Bitácora de viaje: Quebrada Amunátegui/Galvarino, Recreo - Grupo 1

De Casiopea
Cargando el mapa…


TítuloBitácora de viaje: Quebrada Amunátegui/Galvarino, Recreo - Grupo 1
Tipo de ProyectoProyecto de Taller, Proyecto de Curso
Palabras Clavequebrada, deriva, encuentro, natural, humano
Período2022-2022
AsignaturaTaller de Personas y Territorios
Del CursoTaller de personas y territorios 2022
CarrerasDiseño
Alumno(s)Camila González Ossa, Alejandro Jiménez Amín, María José Lineros, Francisca Ortega, Scarleth Osorio, Anaís Céspedes, José Urrejola, Isadora Zamora Figueroa
ProfesorDaniela Salgado

Bitácora de viaje: Quebrada Amunátegui/Galvarino, Recreo

La Deriva

El recorrido realizado puede dividirse en dos momentos. Por un lado, existe un momento planificado donde el recorrido fue previamente acordado y por otro lado, hay un momento de recorrido fortuito e improvisado dado por las circunstancias y oportunidades del lugar.

Reglas de la Deriva

  • Como primera regla, pusimos tiempo al espacio de dibujo, al inicio empezamos teniendo un tiempo de tres minutos de dibujo y cinco minutos de caminar subiendo la quebrada. Sucesivamente este tiempo se iba haciendo cada vez más largo y menos monótono, ya no se tenía apuro en terminar el croquis sino en ver el entorno y dibujar con calma, algunas veces cuando se detenía a dibujar no se croqueaba, se hablaba de lo que pensábamos de la quebrada y de lo que veíamos o simplemente observábamos cómo circulaba la vida en el espacio. Así que ese tiempo, que antes se tenía, dejó de ser importante y se fue perdiendo gradualmente.
  • Estar en un círculo para dibujar, lo que daría que al unir todos los croquis resulta una vista panorámica del sector.

El Recorrido

Se propone salir a observar en grupos de 8 personas el límite entre lo humano y lo no humano en medio de una quebrada a elección, en nuestro caso, la Quebrada Amunátegui (en una primera instancia).

Se selecciona una serie de reglas en grupo para crear rangos y temporalidades con el fín de direccionar y afinar la búsqueda de este habitar dentro del recorrido, dándole así un sentido a nuestro atravesar por este medio hasta entonces, desconocido.

Acordamos un punto de inicio a portas del Liceo Industrial, ubicado en la intersección de Amunátegui con Av. España, para luego continuar en subida hasta la Iglesia Madre de Dios, sin embargo, en la primera curva cerrada, nos vimos contenidos entre paredes a espaldas del Stadio Italiano, al cual, inesperadamente, nos invitaron a entrar. Aquí comienza la apertura contínua de lo que denominamos encuentro fortuito. Por medio del azar se nos presentó un atajo a modo de umbral que nos alejó del pavimento para adentrarnos a un túnel que nos contuvo en un follaje natural y sonidos de recorridos de aguas para acercarnos a las alturas. Una vez atravesado este túnel nos encontramos en una planicie habitada con una mezcla entre actualidad y vestigios, lo que nos hace reflexionar sobre el propósito o intención inicial de las obras, objetos, infraestructuras, etc. dicho de otro modo, una temporalidad plasmada en la historia que queda expuesta tras las ruinas de un espacio que fue/es habitado. (agregar foto de las gradas en ruinas)

Se continúa el recorrido en dirección hacia la iglesia, sin embargo, una apertura deja entrar una fuerte brisa imposible de ignorar por calle Galvarino, lo que nos creó la necesidad de asomarnos a ver qué ocurría o de dónde provenía aquella interrupción. Lo que en otras circunstancias significaría el "fin del recorrido” tras encontrarnos al borde de una pendiente, hoy fue una nueva apertura que nos invitó a adentrarnos y habitarla, a los piés de la Quebrada Galvarino: un valle contenido en muros de autogestión que denominamos habitaciones naturales, esto conviviendo, colindando con la urbanización misma del espacio.

En este cobijo de lo natural en medio de “lo humano”, hicimos una última reflexión y decidimos finalizar el recorrido, precisamente ahí, inmersos en el asombro de este hallazgo, parados casualmente en el corazón de este encargo: El límite entre lo humano y lo no humano.


Primer momento: Lo acordado

Ante la invitación a realizar una derivada grupal para recorrer una quebrada en busca del encuentro entre lo humano y no humano, se escogió grupalmente la quebrada que recorren las calles Amunátegui y Galvarino, ubicadas en el cerro Recreo de Valparaíso.

Al inicio de la andada, se decidieron una serie de reglas para poder recolectar la mayor cantidad de material gráfico y audiovisual, además de las reflexiones individuales que cada uno fue añadiendo en cada croquis.

La primera detención fue en la intersección de calle Amunátegui y Av. España, a los pies del cerro Recreo. Como se había determinado anteriormente, el grupo se reunió en forma de círculo y se hizo un croquis individual del lugar con la intención de poder conseguir una vista panorámica grupal.

1. Los autos y el ruido se hacen parte del paisaje. Desde abajo, la panorámica se piensa tranquila con la puesta de sol. 2. Lo audible se apropia del espacio, los autos y sus intensos ruídos llenan el ambiente. Se sobreponen la naturaleza y las estructuras hechas por el ser humano. Lo humano se junta en el recorrido de estos, transitando por rutas definidas por el mismo ser humano. 3. Inmersión de los construído en la naturaleza, lo terrestre se interpone en la contemplación de un arriba. 4. El azul. Alambres oxidados. Contenedor. Palto o árbol grosello. Tsunami. Escalera de piedra. Ladera norte y sur. Comienzo de la quebrada donde desemboca. Es ancha, está copada por la calle.

Luego, se acordó realizar una caminata subiendo por calle Amunátegui de tres minutos aproximadamente, realizar una segunda detención y repetir la dinámica circular. [HACER 2DA PANORAMICA]

Al llegar a la tercera detención, justo en la curva que une los cerros Recreo y Esperanza, el grupo se dispersó y se hicieron croquis libres del lugar.

Registro Fotográfico

Inicio Recorrido
Subiendo por Amunátegui

Registro Croquis

El árbol siempre se está haciendo presente, en cada capa de urbanidad hay árboles presentes.
La pendiente muestra una relación en gradiente, a medida que se sube hay más vegetación.
La naturaleza vuelve a su “hábitat” que forzosamente crece ante la urbanidad que bloquea el paso de ésta.
[en pendiente] el encuentro se mezcla, se entrelaza, se combina.
Ángulo recto de humanos. Vegetación encerrada dentro de la arquitectura humana.


Segundo momento: Encuentro fortuito

Al ver cómo diversas personas ingresaban a un sitio que parecía estar abandonado: Stadio Italiano, el grupo decidió adentrarse en este lugar sin saber hacia dónde o qué hallazgos podríamos encontrar. De esta manera es que ingresamos a un centro de eventos italiano que parecía con poco uso y con vestigios de haber sido un lugar antiguamente habitado por muchas personas, pero que se encuentra actualmente con poco uso. Realizamos un recorrido al lugar subiendo por caminos llenos de vegetación y ruinas. A medida que se iba subiendo, aparecían más construcciones y espacios de deporte al aire libre. Cuando nos retiramos del recinto por una salida en la parte alta, llegamos a la calle Manuel Rodríguez y posteriormente a Galvarino, donde continuaba la quebrada. Es en ésta última calle donde nos adentramos para realizar una detención más y luego, realizar la plenaria grupal donde compartimos las reflexiones individuales.

Registro Fotográfico

Registro Croquis

Dentro
Ajajja.6.jpg
Derivada amunategui 1.3.jpg
Derivada amunategui 1.4.jpg


Fuera
Croquis derivada 1.1.1.jpg
Croquis derivada 1.1.2.jpg
Croquis derivada 1.1.3.jpg
Croquis derivada 1.1.4.jpg
Croquis derivada 1.1.6.jpg


Observaciones

  1. “El encuentro entre lo humano y lo no humano se muestra entre lo no habitado.”
  2. “Casa antigua. ¿Cómo habrá sido antes esta quebrada? Ruidos: Pájaros de bosque, pájaros de mar. ¿Quién estaba en ese balcón? Señores con gorro antiguo vestidos, nada plástico."

Quebrada Galvarino

Registro Fotográfico

Registro Croquis

Derivada amunategui 1.2.jpg
Derivada amunategui 1.1.jpg


Observaciones

  1. “Potencial de las quebradas. Terrazas, lugares escalonados, cobijos, recovecos, riqueza de lugares en pendiente: mundos ocultos que se descubren a medida que se sube o se baja, dadas por las irregularidades del terreno del cerro.”
  2. “El lugar de encuentro donde termina la ruta, en medio de la naturaleza se recolectan reflexiones, en medio de la tranquilidad. Sin embargo, aunque sea bastante naturalidad el urbanismo se encuentra a menos de un kilómetro.”
  3. “Existe un umbral que marca la apertura hacia una habitación natural.”

Observación General

En cuanto a la relación o encuentro entre lo humano y lo no humano, pudimos ver que existen umbrales físicos dados por construcciones (la urbanización) y umbrales no físicos (ruinas) dados por los vestigios del lugar. Estos umbrales sirven como apertura y salida de espacios en los cuales lo natural busca sobresalir por sobre lo construido, pero a su vez, las ruinas de muros ubicados en estas “habitaciones naturales” actúan como verdaderos contenedores, puesto que sostienen y detienen lo natural.

En este recorrido motivado por el azar, nos vimos inspirados ante un eterno descubrimiento, con cierta expectación que no pudimos vivenciar cuando teníamos un recorrido más planificado. El encuentro fortuito con espacios llenos de recovecos, atajos, con multiplicidad de alturas, niveles, espesores en cuanto a vegetación, nos hizo encontrar lugares que parecían abandonados, pero en el hallazgo de diversos objetos, pudimos corroborar que son habitados con bastante frecuencia.

Como última reflexión, nos dimos cuenta de cómo la comunidad que habita en las cercanías de la quebrada transformaron un lugar inhóspito y húmedo en uno agradable y habitable, marcado por la autogestión, el trabajo colectivo y la colaboración.


Video

Tres maneras de encuentro entre lo humano y no humano

8A5E5CBE-051B-4252-BEE2-AD97FD8ADA5F.jpg


Las reglas de la deriva son la llave para hacer que se revele lo observado: las reglas de caminar y detenerse provocan que uno haga más croquis y observaciones de lo normal, ya que el tiempo de las detenciones es limitado. Así también al interrumpir el paso, se logran detenciones espontáneas en lugares no predeterminados, y el tiempo de esta detención hace aparecer cosas impredecibles. La segunda regla, dibujar en un círculo de panorámica también diversifica el espectro de las cosas en las que el grupo se fija, ya que no se repite nunca el mismo ángulo de observación.

La primera parte ocurrió en un escenario casi puramente humano con la vegetación relegada a las laderas de la calle; lo que antes era la desembocadura de un arroyo hoy es calle y edificios de arquitectura moderna, carteles de vía de escape de tsunami. Al detenernos al final de la primera parte, en este tiempo de espera vimos como la gente saltaba el antiguo portón de una casa quinta y dijeron que era para acortar camino. Luego salió un guardia al vernos intentar pasar la reja y nos abrió.

La segunda parte: ingresamos al patio de esta casa antigua, distinto de lo que probablemente fue antes y ahi se desordenaron las reglas de la deriva, todos empezaronzaron a explorar por su cuenta este lugar que tenía mucha riqueza en cuanto a material observable: convergían objetos de distintas épocas entre jardines y vegetación en avance; aquí el humano se había retirado un poco al habitar la propiedad de una forma totalmente distinta según la época; había pasado de ser una casa quinta a un estadio y de un estadio a pequeñas canchas que se arriendan. Siempre las quebradas se caminan en "laberintos"(muchos pasillos) verticales, ósea que sus pasillos no están en el mismo plano.

La tercera parte: Al otro lado de la quebrada de Amunátegui, más arriba, aun la quebrada no es habitada por completo; hay lugares de vegetación total y ya que este lugar de la quebrada es más grande hay muchos recovecos, como si fueran habitaciones impredecibles; hay que llegar hasta una y explorarla para encontrar el paso a la otra, que está escondida entre la vegetación; Aquí la incidencia humana ocurre de una forma comunital, probablemente sin presupuesto y autosugestionada. Esta manera de pasos o planicies(detenciones) más pequeños permite hacer aparecer más los recovecos de la quebrada y aprovechar la riqueza de sus espacios, aunque esto no está construido y se mantiene más lo silvestre.


Registro en Audio


Primera propuesta de Cartografía

Ppcartografía grupal s2 2022 g1.png

Cartografía Final

load PDF