Chairsharing

De Casiopea


Chairsharing2.jpg




Caso de Estudio
NombreChairsharing
Autorsnark - space making
LugarModena
Período2008-2010
RelacionadoRed Mesh
URLhttp://www.publicspace.org/es/obras/f264-chairsharing
DescripciónEs un servidor publico de sillas moviles conectadas a internet, dinamiza el casco historico de la ciudad.

estado anterior

En los últimos años, el área del casco histórico de Módena comprendida entre Porta San Francesco y Porta Saragozza ha sufrido un repentino declive de la intensidad de la vida social y de la actividad económica. Un estudio de campo emprendido desde una perspectiva pluridisciplinar puso de manifiesto que, hasta no hace mucho tiempo, uno de los rasgos que mejor caracterizaban la problemática del lugar es un hecho tan simple como que, a diferencia de otras zonas del casco antiguo, los peatones pasaban por allí rápidamente y sin encontrar motivos para detenerse.

objeto de la intervención

A finales del año 2007, el ayuntamiento promovió la iniciativa «Modena cambia faccia» (Módena cambia de cara), con el objetivo de dinamizar el sector y de recalificarlo con una serie de atributos que potenciaran sus atractivos. A ese efecto, convocó un concurso de diseño para recoger ideas. De algún modo, se trataba de que el barrio dejara de ser un simple espacio de paso para convertirse en un destino, un lugar de movilidad lenta donde detenerse. Entre las diferentes propuestas ganadoras, la que llevaba como lema Chairsharing invitaba a vecinos, estudiantes, trabajadores y turistas a vivir más intensamente el espacio público.

descripción

El Chairsharing es un servicio público que permite alquilar gratuitamente unas sillas móviles que dan a sus usuarios conexión a Internet. Las sillas están provistas de una rueda que, junto con su ligereza, las hace fácilmente trasladables a cualquier punto del barrio. Tienen una estructura metálica, resistente y totalmente reciclable, que da soporte a dos superficies horizontales y dispuestas a diferente altura. Esta forma permite usarlas de modos distintos: como asiento con respaldo, como silla con mesa de trabajo o como taburete elevado.

Cada silla cuenta con una antena Wi-Fi que facilita gratuitamente a su usuario el acceso a Internet. Un sistema de posicionamiento geográfico por triangulación evita que las sillas puedan perderse y permite situarlas sobre un mapa de Módena que puede consultarse en la web de Chairsharing. Con el fin de fomentar la actividad cultural y comercial del barrio, para acceder al servicio se necesita una tarjeta que, a través de un programa de fidelización, ofrece a los usuarios ciertas ventajas en varios equipamientos y comercios. Aparte de permitir visualizar el mapa y gestionar la tarjeta de fidelidad, la web del Chairsharing pone al visitante en relación con otros sistemas existentes en la ciudad y relacionados con la movilidad sostenible y el consumo responsable, como el sistema de bicicletas públicas, el car-pooling (viajes compartidos en automóvil), el carsharing (sistema de coche multiusuario), el couchsurfing (servicio de hostelería gratuito en línea) o la CSA (agricultura sostenida por la comunidad).

valoración

Como el alumbrado, los buzones postales, las cada vez más escasas fuentes para beber o las prácticamente extintas cabinas telefónicas, el Chairsharing es un servicio público que equipa la ciudad haciéndola más justa y equitativa. En una época en que este tipo de servicios está cada vez más sujeto a la explotación comercial, una propuesta como esta supone una interesante apuesta por una mayor accesibilidad a la red digital.

Por otro lado, las formas de relación que propician el sentimiento de pertenencia a la comunidad inundan de forma exponencialmente paulatina esta red y hacen que la urbs deje se ser el único escenario posible de la civitas. Esta intervención, sin embargo, superpone felizmente la red digital y la trama urbana, de modo que ambas se beneficien mutuamente. Si el espacio público urbano se enriquece con la profusión de usuarios que lo usan como lugar de estancia, en el espacio público digital aparece un interesante mapa de sillas que, como hitos virtuales, reflejan instantáneamente ciertas prácticas y usos que están teniendo lugar en la ciudad.

David Bravo Bordas, arquitecto