Caso Estudio Estadio Olimpico de Munich / Frei Otto - Proyecto Stuttgart 21 - Sagrada Familia /A.Gaudi

De Casiopea








TítuloEstudio Cubiertas.
AutorSebastián Rojas
Carreras RelacionadasArquitectura


Página en construcción.

Estadio Olimpico de Munich / Frei Otto

Datos de la obra

  • Ubicación: Complejo Deportivo dela Ciudad Olímpica de Munich.
  • Tiempo de construcción: 1968 –1972.
  • Área Techada: 33750 m2
  • Longitud de la cobertura principal: 450 m
  • Materiales: Acero y malla plástica
  • Cubierta: Tiene una superficie de 74 800m2 y tiene una malla rectangular de cables pretensados, distanciados en 75cm hacia ambos lados y con un ángulo de intersección variable, lo cual hace posible que se adecue a las curvaturas que posee la cubierta.La cobertura proyectada no sólo cubre el estadio, sino los otros equipamientos del complejo deportivo, unificando de esta manera los elementos del Parque Olímpico
  • Capacidad: 69 250 espectadores.
  • Arquitecto e Ingeniero estructural: Frei Otto
CCF1.jpg

Inaugurado en 1971, este estadio se construyó para albergar los Juegos Olímpicos de Múnich 1972,y con posterioridad fue sede de la Copa Mundial de Fútbol de 1974. El autor del estadio, con su característica cubierta textil, fue Frei Otto. Nació bajo la sombra histórica y dramática del Estadio Olímpico de Berlín que en 1936 acogieron los Juegos Olímpicos bajo el predominio de la Alemania nazi y su figura cumbre, Adolf Hitler. En 1972, unos 36 años después, las autoridades germanas volvieron a organizar el evento olímpico y decidieron darle la espalda al pasado ignorando a Berlín y respaldando al estadio Olímpico de Múnich.


Esquema Cubierta
  • Cubierta del Estadio Olímpico:El deseo del ingeniero era conseguir el mínimo impacto sobre el parque, como un velo tendido sobre la colina; pero por primera vez en su experimentación con carpas de mallas de cable, la generación de la forma no provenía de procesos físicos naturales, sino de un diseño preconcebido ya que debía adaptarse a una forma previamente diseñada por el ganador del concurso, el arquitecto Günter Benisch.

Una red de malla rectangular de cables pretensados, de longitud variada entre 440 y 65m, espaciados en ambos sentidos 75cm y con ángulo de intersección variable, permite acomodarse a las curvaturas de la cubierta. La cubierta tiene una superficie de 74.800m2.

El cerramiento de la estructura consiste en una lámina de poliéster revestida de PVC, de 2,9 x 29m y 4mm de espesor. Para evitar deformaciones a causa de la temperatura, descansa sobre válvulas de neopreno La tela esta suspendida sobre 12 mástiles de acero de más de 80m de longitud. Elementos que componen la cubierta:

  • Ancho del elemento de membrana 75 x 75cm.
  • Cables de borde cordones cerrados.
  • Cables interiores cordones abiertos.
  • Nudos de acero de fundición.
  • Mástiles de tubos de acero.
  • Cubierta cristal acrílico (Plexiglás).

Los mástiles de acero utilizados para sustentar la cubierta se clasifican dentro de dos grupos:

  • Soportes exteriores con cables suspendidos para puntos altos situados en el centro.
  • Soportes interiores con cable portante para apoyar los puntos altos centrales

Los mástiles son los elementos estructurales encargados de trasmitir las cargas hacia la parte firme, y lo hacen de una forma inclinada. La unión entre los distintos cables que conforman la malla estructural se materializa mediante un nudo de acero de fundición, con un sistema de anclajes por medio de atornillados y tensados.

CCF3.jpg
CCF4.jpg
CCF5.jpg
CCF6.jpg
CCF7.jpg


El plexiglás utilizado en la cubierta, a veces también llamado acrílico es un termoplástico amorfo,transparente e incoloro, duro, rígido pero quebradizo y sensible a la entalla. Tiene una buena resistencia a la abrasión y a los rayos UV, una excelente claridad pero una resistencia débil a las temperaturas, a la fatiga y a los solventes. A pesar de ser inflamable, su emisión de humos es débil.




CCF8.jpg
CCF10.jpg

Respecto al sistema de cables exteriores e interiores podemos destacar que las mallas de cables con elementos cuadrangulares tienen algunas ventajas sobre otros tipos de estructuras: su variedad de formas, su ligereza incluso para grandes luces, su facilidad de colocación retirada y reciclado, y su idoneidad para cubiertas translúcidas. Las mallas de cables, de elementos cuadrangulares de 75x75 cm, son sujetadas con cables de borde, que llevan la carga a apoyos puntuales situados sobre columnas de sustentación. El sistema de cubierta mediante la estructura tensada, hace posible que el espacio creado en el interior sea continuo y único. La cubierta del Estadio Olímpico de Munich, que cubre y unifica el estadio, las pistas y las piscinas, fue un hito en la utilización de estas técnicas por la enorme escala a la que se aplicaron y por el uso de procedimientos matemáticos informatizados en la determinación de su forma y comportamiento. Pero no son las cuestiones técnicas lo primero que llama la atención sobre estas estructuras: ante ellas uno cree encontrarse algo "natural". Alejadas de las rígidas pautas ortogonales de la arquitectura moderna, las superficies mínimas presentan formas orgánicas de una elegancia extraordinaria. Es la elegancia que el ojo descubre en lo que, lejos de imponerse al medio, se adapta a él.






CCF11.jpg

CCF12.jpgCCF13.jpg




CCF14.jpg

La estructura reticular proporciona una altura libre suficiente que crea un interior con una luz muy amplia, juega con las curvas creando una continuidad entre la horizontalidad y la vertical. Amplia y maximiza los espacios, la obra y este envolver fluyen naturalmente en el recorrer.




Sagrada Familia /A.Gaudi

CCF19.jpg

Es una obra personal e imaginativa que encuentra su principal inspiración en la naturaleza. Gaudí estudió con profundidad las formas orgánicas y anárquicamente geométricas de la naturaleza, buscando un lenguaje para poder plasmar esas formas en la arquitectura. Este estudio de la naturaleza se traduce en el empleo de formas geométricas regladas como son el paraboloide hiperbólico, el hiperboloide, el helicoide y el conoide, que reflejan exactamente las formas que Gaudí encuentra en la naturaleza.

CCF15.jpg

Otro de los elementos empleados profusamente por Gaudí es la curva catenaria. Gaudí había estudiado en profundidad la geometría cuando era joven, leyendo numerosos tratados sobre ingeniería que alababan las virtudes de la utilización de la curva catenaria como elemento mecánico, que sin embargo entonces sólo se usaba en la construcción de puentes suspendidos; Gaudí fue el primero en utilizar este elemento en la arquitectura común. La utilización de arcos catenarios en obras como la Casa Milà, el Colegio de las Teresianas, la cripta de la Colonia Güell o la Sagrada Familia permite a Gaudí dotar a sus estructuras de un elemento de gran resistencia, ya que la catenaria distribuye regularmente el peso que soporta, sufriendo únicamente fuerzas tangenciales que se anulan entre ellas.

La Sagrada Familia. Gaudí concibió dicho templo como si fuese la estructura de un bosque, con un conjunto de columnas arborescentes divididas en diversas ramas para sustentar una estructura de bóvedas de hiperboloides entrelazados. Las columnas las inclinó para recibir mejor las presiones perpendiculares a su sección; además, les dio forma helicoidal de doble giro (dextrógiro y levógiro), como en las ramas y troncos de los árboles. Esta ramificación crea una estructura hoy denominada fractal61 que, junto con la modulación del espacio, que lo subdivide en pequeños módulos independientes y autosustentantes, crea una estructura que soporta perfectamente los esfuerzos mecánicos de tracción sin la necesidad de utilizar contrafuertes, como requería el estilo gótico. Gaudí logró así una solución racional y estructurada, perfectamente lógica y adaptada a la naturaleza, creando al mismo tiempo un nuevo estilo arquitectónico, original y sencillo, práctico y estético. Esta nueva técnica constructiva permite a Gaudí realizar su mayor afán arquitectónico, perfeccionar y superar el estilo gótico: las bóvedas de hiperboloides tienen su centro donde las góticas tenían la clave, con la salvedad de que el hiperboloide permite crear un hueco en ese espacio, un vacío que deja el paso de la luz natural. Asimismo, en la intersección entre las bóvedas, donde las góticas tenían los nervios, el hiperboloide permite nuevamente la apertura de pequeños vanos, que Gaudí aprovecha para dar la sensación de un cielo estrellado.


CCF16.jpg
CCF17.jpg
CCF18.jpg









  • Gaudi a partir de la catenaria, inspirada en la naturaleza, da forma a la obra como tal, creando a partir de grandes alturas y luces un interior tal como Frei Otto en El Estadio Olimpic y sus cubiertas,la diferencia radica en que uno trabaja a partir de la tracción de estructuras livianas y el otro trabaja a la compresión por peso. Trabajar el velo y la roca. Aunque en ambos se crean interiores lumínicos a partir de la vertical. Hitos a la distancia.
CCF20.jpg












Proyecto Stuttgart 21

CCF22.jpg
CCF21.jpg

El Proyecto urbano-arquitectónico Stuttgart 21 cuyo objetivo principal es la modernización sustancial de la estación de tren más importante de la ciudad, consigue a través de su diseño ahorrar energía, proporcionar espacios verdes públicos y a la vez conectar las líneas de alta velocidad de los trenes modernos de Europa, con el transporte colectivo y con las autopistas de alto estándar. Esta refinada y eficiente combinación de tecnología y gestión de recursos aporta un valioso trasvase de conocimiento a través de las disciplinas de la arquitectura, la planificación, el diseño del paisaje y la ingeniería civil, urbana y medioambiental.

Una de las partes esenciales del proyecto es su cubierta de hormigón, desarrollada por Ingenhoven en colaboración con Fred Otto y otros ingenieros estructurales. La estación tiene una longitud de 420 m, un ancho de 80 m y una altura de 12 m. La cubierta es lo más esbelta posible, con un espesor de sólo 35 cm, trabajando siempre a comprensión, lo que hace que la necesidad de acero como soporte sea mínima. De esta forma se consigue otro de los objetivos del proyecto que es la reducción de la cantidad de material a utilizar.

Esta cubierta que conecta la ciudad creando un nuevo espacio público, se estructura en base a 28 módulos sostenidos por una especie de cálices con un túnel en la base y una claraboya en la parte superior, que dota a la estación subterránea de una iluminación natural. Estas claraboyas poseen sistemas para controlar la incidencia del sol y la ventilación, y poder así regular la temperatura interior. Este sistema tiene un tremendo proceso de ingeniería detrás, permitiendo 14 horas de iluminación natural contínua, con el consiguiente ahorro de energía.


La estructura base de las caraboyas son una mezcla del trabajo realizado por Frei Otto y Gaudi, trabajando las estructuras reticuladas y la catenaria invertida, nuevamente la ingenieria va de la mano con la arquitectura, logrando crear luces amplias, interiores cenitales y un interior suspendido, de forma que el recorrerlos se hace desde la horizontal a la vertical.




CCF23.jpgCCF24.jpgCCF25.jpg