Carolina Tapia- Unidad discreta

De Casiopea



TítuloCarolina Tapia, Unidad Discreta
Tipo de ProyectoProyecto de Taller, Proyecto Extracurricular
Palabras Claveencargo 1
Período2016-2016
AsignaturaTaller del Hacer Visible 2016, Taller del Hacer Visible
Del CursoTaller del Hacer Visible 2016
CarrerasDiseño, Diseño Gráfico
Alumno(s)Carolina Tapia, María Carolina Tapia Infante
ProfesorFrancisca Vidal, Katherine Exss

Registro de Estudiante

Encargo 1: Subtitulación de "Elogio a la Unidad Discreta" de Godofredo Iommi

Ensayo Unidad Discreta

Según lo dicho en el texto de Godofredo Iommi, la poesía posee la mayor densidad semántica del lenguaje y por ende la forma más ceñida y real de la lengua. Esta característica hace a la poesía, en mi opinión, una compleja y completa fuente de información debido a sus múltiples interpretaciones y parámetros. Es compleja ya que contiene fonemas, palabras y frases que afectan tanto al eje paradigmático como sintagmático. Los versos se constituyen como unidades discretas, debido a que sus versos son inalterables ya que la tasa de información no admite ningún cambio en sus ejes. La poesía es una forma de comunicarse, es un lenguaje que contiene un SENTIDO, el cual manifiesta el ritmo. El sentido de la poesía es dado por el ritmo, el cual es otorgado por el poeta lo que supone la apertura que es la lengua. Por todo esto se puede afirmar que la poesía es una suerte de lenguaje ya que al igual que el idioma comunica de una cierta forma, con elementos propios. En relación a lo dicho, la poesía y el DISEÑO están estrechamente relacionados ya que ambos comunican de una forma concreta, la cual es INTERPRETATIVA, por medio de un objeto o estrofa que expresa un lenguaje interpretativo. EL SENTIDO ES DADO POR EL OBSERVADOR.

  • De lo observado se buscan dos palabras claves, las cuales fueron SENTIDO y APRECIACIÓN.


Encargo 2: Casos

Según lo observado y analizado después de leer el texto de Godofredo Iommi, se eligieron dos palabras claves las cuales fueron apreciación y sentido, y según esto, se salió a observar a tres personajes propios de la ciudad tomando en cuenta estas palabras fundamentales. Al salir a observar a la ciudad se buscaron tres personajes en secuencia, los cuales en su seguimiento, revelaran a través de posiciones y gestos (las cuales se denominaron como unidades discretas), el sentido de la acción el cual es interpretativo a ojos de un observador ajeno. Es por esto que el contemplar, o bien a través de él, se revela el por qué de la acción y estadía del personaje en el lugar y contexto donde se encuentra.

Hombre sentado que contempla

Vendedor ambulante

Sujeto que barre en la calle

Proceso Mental

A partir de lo dicho, se encontaron a estos tres personajes propios de la ciudad. Para elegir al primer personaje se pensó en una persona que se encuentre dentro del caos de la ciudad ejerciendo una acción que no es evidente. El hombre sentado que contempla está ejerciendo una acción incierta, al observarlo no se sabe por qué está ahí ni que está haciendo realmente en ese lugar en específico. Al analizarlo, surgen varias preguntas como: ¿estará contemplando?, ¿estará descansando?, ¿estará esperando?, etc. Estas preguntas se espera que se fueran respondiendo a medida que se observaba a este personaje y pasaba el tiempo, y por medio de los gestos y posturas que iba manteniendo y cambiando se podía saber el sentido real de su estadía en el lugar. Después de reiterativos cambios corporales y diversos movimientos se revela por sí solo el sentido del por qué el personaje estaba ahí en ese preciso momento, lo que fue totalmente sorpresivo.

Archivo:Carot9.jpg
Un hombre se encuentra sentado contemplando el entorno. Su acción se conforma por unidades discretas que sería cada parte corporal que conforma la postura, la cual, a los ojos del observador, interpreta un sentido del por qué está en ese lugar.
Archivo:Carot10.jpg
Cambia la acción, pero se mantiene en el mismo lugar. Se pone de pie para mirar a su alrededor. La acción deja ver el sentido de la espera del hombre en aquél lugar.
Archivo:Carot11.jpg
Finalmente en sentido de su acción se concreta y se va del lugar con una mujer. Toda acción tiene un sentido que a ojos de lo ajeno es interpretativo hasta que se concreta.

El segundo personaje se buscó que tuviera relación con el primero, pero que no fuera tan incierto, si no que hubiera algo en su acción que lo fuera pero no así el acto en su completitúd. Así se llegó a observar a un vendedor ambulante, el cual sabemos que su acción es evidente, ya que el sentido es simplemente vender. Sabemos por qué está ahí y por qué se encuentra en ese contexto, pero lo que llevó a elegir a ese hombre en específico fue que dentro de toda este acto había algo que era realmente interpretativo: la mano en su bolsillo. Al observar esto pasa lo mismo que en primer caso, surgen las mismas preguntas. Nuevamente a medida que se analizan los diversos movimientos y gestos, finalmente cuando este personaje revela lo que hay dentro de su bolsillo y muestra su extremidad que hasta antes de ese momento se encontraba cubierta, se puede saber el sentido real de esta acción que antes fue interpretativo a ojos del observador.

Archivo:Carot15.jpg
A lo lejos se ven dos sujetos. Se observa unidades discretas que conforman lo contemplado. Se ve que están vendiendo algo.
Archivo:Carot16.jpg
Uno de los sujetos se va y queda el hombre con la mano en el bolsillo. Para esta acción hay variadas interpretaciones a ojos del observador.
Archivo:Carot17.jpg
El sujeto revela su extremidad. El sentido de su acción se da a conocer.

Para es tercer caso se buscó un personaje que mostrara un poco de los dos casos primeros que se observó. Un sujeto que barre. Al decir un sujeto que barre, nos surge inmediatamente en pensamiento de que puede ser cualquier sujeto (un barrendero, o una persona cualquiera ejerciendo esta acción) y que al decir "que barre" ya sé que acción está realizando. Pero no es ni muy evidente ni muy incierta como pasa con el vendedor y con el hombre que contempla. A medida que se va observando a este hombre, van ocurriendo posturas y gestos que van revelando el por qué se encuentra barriendo ahí, por qué lo hace y quién es esta persona. Su acción, a pesar de que sepamos que está haciendo, aún así es interpretativa, ya que podría ser un barrendero que está ahí simplemente porque está haciendo su trabajo, o es una persona que por voluntad propia está barriendo la calle. Al obervar, se revela finalmente el sentido nuevamente, pero en este caso el por qué el hombre se encontraba ahí, en ese contexto y momento en específico, y quién era esta persona.

Archivo:Carot12.jpg
Un hombre barriendo en la vereda. ¿Cuál es la razón por la que se encuentra realizando esa acción en ese lugar?.
Archivo:Carot13.jpg
El hombre descansa. Hay un sentido que puede ser interpretativo. Está descansando, esperando, o quizás contemplando el lugar.
Archivo:Carot14.jpg
El sujeto ingresa a un lugar en frente donde barría. El sentido de su acción se revela.


Encargo 3: Verificación de lo Estudiado

Este encargo trata de salir a corroborar lo observado, profundizar en lo que faltó en el encargo anterior. Se sale a observar otros tres personajes que cumplan con lo visto. Hay que encontrar una observación que una a cada personaje con el personaje anteriormente observado.

Al salir a observar nuevamente, lo que se quiso lograr es un orden de las ideas y los casos observados anteriormente. Dicho esto, se buscó un nombre específico para cada situación observada. Para el primer caso, se le otorgó el nombre de LO INCIERTO. Para el segundo caso, se le nombró ACCIÓN QUE ROMPE LO EVIDENTE, y al tercer caso se le llamó LO INTERPRETATIVO DE UNA ACCIÓN.


Encargo 4: Personajes en un Contexto

Para este encargo se asignaron temas como "El Hombre y el Mar", "El Hombre y el Desplazamiento", "El Hombre y el Caos" y "El Hombre y la Transacción Callejera". Según la temática asignada, hay que ser capaz de "diseccionar" al personaje en 14 capas, analizándolo en detalle.

El Hombre y el Caos

Vendedor de la feria

Se eligió a este personaje ya que se encuentra en un entorno caótico. Se observó al vendedor el cual es un personaje estático dentro de este caos que va cambiando a medida que pasa el día, para analizar cómo se comporta y cómo son sus movimientos y gestos dentro de este contexto. - OBSERVACIÓN GENERAL

  • Vacío interrumpido
  • Caos provocado por lo amontonado de lo expuesto
  • Caos provocado por lo itinerante
  • Vendedor está en constante contacto con el caos expuesto
  • Movimientos rectos y curvos de los brazos que forman figuras trianguladas
  • Vacío que contornea el espacio que rodea a todo lo que está en contacto
  • Constante movimiento que crea una secuencia
  • Lo caótico de los elemetos del vendedor crean una irregularidad en su contorno
Archivo:Carot3.jpg
El caos en la ciudad. La feria es un lugar en el que el caos es el protagonista debido a la gran aglomeración de personas que atrae y a la manera en que se organizan los elementos. Este desorden provoca una situación de estrés por la pequeña magnitúd del espacio que amontona.


Archivo:Carot1.jpg
El caos no solo es provocado por las personas, si no por los productos expuestos que se muestran de manera amontonada de tal forma que el vacío desaparece o bien se interrumpe. El desorden da cuenta de un caos a la vista sin que lo esten protagonizando individuos.
Archivo:Carot2.jpg
Continuidad de contornos en el espacio habitado. La itinerancia genera una apoderación del espacio que se une al caos aglomerado, lo que provoca una ocupación del vacío.

El hombre en el banco

A diferencia del vendedor en la feria, el hombre en el banco se encuentra en un lugar interior. Se eligió a este personaje ya que se encuentra en un entorno radicalmente diferente al primer caso, el cual es una situación de caos diferente. El caos es dado por ese contacto constante con desconocidos y apiñamiento de las personas en una fila. - OBSERVACIÓN GENERAL

  • Espacio delimitado que "apiña" a las personas en una fila
  • El hombre, en su individualidad, se mueve con movimientos acotados (en su mayoría rectos)
  • No hay un constante movimiento, si no una búsqueda del esconderse en su propia individualidad
  • El vacío contornea este grupo de personas que interrumpen el vacío entre ellas al estar en contacto
  • El espacio donde se encuentra le otorga el caos a un lugar "civilizado"
Archivo:Carot4.jpg
Las limitantes que forman la fila provocan un amontonamiento lo cual repercute en el caos de la cantidad de gente muy junta entre sí. Se puede observar que el vacío es interrumpido entre los individuos generando un solo cuerpo debido al contacto. La línea roja contornea y muestra ese cuerpo generado por la interrupción de vacio entre ellos.


Archivo:Croquiis10.jpg
"Los brazos de la espera" generan curvas que dan cuenta de este estado. Hay una tendencia a esconder las extremidades dentro del mismo cuerpo, una compresión.
Archivo:Croquiis9.jpg
Espacio interior no muestra un caos a lo lejos, si no que este se genera entre los dos delimites que se observar en el centro del lugar.


Encargo 5: Significar, Abstraer al Personaje

En este encargo hay que abstraer al personaje a un máximo de cinco figuras geométricas y hacer una secuencia de de siete momentos, utilizando un método de impresión con papel volantín y alcohol gel sobre papel blanco.

Para abstraer estas dos situaciones observadas anteriormente, se pensó en centrar la mirada el lo que era lo más fundamental en estos personajes. En este caso, lo más fundamental eran los brazos, ya que la acción que estaban realizando ponía como protagonista a estas extremidades. Se analizó a cada personaje y cada movimiento observado y se llevó a una abstracción que mostrara el caos (con una figura específica) y una secuencia de movimientos que lleva a un movimiento específico. El error en este trabajo fue no mostrar el realmente el caos y centrar solo la mirada en el movimiento de brazos.


Encargo 6: Simplicidad

Reducir los siete momentos anteriores a uno por cada personaje. Se trabajarán un máximo de tres elementos en blanco, negro y gris (construido por tipografía en papel de periódico).