Codiseñando herramientas digitales con grupo de adultos con DI

De Casiopea




TítuloCodiseñando herramientas digitales con grupo de adultos con DI
Año2018
AutorHerbert Spencer, Vanessa Vega Córdova
CoautoresRodolfo Villarroel
Tipo de PublicaciónPonencia
EditorialXIII Encuentro Latinoamericano de Diseño en Palermo
Edición13
CiudadBuenos Aires
Páginas27
Palabras Clavecodiseño, discapacidad intelectual, métodos de diseño, diseño de interacción
LíneaForma y Expresión
NotaEste trabajo presenta evidencia empírica en un área que ha sido poco estudiada: la incorporación de personas con discapacidad intelectual (DI) en procesos de investigación y codiseño. El foco ha sido identificar oportunidades para el diseño de productos que funcionen como apoyos cognitivos.

ver presentación directamente en Google Presentations

Resumen

Este trabajo presenta evidencia empírica en un área que ha sido poco estudiada: la incorporación de personas con discapacidad intelectual (DI) en procesos de investigación y codiseño. El foco ha sido identificar oportunidades tecnológicas para el diseño de productos que funcionen como apoyos cognitivos a adultos con DI. Estos productos han sido co-originados en un proceso gradual y escalonado, validando sus objetivos, funciones, formas y propósitos de forma horizontal entre investigadores y el grupo asesor (GA) de adultos con DI. Aunque el uso de la tecnología de aplicaciones móviles no es un tema nuevo en el campo de la discapacidad, la generación de nuevas ideas y conocimientos que incorporen tanto investigadores como asesores es una contribución, no sólo en términos de generación de nuevos conocimientos, sino en la forma de abordar el producto del diseño como el objeto fronterizo capaz de detonar la conversación y la colaboración de diversos actores de forma convergente y articulada. El trabajo interdisciplinario liderado por la disciplina del diseño de los apoyos constituye “investigación a través del diseño”, lo que nos ha permitido abordar el trabajo metodológico desde un espacio colaborativo en el que se han incorporado elementos como la accesibilidad cognitiva, los lenguajes visuales y las interfaces de software. Presentamos la forma de colaboración y el trabajo participativo como eje central en el desarrollo de procesos, y cómo los asesores proyectan los soportes que la aplicación puede tener para que sus pares puedan usarla. La discusión sobre el carácter y el propósito de la herramienta tiene una noción implícita de valor, lo que nos lleva a una discusión más profunda sobre su papel como plataforma social de participación, colaboración e intercambio en un contexto económico que debe garantizar su sostenibilidad en el tiempo.


Herramientas como Apoyos

El uso de tecnología de apoyo a adultos con discapacidad intelectual es un tema ampliamente establecido en la discusión de diseño inclusivo (Wilson et al.). Los principios de e-inclusión sugieren nuevos desafíos en la provisión de apoyos digitales personalizados para grupos vulnerables. Específicamente, los enfoques del codiseño deben asumirse como una manera concreta y directa de incorporar a varios actores para responder a estos desafíos a través de nuevos productos y servicios, especialmente en contextos de investigación transdisciplinaria. Esta ponencia informa el trabajo de investigación inclusiva y el diseño participativo a través de una herramienta digital que apunta a mejorar la autodeterminación en la población de adultos con DI.

El concepto de calidad de vida (CV) se ha establecido como un indicador clave para la definición de bienestar global. Nuestro equipo de investigación ha trabajado bajo el constructo de CV caracterizando un "estado deseado de bienestar personal"; que es multidimensional, tiene propiedades universales y vinculadas a la cultura, tiene componentes objetivos y subjetivos y está fuertemente influenciado por características personales y ambientales factores (Schalock y Verdugo, 2002/2003, Verdugo, 2006, Verdugo et al., 2010).

Dentro de esta métrica, la dimensión de la autodeterminación ha demostrado tener un impacto decisivo en el resultado global de la calidad de vida de las personas con DI, como ha sido argumentado por los numerosos autores (Algozzine et al., 2001, Heller, Arnold, Heumen , McBride y Factor, 2012, Wehmeyer, 2006, Wehmeyer y Field, 2007, Wehmeyer et al., 2011, entre otros).

Uno de nuestros principales desafíos, ha sido capacitar a los adultos con ID como “expertos por experiencia” en la investigación de discapacidad intelectual e instalarlos como principales interesados en la definición y desarrollo de nuestras herramientas de apoyo. Más allá de aplicar metodologías de diseño centradas en el usuario, hemos tenido que alinear los objetivos con el GA con el fin de desarrollar un sentido de propiedad de su parte que nos permita avanzar en ideas y conceptos validados desde su origen.

Proyecto WIN: investigación a través del diseño

Nuestro proceso de codiseño fue llevado adelante por nuestro GA, que se centró en el desarrollo de una aplicación digital WIN cuyo propósito es el fortalecimiento de conductas autodeterminadas. Planeamos lograr esto mediante la caracterización previa de diferentes perfiles según los tipos de soporte que necesitan. Estos perfiles se construyen respondiendo un cuestionario, que corresponde al registro del usuario y del dibujo y ensamblando un avatar como un juego de creación de identidad.

Dada la naturaleza transdisciplinaria de la autodeterminación, este proyecto requiere investigadores de 3 disciplinas: educación, ingeniería y diseño. Bajo el paradigma de la investigación inclusiva, en el que las personas con DI son más que informantes, forman parte de un GA que participa en las diferentes etapas del proceso (talleres de diseño) para la definición de pantallas, características, funcionalidad y forma. El proceso metodológico llevado a cabo responde a la generación de un espacio de colaboración entre las disciplinas y un GA. Este espacio ha surgido naturalmente del diseño de la herramienta misma, que sirve como objeto de conversación central –cuando surgen los conceptos–, de negociación –como se discuten los fines y objetivos– y como especulación –como se imaginan posibles futuros y escenarios–.

nuestro GA ha reconocido la tecnología como un facilitador de la colaboración y facilitador de la conexión humana, especialmente en situaciones en las que uno está solo. No pretendemos ampliar la "brecha digital" de la identificación, sino, por el contrario, promover las conexiones e interacciones humanas que se encienden digitalmente pero se despliegan físicamente. Hemos identificado características valiosas para el soporte inteligente, como la navegación por la ciudad, la gestión de la agenda y financiera entre otras ideas y conceptos. La disciplina de diseño se ha encargado de proporcionar estrategias y herramientas para que el GA pueda expresar y generar ideas.

Nuestro enfoque del trabajo es exploratorio, iterativo y secuencial. La investigación a través del diseño instrumental ha operado de manera análoga al modelo de doble diamante que distingue los momentos de (i) observación y descubrimiento, (ii) enunciación y definición de conceptos, (iii) construir y desarrollar y luego (iv) evaluar y aplicar. Las diferentes disciplinas involucradas han enriquecido y complejizado el estudio, siempre convergiendo en el producto de diseño, operando como puntos de vista o facetas que cuidan en la integridad del producto: la educación ha ideado el acceso cognitivo y la inclusión garantizada, al tiempo que ha validado nuestra instrumento para caracterizar diferentes perfiles de autodeterminación; la ingeniería ha señalado nuestras oportunidades tecnológicas de mejorar la autodeterminación mientras optimiza el proceso de colaboración para converger y, finalmente, el diseño ha orquestado los talleres y diseñado las herramientas para la colaboración, definió un lenguaje visual común e interpretó y entregó versiones finales para la validación de pares. Todos estos aspectos se articulan a través del producto y su uso.


Discusión: de compartir a cuidar

Desde el registro en la aplicación hasta la colaboración en la creación de contenido, gradualmente nos trasladamos a nuestros esfuerzos hacia "dimensiones más altas" donde surgen nociones más complejas. Inevitablemente participaremos en discusiones que involucren la idea de lo que es valioso para cada uno de nosotros y cómo esta noción juega un rol en nuestras relaciones mediadas. Aunque todavía está en sus primeras etapas, nuestra aplicación no es ajena a los problemas teleológicos del capitalismo de plataforma, especialmente si pretendemos garantizar la sostenibilidad económica de la aplicación como un servicio a lo largo del tiempo.

Estas grandes discusiones que involucran modelos de negocio alternativos o formas de generación de valor todavía están en el futuro. Actualmente, utilizamos interfaces utilizables y útiles, pero a mayor altura en las escaleras, mayor es la noción de propiedad y pertenencia que AG tiene de la herramienta, que debe ser la suya. Esto permite que AG participe más profundamente en la investigación. Los compromisos y las proyecciones de este esfuerzo deben trascender las fronteras institucionales y presupuestarias.

Otro aspecto clave de la discusión es la validación de las contribuciones AG en el desarrollo concreto de la aplicación, especialmente en los debates planteados por Fullana, Pallisera, Vilà y Puyalto (2016) que sostienen que el papel principal de las personas con ID en la investigación ha sido el apoyo recibido, representatividad y equidad.