Colectivo Favero, C° Florida, Valparaiso

De Casiopea





Palabras ClaveValparaíso

14t.jpg

Colectivo Favero, al pie del Cerro Florida. Su Construcción responde al aumento de la demanda por departamentos en arriendo, y su diseño muestra una voluntad por mejorar sustancialmente las condiciones habitacionales del conventillo del siglo XIX. Así, entre otras cosas, cada vivienda cuenta con servicios básicos.


UBICACIÓN

Colectivo Favero, Cº Florida

El colectivo se emplaza en el barrio de la Aguada, entre el cerro Bellavista y el cerro Mariposa del sector Almendral de Valparaíso, territorio urbano en el cual, a inicios del siglo XX, comienzan a construirse barrios alrededor de las quebradas vinculadas funcionalmente con el sector del plan. A mediados del siglo XIX se inicia el poblamiento espontáneo de este sector, pero en 1888 el desbordamiento del tranque Mena arrasa con la quebrada y gran parte de las construcciones allí instaladas. No obstante la magnitud de los daños resultantes, esta catástrofe mayor produjo consecuencias positivas desde el punto de vista urbano y residencial, ya que se construyen muros de contención, y se canaliza y se aboveda el estero. Por otra parte, la construcción del Camino Cintura en 1880 intensifica la relación entre los cerros y el plan y contribuye a la densificación de la quebrada.


CONTEXTO HISTÓRICO

El terremoto del 16 de agosto de 1906 y los incendios que le sucedieron, vinieron a cambiar la imagen y trazado urbano del Almendral al derrumbarse la mayor parte de los edificios allí emplazados. Este hecho, sumado a la construcción en 1906 del Ascensor Florida y la promulgación de la Ley de Reconstrucción del Almendral en 1910, influirán en la concreción del Colectivo Favero. Esta Ley permite planificar las expropiaciones necesarias para las faenas de reconstrucción, lo que origina un nuevo trazado de calles, naciendo la calle Colón. Se ejecutan rellenos, nivelamiento de terrenos y pavimentaciones, se abovedan los esteros de la Aguada y de Jaime (actual Av. Francia). La experiencia asimilada con los efectos del terremoto permite además desarrollar nuevas soluciones formales y tecnológicas, bajo esquemas que se alimentan del último período ecléctico experimentado en la ciudad. Por otra parte, la promulgación de la Ley sobre Habitaciones Obreras de 1906 permite canalizar diversos incentivos destinados a la construcción de viviendas para las clases más necesitadas, mediante beneficios tales como la exención de impuestos, la gratuidad en el consumo de agua, y las garantías a las sociedades constructoras, todas medidas que dinamizan la actividad de los privados, generándose negocios de venta o arriendo de edificios habitacionales, lo que facilita la disminución del déficit habitacional en la ciudad.


Colectivo Favero, detalle.

En este marco se concibe y levanta el Colectivo Favero para el arriendo de departamentos para familias de clase media y clase trabajadora, que se desempeñan en actividades productivas y comerciales en la ciudad y el puerto y no poseen recursos o capacidad para su adquisición. El edificio es construido en 1912, y su arquitecto financista es Giocondo Favero, italiano nacido en Castelfranco que llega a Chile en 1889. El propietario inicial es Mauricio Schiavetti. Además de este colectivo, Favero diseña, gestiona y construye varios edificios similares en diversos sectores de la ciudad, hasta su muerte, en 1920.


Este conjunto de vivienda colectiva en bloque se adapta a la topografía del lugar, logrando articular adecuadamente la funcionalidad, lenguaje e imagen del cerro y del plan (Jiménez y Astudillo, 1997:131)7. Su orientación volumétrica en el eje longitudinal nororiente y suroriente permite que las unidades habitacionales y los corredores de circulación obtengan una adecuada iluminación, situación que se complementa con múltiples patios interiores.


Durante las tres primeras décadas del siglo XX, la situación de arriendo de los departamentos y su ocupación por familias numerosas provoca situaciones de hacinamiento. A esto se suman las dificultades de organización de parte de los propietarios, lo que afecta el adecuado mantenimiento del edificio, así como impide solventar los gastos comunitarios de luz y agua del colectivo.


A fines de 1940 las unidades de vivienda se transfieren a sus actuales propietarios, produciéndose un mejoramiento de las condiciones habitacionales a causa de los mejores ingresos de las familias beneficiadas. Sin embargo, al no estar aún acogidas a la Ley de Copropiedad Inmobiliaria, persisten problemas de convivencia observados en el uso y administración del inmueble, especialmente en lo que se refiere a sus espacios comunes.



MATERIALIDAD

Colectivo Favero, Vista del Ascensor Florida a pasos del Colectivo Favero.

El edificio tiene muros de contención y cimientos ejecutados en piedra. El primer piso está construido con muros de albañilería de ladrillo reforzada transversalmente con cables de acero, y los pisos superiores con tabiquería de roble pellín rellenos con adobillo dispuestos de soga. Los envigados de entrepiso son de pino oregón de 2”x10” y 2”x12”. La estructura de las vigas principales es de concreto con hierro y las secundarias de pino oregón. Los accesos tanto al edificio como a las viviendas están construidos en mármol blanco, y las barandas de balcones y puerta de acceso en hierro forjado. En cuanto a los cortafuegos, su técnica de construcción, previa al uso del hormigón armado, comprende perfiles de hierro similares a rieles de tren y hormigón. La estructura de la techumbre es de madera y la cubierta de hierro galvanizado ondulado.



PLANIMETRÍAS

PLANTA PRIMER PISO

Colectivo Favero, Planta 1º Piso

Fa1.png


PLANTA SEGUNDO PISO

Colectivo Favero, Planta 1º Piso

Fa2.png


PLANTA TERCER PISO

Colectivo Favero, Planta 1º Piso

Fa3.png



PLANTA CUARTO PISO

Colectivo Favero, Planta 1º Piso

Fa4.png








PLANTA QUINTO PISO

Colectivo Favero, Planta 1º Piso

Fa5.png





CROQUIS Y OBSERVACIONES

Al caminar por la calle Buenos Aires aparece la densidad del conjunto, el contexto, la fachada, los autos, forman un solo conjunto dando una extensión a lo denso.
Recorrido por los pasillos interiores que vincula directamente aquello que es parte del contexto con su interior. Encuadre del entorno.


Adentrarse a un interior recorrible, que da lugar al traspaso y extensión de un espacio umbral.



















La escalera corredor se transforma en ese umbral entre exterior y interior, entre ciudad y conjunto. Es este el espacio que arma y relaciona al conjunto con su contexto inmediato. De ese caminar acelerado que ocurre en la ciudad a la pausa que crea el adentrarse en una escalera que recorre y traspasa todo el conjunto habitacional.

Al adentrarse en el interior de el Colectivo Favero se produce un encuentro con aquello mas próximo, La escalera, esta se convierte en ese elemento individual y vinculador entre conjunto y entorno

A escala vecinal del conjunto, las relaciones entre vecinos aparecen en lo que ellos denominan "living común", donde se da lugar a el diálogo y celebración de fiestas comunes como el 18 de Septiembre, etc.

No existe una relación directa de la gente que vive en los 3 primeros pisos con aquella que vive en los pisos de mas arriba producto de la diferencia de edad, ya que en los pisos de mas arriba arriendan estudiantes mientras que más abajo se encuentra la gente de mayor edad.

El conjunto formando parte del entorno. Proximidad que recae en el todo formando parte del cerro.
Desde la ciudad a lo más íntimo. Abertura que recorre el interior y que atraviesa el conjunto.


Fa18.jpg



IMÁGENES ANTIGUAS

Fa21.png
Fa22.png