Conjunto Habitacional Quebrada Márquez, Valparaiso

De Casiopea





CONJUNTO HABITACIONAL QUEBRADA MÁRQUEZ

Pepe7.jpg

Ficha técnica

  • Ubicación: Calle Márquez, Próximo al sector La Matríz, Barrio Puerto, Valparaíso.
  • Mandante: Bajo el Gobierno del Presidente Gabriel González Videla, a través de la caja de Habitación Popular, como solución al déficit habitacional.
  • Año de Construcción: 1946 - 1949
  • Ingeniero Contratista: Pedro Goldsack.
  • Materialidad: A base de Hormigón armado
  • Tipología: Conjunto hanitacional Destinado a mejorar las condiciones de vida de los grupos sociales con menores recursos
  • Cantidad de Blocks: 5 blocks
  • Número de pisos: De 4 a 6 pisos
  • Tipologías de Vivienda: 2 tipologías de departamentos
  • Cantidad de Viviendas: 214 departamentos
  • Cantidad de Viviendas por piso:
  • Block A 8 departamentos.
  • Block B 11 departamentos segmentados por la caja escala central, 4 al lado norponiente y 7 al lado nororiente.
  • Block C 11 departamientos segmentados por la caja escala central, 5 al lado norponiente y 6 al lado nororiente.
  • Block D 5 departamentos.
  • Block E 4 departamentos.
  • Equipamientos y Servicios: 2 almacenes en el primer nivel y una cancha
  • Zona: ZCHLF, Zona de Conservación Histórica
  • Superficie Total Edificación: 13.207 m2
  • Carga ocupacional Ideal: 15m2/Persona

Encargo

El encargo fue uno de los primeros conjuntos habitacionales construidos por la Caja de Habitación Popular bajo el gobierno del presidente Gabriel Gonzales Videla, respondiendo al déficit habitacional de esos años, medida para enfrentar el proceso de urbanización acelerado y la tasa de crecimiento poblacional de los años 40 que continuaba suscitando conventillos insalubres.

Contexto histórico

La Capilla de la Matriz fue un hito generador del asentamiento donde nace el primer núcleo urbano de Valparaíso. A partir de 1559 comienza a delinearse un esbozo de ciudad, comenzando y teniendo como Centro y núcleo Cívico la Actual iglesia La Matriz.

La realidad de la vivienda social en Chile en el siglo XX se caracterizó por un enorme esfuerzo del Estado para mejorar las condiciones de vida de los grupos sociales con menores recursos .A comienzos de este siglo, las condiciones de vida de los obreros eran precarias, sus viviendas eran insalubres por lo que se contagiaban enfermedades. Los problemas del sistema en aquel entonces estaban constituidos por las grandes deudas con las cuales quedaban aquellos que adquirieran alguna propiedad. Por esta Razón en 1936 el Estado crea la “Caja de habitación popular” en la cual “muchas de las medidas que tomó el Estado en el lapso transcurrido entre esos años en materia de vivienda se redujeron a buscar solución para los problemas de la deuda generada por los créditos impagos”.

El conjunto habitacional fue construido entre los años 1946 y 1949 como viviendas sociales a través de la Caja de Habitación Popular del Estado, bajo el gobierno del presidente Gabriel González Videla.2 3 Fue obra del ingeniero Pedro Goldsack y fue uno de los primeros conjuntos en ser construidos por la Caja de Habitación Popular, respondiendo al déficit habitacional de esos años.

Para vivir en el conjunto se le exigía a la familia un mínimo de tres hijos; había familias de hasta doce. sus residentes eran: carabineros, marinos, detectives, trabajadores de imprentas, profesores, gente de clase media - baja. Las casas eran arrendaban y cuando se cumplía el pago de 800 pesos ya era suya.

Contexto urbano

Fuente: elaboración propia
  • Ubicacion(territorio urbano)

El conjunto habitacional Quebrada Márquez se ubica en el barrio Puerto dentro del área de conservación Histórica de Valparaíso, próximo a importante arterias viales y de importante sectores económicos y de turismo.

  • Emplazamiento(accesibilidad)

Pe1e1.jpg

El conjunto se sitúa inserto en Quebrada Márquez dispuesto entorno a calle Márquez, otorgando al lugar un sector de traspaso - Umbral entre el plan y el cerro. Se emplaza elevándose y constituyendo los bloques en distintas proyecciones horizontales, estos siguiendo la disposición de la calle y cota natural de la quebrada. Los bloques B y C se ubican en el fondo, mientras los bloques A y E se ubican en la ladera quedando el bloque F en el borde de la quebrada.

El conjunto deja contenida a la calle y al habitante en su altura otorgándole intimidad al traspaso y una relación más directa con la escala de barrio.

el conjunto a partir de la continuidad de su fachada y espacio de emplazamiento reducido debido a la quebrada genera un espacio urbano de gran dinamismo donde ocurre constante interacción entre quien transita a nivel Márquez y quienes están en los balcones de los distintos niveles.

Conectividad y circulaciones

  • Ciudad - Conjunto

El conjunto se sitúa en el Barrio puerto cercano a grandes arterias viales como lo son Av.Errázuriz que conecta todo el borde-mar del plan de Valparaíso sumado a las demás longitudinales intermedias que dan con el sector comercial de Valparaiso y sector patrimonial. El conjunto se emplaza en calle Márquez la cual le otorga al lugar un sector de traspaso - Umbral entre el plan y el cerro.

  • Conjunto - Bloque
Fuente: elaboración propia

Márquez como base de circulación, contenida por los blocks principales del conjunto genera 2 tipologías de veredas: Una de pendiente continua y carácter público que da directamente con el tránsito vehicular de Márquez. A diferencia de una 2da que posee partes planas y escalas para el acceso directo a los departamentos del primer nivel (Block C y B).

  • Bloque - Bloque

Pepe14.jpg

Circulación mediante Pasarelas como elementos que unifican los bloques, suspendidas sobre los vacíos generados detrás de los bloques y la ladera de la quebrada.

  • Bloque - Departamento

Pepe15.jpg

La relación bloque-departamento se da mediante una circulación vertical por medio de las escaleras que dan a los distintos corredores superiores que conectan con cada departamento, éstas escaleras se concentran en los costados de cada block. y en el caso de los bloques B y C que dan directamente con calle Márquez existe además una caja escala central en el punto de quiebre de los bloques señalados que permite además acortar distancia entre cada departamento y los puntos de conexión vertical.

Pepe50.jpg

Pepe51.jpg
Pepe52.jpg

Superficies

El Total del conjunto de compone de dos lotes, en el 1 se encuentran los bloques A y B y en el 2 los bloques C, D y E.

Pepe16.jpg

LOTE 1 Bloque A: Posee una superficie de edificación total de 1.852 m2 de los cuales la superficie útil es de 1.602 m2 y 249 son de superficie común. Contiene 28 departamentos. Bloque B: Posee una superficie de edificación total de 4.243m2 repartidos en 3.489 m2 de superficie útil y 754 m2 de superficie común. Contiene 61 departamentos.

LOTE 2 Bloque C: Posee una superficie de edificación total de 4.083 m2, con una superficie útil de 3.399 m2 y 639 m2 de superficie común. Contiene 61 departamentos. Bloque D: Posee una superficie de edificación total de 1.357 m2 de los cuales la superficie útil es de 1.147 m2 y la superficie común de 209 m2. Contiene 20 departamentos. Bloque E: Posee una superficie de edificación total de 1.672 m2 repartidos en 1.432 m2 de superficie útil y 237 m2

Componentes del programa del conjunto

Espacios Públicos: El espacio público en la mayor parte del conjunto se da mediante los corredores que otorgan dinamismo en la interacción de los habitantes con calle Márquez y con los demás residentes de los blocks ubicados en frente.

Equipamiento: Existen 2 pequeños almacenes que abastecen a los residentes con productos de primera necesidad, almacenes predeterminados desde un inicio en el proyecto y que se sitúan en la planta base del conjunto dando directamente a calle Márquez. También existe una Cancha de cemento mal cuidada con sus camarines en ruinas, apareciendo como único espacio de distensión.

Las áreas verdes: Se componen por la misma ladera de la quebrada, la que se mantiene sin intervención en la parte trasera de los bloques.

Componentes del programa de los bloques

Espacios Públicos: Los espacios públicos dentro del block se dan por los corredores de los cuales se tiene acceso a cada departamento. Según nos cuenta Carlos un residente del conjunto, específicamente del block E hace 50 años, los corredores eran punto importante de encuentro y distensión, "en mi infancia junto a mis amigos jugábamos entre los corredores con total libertad tirándonos los zapatos de corredor a corredor, pero actualmente la inseguridad debido a la llegada de nuevos habitantes al conjunto y al sector ha hecho que tomemos la medida de cerrar nuestras terrazas para mantener la seguridad, de hecho para poder llegar aquí a mi departamento debo usar 6 llaves desde la entrada por Márquez". Otro de los espacios utilizados son los vacíos que se conforman a partir de la espalda del edificio y la ladera de la quebrada, donde los residentes utilizan aquel espacio para colgar la ropa mediante cuerdas por un sistema de polea.

Pepe17.jpg

Equipamiento:


El block C es el único que posee como parte del equipamiento 2 almacenes de abastecimiento los cuales estaban diseñados desde un comienzo en el conjunto y que dan directamente con calle Márquez.

Áreas verdes: Dentro de cada block, como unidad se ven limitadas de área verde solo se reconoce el hormigón como composición. Pero para traer algo del exterior a su vivienda muchos residentes que mantienen cerradas sus terrazas conforman aquel espacio con plantas.

Luz Natural

Pepe18.jpg Ped19.jpg


El ingreso de la Luz natural a las viviendas es escaso en la mayor parte de los apartamentos, sobre todo en los niveles inferiores debido a que los balcones superiores que obstaculizan el ingreso de la luz a su parte frontal y en su parte trasera se ve obstaculizada por la misma ladera de la quebrada. Esto sumado a la altura de los edificios que se emplazan uno frente al otro en un espacio reducido lo que provoca mayor sombra. Pepe20.jpg

Tipología y programa de las unidades habitacionales

Pie21.jpg

Los departamentos del conjunto habitacional Quebrada Márquez constan sólo de un piso y existen dos tipologías. Pqr22.jpg

Las Viviendas poseen una superficie de 58 m2 aprox y se componen de un living-comedor de aproximandamente 12 m2, 3 dormitorios; 1 de 1,5m de ancho por 4m de largo con ventana hacia calle Márquez y los otros dos de 3m por 3,5m aprox uno con ventana hacia Máruqez y el otro hacia los patios traseros del bloque, posee cocina 1 baño.

Todas los departamentos del primer piso cuentan con un patio trasero que da con la ladera de la quebrada, sin embargo en su fachada limitan inmediatamente con calle Márquez. Lo contrario ocurre en pisos superiores ya que al no poder contar con un patio trasero pero si con balcones de acceso mas privados, los propios residentes utilizan estos espacios como antejardín o patio delantero en donde permanecen apropiándose del lugar.

Funcionalidad:

Todos los departamentos poseen vista hacia ambos lados que dan a la calle principal y la otra a la quebrada. Por lo que son espacios ventilados y reciben de alguna forma luz natural. Pepe24.jpg

Modelo de gestión

Antiguamente el conjunto tenía una junta de vecinos que ademas del conjunto administraba el club deportivo, los juegos infantiles y la sede social. Se realizaban reinados y bailes. La junta de vecinos estaba encargada de la mejora del entorno.

En la actualidad el conjunto no posee ningún modelo de gestión, y se hace notar debido al gran deterioro que se observa en sus espacios comunes. Pero según nos cuenta Carlos, muchos tienen la intención de formar una junta administrativa para recuperar espacios comunes como los camarines que permanecen en ruina y la cancha que es el único espacio de distensión que poseen como comunidad.

Habitantes, densidad

Antiguamente los departamento eran habitados por familias que alcanzaban los 12 miembros, por lo que la vivienda se hacía pequeña, casi miserable. Sin embargo, con el paso de los años esto ha cambiado, lo que ha hecho que se reduzca a la mitad en muchos casos. El promedio por metros cuadrados de ambos tipos de departamentos da como resultado 58.1 m2 y si esto lo dividimos por 4,lo que sería actualmente una cantidad promedio de habitantes por departamento, da como resultado 14.52 m2 por persona.

Observaciones

dentro de los espacios comunes existen pocas explanadas como lugares de esparcimiento (planos) solo hay una cancha deteriorada y sin mantención, sumado a las zonas de áreas verdes que son casi nulas, todo esto debido a que el conjunto se inserta en plena quebrada Márquez condicionando también la ubicación de la población entorno a calle Márquez. Pepe25.jpg Pepe26.jpg Archivo:Pepe27.jpg



Testimonio

fuente: http://www.ciudaddevalparaiso.cl/inicio/patrim_identidad_detalle.php?id_ide=56

testimonio de María Elena González. Residente del conjunto Márquez de casi toda su vida y Fue Presidenta de la Junta de Vecinos por doce años.

Cuando mi padre, Artemón González, postuló a la Caja de la Habitación, trabajaba en Guevara y Compañía, una empresa de implementos eléctricos. Solicitó la casa al gobierno, avalado por un senador del Partido Radical. Mi padre era mutualista, fue presidente de la Sociedad de Artesanos de Valparaíso, de la Blanco Encalada y también de la Federación Provincial; tenía muchos contactos.

En ese tiempo a las viviendas de la población se les llamaba casas, no departamentos; cada una tenía una planchita (2) que decía: Casa 1, Casa 2. Las entregaron en forma muy rústica, las entradas no tenían farol para alumbrar, tampoco número en las puertas, todos esos detalles se fueron arreglando después con la Junta de Vecinos. Las casas eran iguales: con un living comedor chico y tres dormitorios, uno largo y dos pequeños. Todas blancas, de paredes lisas muy bien construidas, un baño con una tina inmensa de cuatro patas, en la cocina un lavaplatos con desengrasador y teníamos gas de cañería.

Para vivir acá se exigía mínimo tres hijos; había familias de hasta diez. Teníamos de toda clase de profesionales: carabineros, marinos, detectives, trabajadores de imprentas, profesores, gente de clase media - baja. Las casas se arrendaban y cuando se cumplía el pago de 800 pesos ya era suya.

Nosotros nos vinimos en el año 52, yo tenía como ocho años. Nos adjudicamos la Casa 1 del Block E. Había que subir los cinco pisos del F para llegar al primer piso del E. Todos los primeros pisos tienen patio trasero. Mi casa era con patio.

El negocio de abarrotes ha estado siempre, los papás de la señora que lo atiende ahora eran los dueños. El otro local antes era una carnicería. Los negocios atrás tienen dos piezas y baño. La población fue pensada así.

Los niños compartíamos entre todos. Éramos muchos. La cancha de basquetbol era preciosa, había un club deportivo que se llamaba Depomar, famoso; también juegos infantiles, y después se hizo la Sede Social. En ese tiempo se hacían reinados, postulaban niñas de 16 a 20 años y se sacaba la reina del Depomar, con proscenio y todo, como correspondía. Se hacían bailes en la cancha, en la mitad del baile apagaban la música y decían:- ¡Reservado con pasteles!, entonces el niño le compraba un pastel a la niña con que estaba bailando. Eso era para juntar plata para la Junta de Vecinos, que se formó inmediatamente porque todos los caballeros eran activos, con buena formación, y comenzaron a mejorar el entorno. Para Año Nuevo era obligación iluminar el balcón de la casa con luces de colores, amarillas, rojas, verdes. Se ponían unas guirnaldas de 30 o 40 luces. La población era como un buque iluminado, precioso. Y en la noche todos dejaban la puerta abierta para los abrazos; con mis amigas de al lado íbamos hasta al block A a dar abrazos.

Acá los niños jugaban y corrían por todos los pasillos, se juntaban en la esquina a escuchar música, pololeaban, se casaban, tenían hijos, empezó a formarse toda una familia. Mi mamá no quería que me casara con nadie de la Población Márquez, y un día fui a una fiesta a otro lado y conocí a mi marido ¡que era de aquí mismo!

Era buena la vida de barrio, las señoras se ayudaban mucho. Abajo teníamos muy buenas panaderías, acá había mucho comercio, el mercado era mercado. Era maravilloso. Las niñas bajábamos al colegio todas juntas, pero como calle Márquez hacia abajo era todo prostíbulo, nos hacían transitar por Francisco Echaurren. Yo de repente pasaba por Márquez de curiosa. Había una corrida de casas bajas, un salón amarillo, otro azul, verde y rojo. Las niñas en la noche estaban sentadas en un banquito (3) protegidas con fierros, según el salón el color de la ropa de la niña y de la ampolleta. Era muy cosmopolita. Yo considero que la gente de Valparaíso es un poco distinta a la de otras partes, por el extranjero que llega y trae sus costumbres.

En el colegio uno casi nunca decía dónde vivía; te decían:- ¡Ahí, pero si ese es el barrio de las putas!, y si uno conocía a un chiquillo (4) le decía que vivía en La Aduana, sector que no era mal mirado. Hasta ahora queda la mala fama de Márquez. ¡Era terrible cuando venían los gringos! No se podía salir porque creían que usted era niña (5) y la pescaban no más. Eran como cinco mil hombres que llegaban en un barco y se subían a los burros, daban vuelta los carros con frutas y verduras, hacían lo que querían; se montaban a caballo en las ventanas de las casas de abajo y les ponían banderas norteamericanas.

Cuando me casé no quise vivir más aquí y nos fuimos a una casa en la calle Urriola del Cerro Concepción, muy bonita pero llena de ratones. Así que nos devolvimos. A mis hijos los dejé jugar con toda la población, con los lanzas (6), con las niñas que no estudiaban, lo único que me preocupaba era que no hablaran con mucho garabato porque se pierde el vocabulario.

Pasados unos veinte años, en los setenta, se terminó la generación de los viejos, sus hijos se casaron y fueron o se quedaron y empezaron los cambios. El color de las fachadas ya estaba deteriorado y feo, entonces cada uno sacó un tarro de pintura y pintó con colores. La mayoría botó una pared para ampliar el living comedor. Con la plata de la jubilación la gente hermoseaba sus casas. Unos cambiaron la puerta, otros sacaron la tina porque era muy grande y llegó la lavadora, pero no había dónde ponerla. Estas casas no eran ni para la lavadora ni para el refrigerador. La mantequilla se dejaba en agua, se compraba la carne todos los días, nada se tenía almacenado. Había unos maravillosos lavaderos de cemento entre el baño y la cocina, eran bateas de cemento, muy bien hechas, con su llave de agua.

Con el recambio de generación, los que llegaron no tenían el mismo cariño por la población y la Junta de Vecinos se disolvió. Se acabó el club deportivo, se descuidó la cancha y se robaron la Sede Social.

Yo tuve una infancia bonita, tranquila, no tuve problema, pero a quien le contaba que vivía en la Población Márquez me miraba feo, y hasta ahora. Me preguntan cómo lo hago para que no me asalten y yo les digo:- No, es que yo tengo una tarjeta. Mis hijos quieren que me vaya, pero hay un orgullo de vivir acá.



Fotografías

Pepe28.jpg Pepe29.jpg Pepe30.jpg Pepe31.jpg Pepe32.jpg Fuente fotografías: www.wikimedia.org / Iván Ivelic

Conclusión

Si bien el conjunto, como tal , es un proyecto arquitectónico, que toma la problemática de habitar en pendiente, y se acopla a la morfología de la ciudad transformados e en un umbral urbano de traspaso entre cerro y plan, se estanca en su idea arquitectónica de total, es decir la TOTALIDAD de la relación del conjunto con la quebrada, no se preocupa de la relación de cada vivienda con la quebrada, donde lo peculiar de la vivienda prácticamente no existe, no se observa una preocupación por el asoleamiento de las viviendas , si bien todas presenten ventanas en ambos extremos, estas no cumplen con los requisitos básicos para mantener una buena ventilación, ni una buena iluminación durante el día, las viviendas al ser todas de un tipo (excepto las centrales) no tiene un cuidado en su construcción al momento de enfrentarse a la problemática solar, gran parte del día, algunos bloques proyectan su sombra sobre otros bloques del conjunto, transformandose en una problemática para los habitantes. Al conversar con los vecinos del lugar, nos comentaban acerca de que se significaba en un comienzo para ellos, el declarar vivir en quebrada Marquez, y como el estigma social los marcó durante sus vidas, incluso a algunos hasta ahora, pero que a pesar de eso, existe un sentimiento de arraigo que los apega al conjunto, creemos que esto se debe, a que la condición de barrio, el mantener una convivencia tan apegada, desde tiempos donde el convivir en comunidad era algo mucho mas habitual y cotidiano que en la actualidad ,de cierto modo pensamos que el apropio de las cosas, de los lugares marca el modo de habitar de quienes habitan el conjunto, se tiene adquiriendo de forma innata una percepción de un total como lo propio, el simple hecho de compartir un balcón como acceso a la vivienda, nos habla de una noción de lo colectivo que no se logra percibir con facilidad en los conjuntos habitacionales que se construyen en la actualidad. En resumen, el total del conjunto, el impacto a nivel de ciudad, es lo que mas rescatamos del proyecto, como se transforma en parte de la ciudad y logra generar un nuevo espesor urbano, transformandose en la costura entre lo privado y lo publico, logrando captar como total lo que entendemos como barrio. A pesar de eso, hay un descuido en la vivienda como tal, en cuantos luminosidad, ventilación, y una serie de factores que perjudica la calidad de vida de los habitantes.

Bibliografía

http://wiki.ead.pucv.cl/index.php/Conjunto_Habitacional_Quebrada_Marquez,_Calle_Marquez

http://prezi.com/ffhpyrciy83x/poblacion-marquez/

http://www.unesco.org/culture/natlaws/media/pdf/chile/chil_instructivo_valpo_spaorof.pdf

http://es.scribd.com/doc/16338252/Cuerpo-Del-Trabajo

Testimonio: http://www.ciudaddevalparaiso.cl/inicio/patrim_identidad_detalle.php?id_ide=56