da la vida tanto privada como pública. Puedes encontrar gente haciendo vida social en ellas, teniendo una conversación, bebiendo una cerveza; puedes encontrar una extensión de la casa en ella, como por ejemplo ropa tendida, una parrilla, sillas; como también te encuentras con la vista panorámica, hacia el mar y hacia los cerros; te encuentras con miradores, plazuelas, zonas de descanso, asientos espontáneos.

Archivo:TareareneCAS21.jpeg
El paseo está compuesto por grandes escalones que pasan a ser asientos "espontáneos", al conservar esta forma simple de "escalón" deja libre al peatón a sentarse deliberadamente, sin ser forzado a una posición.


Archivo:TareareneCAS22.jpeg
La ropa tendida en la calle y la casa del perro extienden la casa hacia la calle. Lo privado pasa hacia afuera. Esta ropa es la continuidad del interior de la casa.
Archivo:TareareneCAS23.jpeg
A pesar de no ser espacios dispuesto en un principio para la recreación/descanso, la gente les da este uso: Las escaleras y las calles van cambiando la forma de ser habitadas dependiendo de las necesidades de la gente.



Archivo:TareareneCAS24.JPG
Al encontrarse en una constante pendiente, se puede ver en todo el cerro cómo esta se abre para descender.

Ahora fijémonos en la forma de recorrer éstas escaleras: es un recorrer discontinuo, es decir, no es plano y expedito como en el plan, las escaleras invitan a detenerte, a descansar, a permanecer. Recorrer las escaleras origina un cambio de horizonte en la mirada, cada vez que avanzas un escalón tu panorama cambia, te abre un nuevo mundo, nuevos elementos. Las horizontales de los escalones que se encuentran de frente, junto a los elementos variados que van apareciendo en la mirada (a medida que cambia el horizonte), forman una superposición de los mismos, una yuxtaposición de elementos. Se da origen a un mundo de horizontales que se cruzan y encuentran para dar origen a nuevas experiencias.



Archivo:TareareneCAS25.jpeg
Al encontrarse entre el cerro y el ascensor/escalera, la plaza pasa a ser una parada común. Es obligación pasar por la plaza para llegar al cerro, por lo que se encuentra constantemente transitada.
Archivo:TareareneCAS26.jpeg
La forma en que la plaza está pensada busca aprovechar la forma del cerro, construída en pendiente, con escaleras, curvas y de forma angosta, manteniendo la esencia del lugar.
Archivo:TareareneCAS27JPG
El amplio espacio para el descanso, bajo la protección de los árboles y de las casas que lo rodea, pasa a ser una especie de "patio" para los que viven a su alrededor.



Así nace la unidad discreta, de esta yuxtaposición de elementos, de horizontales. Esta misma unidad aparece de distintos tamaños y distinta dirección. ¿Cómo se relaciona con el sonido? Una misma dirección va con un mismo sonido (se tienen dos direcciones y dos sonidos) y su velocidad y tono variaran dependiendo de su tamaño. Al ser más grande la unidad el sonido será más lento y al ser más pequeña será más rápido. El tono será más profundo en las unidades más grandes.



La forma en que las unidades están dispuestas corresponde a lo que la mirada alcanza a percibir, partes de elementos, imágenes rápidas y repentinas. Los vacíos corresponden a lo que no se alcanza a ver. Cuando varias unidades se encuentran en un mismo horizonte, el ritmo será más rápido (varios golpes rápidos), y así cuando hay solo una unidad será tan solo un golpe.


La gran figura que se forma de las pequeñas unidades, es discontinua, tal como lo es el recorrido, mas dentro de ella sus particularidades (unidades) van repitiendo un patrón constante. Un mismo patrón, figura u ordenamiento se refleja a medida que se avanza: lo que cambiará será el tamaño. La dirección de las unidades cambiara cuando la gran figura cambie también.


De ahí los dos sonidos distintos, cuando la figura se inclina a la derecha la unidad se inclina para este lado (el paralelepípedo que se encuentra recortado) y tendrá un sonido 1; cuando la figura se inclina a la izquierda, la unidad se inclinara hacia la izquierda y tendrá un sonido 2.


La pincelada azul nos indica cuando el ritmo aumenta su velocidad, nos muestra estos cambios de sonido.


Se genera una conversación entre estos dos sonidos que se cruzan y encuentran para llamar nuestra atención. Uno va el otro viene. Dos sonidos distintos pero que hablan con las mismas notas, el mismo juego de intensidades y velocidades que viene dado por las unidades que conforman la figura. Llaman nuestra atención así como todo elemento que capta nuestra mirada en medio de nuestro recorrido, se cruzan y conversan tal como lo hacen los elementos que fugazmente hacen aparición en nuestro ojo.


Cada uno de estos elementos conforman el ritmo de la experiencia de recorrer las escaleras en Valparaíso. Cada uno de estos elementos conforman el ritmo que es entrecortado, superpuesto, va variando pero sus notas particulares se mantienen, aun así es continuo.

Archivo:TareareneCAS34.JPG
El pasaje pasa a ser un patio común. Los vecinos lo comparten y lo transforman de alguna manera en algo propio de ellos, que lo hace suyo (la ropa).




Archivo:TareareneCAS35.jpeg
Un lugar con cierto resguardo provee al habitante de sombras, en este caso las maderas permiten la entrada de luz; lo que lleva a un juego de luces que entran entrecortadas e interrumpen esta sombra. Este "juego" de luces, tonos y destellos le da vida al lugar.

Por lo tanto, ¿es posible relacionar un ritmo a la forma en que se habita un lugar? Si. Así como dijo Octavio Paz, "en todo fenómeno verbal hay un ritmo", podemos decir también nosotros que "en todo fenómeno humano hay un ritmo". Todo aquello que hacemos, que experimentamos, que creamos, que construimos tiene ritmo. Pero el ritmo no es algo ajeno a cada fenómeno, son uno mismo, no pueden estar separados el uno con el otro.





Sonido

https://soundcloud.com/ren-e-rodo/continuidad-en-el-aparecer-superpuesto



Construcción Final

Construcción de el Ritmo por medio del papel

Estudio Previo

Primera Construcción

Construcción de la forma de habitar

Archivo:Nenexxx.jpeg
vista de frente
Archivo:Nenexx11.jpeg
vista de lado
Archivo:Nenexxxc.jpeg
vista de atrás



Segunda Construcción

Construcción de la unidad discreta






Otros croquis de estudio