Camila Benavides Unidad Discreta

De Casiopea



TítuloCamila Benavides Unidad Discreta
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveencargo 1
AsignaturaTaller del Hacer Visible
Del CursoTaller del Hacer Visible 2016
CarrerasDiseño Gráfico
Alumno(s)Camila Benavides
ProfesorKatherine Exss, Francisca Vidal


Elogio a la Unidad Discreta

El texto Elogio de la Unidad Discreta presenta un estudio de la poesía y su sentido planteando como base de su desarrollo la interrogante de si la poesía representa o no una forma de lenguaje.

Para comenzar se debe definir la palabra lenguaje como la capacidad de expresar pensamientos por medio de la palabra, en resumen sería el medio que hace posible la comunicación. Por ende lo que trata el texto es de que manera la poesía se vuelve un medio de comunicación. En el texto se introduce el término de densidad semántica declarando que la poesía es una gran fuente de información. Esto se sustenta en que efectivamente tiene una forma o composición llamada métrica que correspondería al conjunto de normas o limitaciones también mencionadas en el texto, a través de las cuales los poetas organizan su contenido. Es característica de la poesía que en el contenido se apliquen los llamados recursos literarios, que pueden definirse como métodos no convencionales que tienen los poetas para expresarse. Lo esencial que poseen los recursos literarios, en términos de la comunicación, es que producen un efecto de participación activa en el receptor del poema, dado a las características semánticas o gramaticales que poseen que usualmente alteran circunstancialmente el significado de los versos, y por lo tanto necesitan de una decodificación. Por ejemplo, la metáfora, que tal como se menciona en el texto, se utiliza para expresar un concepto por medio de otra manera diferente.

Esta simple interacción emisor-receptor a través de los recursos literarios supone un acto de comunicación.

Personajes de la Calle

Interacción a través de la Ubicación

Tanto vendedores como artistas están en las calles para ofrecerle algo a los transeúntes. Por lo tanto hay una interacción directa entre ellos que puede ser explícita como una conversación o una demostración, las cuales afectan la continuidad del tránsito de la personas produciendo detenciones, o puede ser implícita como la ubicación tanto de los artistas como de los vendedores.

Ambos necesitan estar en zonas de mucho tránsito donde su oficio sea mucho más efectivo. Al estar establecidos en estos caminos peatonales esto ya implica que los transeúntes circulen de manera adyacente y se produce una interacción menos directa solo con el hecho de que miren o escuchen en el caso de artistas musicales.

En el caso de los vendedores esta interacción se sustenta no solo en las personas sino también en la instauración de un orden. Existe toda una organización detrás, jerarquía de objetos, niveles de altura, todo en pos de extender al máximo el campo visual.

La Gestualidad en Relación al Entorno

En el acto de comer se puede interactuar de varias maneras. Como los vendedores y los comensales se relacionan directamente, a partir de esta relación se pueden presentar situaciones en las que se fomente esta interacción. De partida los vendedores establecen sus locales en lugares de mucho tránsito peatonal como veredas o cercanos a paraderos de locomoción donde es más sencillo para las personas notarlos. Una vez dentro de los locales, la organización de las cosas funciona de tan manera que se permita caminos libres para que los vendedores se muevan de manera rápida hacia los comensales.

Por otro lado, esta interacción entre vendedores y comensales se vincula con la que tienen los comensales entre ellos. Los elementos dispuestos en los locales aportan a una interacción más corporal entre las personas. Hay una gestualidad de por medio, por ejemplo, las personas ocupan las mesas o paredes para apoyarse o incluso enfatizar o reforzar estos gestos. Pero también sucede que esta vinculación produce ciertos quiebres. Por ejemplo, las personas se encuentran sentadas y por lo tanto están en un nivel de altura distinto al del vendedor, cuando este último llega a la mesa provoca un cambio de horizonte en la visión de la personas y de cierta forma rompe con la conexión que había.

Tensión y Distensión del brazo con respecto a la Verticalidad Corporal

El Hombre y el Caos


Tanto para los vendedores como para los comensales el brazo corresponde a su gestualidad crítica. Es la base de las acciones que realizan en relación al entorno. En sus acciones predomina un objeto, el cual controla los movimientos y hace que estos se vuelvan reiterativos.

Vendedores

Presentan un patrón del movimiento del brazo que cambia constantemente de altura y dirección no solo guiados por los elementos de la venta sino también por la interacción recíproca con el comprador.

Comensales

El patrón de movimiento es de flexión. A diferencia de los vendedores el brazo no cambia de altura sino que se va flexionando presentando distintos ángulos. El movimiento tiende a acercarse y alejarse de la persona.