C2: Travesía - Reflexión/David Silva

De Casiopea



TítuloC2: Travesía - Reflexión/David Silva
Palabras Clavereflexiontravesia
Período2018-2018
AsignaturaTaller de la Diversión del Hábito
Del CursoTaller de la Diversión del Hábito 2018
CarrerasDiseño
Alumno(s)David Silva Bernales
ProfesorRicardo Lang, Eloisa Pizzagalli

Hace aproximadamente 5 días atrás regresamos de nuestra travesía a Camarico, Ovalle IV región a unas 4 horas y media de Valparaíso en bus. Es un villorrio de muchas plantaciones y poca gente, la población juvenil es baja primando adultos, ancianos y algunos niños, debido a que Camarico es afectado por una sequía de 3 años pero aún retiene verdor. Entre los pocos terrenos fiscales que hay en el villorrio está el que alberga la Capilla de La Virgen Peregrina conocida como la Peregrina. Que de primera vista parecía una caja pero al recorrerla cae en cuenta su forma torcida que mantiene su eje con un par de entradas opuestas y paralelas donde la gente en el rito litúrgico podía atravesar, pasar por la capilla hacia el sector trasero para poder celebrando tradición y propósito arquitectónico que se perdió con el pasar de los años. Ese lugar fue construido por miembros de la escuela entre ellos Fabio Cruz, Ricardo Lang, Carlos Covarruvias, entre otros. Este último nos permitió instalar nuestro campamento en sus terrenos en Camarico. Nuestra rutina empezaba con un desayuno a las 8.30, almuerzo a las 14:00 cena alrededor de las 21:00 hrs con colaciones entre esas comidas. Por 10 días se repartieron tareas de aseo, cocina, maqueteo de la obra, ensayo y error, los actos de ámbito de los cuales salieron las variantes que se agregarían al proyecto final con la lectura de la bitácora de viaje del recorrido de Magallanes. La obra entregada a la comunidad consiste en dos estructuras con las láminas de colores reflectantes de San Francisco que avivan un poco el ambiente seco del patio trasero de la capilla unidas por un toldo que cubre 4 mesas plegables con 24 sillas desarmables que eran parte del kit de emergencia que hizo de comedor y sala de reunión del taller brindando sombra y un lugar de encuentro para celebraciones y reuniones. Las estructuras con sus colores invitan a abrir las puertas que están tras el atrio. Las estructuras estaban compuestas por dos partes cada una de 2.68 mts de lago y más de 5 mts de alto siendo necesarias 8 personas para levantarlas y 4 para trasladarlas.. Gracias a Restauro y sus preparaciones pudimos completar la tarea bajo las fuertes temperaturas y el viento que cimbraba las estructuras al ser erigidas y pintadas en altura. La obra fue dedicada al villorrio y al padre Sebastián Perucci quien falleció durante el tiempo que estuvimos de travesía. "Bienvenidos a la Plaza de los Niños y a la unión de las Familias/ a Hector la Alegría de los Niños a Hector/ paciencia agradecer y celebrar compromiso/ unión presente solo presente compañía".