Caso editorial: La tarjeta postal

De Casiopea



TítuloCaso editorial: La tarjeta postal
Palabras Claveconstrucción, caso editorial, diseño gráfico, Eugenio Dittborn, postales
AsignaturaConstrucción de Diseño Gráfico 3
Del CursoConstrucción 3º DG 2014
CarrerasDiseño Gráfico
Alumno(s)Isidora Correa
ProfesorSylvia Arriagada

Evolución de la imagen en la tarjeta postal

Introducción

Criterio de selección

Se elige la tarjeta postal como materia de estudio principalmente porque se diferencia del resto de las áreas editoriales como la revista, el diario, el afiche, etc. Todas ellas van dirigidas a un receptor-público, sin embargo en la postal hay algo que en el resto no ocurre: La ‘participación’ directa de quien emite el mensaje a través de la escritura, dirigido a un receptor. Se transforma en un elemento propio y a pesar de la cantidad de copias que puedan existir de una misma postal, la interpretación es personal, por lo que cada una de ellas, finalmente, es única. Queda guardada, (e incluso coleccionada por algunos) no se bota y su contenido siempre será “conocido”, imborrable. Este no pasará de moda.

En que consiste la postal

La tarjeta postal ilustrada, llamada simplemente “postal”, “tarjeta postal” o tarjeta de correo, es una pieza rectangular de cartulina o cartón delgado que contiene por un lado imagen (dibujo, ilustración, fotografía) y por el otro un espacio destinado para escribir. Surge con el objetivo de establecer un medio de correspondencia personal –directo. Más económico que las cartas. Enviadas por el correo tradicional, en ellas se escriben mensajes cortos, dando la posibilidad de ser enviadas a destino sin la necesidad de utilizar un sobre.

Origen de la tarjeta

Se propone en Prusia el año 1869 la circulación de cartas oficiales sin sobres. La idea no tuvo mayores consecuencias y se olvidó durante años. En 1869 se repite la misma idea en Austria y se comienza a circular trozos de correspondencia privada al descubierto, sin sobres, pero franqueados. (Pagados) Se publica en el diario austriaco Neve Freir Presse un artículo titulado “Nuevo medio de correspondencia postal”, lo que interesó al Director de Correos y Telégrafos de Viena, Adolf Maly, quien promovió una idea real al respecto. Es entonces cuando se edita la primera tarjeta postal que consistía en una tarjeta en blanco con un sello preimpreso, creada en Austria, con dimensiones de 8,5 y 12 cm. Esta nueva y concisa forma de correspondencia resultó tan popular que sólo pasaron unos años cuando otros países comenzaron a seguir el mismo ejemplo.

Expansión

El Departamento de Correos de Inglaterra emitió la versión británica, lo que empujó el fenómeno de las tarjetas postales, cada vez más populares y disponibles de forma general por todo el mundo. Se comenzó a utilizar rápidamente por todos los países Europeos y por Estados Unidos. Comienzan a elaborarse las tarjetas privadas, que a diferencia de las oficiales, requieren la adhesión de un sello para ser enviadas. Durante la década de los 70 los impresores privados, sobre todo alemanes, franceses y estadounidenses logran que sus gobiernos liberalicen esta actividad, que hasta ese momento era monopolio estatal. La tarjeta postal logra masificarse y con el desarrollo de los sistemas de impresión comienzan a realizarse ediciones ilustradas con vistas de ciudades, paisajes, entre otros motivos. A partir de aquí la tarjeta pasa a ser, además de un sistema de comunicación escrito popular, un instrumento artístico y documental, utilizado para intereses militares, turísticos, publicitarios, políticos, etc.

Evolución

El uso masivo de las Tarjetas Postales en los países industrializados condujo, en 1874, a la creación de la Unión Postal Universal. Con el objetivo de afianzar la organización, el mejoramiento y difusión de los servicios postales. En 1878 la Unión Postal Universal estandarizó el tamaño de las tarjetas a 14 x 9 centímetros.

Hasta ese periodo, la normativa de Correos obligaba a los usuarios a escribir sus mensajes en el tiro de la postal, es decir en la misma zona de la imagen, reservando el inverso de ella para el nombre, dirección del destinatario y los timbres. En Gran Bretaña, para dar más espacio al mensaje, se propone dividir el retiro de la postal mediante una línea en el centro, dejando el lado izquierdo para la escritura y el derecho para la dirección y otros datos, de esta manera la ilustración o la imagen, no se dañaba.

Tarjeta oficial

Formato: 12 x 8,5cm Color: café claro Diseñadas solo para escribir Creadas por: Enmanuel Hermann Año 1869

Editadas por las administraciones de Correos durante la década de 1870. Conocidas como “postales oficiales” tenían impreso el franqueo en una de sus caras. De color café claro y con un tamaño de 12 x 8,5 cm. La otra cara completamente en blanco para escribir el mensaje.

Tarjeta postal ilustrada

Se mantiene mismo formato Técnica: Ilustración mediante Sistema de litografía Elaboradas por el litógrafo Alemán Miesler Año 1870

El año 1874 se crea la Unión Postal Universal y se estandariza el tamaño de la tarjeta a 14 x 9 cm.

Tarjeta postal fotográfica

Formato establecido 14 x 9 cm Elaboradas por la Casa Hauser y Menet (Imprenta alemana) Uso del sistema de fototipia Permite 500 copias

Lenguajes en la imagen de la tarjeta postal actual

Postales de cuento Postales tipográficas Postales comestibles Postales animadas Postales musicales Postales transformables (en joyas) Aeropostales

Anexo

Tarjetas postales originales | Biblioteca de Cataluña

Presentaciones

Tarea 01

Tarea 02

Tarea 03

Tarea 04