Christopher Castro EAD3612 2019 T2

De Casiopea



TítuloUso del modelado y fabricación digital para la construcción de nuevas formas arquitectónicas. Investigación
AsignaturaMetodología de la Investigación en Arquitectura y Diseño. 2019 01
Del CursoMetodología de la Investigación en Arquitectura y Diseño. 2019 01
CarrerasArquitectura, Magíster
2
Alumno(s)Christopher Castro

Uso del modelado y fabricación digital para la construcción de nuevas formas arquitectónicas

Hipótesis.

El modelado digital es una alternativa en el <Diseño> de espacios arquitectónicos, permite indagar en formas no recreables con los medios tradicionales como el papel. Y también a través de las maquinas es posible la fabricación de materiales refinados para la construcción de maquetas que se aproximen mayormente a la cualidad espacial buscada por el arquitecto . Sin caer en el perjuicio de la relativizacion de los procesos plásticos de una obra, es decir, que el modelado digital es un instrumento y no un medio por si mismo.

A propósito de esto, "La luz del espacio no se conformará solo por la construcción formal sino que también por el material mismo. Por su propia identidad"

Representación tradicional

En la representación tradicional se genera una serie de pasos análogos para la construcción de la expresión formal. En la escuela el proceso en busca de la forma arquitectónica comienza con un dibujo de observación, la cual conduce a una afirmación y un acto, que se formaliza en un curso del espacio o campo de abstracción, para luego radicalizarse en un ERE (Elemento Radical del Espacio). Se trata de una maqueta de estudio formal donde se plasman las primeras intenciones arquitectónicas como respuesta al acto. Luego se avanza sobre la representación ya a modo de "Anteproyecto" donde se construye una maqueta (maquette) y planimetria del proyecto final y por ultimo se realiza un dibujo de obra habitada.

‘’“Maquetas, que pretenden mostrar de forma escueta una idea, manteniendo un alto grado de abstracción; o también, maquetas que quieren abordar determinados aspectos materiales, estructurales, u otras cualidades del objeto de análisis; incluso las que tratan del emplazamiento o el lugar”…“la maqueta comparte con el dibujo esa gran síntesis expresiva, que bien puede hacer de ella un certero instrumento de conocimiento de ese entramado de ideas que subyacen bajo la forma arquitectónica.”’’ (Carazo E, 2011)

Como señala Eduardo a propósito de (Álvarez, 2011) podríamos asimilar el ERE como una "Maquette, que a su vez deriva de la italiana machia, –como mancha, trazo, esbozo o boceto–, es decir, como elemento en desarrollo, en proceso, como análisis o estudio de algo por terminar." Es su manera espontanea de hacer aparecer solo lo esencial, también a modo de arabezco, permite visualizar y ir afinando la forma de manera análoga. Para luego pasar a algo mas como un "Modelo –como esquema teórico que prefigura una realidad compleja– como anticipación del proyecto o constatación de lo que va a ser"(Carazo E, 2014). Ya sea por la escala o el fragmento elegido se pone énfasis en los detalles puramente habitables.

En este estudio analógico de la forma "habría lugar para maquetas de configuración, realizadas como elementos de trabajo, dirigidas en este caso al propio autor, durante el proceso de materialización de la idea, en busca de la solución que se plasmará finalmente en el proyecto."(Carazo E, 2011).

"Me lleno de excitación y a partir de ahí me traslado a las maquetas, y las maquetas absorben toda la energía y necesitan información sobre la escala y las relaciones que no pueden concebirse en su totalidad en los dibujos. Los dibujos son algo efímero. Las maquetas son lo específico." (Frank Gehry)

"En principio, la maqueta deviene de lo textual, lo primario y lo volumétrico. Y en ello radican sus ventajas. La maqueta supone un complemento al lápiz, en cuanto permite observar –y anticipar en lo proyectado– la tercera dimensión"..."Sólo las perspectivas, con su capacidad de sugerir la tercera dimensión, podrían suplir –y de hecho han suplido en no pocos momentos la específica cualidad tridimensional de la maqueta"(Carazo E, 2011). Se da al unisono el dibujo y la maqueta en cada momento que se esta proyectando, ya sea en la medida que se constituye la forma, tanto como al presentarla de manera eficiente y expresiva.

Esta expresión del modelo comienza por‘’”la elección del material, que implica una importante decisión, tanto por la facilidad o dificultad de la realización, como por las connotaciones o significados que determinados materiales pueden adquirir en este nuevo contexto, que también nos conducen a la escultura o las artes decorativas, o el collage contemporáneo (Maderuelo, 2012, 24). Y como la propuesta de trabajo se basa en la técnica libre y la libre elección del material, en función de las intenciones de su autor, nos encontramos con toda una gama de objetos posible; desde las más básicas maquetas de cartulinas o cartones, hasta las realizadas en metales o maderas preciosas con herramientas más especializadas, que aunque no son exigidas, tampoco deben de ser excluidas para el que disponga o domine esos específicos medios.“’’ (Carazo E, 2014) y de esta manera es que tanto para el estudio de la forma como en la fabricación propia de la representación, es necesario especializarse y utilizar eficiente y creativamente las herramientas de fabricación que estén a nuestro alcance.

Representación simulada

De tal manera que ‘’“En el decir de Uría (2007), todo lo pensable es ahora representable, y por ello simulable virtualmente; y además con los actuales medios técnicos, todo podría ser incluso finalmente construible.”’’ (Carazo E, 2011) "Tanto visualización como simulación van orientados a que el arquitecto tome el modelo digital como un grupo de elementos dinámicos, con los cuales puede interactuar y modificar rápidamente creando diferentes escenarios para los proyectos”…”un espacio importante dedicado al modelado paramétrico."(Velandia D, 2011)

Junto con las "nuevas capacidades geométricas, representativas, visualizadoras y de control formal que implican los programas informáticos –de lo que los arquitectos conocemos solo lo que el interface nos muestra, y no su verdadero funcionamiento– estarían permitiendo pensar más cosas de las que alcanzábamos a intuir antes de su aparición"(Carazo E, 2011). Esta facilitacion con el instrumento tecnológico se debe tomar de forma delicada y con suma responsabilidad, ya que también es fácil caer en lo convencional, alejándose por una lado del acto y la proposición arquitectónica y acercándose al prototipo.

"En este sentido, no se debería hablar tanto de “dibujo asistido por ordenador”, sino incluso considerar la idea de “proyecto asistido por ordenador”. No cabe duda de que estas ventajas se tornan también en inconvenientes cuando el uso de los nuevos procedimientos no se hace con riguroso criterio y adecuada sensibilidad, para caer fácilmente en la banalidad, aumentada en este caso por los efectos perniciosos de la máquina."(Carazo E, 2011)

"Puede que en esta cuestión radique todavía la ventaja de la maqueta sobre el modelo digital, en tanto que la primera permite siempre una multiplicidad de visiones, tan amplia como los infinitos puntos de vista que puede adoptar el espectador""Llegaríamos aquí al singular ejemplo del modelo que representa a la maqueta, y no al futuro edificio." (Carazo E, 2011)

"En suma, el dibujo virtual tridimensional asume dos cualidades ya conocidas en el dibujo manual: La propuesta del dibujo como mera traducción bidimensional de la idea, o el entendimiento de éste como mecanismo mediador e incluso amplificador de los complejos procesos mentales que conocemos con el nombre de proyecto." (Carazo E, 2011)