Bitácora de Huinay

De Casiopea





TítuloBitácora de Huinay
Año1994
AutorVarios Autores, Jaime Reyes
Tipo de PublicaciónBitácora, Inédito
CiudadSan Ignacio de Huinay, Aysén
Páginas105
Palabras Clavehuinay, embarcación, amereida, travesía, aysén
Carreras RelacionadasDiseño Industrial, Náutico y Marítimo
NotaTravesía San Ignacio de Huinay

Julio de 1994 – Marzo de 1995

esta bitácora fue escrita por distintos alumnos de cada uno de los grupos que vivimos en Huinay todos estos meses.

BITACORA Travesía San Ignacio de Huinay Julio de 1994 – Marzo de 1995


Tener y hacer una bitácora es referirse inevitablemente a la aventura, a los viajes de todas las especies hacia infinitos lugares, expediciones y ............ de épicas magníficas, gestas de hombres y pueblos, travesías de gloria y de muerte, de riqueza y de ruina, de salvación y de aniquilamiento. Muchos hombres, de las más diversas razas y épocas, han registrado estos acontecimientos, registro que vale para dar fe de tales afanes. Nosotros un afán tenemos en la aventura, la nuestra es una aventura poética, y por ello hemos de cuidar el decir y contar de todo cuanto nos ocurre y nos ocupa.

Es una aventura poética porque hemos venido a fundar un mar nuevo, a dar el marco, el primer golpe, el de la puesta en marcha, y para que nuestro esfuerzo permanezca imborrable a través de las generaciones, en la memoria de la noche de los tiempos, es preciso oír a la poesía. Oírla, pues en su voz estar cifrado el origen – su secreto – que nos impulsa y nos ilumina, en sus indicaciones adviene, misteriosa y bellamente, la revelación que nos permite obrar con maravilla y justicia, con humanidad y consuelo, con divinidad y dolor. Poéticamente habitamos los mares de Aysén, y si somos fieles a esa condición, habremos de llevar a cabo el más alto destino a que un hombre puede ser llamado, que es dar glorioso testimonio de lo celestial y divino que somos y hacemos. Ese ha de ser el rumbo inviolable de nuestro oficio, por el cual nombramos y construimos el mundo.

Esta bitácora, entonces, cuidará todo lo que hacemos, nuestras faenas y labores, nuestras reflexiones y pensamientos, nuestras alegrías y nuestros fracasos. Cuidar implica el cultivo delicado y fino, admirado, sin juicios personales, libre de formas pre-establecidas, de emociones particulares, ajena a la historia. Esto es un juego, y un juego hecho por todos. Los que la escriben han de recibir este encargo con solemnidad y abertura, han de situarse disponibles, y así hospedarán en sus páginas este presente que nos estremece y nos regala.

.Lunes diez de Julio

Salida desde Viña del Mar, integran el grupo 13 personas: Boris Ivelic Juan Salinas Javier Tapia Miguel Arce Diego Sepúlveda Jaime Reyes Iván Jeldes Gabriel Olivares Sergio Núñez René Perea Rodrigo González Nicolás Silva Gaspar Arenas. La carga es el equipaje de cada uno la comida para un mes de 20 personas dos baños completos una carpa aula herramientas múltiples bidones estanques. En el terminal gran desorden y apuro la estiba se hace en medio de la expectación de los demás pasajeros y público en general a mitad de la faena una mujer realiza a viva voz una arenga a los pasajeros del bus semejante carga es peligrosa y nos conducirá a la muerte pide el apoyo de los demás viajeros insiste en la muerte segura de todos pide otro bus ella y sus hijos no subirán semejante escándalo predispone a los choferes en contra de la carga y debemos abandonar aproximadamente 500 kilos de ésta casi toda la comida finalmente nadie la escucha y nos vamos la mujer sube también al bus ha llamado a carabineros nos revisan en el camino y continuamos.

Martes once de Julio

A mediodía arribamos a Puerto Montt., lluvia intermitente y suave descargamos el bus y cargamos el barco el Cabo Odger faena de dos horas y fracción en el intertanto se hacen las compras de lo faltante Sepúlveda y Salinas han viajado antes y adelantado estas compras colchones puertas papas ferretería en general balones de gas. Boris visita la capitanía de Puerto y arregla nuestra salida y nuestro regreso almorzamos en la Isla Tenglo nos enteramos que Iván Ivelic y Daniel Oliva han salido desde Viña en una camioneta con la carga que no logramos traer durante la tarde continúan las compras y la estiba de la carga en el barco a las cinco de la tarde llega la camioneta Ivelic y Oliva muy cansados han viajado toda la noche con intenso frío y espesa neblina vienen felices temprano a dormir en Tenglo.

Miércoles doce de Julio

Diana a las cinco de la mañana. a las seis llegan los zodiac a recogernos a las siete zarpamos desde Puerto Montt viaje tranquilo llueve a las dos de la tarde avistamos San Ignacio de Huinay nuestro destino el desembarco dura dos horas y fracción una parte de la carga desembarca en Aula Espora y la otra en Sala Apollinaire se ha decidido constituir la cocina en esta última que será habitación de nueve del grupo Salinas Sepúlveda Arce Tapia González Núñez Silva Arenas Perea los restantes en Aula Espora comienzan las labores de orden y las propias de una llegada durante la tarde nos enteramos que Italia a vencido por dos a uno a Bulgaria y es finalista por radio seguimos el triunfo de Brasil por uno a cero sobre Suecia y es el otro finalista Ivelic B. Reyes Olivares y Jeldes vuelven a Aula Espora el río que separa ambos lugares está crecido y la pasada es infructuosa ha llovido todo el día

Jueves trece de Julio

El río más crecido pasada difícil desayuno a las nueve y treinta ha llovido toda la noche comienzan las faenas de instalación se ordena la cocina y los alimentos los colchones se inicia la traída del agua se construye un puente oscurece a las seis de la tarde gran cansancio ha llovido todo el día la cena es una combinación de muchas cajas y bolsas no tenemos luz eléctrica el generador no ha funcionado desde el arribo la sala Apollinaire se llueve bastante condensación y goteras.

Viernes quince de julio

El puente no tiene pasamanos hay que pasar en cuatro patas sin embargo es relativamente fácil desayuno a las nueve y treinta continúa la traída del agua se traban las mangueras no se sabe se hace el hoyo de la basura se instala un baño provisional Silva amanece con 39 grados de fiebre se inicia la plataforma del baño han llegado en bote algunas cosas de Aula Éspora comienza la revisión estudio y reparación del generador a mediodía llega finalmente el agua se ha continuado con los órdenes de la cocina y los alimentos aún no tenemos luz y al color y calor de las velas conversamos acerca de la desarmabilidad cuál es la condición esencial de aquellos objetos que se arman y desarman el propio objeto manifiesta y elogia esa cualidad que gracias a esa condición logran múltiples combinatorias y hacen esplender el acto y gesto que ellos hacen y son nuestran mesas de travesía nuestro lavadero los muebles puzzle de Juan Baixas etc durante la tarde se han construido dos bancas para cuatro personas cada una la cena es un poco más cómoda durante el día no ha cesado de llover y hoy por primera vez tuvimos pan amasado el de siempre muy bueno.

Sábado dieciséis de julio

Desayuno muy temprano la senda se abre cada vez más y junta cada vez más barro Silva ha pasado una buena noche y amanece con fiebre se alaja la cocina se ........... las mallas de verduras y frutas y se colocan en muebles se sacan las tapas de los vidrios de la entrada finalmente llega el agua al lavadero interior y a una llave exterior se pulen y se pintan las estructuras del baño se construyen dos nuevas bancas una de ellas con respaldos individuales la gente del baño trabaja cantando a viva voz Tapia y Núñez los solistas por excelencia Silva permanece en cama nos enteramos del triunfo de Bulgaria 4 x 0 a Bulgaria por el tercer puesto no ha dejado de llover durante todo el día ha sido arreglado el generador y tenemos magnífica luz la sala Apollinaire se ve espectacular desde fuera desde la escultura

Domingo diecisiete de julio

Ha llovido toda la noche incluidos relámpagos y truenos el desayuno es a las 11 y 30 durante el desayuno se leen páginas de Amereida (10, 11 y 12) y un extracto de “Los Paraísos Artificiales” de C. Baudelaire específicamente “Savannha la mar” luego se leen algunos pensamientos y algo de la vida de Gandhi se conversa extensamente luego algunos visitan el almacén y otros hacen otras cosas la mañana es libre (o lo que queda de ella) algunos se bañan antes de almorzar nos avisan que Jaime González está solo en su casa y nos ha invitado a ver la gran final a todos se aceleran los preparativos del almuerzo acabamos cuando ya van 15 minutos de partido gran carrerón por la senda llegamos a la media hora de juego Jaime nos tiene preparada la sala con bancas y sillas el ambiente perfectamente calefaccionado hay que sacarse las botas para entrar Silva se ha quedado en sala Apollinaire seguirá el partido por la radio el televisor de Jaime es blanco y negro y la recepción es deficiente estamos felices dramática final Brasil campeón del mundo nos habíamos olvidado de la lluvia regresamos luego de una opípara cena se lee “Levana y nuestras Señoras de las Tristezas” de C. Baudelaire hora de dormir la senda es francamente un pantano la lluvia - que había hecho amagos de detenerse - se reanuda con nuevos ímpetus

lunes dieciocho de julio

durante la noche además de la fuerte lluvia tuvimos vientos intensos tanto la sala Apollinaire como el aula Espora se mueven bastante continúan las faenas del baño ha quedado todo pintado con antióxido preparado todas las conexiones de tuberías hecho el hoyo para el tambor de 200 litros se sella el lavaplatos son colocados los respaldos de la banca y se constituyen las patas para una nueva mesa hoy cenamos bastante cómodos lluvia y más lluvia durante todo el día algo que agregar todos sabíamos de la lluvia de su cantidad y de su calidad nadie clama ni reclama por ella ya casi nos hemos acostumbrado incluso esperábamos más frío y sabemos que con la llegada de algún sol vendrá también el frío hay que decir que las cocinas de ambas salas funcionan y calefaccionan muy bien hoy ha sido ordenada la leña un cajón para la madera nativa y otro para los retazos de pino hecho estillas el orden general del funcionamiento ha sido difícil pero efectivo calculamos en seis horas el tiempo de trabajo efectivo durante el día por lo que hemos de ir adelantando la hora del desayuno los días son muy cortos amanece a las ocho (7:30) y a las seis ya está oscuro debemos ser rigurosos pues de nuestro orden depende el funcionamiento de los grupos que vendrán más adelante ellos heredarán no sólo las costumbres y los rigores sino también el espíritu y he aquí acaso la más ardua de las tareas

martes diecinueve de julio

ha llovido toda la noche hemos ido adelantando la hora del desayuno para intentar aprovechar mejor las horas de luz el cuerpo debe acostumbrarse de a poco a un nuevo horario se almuerza a las doce y media y se cena a las diecinueve es ese el horario de los colonos un grupo se traslada a las faenas del baño del aula Espora comienza el hoyo de la plataforma y su nivelación en sala Apollinaire se instala el bidón de 200 litros y continúa la instalación del alcantarillado y sus conexiones al parecer ha nevado en las cumbres sobre nosotros pues hace un poco más de frío el generador ha vuelto ha fallar no tenemos energía eléctrica esto implica no sólo la luz sino el taladro nos vemos en la necesidad de reemplazar las perforaciones por otras soluciones

en Apollinaire se hacen canaletas en las vigas y cesan la mayoría de las goteras se está más cómodo a la espera de una solución definitiva

hoy vimos el sol la visión ha durado exactamente medio minuto apareció también un fragmento del arco iris la nieve se acerca está a unos cien metros sobre nosotros y en todas las cumbres del fiordo sigue lloviendo aunque más levemente algo que decir llevamos aquí casi una semana si uno se queda sin hacer nada simplemente perece hay que abocarse casi ciegamente al trabajo a cualquier labor el sólo hecho de detenerse y quedar con la mente en blanco implica el riesgo de caer en un estado de naufragio sin remedio como un extraviado en el desierto o en el caos pero es necesario guardar un cuidado porque el trabajo por sí solo y en sí mismo no redime debe haber algo anterior algo primigenio es necesario y justo volver a la poesía pues son sus indicaciones las que nos han traído y nos seguirán trayendo hasta estos mares

miércoles veinte de julio

ha llovido casi toda la noche amanece con frío continúan las faenas iniciadas ayer la nivelación del baño dos y el alcantarillado del baño uno llega al aula Espora el grupo que instala los bidones de 200 litros penosa faena nos encontramos con una roca inamovible hay que desviar la tubería se pulen limpian y pintan las estructuras del baño dos en el baño uno siguen las conexiones pareciera ser que la lluvia se detiene volvemos a ver brevemente al sol pero luego sigue el agua caemos en la cuenta que cada faena que realizamos en tierra resulta infructuosa difícil la selva no debe ser subestimada esta tierra entrampa y engaña y eso lo sabemos de sobra resulta paradógico saberlo y aún así no asimilarlo del todo la extrañeza reside en este mar que mudamente es testigo de nuestros esfuerzos hacia él queremos llegar en él ha de ser nuestra fundación un barco para trapananda único modo de accederla e iluminarla y nosotros hombres de la ciudad y los campos casi no podemos abstenernos de realizar obras en la tierra sobretodo si creemos que así llegaremos a construir nuestra embarcación sabemos también o es menester saber el precio a pagar por tales costumbres hoy continuamos sin el generador y continuamos revisándolo y sobretodo aprendiéndolo es una máquina vieja que ha tenido mucho uso y desgaste la cena es con velas la noche es muy clara y fría entre las nubes de pronto aparece la luna está casi llena sigue lloviendo hemos leído a Baudelaire pasajes de Amereida a Octavio Paz luego de la cena largas conversaciones

jueves veintiuno de julio

amanece más frío que de costumbre no llueve y se ven fragmentos de cielos prosigue el pintado de las estructuras del baño de Espora comienza la traída del agua que estaba interrumpida por los ratones que este año abundan – aunque no los hemos visto – y que roieron y se comieron la manguera de plansa se hace una nueva toma y se entierra una nueva manguera continúa la instalación del bidón aparece aquí una nueva gran piedra en sala Apollinaire prosigue la conexión de cañerías hoy por primera vez se despeja y aparece el sol es posible transitar sin el fastidio de los trajes de agua bajo los rayos solares es posible entibiarse pero a la sombra hace frío constatamos que la nieve está justo sobre nosotros el buen tiempo ayuda al ánimo y a las faenas hoy por primera vez comemos mariscos lo que de alguna manera revela lo lejos que aún tenemos al mar agregar que en nuestros menús abunda la carne y el pescado pero que en la realidad no hemos podido conseguir aquí ha fallado nuestra planificación hoy hemos enviado un mensaje a Viña una lista de pedidos cosas que nos van haciendo falta para habitar herramientas alimentos elementos de cocina y de aseo se arregla el generador y se cocina y cena con buena luz


viernes veintidós de julio

ha llovido durante la noche sin embargo el día amanece sin demasiada agua cayendo durante la mañana nos enteramos que en Viña por vez primera en la historia está nevando nos resulta una paradoja aquí caen granizos varias veces al día en Espora comienza la conexión del alcantarillado y los suelos contiguos al baño en Apollinaire continúa el fitting y la colocación del estanque del W.C. y las latas ese baño ha resultado lento de armar la nieve se acerca un poco más a nosotros hace frío durante la tarde continúan las mismas faenas para las noches se ha propuesto una conversación especial se trata de que cada cual cuente a los demás algún hecho el que sea el que signifique o tenga un sentido extraordinario en su vida será una noche para cada uno se apaga el generador y se conversa a la luz de velas el primero en contar su historia es Reyes

sábado veintitrés de julio

durante la noche ha llovido bastante y amanece con lluvias intermitentes en Espora comienza el armado de la estructura del baño las latas y los fierros el agua no llega por lo que se hace una nueva toma un poco más arriba esta vez llega el agua pero muy poca luego de un tranquilo almuerzo alguien llama la atención al resto sobre el fuerte oleaje y la altísima marea el muelle es un espectáculo está flotando casi entero y se mueve con la ondulación de las olas es necesario decir y recalcar que efectivamente está flotando creemos que va a desaparecer las olas revientan justo abajo del primer pilar de la sala Apollinaire surge la preocupación por las maderas de la embarcación y los elementos de la carpa que están sobre la playa se emprende una ida hacia allá efectivamente las maderas que estaban sueltas flotan en las olas las torres de la carpa y la caja con sus piezas están bajo el agua hay que sacar todo nadie se salva de mojarse hasta más arriba de las rodillas en la playa está don Nano quien una vez subidos todos los tablones en peligro sube a un bote y rescata dos piezas que la marea ya se había llevado regresamos a nuestras faenas el baño de Espora avanza muchísimo más rápido que el de Apollinaire pronto ambos estarán listos la tarde está fría y vuelven a caer granizos la nieve ha retrocedido el río retorna a su nivel normal es decir mucha agua luego de la cena el inicio de la conversación corre por cuenta de Salinas

domingo veinticuatro de julio

como han de ser los domingos el desayuno es más tarde y hoy bastante más tarde un día libre unos duermen otros se bañan leen juegan cartas sin cartas durante el día llueve pero no como al principio han venido a ofrecernos pescado para atracar usan nuestro muelle que a esa hora ha vuelto a ser flotante el oleaje del día anterior lo ha removido y sacudido pero no destruido tenemos seis kilos de congrio por dos mil quinientos pesos la tarde transcurre mansamente alguien se entera de algunos resultados del fútbol tenemos una gran cena el pescado está exquisito y hay un plato bien hecho y bien servido luego viene nuestra conversación y es Silva quien se anima han resultado sorprendentes estos momentos con justa razón Hölderlin decía que somos hombres desde que somos una conversación y podemos oír unos de otros ese oír oírnos genera inequívocamente una fiesta de la condición humana así hemos sido testigos de nuestro propio atestiguamiento cada uno de los que comienza hablando despierta en los demás no sólo múltiples formas de una misma experiencia sino una traducción una trascendencia de esa experiencia un sentido que siempre va más allá del hecho en sí como lo hace una indicación un indicio poético

lunes veinticinco de julio

como siempre ha llovido durante la noche y amanece frío pero no llueve comienzan las faenas de la carpa nos falta una herramienta esencial para desarmar los pilares antiguos pero antes se hace un aseo general en el lugar se saca lo inservible y se recuperan todos los elementos que hemos de reutilizar el baño de Apollinaire se ajusta el de Espora avanza ahora llega el agua con presión suficiente se está en el lento proceso de cañerías llaves coplas codos tes plansas polipropileno latas estanques remaches teflón pevecés etc etc hace frío las manos mojadas se congelan un leve golpecito es como un fierrazo aunque parezca exageración hace ya dos días que el generador no funciona sus fallas son del uso poco se puede hacer la falta de buena luz afecta sobre todo a los cocineros y a nuestro presupuesto ya que las velas aquí resultan más caras que la bencina y para qué hablar de las pilas parece que Huinay sufriera una hiperinflación con nuestra presencia después de cenar se concede un café que está estrictamente racionado sobre todo si sabemos que nuestra lista de pedidos no ha sido aún enviada y que recién alrededor del día 30 de julio Jaime González irá a Río Negro hubo sí un cartero y se llevó todas las cartas del grupo directo al correo de Puerto Montt pero nuestra lista debe ser transmitida por teléfono tal vez debimos enviar una carta de todos modos hora de hablarnos y oírnos Sepúlveda dice y cuenta

martes veintiséis de julio

como siempre ha llovido en la noche hoy amanece lloviendo luego de nuestro acostumbrado desayuno comienzan las faenas primero y conforme a lo de todos los días se corta leña se lava limpia y entrega la cocina al siguiente turno y se realiza el aseo general que es ordenar el interior de la sala barrer y botar la basura limpiar lámparas pañol etc luego el trabajo del día se construye un toldo con los andamios y plástico de la antigua membrana hay que limpiar las piezas de la nueva carpa ya que el día del oleaje las llenó de barro y óxido continúan desarmando las torres hay que cortar los pernos no tenemos el dado preciso se hace un inventario de cables ............. y grilletes en Apollinaire se arreglan las muchas goteras y filtraciones del baño está prácticamente listo para ser pintado se inaugura el uso del W.C. en Espora se está conectando el agua a la red del baño además de los fittings ha llovido todo el día el generador no funciona ahora está bien el sistema eléctrico y falla el carburador viene la cena respecto de nuestros alimentos hay que decir como somos el primer grupo hemos constatado las fallas de esa planificación hay algunas cosas que se nos hacen pocas el café la mermelada el aceite las verduras y las frutas duran poco el tocino está incomestible de otras cosas hay mucha avena azúcar quaker huevos pero en general nos hemos alimentado muy bien después de comer conversamos Tapia habla como estamos en el día quince desde nuestra partida cabe una reflexión aún cuando resulte larga para el ámbito de esta bitácora

Han pasado dos semanas desde nuestra llegada estamos a mitad de nuestra estancia ha llovido casi todos los días y las noches ya sabemos el rigor de un trabajo de los tiempos y engaños de esta tierra de la mudez de un mar que aún nos resulta lejano y adverso vinimos a construir una embarcación para habitar el mar de Aysen el nuevo mar sin embargo aún nos encontramos entrampados en su selva y ella nos cobra rudamente nuestros modos y costumbres la risa a pesar de todo no nos abandona todos los rostros se han transformado también las almas también las almas poco a poco vamos siendo el mismo el único el insobornable cuerpo múltiple que todo lo hace y todo lo es como el vuelo de la gran mariposa hacia la luz de su estrella la luz que nos hará cenizas el vuelo quebrado que nos enraíza con el anhelo original aquí se es un nuevo pueblo casi sin remedio no sabemos del mundo no tenemos noticias y sin embargo estos mares nos regalan una realidad a la que prácticamente no le cabe más libertad aquí es el verdadero mundo el que no sólo amenaza sino cumple rigurosamente el vértigo de un tiempo de abismo vértigo como el terror de toda musa que anula incluso toda voluntad de arrojo es sin opción estamos ya en un fondo inconfesado de los jardines intocables de la creación aquí no hay responsables sólo paseantes profundos que danzan y danzan infinitas formas interminables dioses y magníficas voluptuosidades aquí no han de reinar los juicios sólo las labores irrepetibles irrenunciables así el testimonio de la belleza el atestiguarse como la humanidad es cierto hoy hablamos siendo todos los hombres aún en el desvío aún en los sueños ese deber se nos encarga y nuestra espalda como el surco espantoso donde florecen y germinan todas las cosas aquí dependemos de saber la hermosura de los errores su hendidura feroz en la gentileza de las manos la vida entera aquí es dependiendo ya no de la constancia ni de los apegos ya no de la esperanza ni de la soledad más bien este vivir le cobra íntimo sentido a la fidelidad con nuestro origen con sus signos y con su incesante pregunta con el misterio inviolable de su melancolía y toda la oscura y bella tiniebla que siempre nos espera siempre allí donde ha estado la residencia de muchas soluciones allí donde hemos cantado y cantaremos en verdad decimos que en estos mares todo es posible de repensarse de rehacerse de revivirse aquí nuestra orientación es volver volver a no saber aquí pasado y futuro no significan nada todos los elementos conocidos y los por conocer todas las relaciones comparecen al unísono mostrándose y ocultándose apareciendo y desapareciendo en las sombras y fulgores de un mismo instante todo lo que nace y lo que muere las carencias y los desprendimientos los opuestos y los iguales la salvación y el aniquilamiento aquí emergen y se sumergen simultáneamente aquí somos la fiesta el gran acto y gesto de otro modo del tiempo un presente puro cuya dimensión es apenas pensable – como la de los ángeles que no existe - cuyos dones no pueden ser demostrados racionalmente porque es ésta la fiesta de lo inalcanzable de las fronteras que atravesamos y nos atraviesan a pesar de su evidente distancia la fiesta consoladora de una venida que es siempre venida sin llegar jamás de esa única presencia que es misterio y ausencia comprender esto vivirlo sin importar dónde cómo o con quiénes es acercarse a la santidad que nos ha elegido con su llamado y bajo cuyo estigma saludable habremos de fundar una gloria que nos convierta y nos resucite

miércoles diecisiete de julio

el día amanece como los demás cerrado y lloviendo ha llovido durante la noche en Espora se continúa conectando el agua a la red del baño comienza el armado de los nuevos arcos de la carpa mientras siguen desarmando las antiguas torres se extienden los paños de malla rachel se verifican sus daños tiene múltiples rasgadores pero todas reparables ha tenido un espeso pasto a través de su trama se corta en Apollinaire se ajusta la cadena del baño y otros detalles ha sido un día corto el generador funciona estaba sucio el carburador tenemos luz durante la cena pero hacia el final de ésta el generador se apaga pareciera que ya no hay nada que hacer con el café habla Arce

jueves veintiocho de julio

al parecer no ha llovido durante la noche amanece nublado y sin lluvia durante la mañana tiende a despejarse las faenas de los baños continúan como ya es costumbre el de Apollinaire está prácticamente acabado salvo los detalles finales que irán completándose estando ya en pleno uso comienza el trazado de las fundaciones de la carpa se hacen niveletes acaba el desarmado de las torres antiguas y se inicia la costura de los hoyos de la malla quedaron armados dos arcos completos durante el almuerzo ha salido el sol y en un momento hace franco calor muchos circulan por el borde del mar para evitar al menos un momento la fangosa y mojada senda los horarios se ajustan cada vez más los desayunos y comidas comienzan con más exactitud a las horas preestablecidas hoy confirmamos que el sábado Jaime González irá a Río Negro convenimos en que Sepúlveda lo acompañe y realice personalmente las comunicaciones con Viña y compre algunas cosas en la noche prosiguen nuestras conversaciones hoy ha hablado Olivares

viernes veintinueve de julio

hemos tenido una noche de estrellas y amanece el cielo sin una sola nube durante la mañana prosiguen los ajustes de ambos baños y el trazado de la carpa el armado de los arcos y la costura de la malla rachel el almuerzo es al aire libre en la playa bajo la sala Apollinaire salvo por la posición o ángulo del sol nadie diría que estamos en invierno la mayoría reposa el almuerzo tendido sobre las rocas y las piedras el calor recompone muchas cosas no sólo el cuerpo durante la tarde las mismas faenas el atardecer es espectacular como para confirmar que “a los canales de vez en cuando un golpe de sol añade siete horizontes más” la senda inmediatamente se ha secado este suelo drena el agua con una velocidad notable luego de la cena cuenta Perea estas conversaciones se han transformado en un rito con todo lo sagrado y los regalos que éste implica con todo el sentido y sus indicaciones repleto de reales signos una celebración magnífica qué duda cabe mañana muy temprano Sepúlveda ha de ir a Río Negro en el “Libra” el bote de Jaime González con éste último piloteando por supuesto Sepúlveda intentará comunicarse con Marcos García en Viña del Mar para darle una lista de cosas que faltan y de cosas que sobran en general información acerca

sábado treinta de julio

amanece nublado con leves lloviznas pero casi inmediatamente sale un magnífico sol este día se hacen faenas especiales se techa Apollinaire con polietileno recuperado de la antigua carpa y se construyen dos camarotes en Espora el baño de Apollinaire se retrasa por un error en la pintura el de Espora continúa su lento curso normal Sepúlveda ha salido muy temprano hacia Río Negro ambas faenas especiales duran todo el día la membrana de la sala no se alcanza a terminar y a los camarotes les faltan las tablas transversales el “somier” durante la cena arriba Diego de regreso se ha comunicado por teléfono a Viña con Ana Paz ha entregado nuestra lista ha dado noticias para los que estamos aquí y para los que están allá le ha tocado un viaje magnífico incluso ha piloteado todo el camino de ida a la vuelta vienen a bordo el profesor Oscar su señora su hijo y la familia de Jaime González luego de un cierto alboroto que provoca su relato se da paso a la conversación de la noche es el turno de Arenas

domingo treinta y uno de julio

hemos tenido una nueva noche de estrellas y amanece despejado el desayuno es – como todos los domingos – un poco más tarde en lo que queda de la mañana se finaliza la membrana sobre el techo la sala y se pintan de blanco sus tres mesas almuerza don Nano con nosotros y en la tarde como hay buen tiempo tarde de fútbol Diseño de Objetos versus Huinay cancha resbalosa indumentaria inadecuada en ambos equipos el primer tiempo acaba con el parcial de 4 x 0 a favor de Huinay aún cuando el trámite del partido fue relativamente parejo comienza el segundo tiempo y alcanzamos a estar 5 a 3 abajo de ahí en adelante fuimos literalmente arrasados nos hicieron más 15 goles el partido sin embargo se transforma en una fiesta juegan incluso los que no juegan dura más de dos horas al final el cansancio es completo todos absolutamente rendidos hemos liberado muchas tensiones hemos quedado más relajado luego de la cena que acaba muy tarde nos vamos a dormir

lunes primero de agosto

amanece lloviendo después del desayuno se decide un tiempo de media hora para hacer un aseo general de la sala tanto interior como exterior sobre todo afuera la tarea es larga por lo que se continuará al día siguiente luego continúan las faenas en la carpa se acaba el trazado y quedan preparadas algunas bases comienzan los anclajes es decir los hoyos de los anclajes continúa el armado de los arcos y comienza la preparación de los cables el baño de Espora avanza pero el de Apollinaire no se recupera del atraso provocado por la pintura ha llovido todo el día podemos ver con alegría que la sala ya no se llueve por fin comenzará a secarse y a desprenderse del barro hay que decir que el barro hasta el momento nos había ganado prácticamente todas las batallas la cena es como ya se nos ha hecho una costumbre con velas luego es Jeldes quien habla hoy ha sido el cumpleaños veintiuno de Olivares dos compañeros le hicieron un queque-torta y le cantamos desafinadamente

martes dos de agosto

amanece nublado frío y sin lluvia luego del desayuno continuamos con el orden del día anterior bajo la sala se acomodan los tambores de la comida y la leña se intenta quemar la basura que a estas alturas ya desprende malos olores y los perros y tal vez algún zorro la han desparramado bastante además construimos una calzada de piedras en un costado de la sala para ir desde el interior hacia el baño sin embarrarse luego a la carpa y a los baños se finalizan los anclajes y los arcos considerando que uno de los arcos hubo que armarlo dos veces debido a un pequeño error continúa la faena de los cables en forma un poco más masiva los baños a ritmo propio el de Apollinaire no se recupera el de Espora lento y seguro ha llovido durante todo el día aunque en forma prudente hoy llega la guitarra a la sala comienzan las cantatas nocturnas de Huinay

miércoles tres de agosto

amanece lloviendo acabado el desayuno es el turno del orden en Espora se recoge la basura de anteriores visitantes y se ubican materiales y herramientas siempre intentando que este orden matinal dure media hora en seguida a la carpa se hacen ajustes en bases y anclajes y continúa la labor de los cables en los arcos se colocan las piezas de plansa sobre las puntas y se cortan diez varas de diferentes longitudes para el momento de levantar los arcos nos avisan que el grupo de Marcos García está ya en Puerto Montt y que por lo tanto debieran arribar mañana en la noche a Huinay se han adelantado un día a nuestros cálculos lo que nos obliga a acelerar ciertas labores cenamos rápidamente para en la noche hacer varios ajustes en los interiores de ambos lugares en Apollinaire comienza la construcción de un panel de género en el último nivel para las mujeres en este caso será ocupado por un matrimonio en Espora se hace lo mismo bajo los camarotes se virutilla y se hacen canales en las vigas para evitar las goteras acabamos tarde en la noche

jueves cuatro de agosto

durante la noche llovió mucho y amanece lloviendo francamente el desayuno no ha sido más temprano que de costumbre para aprovechar mejor la mañana se han modificado los turnos de cocina para el levantamiento de la carpa durante la mañana se colocan los arcos en posición y apuradamente se trabaja en los cables en los baños se construyen pisos provisorios pero en Espora se ha cortado el agua la crecida de los ríos arrasó con la toma almorzamos y de inmediato nos vamos a la carpa Jaime González debido al mal tiempo no ha ido a Río Negro se envían recados a través de la radio ambos grupos deben tener paciencia en la tarde todas las manos terminan los cables y conectamos la red viene el levantamiento del primer arco participan todos incluidos los del baño y excepto los cocineros la faena es pesada y compleja está lloviendo pero de todas maneras resulta un éxito total a la noche hay cansancio pero también tranquilidad nos acostamos temprano mañana es un día largo

viernes cinco de agosto

ha llovido toda la noche incluido algunos vientos amanece lloviendo y con fuerte viento es seguro que Jaime no saldrá a Río Negro durante la mañana se levantan los dos arcos restantes la faena se hace penosa debido al clima terminamos todos muy enojados pero muy satisfechos el levantamiento ha sido un éxito completo la carpa o su estructura quedan tensadas y son de ajustes leves y rápidos hemos sabido que mañana vienen los carabineros si el tiempo es bueno y que probablemente el otro grupo llegue con ellos la tarde la dedicamos a la preparación de la sala y el aula en la primera se envirutilla y continúan con el panel en Espora se intenta sanamente de traer el agua se vuelve a virutillar y enceramos se construye un colgador de ropa se hace un pañol de herramientas y un perchero para los trajes de agua después de la cena de la noche habla Núñez y tempranamente nos vamos a dormir

sábado seis de agosto

amanece despejado se tendrá un gran sol durante el día la mañana se dedica a hacer o continuar el aseo y orden general de la sala y del aula a la espera de la llegada del otro grupo que creemos será alrededor del mediodía también se hacen ajustes en la estructura de la carpa se tensan los cables y se hace un aseo general del lugar como a las dos de la tarde aparece la lancha de la municipalidad a bordo vienen los carabineros y nuestros compañeros el desembarco se hace en Apollinaire salvo algunas cosas que llegan a Espora vienen Marcos García Claudia Jaimalis Pablo González Fernando Aldea Hernán Martínez Diego Rodríguez y Cristina Ariztía vienen muy contentos han tenido un viaje de 3 _ horas con un sol y un día espectacular nosotros también nos alegramos es un gran encuentro muchos saludos encargos etc ellos traen además provisiones frutas verduras café aceite carne de soya mermelada etc elementos de cocina y de aseo el catamarán la cepilladora la motosierra hachas ............. bencina clavos las plantillas de la embarcación tambores de 200 litros

almorzamos los veinte en Apollinaire contamos lo que ha sucedido acá ellos lo de Río Negro su estadía en la casa del profesor Juan Carlos Ferreira en fin larga y fervorosa conversación lo que queda de la tarde se dedica a la instalación de los recién llegados y al orden de las cosas que traen durante la cena se hace un brindis oficial y se lee por vez primera la bitácora un café y nos vamos a dormir

domingo siete de agosto

hemos tenido una noche clara y fría amanece despejado con algunas nubes el desayuno es a la diez la mañana libre unos juegan con el hacha otros se bañan otros descansan luego del almuerzo el fútbol la revancha el partido comienza sin novedad es decir vamos perdiendo cinco a cero pero de pronto se reestructura el equipo nos ordenamos cambiamos algunas posiciones nos alientan desde afuera y comenzamos a hacer goles finalmente caemos por el honroso de 8 a 6 nos hemos reivindicado el partido acaba casi de noche tenemos ducha con agua caliente luego la cena y una larga conversación antes de dormir

lunes ocho de agosto

como buen día de trabajo amanece lloviendo bastante fuerte durante el desayuno se reparten las faenas los baños comienzan sus largos ajustes finales en la carpa se hacen los anclajes para la red exterior y se parcha y cose la malla rachel el clima dificulta estas faenas el catamarán no ha venido listo de Viña por lo que su proceso de ajuste será largo el flotador central en verdad no servirá hay que bajarle los asientos etc ha sido un día largo ha comenzado además un sistema de comunicaciones con Viña primero se pretende hablar por radio a Ancud pero no resulta por lo que nos contactamos con Juan Carlos Ferreira para que él envíe un fax a Viña así se hará de ahora en adelante ha llovido todo el día y nos vamos a acostar

martes nueve de agosto

ha llovido durante la noche y amanece lloviendo con mucho frío más que ningún otro día mañana es el día oficial del inicio de la embarcación por lo que la carpa debe estar lista se aceleran estas faenas todas las manos a coser la malla se aseguran con cable y bridas las unidas en que hay cadenas y se construye la red exterior de cordel y alambre el frío es fuerte las manos no responden y los pies no se sienten además llueve sin embargo ha quedado todo prácticamente listo para levantar las membranas al día siguiente en los baños se sigue con la pintura de los terciados y la instalación de un lavatorio interior en la noche continúa el frío toda nuestra leña está muy mojada por lo que cuesta encenderla ahora con la motosierra tenemos mucha leña pero toda mojada después de la cena volvemos a la tradición de nuestras conversaciones y es Boris quien habla

miércoles diez de agosto

amanece lloviendo aunque durante la mañana tiende a disminuir – no a cesar – la intensidad de la lluvia

se unen los conos y el manto central de malla rachel y se coloca sobre la estructura en esto hemos demorado toda la mañana después de almuerzo se une la otra malla y la colocamos después de la membrana intermedia de polietileno esta faena es lenta deben subirse varios a los arcos y ayudar a deslizarla sobre ellos además de los cordeles con que se trata desde el otro costado luego viene la colocación de la red exterior de cordel y cable que la asegurará contra las fuerzas de succión esta faena resulta ser la más lenta y complicada de todas pero finalmente acaba es casi de noche estamos cansados pero la carpa ha sido levantada está prácticamente lista muy tensa y muy asegurada nos vamos a cenar con alegría después será González R quien hable

Dejarse atravesar ATRAVESAR Este día nos comenzamos a dar cuenta que aún no somos oficiantes en el tema de las carpas y mantos. Ser oficiantes implica el dejarse atravesar y atrapar en sí el rigor que nos propone en este caso la naturaleza, el Viento. Hoy comenzamos a oficiar y la abertura no la damos nosotros, la abertura la dio un signo.

jueves once de agosto

hoy se cumple un mes desde que salimos de Viña amanece lloviendo durante la madrugada han soplado algunas ráfagas de fuerte viento antes de ir a desayunar algunos de Espora van a ver cómo va la carpa lo que vimos y sentimos casi no tiene palabras dos de los arcos están en el suelo la carpa se ha caído ha durado una sola noche el arco central y las cumbreras de un arco-cono están completamente retorcidos como si fueran del más delgado de los alambres los cables no se han movido de sus posiciones la membrana de plástico está intacta y el viento la azota con violencia en ese momento cede la cumbrera del otro arco-cono y amenaza con desplomarse el espectáculo es desolador nada que hacer simplemente irse a desayunar la noticia es recibida con asombro y consternación decidimos que lo primero es encastillar las maderas una vez en la playa se decide que la embarcación será construida al lado del taller de don Checho y ahí se comienza a encastillar en la mañana las tablas se transportan caminando y al hombro son pesadísimas y hay que andar sobre piedras resbalosas y atravesar un río en la tarde trasladamos la quilla aprovechando la marea alta luego la roda y luego se inventa un sistema de correa sin fin para pasar las tablas de a una y por el agua el rendimiento aumenta espectacularmente pasamos casi una por minuto al final del día estamos muy cansados pero hay algo que finalmente nos sostiene

dejarse atravesar dejarse atravesar es la durísima consiga que ............... en nuestros oídos pero esa voz esa música nos mantiene con coraje y vida cosas como las que sucedieron hoy son la verdadera prueba que una travesía regala el dolor y sacrificio la fidelidad a toda prueba para mudar lo adverso en favorable la caída de la carpa habrá de tornarse invariablemente en una bendición no hay otra posibilidad no hay otra alternativa

Y las naves no llegaron no llegaban Y cedieron el paso al desaliento la gente en el desánimo Y la espera trajo donó El regalo aquel Sol su extensión Y con él su noche sus espejos el brillo de una fiesta que no estaba en el escrito El llamado a las hijas Mnemosine la madre de las danzas nuestras musas nombradas al baile de las incertidumbres a los silencios melancolía en reflejos misterios de extensión llamada también Belleza inesperado inesperanza desespero desesperanzas dispersas esparso esperas espesas Y ella lo desconocido en las agonías del permanecer en el perseverar hacia el abismo la cima de mi agua el fondo que se esconde tras rumores desde lejos Pequeños razgos Y un hálito de luna Hay una lluvia que rompe lo lejano y lo cerca Viene a mi cielo Canta campanas de naufragio Sonrisas de Muerte En el fondo de la lluvia Huinay Anclaba una muerte de tumba difusa difuminada lavada mil veces Polvo ser fondo donación por el fin los sacrificios Y siempre lo innombrado en la frontera donde resplandece nuestro suelo

Viernes 12 de agosto

Amanece lloviendo y en la tarde comienza a despejar. Hoy recibimos noticias del tercer grupo, su llegada será el 19 de agosto. Después de la comida realizamos un acto en busca del nombre del grupo A. Jaime lee un texto de Amereida y pide a cada uno a invitar a una musa a bailar con nosotros. Luego de una conversación se les designa como el “grupo de lo innombrable”.

Sábado 13 de agosto

Amanece despejado. El desayuno es a las 8.00 A.M. El día de hoy se realizan faenas de orden y mantención. Cortado de leña para toda la semana aseo en ambas salas colgadores para trajes de agua y botas ajustes en ambos baños.

Domingo 14 de agosto

Amanece despejado. Jaime partió hoy a las cuatro de la mañana rumbo a río Negro en el bote de Jaime González. Regresa a Viña del Mar. Quedamos 19 personas. Desayunamos a las 10 de la mañana luego dedicamos una hora a conversar acerca de los baños a propósito del texto de lo útil y eficaz. El día es libre y algunos van a jugar fútbol y otros visitan la escuela. El profesor de la escuela nos promete visita con los niños para mañana.

Lunes 15 de agosto

Amanece despejado hoy es festivo se celebra la Asunción de la Virgen. Se nos da libre. Luego del desayuno se realiza una faena de mantención y orden en las salas por la visita de los niños. Un grupo va a buscarlos en bote primero visitan el aula Espora donde los recibe Boris y un grupo luego se trasladan a la sala Apollinaire. Están alrededor de dos horas. El profesor nos comenta acerca de la importancia de nuestra relación con los niños. Almorzamos a las tres de la tarde. Huinay estaba concurrido la gente del sector vino a una reunión de la junta de vecinos hubo rifas empanadas y un cuadrangular de fútbol. Los resultados primero los buzos segundo Huinay a tercero Huinay 6 y cuarto diseño. Perdimos ambos partidos por un gol. La cena es a las nueve y media abundante.

Martes 16 de agosto

Parcial a despejado con lluvia a media tarde. Se desayuna a las ocho. En relación al baño se pintan los módulos por el exterior y se protegen algunas superficies con fibra de vidrio. En el baño de Espora se instala el mueble de guardado. En el catamarán se bajan los asientos se hacen los hoyos para la ampliación del taller se siguen armando los castillos. En la embarcación se trabaja el codaste. Se comienza a rectificar la cepilladora.

Miércoles 17 de agosto

Despejado a parcial. La faena principal de hoy es el traslado de maderas al taller y la construcción del segundo castillo. En el galpón se colocan los pilares continúan los ajustes de la cepilladora. En el catamarán las monturas se salen hay que fijar los asientos y bajar el espejo. En ambos baños se dan manos de pintura se instalan los espejos y los lavamanos interiores. Vino el cabo Odger en ronda médica pasó el comandante a avisar que el grupo C llega el 20 de agosto a las siete de la mañana desde Castro. Se continúan las conversaciones después de la comida. Habla Pablo González.

Jueves 18 de agosto

Día parcial a nublado viento frío con chubascos. Se rehace la puerta del baño de Espora se fijan los asientos del catamarán y se fija el espejo ya nos trasladamos en él. Los castillos quedan terminados y se cubren parcialmente. Se arma una pequeña carpa sobre la roda. Se construyen las dos cerchas del galpón. Boris y Cristina siguen los ajustes de la cepilladora. Se calza la quilla y roda con dos pernos de media trabajamos bajo plástico. Boris, Marcos, y Claudia almuerzan donde la Sra. Zulema. En la tarde se termina el acople y se comienza a trabajar la contra roda – con un ingenioso sistema de ajuste – Luego de la cena lee Miguel conversación acerca del ámbito de ambos grupos. Es una despedida y agradecimiento.

Viernes 19 de agosto

Amanece lloviendo y para a media tarde. Faenas lentas. Se terminan de forrar los castillos el galpón queda techado en un agua con latas. A la cepilladora le faltan ajustes trabajar con metales aquí parece eterno. La quilla se cubre con un paño más de polietileno se puede trabajar en la roda como en el codaste la contra-roda se logra calzar. En el baño de Espora se arma la puerta de guardado pero no se alcanza a instalar. Se prepara una comida especial como despedida del gupo A que parte de regreso mañana a las ocho de la mañana. La comida es a las nueve y media papas doradas ensalada choritos con mayonesa vino tinto pisco queque de avena. Nos quedamos conversando y cantando hasta la una y media de la mañana. La levantada es a las 6 de la mañana.

Sábado 20 de agosto

Amanece lloviendo. Nos levantamos a las 6. El cabo Odger llega a las siete diez. El grupo A está listo. En el primer zodiac llega Gastelo – Garviso – Oliva con al comida para un mes de catorce personas y bultos personales. En el segundo Castro – Gerrero – Rojas – Dávalos con el resto del equipaje verduras materiales y bultos personales. A las 10.00 tomamos un desayuno componedor se les da la bienvenida y se reparten las faenas del día mantención. El aula Espora queda con ripio en la entrada del baño y drenaje en sus costados y una playa limpia de rocas para el catamarán. Se cavan dos hoyos para la basura orgánica es inorgánica. En la sala Apollinaire se organiza la comida se enripia el drenaje del baño se recorta el mesón de la cocina el catamarán queda con las protecciones en él trasladamos la basura y herramientas. El grupo C se ha quedado íntegro en la sala Apolllinaire. A Boris se le quedaron sus carpetas hay que pensar un modo de enviarlos a Viña. En la noche celebramos el cumpleaños 23 de Daniel Oliva. Le preparamos una torta, un vino con durazno un navegado. Nos acostamos a las 11.00

Domingo 21 de Agosto

Amanece despejado desayunamos a las 10.30 hrs. Unos van a pescar otros trabajan en sus carpetas. Se corta la mesa del comedor para que queden integradas almorzamos a las dos y media un grupo llega tarde, se perdió en la cascada. Un grupo va a la escuela y juegan fútbol con los niños otros cantan. La Sra. Zulema nos llama la atención por la ubicación de las excavaciones de la basura porque es lugar de pastoreo lección preguntar antes de intervenir en el lugar. La comida es a las nueve y media Claudia lee la bitácora hasta el día veinte de julio luego una conversación acerca del modo de abordar el lugar.

Lunes 22 de agosto

Nublado a parcial. Se despeja parte de la playa de Apollinaire para el catamarán se tapan las excavaciones de la basura y se hacen nuevas en un lugar propuesto por la Sra. Zulema. Don Nano le presenta a Marcos un Sr. Mansilla comerciante que viene desde Puerto Montt cada fin de semana a comprar marisco a los botes aquí alojados. Se les pide que envié desde Puerto Montt las carpetas por encomienda y que compone frenos e hilos. Se comienza a armar la base de la cepilladora y la mitad del galpón que faltaba queda forrada con polietileno. Se coloca la gambota calzándola con la quilla equilibrada sólo con unas varas. Se comienza a trabajar el codaste las faenas son lentas y personalizadas. Don Nano invita a Marcos y a Titi a tomar once donde la Sra. Filomena. La noche es tibia la marea increíblemente baja se puede llegar desde la playa del taller hasta el aula Espora caminando por la arena. La comida es cada día mejor Gastelo lee la bitácora hasta el primero de agosto. La conversación es a propósito de la relación con los colonos debemos abrirnos y mostrarnos. La homogeneida del grupo hace pensar que llevamos mucho tiempo.

Martes 23 de agosto

Amanece totalmente despejado se pinta el baño de sala Apollinaire se despeja la playa y preparan listones para cambiar las protecciones del catamarán se arman el mesón de la cepilladora se continúan las excavaciones más una rejilla para taparlos de los perros. Comenzamos a construir las cuadernas mientras se termina el ensamble de la gambota y codaste a la quilla. Aparece el tamaño de la embarcación. La primera cuaderna es la del espejo Cirnelillo La recorta Castro con la motosierra. Se hace un orden general de taller y enviamos un mensaje por radio las carpetas de Boris van en camino.

Miércoles 24 de agosto

Amanece nublado y llueve a intervalos suavemente. En el desayuno se lee a Huidobro. En los baños se finiquita detalles una mano de pintura del fierro en Apollinaire en Espora uno de gris. La cepilladora quedó montada pero la hoja toca la superficie de atrás. Las plantillas quedan ordenadas se termina de instalar un tornillo carpintero y uno mecánico. Quedarán cortadas las cuadernas 0 del espejo y 1 siguiente en la popa además cepilladas por dos caras y comenzado un ensamble. El catamarán continúa con sus protecciones. El profesor parte a Río Negro le hemos encargado hojas de sierra lápices carpintero y algunos alimentos.

Jueves 25 de agosto

Llueve durante toda la noche y en el día a ráfagas. Se pintan los fierros del baño de Espora. El catamarán queda con sus protecciones instaladas. Las faenas son lentas cada acción implica una serie de maniobras. La cepilladora queda instalada nivelada y con segmentos de mesones sólo queda terminar de instalar el motor. En la embarcación la mitad de la cuaderna del espejo queda terminada y encaminada la otra mitad y la cuaderna 1. Nos equivocamos al unir dos partes de una cuaderna la variación fue mínima en el ensamble pero notoria en el extremo de la cuaderna una posibilidad de arreglo es ........... Si en estas primeras faenas dejamos pasar estos errores cambiaría totalmente la precisión preferimos hacerla nuevamente. Hay que cuidar al máximo rigor. Hoy Valentina Aldea cumple 5 meses Fernando nos invita a un brindis con delicioso pisco sour.

Viernes 26 de agosto

Amanece nublado llueve todo el día lo que hace las salidas lentas aunque estando en el trabajo se hace difícil parar este clima hace que los traslados sean incómodos. Fue cambiada la puerta del baño de Apollinaire y reforzada la cubierta abatible del módulo del mismo. Cada día se ordenan más las herramientas en el taller lo que hace posible una mejor mantención debemos educarnos en este sentido además del cuidado de las herramientas propiamente tal. Correjimos el lugar del motor para la cepilladora se cambia el coplón con poleas falta poco para dejarla funcionando. Se siguen trabajando en piezas del catamarán tendiendo a mejorar su funcionamiento un lugar para los remos. Un nuevo error en las cuadernas nos obliga a rehacer una pieza lo que nos deja atentos y vigilantes. Se ha tomado el ritmo y mayor confianza con las herramientas pero aquí el ojo sigue siendo el que determina la exactitud. Todos los días nos retrasamos media hora en llegar al taller y lo mismo al almorzar y luego volver el traslado es lento y la faena del guardado del catamarán es demorosa y poco concurrida. Después de comida Claudia lee la bitácora.

Sábado 27 de agosto

Ha llovido torrencialmente toda la noche y todo el día. Sabemos que el puerto está cerrado El profesor que fue a Río Negro el jueves y regresaba hoy se ha retrasado por el temporal. La mañana fue provechosa se terminan las cuadernas 0 y 1 derecha e izquierda y quedó avanzada una 7 y una 2. Hicimos funcionar la cepilladora todo instalado pero no tan simplemente hay un grave problema de diseño que no hubiéramos constatado si no la probamos. La vibración. Podríamos hacer 3 cuadernas .................. La tarde después de almuerzo fue muy relajada la lluvia nos mantuvo cerca de la sala. La motosierra es entretención momentánea. En Apollinaire media sala durmiendo y la otra en torno a una mesa de juego. Como preparación para un domingo especial pedimos más pan Gastelo lo fue a buscar y al regreso tras varias caídas en la senda oscura pierde de 26, 22 panes.


Domingo 28 de agosto

Amanece lloviendo por lo tanto suspendemos el paseo al tambor que habíamos preparado. En la mañana se ordena después del desayuno que fue a las 10.30 Un grupo instala una figura de madera hecha a motosierra en un tronco al costado del muelle. Se juega a los naipes Almuerzo a las 2. Luego sigue el juego otros sacan fotografías. Ha llovido todo el día por lo cual casi nadie sale de la sala Apollinaire. La comida es a las 8. Se habla acerca del ámbito poético que no debemos perder. Acordamos hacer un acto con los niños para nombrar al segundo grupo. Martínez lee Amereida. Rojas propone que cada uno elija una palabra de las lecturas.

Lunes 29 de agosto

Toda la mañana ha llovido no descansa nos abruma trasladamos algunas maderas para cuadernas al taller y las seguimos recortando. Pablo debe enviar un mensaje por radio con nuestras peticiones herramientas materiales comida medicamentos pero la llamada se hará más tarde a las 14.30 directamente con Carlos Ferreira a media mañana. Marcos arregla cuentas con don Herminio quien compró 50 kg. de fierro y envió las carpetas de Boris. En la tarde al hablar con Ferreira sabemos que la partida del grupo F con Arturo Chicano es el miércoles llegando el viernes 2 ó sábado 3 de septiempre a Huinay. En el baño de Espora se destapa un filtro del califont que estaba impidiendo el paso del agua. Es la tuerca antes de la membrana. Se termina la cuaderna 7 y la 2 y comenzamos a arreglar la cepilladora. Durante la comida se organiza el acto para el día miércoles Gastelo lee Amereida pág. 160-162. Hablamos acerca del catamarán nuestra efectividad constructiva.

Martes 30 de agosto

Amanece despejado cambio de ánimo el desayuno es temprano y la partida rápida Gastelo y Oliva van con Jaime en busca de maderas para el empate de las cuadernas mientras el grueso del grupo se concentra en las cuadernas está la siete la cuatro y la dos izquierda se abre una ventana en el taller nos damos cuenta que de la cepilladora sólo nos sirven los rodillos hay que verla funcionar para darse cuenta. A las cinco de la tarde llega el bote varios trozos de cincelillo hermosa madera se pudre lentamente de afuera hacia adentro nos dicen que eran troncos que estaban tirados en la playa. En el baño de Espora se sube puerta que estaba rosando en el piso. Por segunda vez se rompió la bisagra del piso abatible del baño Apollinaire el aluminio se fatigó y rompió la opción para arreglarlo es hacer una bisagra de tela resistente. En la comida conversamos acerca de un juego acto con los niños que tomará la mañana del día miércoles. Después de la comida jugamos a adivinar palabras de entre varias elegidas de un poema de Huidobro Es con mímica.

Miércoles 31 de agosto

Amanece despejado desayunamos y comienza la preparación del juego instrumentos lienzos queques papeles. A las once tres personas van a buscar a los niños a la escuela 11.30 estamos en aula Espora se le reparten cintillos de colores blanco verde amarillo rojo naranja negro los niños deben seguir unos por la senda otro por las rocas debiendo encontrar al guía de su color quien los llama con señas y ruidos. Una vez encontrados son llevados al muelle de Apollinaire donde dibujaron al son de música Se les leyó un fragmento de Amereida del cual debían recordar una palabra con la que nombraron su dibujo expuesto en la sala Apollinaire chocolate queque jugo luego fueron llevados en catamarán a la escuela de regreso. Se almuerza a las dos y media y se llega al taller a las tres y media. Fue la tarde más productiva se comenzaron a hacer las cuadernas cinco uno y dos en la cepilladora seguimos construyendo el mesón de madera y el baño de Espora se arregla la puerta. Durante la comida Garviso lee un texto del libro “Antiguas culturas pre-colombinas” y las páginas 152 y 153 de Amereida.

Jueves 1º de septiembre

Amaneció con nubes altas. Del catamarán se rellena el flotador central con plumavit. Se pintó el interior del baño de Espora. Se terminan las cuadernas 2 y están casi listas la 8 y 12. Hoy Jaime fue con Oscar a Río Negro. La motosierra ha sido ocupada por todos y bien. Marcos y don Nano terminan el mesón de la cepilladora. Durante la mañana se había despejado pero en la tarde el viento sur sopló fuerte y frío. El trabajo de las cuadernas está lleno de sutilezas. En la noche se prepara una comida de despedida al grupo B Apollinaire está ordenada y alargada especialmente lienzos tres mesas en el largo todos sentados en el suelo. La comida masas y salsas vino con frutas sopa calugas luego una conversación y la proposición de un juego cada uno nombra una palabra la que se transformó en muchas. Un primer nombre para el grupo es el grupo de las palabras. Pero Cristina llama la atención diciendo que cada palabra tiene espalda y debemos nombrar una y que unidas con las demás conformen la de todos.

someterse a un vacío perdón adopción trance culpa íntimo devueltos nacimiento fragmentos convivir simple el lugar atreverse

El nombre es entonces el grupo de las 14 personas



Viernes 2 de septiembre

Amaneció lloviendo. En espera del grupo F se hace un aseo general quema de basura orden en torno a las salas y dentro de ellas. A las diez y media siguen las cuadernas en el taller a un buen ritmo. La apilladora funciona quedaron listas las cuadernas 8, 5 y 12 y comenzadas las parejas 12 y 8. Pablito se comunica con Río Negro y sabemos que llegan mañana Boris, viene en la camioneta con los tubos del generador una panne lo demora en Viña. Parten a las doce dejan al grupo F y regresa el B inmediatamente. Ese es el recado. El baño de Apollinaire queda sin piso porque las bisagras no resisten las nuevas son de goma y se instalará mañana. Al parecer nuestras construcciones en el diseño son al modo de las maquetas llenas de partes insolubles que se van asumiendo una a una transformándose en una sumatoria. Hay que tomar una distancia y afinar al máximo en el momento del proyecto. El flotador del catamarán quedó listo.

Sábado 3 de septiembre

Hoy ha sido el inicio y fin de una etapa parte el grupo de las catorce palabras y se está durante la mañana a la espera de un nuevo grupo. Nos enteramos que el arribo será a la hora de almuerzo. Se hacen preparativos para la llegada. El tiempo acompaña dicho acontecimiento ha parado de llover. A las 13.20 aparece la lancha de la Municipalidad con el nuevo grupo. Lo integran Arturo Chicano Camilo Cruz Marcelo Araya Gunther Abel Francisco Casas Claudio Molina Andrés Lagunas Además viaja Boris Ivelic y su señora que han traído los tubos del generador. El desembarco de materiales se realiza frente al taller de Jaime González para luego dirigirse a la sala Apollinaire donde son esperados para almorzar. Reencuentro de caras conocidas grandes abrazos y saludos El nuevo grupo trae consigo el generador y la bomba además de frutas y verduras necesarias para la cocina. Se invita a almorzar y la tripulación de la Antupirén además del profesor Ferreira y su señora. El tiempo es corto por lo que las despedidas y los encargos son rápidos. Boris aprovecha la oportunidad de visitar el taller de cuadernas y el lugar de toma de agua del generador. Pasadas las 16 hrs la lancha inicia su regreso a Río Negro con casi las totalidad de los integrantes del grupo de las 14 palabras uno de ellos – Diego Rodríguez – ha decidido permanecer con nosotros 2 semanas más. El resto de la tarde se deja para la instalación en Apollinaire del grupo recién llegado. Nos reunimos a cenar la totalidad de los dos grupos. Se lee el prólogo de la bitácora y un pasaje del libro Ornamento y Delito de Adolf Loos. Conversamos acerca del intercambio continuo del oficio en que estamos aquí con los colonos.

Domingo 4 de septiembre

Desayuno tarde en Apollinaire. Es el tercer día sin lluvia. Se retorna a la tradición de buen tiempo para el día de descanso. Durante la mañana nos dirigimos a la escuela hay una invitación de las niñas a una venta de empanadas de carne con gran aceptación por parte de todos. Por la tarde se retorna al fútbol después de dos semanas sin jugar. La tradición nos pesa más que las ganas por ganar perdemos 6 – 2 en un estado físico lamentable. Cenamos tarde y se inicia la lectura del libro “Amereida poesía y arquitectura” Alberto Cruz y Godofredo Iommi.

Lunes 5 de septiembre

Amanece despejado con algunas nubes en las montañas no se espera que llueva durante todo el resto del día. Se inician las mediciones en el terreno para la instalación del generador en eso estará abocado la mayoría del nuevo grupo. Nosotros retomamos la faena de empate de cuadernas el proceso constructivo ya está asimilado por lo que se avanza a buen ritmo 3 cuadernas diarias la meta es dejar empatadas la totalidad de las cuadernas nativas antes de nuestra partida y dejar iniciada la instalación de éstas en la quilla. Por la tarde Arturo inicia las conversaciones con don Nano para tener claridad en el proceso de instalación de cuadernas sobre la quilla. Las faenas previas son varias construcción de clavicotes desvaste de la quilla en su parte superior corte de varas en el bosque cocer carbón e instalar los planeros a los pares de cuadernas se procura adelantar algunas de ellas como los clavicotes y el calado de la quilla. Cenamos a la hora prevista y se retoma la lectura de la noche anterior. Hay cansancio en el grupo nos vamos a dormir temprano.

Martes 6 de septiembre

La ausencia de lluvia se ha hecho habitual. Hoy amaneció completamente despejado sin embargo la temperatura en la noche y la madrugada ha sido baja. Con el correr del día el sol arregla las cosas. Durante la mañana Jaime González inicia la recolección de tepu madera necesaria para el cocido del carbón en el bosque arriba de Apollinaire se cortan rollizos para la construcción de los apoyos de las cuadernas otro grupo continúa en el empatado y se ha comenzado un levantamiento de la estructura del casco en su estado actual sólo contamos con los planos de líneas como referencia real. Ha aparecido cierta preocupación al no contar con dichos planos estructurales. En el generador comienza la construcción de una pequeña represa para una prueba de potencia de la bomba y su caudal. Por la tarde aparece un grave error al constatar que el rebaje superior realizado en la quilla nunca estuvo proyectado por lo que se espera habrá un descalce en la llegada y apoyo de las cuadernas a la quilla. Hay preocupación en el grupo. En la cena no se habla de otra cosa. Se propone armar la cuaderna maestra (Nº 7) para tener real claridad respecto del descalce y la faena de instalación.

Miércoles 7 de septiembre

Hoy cumplimos una semana sin lluvia y llevamos tres espectaculares días de sol con noches bastante heladas. Anoche el frío fue intenso amaneció completamente escarchado. Las faenas se inician temprano. Un grupo se encargará de armar la maestra mientras otro continuará empatando. Se espera durante la mañana salvar el problema de descalce con la quilla. Sin embargo un nuevo problema sale al camino. Los planeros – en su mayoría – han sido cortados con la figura de antiguas plantillas y no coinciden con las cuadernas que ya se han hecho. Habrá que salir a cortarlos nuevamente. Después de almuerzo se finiquita el armado de la maestra el descalce es superable e incluso favorece el entablado y llegada de las cuadernas a la quilla. Al finalizar el día hay un alivio generalizado sin embargo nos pesa el no contar con un calce métrico entre los planos de líneas los estructurales y las plantillas ya que estas diferencias habrá que absorberlas y adecuarlas a lo ya hecho.

Jueves 8 de septiembre

Amanece nublado con ello la noche no fue tan helada como las anteriores. Se retorna a la faena principal de empatado de cuadernas. A ello estaremos abocados hasta nuestra partida la instalación de la maestra se hará más adelante. Don Nano recomienda tener cierto número de cuadernas armadas antes de instalar. En el generador se espera para la tarde la prueba de caudal pues la tubería ya ha sido instalada. Estos tres últimos días han sido de gran tensión debido a la transición de información de palabra de faenas de rostros que aparece con el cambio de grupo. De esa transición debemos cuidar para no perder continuidad en lo que se está. Después de almuerzo Arturo se comunica por radio con Pablo González para hacer un encargo de materiales a Viña. Junto con ello confirma la venida del cabo Hodger para el miércoles 14. El tiempo presupuestado se acorta por lo que deberemos acelerar el ritmo de trabajo en las cuadernas. Al finalizar la tarde se lleva a cabo la prueba de caudal. El resultado positivo pues se alcanzan revoluciones similares a las probadas en Viña. Cenamos temprano reflexión acerca de lo sucedido hasta el momento y del ámbito grupal que se ha dado.

Viernes 9 de septiembre

Amanece cubierto el cielo. Las nubes son bajas por lo que se esperan lluvias con el correr del día. Durante la mañana se trabaja en el taller. Se han armado grupos de trabajo nuevos. La idea es transmitir la faena de empate a los recién llegados ya que el tiempo se ha acortado y no se espera el finiquito total de dicha faena. En el generador habrá que esperar la venida del siguiente grupo con una conexión de llegada a la bomba para continuar las pruebas pues la presión del caudal es demasiada para la que se construyó aquí. Los colonos son los más impresionados con las pruebas de la bomba ven en ella una posibilidad real de obtención de energía eléctrica. Cenamos temprano y se propone exponer presente futuro y pasado de cada uno de nosotros. Larga conversación. La lluvia después de 10 días retorna con nuevos ímpetus.

Sábado 10 de septiembre

Ha llovido toda la noche con fuertes vientos. Se espera lo mismo para ele resto del día. Durante la mañana se trabaja en las cuadernas construcción de un suelo para el generador y la bomba además de subir la toma de agua en Espora ya que con la represa ésta se ha cortado. En la tarde hemos sido invitados a una fiesta de cumpleaños en la escuela 2 niñas y Mary esposa del profesor son las festejadas. Acudimos en masa llegamos un poco tarde los niños nos esperan sentados y ordenados para cantar el cumpleaños feliz. Aparece una guitarra y comienzan las canciones. Berlines calzones rotos jugo torta y canapés en abundancia. A las canciones le siguen los bailes rancheras cuecas cumbias. El tiempo pasa volando nos vamos felices y cansados es de noche y casi nadie quiso comer. La retirada a dormir es temprano. Sigue lloviendo.

Domingo 11 de septiembre

Hoy fue otro domingo de lluvia. Al parecer el buen tiempo ya lo tuvimos y la lluvia nos acompañará varios días más. En la mañana varios grupos salen a recorrer el lugar unos van de pesca al río otros se internan en éste en busca de un antiguo personaje de la zona. Don ........... y otros recorren el bosque. Ninguno de los que sale vuelve al almuerzo. En Apollinaire el juego de cartas es tradición en Domingo lluvioso. Antes de cenar empiezan a llegar los grupos. Cada uno trae su propia historia. Todos han recibido la hospitalidad de los lugareños. Ninguno quiere cenar sólo comen unos pocos y nos vamos a dormir. Sigue lloviendo.

Lunes 12 de septiembre

Amanece lloviendo. No ha parado desde el viernes por la radio se anuncia un temporal. Se inician temprano las faenas en las cuadernas el espacio es reducido y no da para más de 3 duplas trabajando. La partida es pasado mañana por lo que nos hemos fijado terminar de empatar hasta la cuaderna 12. Los que se quedan y los que lleguen deberán finiquitar los 4 pares de cuadernas que faltan. El ritmo de trabajo es lento y a estas alturas ya hay cansancio en el grupo. Oliva y Gastelo al finalizar el día caen en cama con fiebre. En el generador se ha optado por trabajar en la nueva toma de agua para Espora que lleva 4 días sin agua. Por la noche la cena es temprano. Sigue lloviendo pero ahora acompaña un frío intenso. Se espera la nieve para mañana.

miércoles 14 de septiembre

6.50 nos levantamos al momento en que el barco que trae a nuestros próximos compañeros el grupo D entra en el acceso de Huinay se comienzan las faenas del desayuno mientras se distinguen los movimientos al fondo del barco para disponerse en el fiordo. El día está despejado y las cumbres aparecen radiantemente nevadas ha sido una noche muy fría sólo encendida al calor de la despedida y de la palabra dejada en la noche al grupo que parte Allan Garviso Mauricio Guerrero Pablo Rojas Diego Rodríguez (lleva 45 días) Mauricio Dávalos Marcelo Castro y Daniel Oliva. Parten sin recibir el nombre que denomina al grupo en estos 15 días vividos aparece el dado la noche anterior la fianza del cálculo los príncipes el ímpetu. Desde el barco nos avisan de la noticia. Mauricio Acevedo no llega porque se ha accidentado la mano en Ritoque. Se avanza en la Pancora al encuentro del ....... Morel barco nuevo de la Marina que cumple con ésta su primera misión en el fiordo desde que saliera de los astilleros de Talcahuano. La gente de la Espora está lista con sus cosas en el borde se avistan los preparativos para la llegada de nuestros compañeros y se entregan las instrucciones para el desembarco en el muelle de la aula Apollinaire. Desembarcan los primeros en el zodiac Naval que trae los alimentos e implementos para el mes. Bajan Cristián Alegría Juan Subercaseaux y Eugenio Arancibia el resto los seguirá en una segundo desembarco. Llega el resto del grupo lo componen Denisse Lizama Cristián Alegría Beltrán Díaz Mauricio Lastra Pablo Fuenteseca Eugenio Arancibia Enrique Moreno Juan Eduardo Subercaseaux Iván Ivelic. Se comienza el desayuno mientras se comparten las noticias de Viña y otras. Mauricio Acevedo no llega por tener un accidente días antes de partir. Se comparten indicaciones sobre el barco y otras se habla de las labores y las normas que nos hemos dado sobre la convivencia y el trabajo. Se comienza el traslado de las cosas del grupo F al aula Espora en la Pancora mientras los recién llegados hacen el aseo y el orden en la Apollinaire. Se hace a su vez el aseo en la aula Espora y se sortean las ubicaciones. Se encarga construir una mesa y se ordenan y guardan las cosas dejadas por el grupo anterior. Almorzamos. Se leen poemas cortos de Rimbaud y en las mañanas se leerá a Apollinaire. El resto del día se dedica a las faenas de orden en ambas salas cocina en la extensión de las labores y faenas del generador del barco de los planos y represa al nuevo grupo. Cena. Leemos Rimbaud iluminaciones iniciamos la lectura de la bitácora con los días que nos preceden comenzamos con la lectura del prólogo que sienta el modo de ver y escribirla y desde el 4 de septiembre día que la toma el grupo anterior hasta el día 12 – última anotación – Se habla además del por qué de nuestra estadía y de nuestro proyecto bajo los aspectos de la vida el trabajo y el estudio que nos hace aparecer en una totalidad dada que la fianza de la continuidad de los grupos entonces hablamos de un tiempo extraordinario del sentido de la obra (el barco) siempre presente nuestro total como objeto de estudio. En travesía venimos a construir una obra. Pero la travesía en sí es una obra es una construcción en sí. El acto de la obra es tener suelo en el mar. El sentido de la travesía la fundación comprender la extensión desvelar el dios del lugar. Abrir el lugar en la extensión reorientada. Un distingo desde el oficio la fundación comprender la extensión es que no sólo nosotros fundamos también lo hace un profesor el asunto es no perder la continuidad en el oficio y el fundar el mundo no es un barco para recorrer la región de Aysén quedar situados a través de una embarcación pensada en los nombres que habitan esta región. No son 40 que van de paseo sino que 40 que parten a recorrer América de travesía entonces el barco es un objeto de fundación el barco en sí tiene incorporada toda la historia de los colonos entonces nosotros estamos escribiendo su historia. La faena de estar en la casa nuestras aulas es plena así se vuelven nuestras es igual de pleno lo doméstico que cualquiera de las otras faenas que nos vamos armando lo que está detrás de la manilla de la fragua es entonces lo que importa el mantener el calor del carbón en su justa medida mirar detrás de las cosas y lo que posibilitan.

Viernes 16 de septiembre

Comienza semi despejado el día la marea está alta pero se puede pasar desde Espora por el borde. El pasar también se construye desde el clima cuando no llueve se hace en las piedras con un ritmo veloz en el equilibrio si no la lluvia nos lleva al paso a tientas del suelo en la senda. El desayuno nos trae a Apolllinaire leemos la pág. 128. Hoy trabajaremos en dos grupos los que van al monte y los que siguen en el taller. En la mañana Beltrán y Marcelo A. parten a Río Negro al encuentro de un médico se viajará en el bote de los Villarroel su regreso se espera en el día. Se termina de trazar las cuadernas en la mesa (de popa) se va en busca de planeros (2 más) se trabaja en la caja tapa de la represa y falla la tubería dentro de las pruebas de la mañana por ser de menor diámetro la copla. Esperar que el próximo grupo traiga los elementos que se pedirán por radio dentro de la semana. Se arma además una compuerta y un filtro se prosigue mientras en el transporte de piedras para el talud se hacen plantillas de planeros 1:1 desde la cuaderna 5 a la 10 como extremos se hace la Nº 16 y un planero dos veces lo que agota la madera traída el día anterior se trabaja con la mesa del cepillo. Se deja el trazado de la plantilla en la mesa sin terminar falta toda la proa y parte de popa la lluvia ha sido insistente en borrar nuestros trazos. Arturo es invitado a casa de don Nano le acompañan Denisse e Iván. Leemos Rimbaud. Llueve.

Sábado 17 de septiembre

Llueve intensamente viento norte y cálido llueve copiosamente desde la noche. Se sirve el desayuno habitual en la Apollinaire aunque un poco más tarde debido a los fervores patrióticos nocturnos. Se lee Apollinaire el poema leído en la boda de su amigo André Salomón. Rimbaud: iluminaciones Balcells  : carta del mar nuevo

Este es nuestro día Nº 17 desde la salida de Viña del Mar y el número catorce dos semanas de estar en Huinay. Se ha avanzado poco sólo la Nº 7 está presentada. Somos 14 también los que estamos al desayuno faltan Araya-Díaz que han pasado en Hornopirén la noche – noche en casa de Carlos – en espera del diagnóstico y revisión médica para nuestro único enfermo. Se reparten las faenas para nuestro medio día y las de mantención de nuestro alojamiento. Recuento de la comida sobrante del anterior grupo y la ubicación de la nueva remesa del mes. Se termina de pintar la mesa de las cuadernas con las fallantes y se repintan las anteriores la lluvia nos hace trabajar doble. Se presenta la Nº 7 Habrá que rehacerla la anterior manga de 5.70 hace que ésta baje 5 cms en su altura y que se abra en los extremos inferiores de las curvas Se propone solucionar rehaciendo las perforaciones en el planero y ajustarlas hasta alcanzar la manga actual 554 derivada de las matrices metálicas. La lluvia cesa a ratos lo que permite una cierta holgura en los desplazamientos. Se dispone una carpa a dos aguas con el polietileno sobrante. Se estacan 6 pilares de madera y tensan con cuerdas a alturas de 2.5-200 de altura sobre la mesa de dibujo (El trazado y las maniobras se hacen a nivel de piso). Se hace un alto ante la invitación de don Nano y Jaime a refrescarnos –a pesar de la lluvia – con dos ricas maltas que se suceden en otras dos llegan y se nos unen 8 vecinos de Huinay que vienen al acto de la escuela se saluda se conversa poco y se vuelve al trabajo. Se decide colocar el polietileno desde el lunes para evitar el viento de fin de semana en que no se trabaja en la obra.

- doce treinta - llega la Antupirén. Avistamos a Beltrán viene sin Marcelo. la comitiva la encabeza el alcalde de Hualaihué que comprende a Huinay viene a presenciar el acto de las fiestas patrias que han organizado en la escuela una obra teatral y al que acuden algunos padres. Se nos informa que Marcelo no viaja en espera del diagnóstico médico deberá esperar hasta el día martes por los festivos además la locomoción a Puerto Montt escasea hasta esa fecha. Desde hoy somos quince a pesar de las ganas de su regreso. Marcelo vuelve a Linares el día 17. Se decide además la compra de carne a través de una cuota para el festejo de las fechas un colono ha matado una vaca y su carne ha sido rápidamente adquirida por los lugareños. Aquí la celebración es interior no hay mayor distingo con otro domingo pero el espíritu ha inundado a todos mañana comeremos costillar y habrá vino. Concurrimos a la escuela pero se decide el regreso a Apollinaire por la posible visita del alcalde (hay que hacer orden) además se siente ya el hambre y el grupo retorna. También desde hoy no nos queda hilo para hacer pernos con los últimos 10 tendremos que levantar el máximo de cuadernas. Nuestro trabajo queda reducido a preparar el montaje para el próximo grupo y la instalación del generador funcionando se hará también el corte de todas las cuadernas. (Nos queda material para 3 cuadernas y un empate y que buscar planeros pero será desde el martes). Tarde libre por mal tiempo bastante lluvia con truenos esporádicos no permiten las faenas de mantenimiento del muelle que se habían proyectado. algunos juegan cartas y ríen algunos visitan y comen algunos .......... se van a pescar poco

Se cantó la Canción Nacional a las 1.10 hrs del dieciocho de septiembre de 1994 seguido por vibrantes ............. y otros del generador. La faena es ardua en el tratar de fijar la tubería se está a la espera de poder colocar piezas definitivas como un codo curvo se decide amarrar la tubería para evitar que se desconecte. El caudal es suficiente pero habrá que esperar a la instalación de bomba y generador.

Domingo 18 de septiembre

Es fiesta también en Huinay. Amanecida a las 10.00 después de una noche larga y llovida - por dentro y por fuera – en que nos hemos acostado a las 3. Amanecida con lluvia y viento día libre. El profesor nos invita a celebrar en la escuela con un almuerzo los niños han salido con sus padres volverán desde el martes el día incluirá también empanadas llevamos los implementos de cocina y lo necesario para acompañarnos de ensaladas y carne. La tarde es plácida entre juegos de dominó guitarra y cantos que se suceden hasta casi las nueve volvemos a Espora y luego a Apollinaire. Ha sido una tarde interior en que lluvia algo de granizo y la luz de la vela nos ha devuelto a todos un poco a Viña y a nuestros cercanos. Es un día sin medida de tiempo simple día de septiembre en que los acontecimientos han quedado suspendidos. Han pasado ya 5 días en Huinay en otros ya 16 y las personas que componemos esta jornada nos vamos develando claramente como grupo hay cohesión en relación al compañerismo a lo que tiene relación con la vida pero debemos recaer más en lo que significa desde el oficio nuestra estadía y el sentido que adquiere la obra. Tal vez la empresa en que estamos es tan radical e intensa en el modo de vivirla aquí en Huinay que apenas queda tiempo de reparar en la faena diaria. Habitar en la extensión de Huinay es un acto extraordinario y radicalmente diferente de otros habitares. Es por eso que debemos de cuidar nuestro acercamiento a los colonos en la máxima posibilidad de aprender de ellos. Es la máxima posibilidad de aprender este lugar y el modo que le dicta la fuerte natura empresa en sus actos empresa en sus labores y objetos. Luego tenemos que la propia vida personal e interna queda inserta en un cuerpo mayor y común alimentarse constituye un acto en sí sólo por insistencia de construir una gran mesa que nos construye a nosotros mismos. El trabajo que desarrollamos es siempre en el ir en el ir a trabajar se nos aparece a cada paso un distingo en esta tan diferente extensión. Paso a paso el ojo y pie unidos van calzando el paso en diferentes suelos y posiciones en las rocas en el agua las raíces el barro etc. Nuestro encuentro con la materia es una discusión anterior a la que tenemos en el cuerpo y la cabeza. En el caso de la madera primero aparece el árbol con su tamaño peso texturas y colores. Después el trabajo de esta madera con la motosierra hace aparecer la forma que estaba velada en el árbol. El colono mira el árbol pero mira y ve en el árbol la pieza que de allí saldrá.

Lunes 19 de septiembre

Llueve intensamente se lee “la bella pelirroja” de Apollinaire hoy habrá luna llena. Huinay 9 de la mañana. En la mesa silencio que sostiene a la bella pelirroja. Afuera llueve intensamente y la humedad aumenta. Hoy los colonos no nos acompañan le hemos de respetar su feriado nosotros en la urgencia de los 11 días que nos quedan nos proponemos dejar armadas las cuadernas de proa y popa. Se encuentran los hilos que traíamos y aunque no son galvanizados nos permitirá tener más de las cuadernas armadas y suponer su posterior reemplazo. Nos repartimos las faenas en generador clavos cuadernas cocina y plástico. Comenzamos la mañana colocando el polietileno sobre la mesa de trabajo y dibujo de las cuadernas. Se termina la compuerta de la represa. Se corrige la cuaderna Nº 7 que ya estaba hecha significará acuñar en su unión de cuadernas con planero. Las cuadernas en general fueron cortadas ceñidas a la matriz de metal lo que no permite el ajuste necesario. Fijamos como pauta el dejar cada cosa pasada y en un trabajar uno a uno cada paso constructivo que es diferente una de otras en las cuadernas. Iván y Jaime González comienzan los trabajos en la cruz del cenotafio para don Checho será en alerce se trabaja en las caras a cepillo y se le da el largo 3 mts. La cruz ha sido realizada por José Balcells y el ensamble por Marcos García. El lugar de su colocación queda a cargo de Iván. La faena envuelve el lugar los colonos sienten y agradecen silenciosamente el gesto de reconocimiento a uno de ellos en que se ven representados. Se remide las mangas y se hace el cotejo de las tres instancias que tenemos. Un plano de líneas de aguas 1:20 Un plano de líneas de cuadernas 1:10 Un plano de polietileno de las matrices 1:1 Estas arrojan diferencias en las mangas y por ende en la forma. Determinamos comenzar a ver las implicancias de estas modificaciones en las estructuras superiores y en la (disposición) de los elementos exteriores e interiores. Comenzamos un catastro y dibujo de estas para su posterior envío a Viña. En el generador se termina de sellar la tubería esta vez con vinilit con que inaugura su carácter de definitivo. Nos precavemos de cubrir la bomba de .......... y suelos a través de una plataforma y estructura metálica que se reabrirá con polietileno. En la tarde se prueba la resistencia de la tubería a ser abierta y cerrada la llave de paso. Resiste a un buen caudal se asegura y nos disponemos para pronto hacer las pruebas eléctricas. Un distingo respecto al tiempo de hoy. Hemos trabajado en dos jornadas bajo la lluvia en un día gris. La jornada bajo la lluvia baja el horizonte del ojo la jornada se ensimisma cuesta diferenciar la mañana de la tarde. En la noche hablamos de la fe de la fe en Dios de la fe en nosotros mismos de la fe en los otros en la fe de don Checho quién era y el sentido que tiene en nuestra obra en la empresa que tenemos entre manos. Hoy por primera vez tuvo aliento una conversación respecto de nuestros puntos sean angustias dudas temores.

Martes 20 de septiembre

Apollinaire “si me dejaran hacer”. A nuestra faenas ya habituales hoy sumamos el cuidado del muelle que comenzará con la rectificación de su trazado. Anoche hubo cambio de luna y con mal tiempo lo que significa que habrá lluvia por 4 días más por lo menos. Con mal tiempo no se pueden ir a buscar planeros y el plan de avance en el montaje de los pares de cuadernas se nos retrasa. Colocamos la tubería y hacemos una prueba. Nuevamente se desconecta el ángulo de llegada a la bomba y salta en dos enorme chorro de agua. Se vuelve a Apollinaire a rectificar el muelle y al corte de varas para su reparación. En la tarde se trasladan los planeros aprovechando la marea alta y guiados a través de un sin fin. Se construye el segundo travesaño de la cruz para don Checho con la ayuda siempre de Jaime su hijo. Este travesaño tiene dos metros de largo se le deja cepillado. Paralelamente se continúa en la construcción (unión) de cuadernas y planeros. También se finiquita una carpa para cubrir el generador. Este viaja desde la Apollinaire para una prueba de voltaje. Se aplaza ésta para mañana y se le deja en el taller de Jaime. En la noche leemos la Carta del Mar nuevo de Ignacio Balcells reparando en la medalla lanzada que abrió el mar para que en estos confines se muera con Dios y se pueda vivir en ellos. Conversamos de esta segunda mirada que podemos tener sobre las cosas (ver un ver del tacho, el vacío que contiene). Decimos que no sólo debemos reparar en nuestra experiencia constructiva y nuestra relación o encuentro con la materia sino que es un reparar que lleva una abstracción en aquellas cosas cosas que quedan veladas tras la materia misma. Arturo propone que debemos construir nuestro vínculo con la gente de la escuela profesores y niños pero desde nuestro propio modo. Se propone que este sábado vayamos a recoger lo que ellos han hecho con el invernadero pues ellos lo han construido pero no saben recogerlo y un primer paso para que ellos lo hagan es nosotros mostrarles el modo de cómo nosotros recogemos nuestra vida trabajo y estudio y éste es con papel la mano y el ojo para que puedan ver aquello que les es tan próximo. Hemos reparado que nuestro día se recoge en 3 jornadas 2 de trabajo y una de contemplación o decantación de lo que se hace en el día o el sentido que tiene todo lo que vamos o estamos haciendo. La poesía nos abre estas instancias de conversación la poesía nos abre una instancia en nuestro día y abre el silencio primero que antecede a la abertura de una tema que abordamos cada noche. Noches diferentes de instancias diferentes y momentos diferentes que nos construyen los distingos del tiempo en la homogeneidad de la luz gris de los días de lluvia.

Miércoles 21 de septiembre

Ha llegado la primavera y en Huinay sigue lloviendo. De Apollinaire maravilla de la guerra. En la mañana corregimos con palancas la deformación del muelle con cierto margen de error se coloca algunos travesaños para poder ir corrigiendo cada uno de los castillos sin que se nos descuadren. Falta volver a afinar la posición para que quede una recta lo más perfecta posible. Faltando aún corregir los modos para que la pasarela quede horizontal se terminan de bajar las varas cortadas la tarde anterior para convertirlas en las diagonales que faltan. Toda la faena se ve acompañada por la marea baja que lo deja presente casi por completo también premia la urgencia que se nos anuncia en la subida de la marca. También se dibujan y pintan las líneas de proa faltantes en la mesa de dibujo éstas al fin aparecen. Blancas del espejo Nº 0 a la muestra Nº 7 Ocres de la ocho a la dieciséis El dibujo resultante resulta de una complejidad casi innecesaria para el ojo del colono que lleva la tridimensionalidad presente en la memoria y en su ojo. Nosotros necesitamos de ver en estas dos dualidades el bidimensional que nos hace aparecer la norma y el cálculo y la aparición del objeto al cuerpo y al ojo. Nosotros armamos nuestro tiempo en sucesivos pasos que pueden tocarse y llevarse en paralelo tenemos una visión de total que comprende a las partes para el colono el tiempo también es llevado por la naturaleza que le enlaza y arma su tiempo de construcción el día y la lluvia determina la corta búsqueda y traída de la madera. A nosotros pareciera que este tiempo nos jugará en contra. En el énfasis de nuestro tiempo debemos atender a leer la temporalidad llevada en la Extensión que mueve el modo de habitar en esta extensión de ahí situarnos y reubicarnos. Es el barco y su aparición día a día que se aúnan estos modos. Es por esto que al escribir esta bitácora de nuestra obra que estamos escribiendo la historia del hombre de las tierras de este Aysen que se nos abre nuevo y desconocido en cada golpe de la suela. Después del almuerzo el descanso se hace extenso llegando casi a las 4 de la tarde el cansancio se delata. Levantamos una carpa provisoria para realizar la prueba con el generador y cuidarlo del agua. Se hace una prueba final se abre la compuerta de la represa y la llave completamente para alivio nuestro no sucede nada inesperado en tuberías. Se llena un recipiente de 20 litros en 2.5 segundos. Además se comprueba que el tarímetro no funciona como se esperaba marca 3000 KPM sino antes de aparecer tensión. Esto determina que el resto de las pruebas se realicen sin él. Se abre la válvula de la bomba en 4,5 vueltas de las 9 posibles obteniéndose los 220 volts lo que dice de una certeza en su capacidad de entregarnos la potencia necesaria para el generador y el requerimiento que nos hemos propuesto a partir de las faenas. Hoy la cara de los colonos sureños ante el mundo que se les abría con la bomba lo que posibilita esa es la dimensión a atender la última prueba es mantener la llave de paso cerrada y la compuerta abierta queda funcionando perfectamente. En la noche se come y lee la Carta del Mar Nuevo y es a propósito de la trapananda es que hablamos de la trampa de la anécdota y de los cuidados que no podemos dejar de tener para que la travesía no se nos desarme (atender la llegada en las mañanas del orden en que habitamos en lo público de la convivencia en el trato que nos dispensamos). Hay que cuidar el total a partir de las cosas particulares así como no descuidar el sentido de nuestra obra y de la travesía que guían y alumbran nuestra estadía esta vez en Huinay. La jornada de cada día es tan intensa bajo la lluvia que apenas dejamos un rato en las noches para ir llevando una bitácora es el mismo cuidado que debemos de llevar para que todos y cada uno de los que participan en esta travesía estén en algo y al mismo tiempo que la propia faena que se realiza sea completa y deje la posibilidad de dar el paso siguiente.

Jueves 22 de septiembre

Después de largos seis días amaneciendo al sonido de la lluvia hoy sólo está nublado el ánimo sube algunos cantan y luego todos escuchamos de Apollinaire: sombra. Esto nos hace aparecer un distingo respecto de nuestros primeros quince días y es que la poesía ha cobrado presencia en nosotros y ocupa un lugar a la mesa en el abrir y cerrar de nuestra jornada la abertura regalada a través de sus lecturas acometida por todos y en diferentes voces que ha re-encendido nuestro espíritu encarnado en conversaciones que atañen las dimensiones en que fijamos nuestro modo el modo del estudio el modo de la vida y en el trabajo. Estamos en el oír y en la construcción del poder escuchar al otro en lo que dice y no en lo que esperamos oír en él. Así es el modo en que la poesía nos muestra y abre un camino. En virtud de esto es que también se nos hace importante el aparecer del día como hoy no llueve tal vez podamos ir en busca de planeros los que faltan y nos atrasan. También en la mañana Gunther conecta el generador a la bomba y hace las pruebas con taladro y esmeril. En la tarde brillará translúcida la luz en el interior de la pequeña carpa que alberga el sistema. Es un blanco tubo fluorescente el que avisa los ánimos que celebran el resultado de días de trabajo se abre así un nuevo tiempo para las faenas a venir. Aparece así también ilusiones en los colonos que ven alumbradas posibilidades futuras en el mismo agua y río que los acompañan día a día. Nos acompaña en este espontáneo festejo la sonrisa tímida del colono casi como un niño en fantástico asombro. También se sigue en la corrección y nivelación del muelle nuevas diagonales y longitudinales maderas aúnan la pasarela y aseguran el paso. Con la tarde llegan dos planeros más y se rehacen algunos empates que rayaban en la justeza. También aparece en la mesa de dibujo los ......... y sus líneas. Es a través de su dibujo que se nos aparece una nueva dimensión que nos deberá plácidamente el modo de concebir y de construir del chilote. Es en la simpleza de la búsqueda y corte de estos ....... que aparece el arrullo de sus embarcaciones esta delicada línea curva que denuncia el entablado nos dice de una concepción de total que envuelve e hila cada parte de sus embarcaciones al ser iguales y querer mantener su luz se suben las líneas en proa y popa y que se relaciona de inmediato con el modo de entablar y la cantidad y formas de estas tablas. El colono aparece así certero en su modo que lleva la regularidad a sus formas se hilvana cada parte de la embarcación con su modo y sistema constructivo nacido ambos de lo que es posible de encontrar en el monte se está leyendo así a partir del árbol de la rama dureza y cualidades de su madera. Ahí recae su certeza que reilumina nuestra concepción aunarlas es en virtud el aparecer de la real obra. Leemos a la noche la carta del Mar Nuevo. Arturo sostiene que hoy ha sido el primer día en que nos abandonamos a nosotros mismos para estar en pos de la obra. Sucede entonces que en plenitud hoy hemos estado en Huinay (mientras esto envuelve el aire del aula afuera la lluvia no cesa).

Viernes 23 de septiembre

Hoy se anuncia especial amanece lloviendo y con el transcurrir de la mañana se abre al sol y se nos regala en espléndido aparecimiento un arcoiris al medio día. Se trabaja en el muelle se colocan piedras en las bases de los pies derechos y en longitudinales que los unen a ras de suelo. Se repara a clavos y martillos aquellos maderos que aparecen sueltos. Faltan aún de colocar 5 transversales y algunas diagonales en el extremo para que no se desarmen los castillos. El medio día también nos trae el aviso por radio de que el próximo relevo con la llegada de un nuevo grupo viene el día 1º un sábado a medio día. En la mañana se deja terminada una nueva cuaderna y en la tarde se proseguirá con otra. Marcos avisa por radio también que en el armado de las cuadernas a planeros no se utilizan pernos que no sean galvanizados. Se opta por ponerlos para permitir el avance al montaje a la quilla de las cuadernas. Esto implicará el posterior recambio de éstos una vez instaladas, con los que traiga el siguiente grupo. La tarde se quiebra con la entrada de fuertes ráfagas de viento que trae la lluvia al fiordo, que se cierra nuevamente al mal tiempo. En la noche, se lee la carta del Mar nuevo, poniéndole término, ensoñados, quizás, en la aparición de un Argos entrando a la noche en el fiordo de Huinay con su música y luces regresadas en el agua. Se conversa, entonces, del cómo abordar el trabajo de los niños y profesores, del cómo mostrarles una nueva dimensión que atrape su propia obra: el invernadero que han construido en la escuela. Se concluye que el modo es mostrarles el cómo lo hacemos nosotros mismos, para que no aparezca en imposición. Darles a cuenta de las dimensiones y el modo de recoger nuestro, a partir de su propia experiencia. Serán ellos los que nos abrirán y enseñarán lo que saben de los cultivos y de la construcción de su invernadero con dibujos y su palabra recogeremos y armaremos una carpeta para que aparezca el registro. Esto es con la dimensión del tiempo; es con la tarde del sábado; debemos organizarnos para el aprovechamiento de la jornada. Quedamos de concurrir luego del almuerzo con lápices reglas y papeles al encuentro de Oscar, Macky y los niños. Afuera, invariablemente como todas las noches, llueve intensamente y hace que nuestra reunión quede en una interioridad más íntima. La lluvia afuera nos aúna aún más nuestro cuerpo común. El largor de la sala aparece en un negror cortado tan sólo por 3 ensimismadas velas que centran la reunión en la distancia de la palabra vida entre caras y gestos en penumbras.

/hoy se recambia el balón de gas por uno nuevo/


Sábado 24 de Septiembre

Al desayuno Apollinaire y su bella pelirroja. Al desayuno también amanecida con lluvia, fuertes vientos y oleaje, el fiordo cerrado y bastante frío lo que nos trae faenas difíciles en que manos y cuerpo no acompañan a los instrumentos. No podemos desplegar la carpa que nos permita el refugio y reposo de la lluvia. El viento sopla fuerte mientras se avanza poco en las cuadernas, se repasan algunas en los aprietes de pernos y tuercas y se dejan presentadas la Nº11 en espera ya del lunes. En el muelle se colocan piedras en las bases de pies derechos y longitudinales se trabaja en ambos muelles. No se trabaja en el generador y se destina la gente a los baos y cuadernas. Almorzamos en espera de ir a la escuela a la faena de recoger el invernadero de los niños. Partimos a las 15 y 30, luego de reunir lápices reglas y papeles. Nos dividimos las faenas en dos grupos el uno exterior que realizará las faenas de recoger el levantamiento y planta de lo construido, así como sus detalles constructivos. El segundo, interior y que trabajará junto a los niños en la recolección de la información para la carpeta. Optamos por iniciar en conversación y dibujos el diálogo con los niños. A su vez, aparece que todos tienen algo que decir al respecto por lo que se forman tres grupos distinguibles. Las niñas nos contarán del cultivo propiamente tal, del cómo sembrar y de los vegetales que ellas sembraron. Los niños han tenido la experiencia constructiva del invernadero, nos dicen de las distancias, los elementos el tipo de madera y los pasos que siguieron. Los más chicos se reparten su visión de las verduras y su crecimiento y el modo que se les aparece la obra en su mundo. Paralelamente, y a ratos de lluvia y granizo se hace un levantamiento del colegio y patio del invernadero, transmitiendo esta información para que pueda ser dibujada. Se pasa la tarde en el colegio, sólo interrumpido el trabajo por las horas de comida de los niños. Oscurece cuando partimos la carpeta vuelve con nosotros para ser terminada y re-vista. Compaginarla y armarles el registro. Se nos despide con cantos al sonido de la guitarra del profesor. Se nos despide con canciones del sur que hablan de su gente y su mar en un ritmo cansino y contagioso a la vez cantos que re-afirman su identidad de ser sur. Volvemos a comer, se alarga una conversa esta vez al sonido de “yas”, que a esta misma hora estará tocando en Viña, muy a pesar de algunos.

Domingo 25 de Septiembre.

Anoche nos quedamos hasta las 2.30 conversando y escuchando nostálgicas músicas, mientras otros dibujan. Hoy la amanecida es tarde (10 y 30) y nada hace suponer que sería un día histórico en nuestra historia deportiva, bastante magra, en cuanto a los resultados, pero que ya se ha hecho tradición en los colonos. Algunos amanecen y van de pesca, con hilos y carretes algunos. Con caña otro y uno que innova con la pesca a través de un arco y flecha. Parten río arriba en busca de suerte, mientras que la gente del Aula Espora no se manifiesta al desayuno sólo llega Arturo, entonces nos quedamos conversando mientras afuera ... llueve. La semana ha sido agotadora por las faenas, la lluvia, viento y frío, van mirando las fuerzas, la senda y el sacar y poner del traje de agua hacen su buena parte a la vez. Anoche, siendo sábado y por la noche, después de la comida, habiendo música y vino, más de la mitad de la gente ha preferido dormir temprano. Almorzamos a las tres. Jaime González nos viene a buscar para el partido, es un buen día, se ha despejado y eso enciende los ánimos. Fijamos el azul marino o negro como color de la “camiseta oficial” de los católicos sumado al ya habitual amarillo de nuestros trajes. Concurrimos en la pancora en dos viajes: se escucha una vez ¡al estadio! ¡al estadio! Saludamos a la barra incondicional de los niños nos vestimos o desvestimos en nuestros camarines habituales (tras un arco) esto comienza señores: La primera parte del partido ya es habitual también, en tan sólo veinte minutos de iniciado el encuentro ya estamos abajo por 5 contra 0, pero un buen descuento de Subercaseaux enciende el camino de la esperanza. Lo único que equipara por igual a ambos elencos es lo desconcertados que nos deja los cobros del árbitro, el sonido del pito aparece y desaparece con extraña ley y por igual para ambos lados. Moreno que es el refert de turno obra con justa imparcialidad en sus cobros, demasiado a ratos para nuestras escuálidas intenciones de juego. El entretiempo nos sorprende con un menos abultado marcador, el cambio de lado se hace de inmediato una corta visita al baño alternativo más cercano – los árboles – y a la cancha de nuevo. El estado de la cancha que sorprende a nuestro equilibrio y a nuestro ímpetu, unido al chanchito de turno que se cruza por el campo de juego, le confieren un extraño ritmo al encuentro. La iluminación llega a nuestros delanteros repetidas veces visitarán las redes de nuestros sorprendidos adversarios. Díaz, Subercaseaux, Abel y Oscar, el profesor, nuestros máximos artilleros dejarán en ..... a los colonos.

El equipo: Arturo Chicano (de gran cometido y .................., al arco) Cristián Alegría Eugenio Arancibia Pablo Fuenteseca los defensas Oscar Barría la contratación Camilo Cruz Francisco Casas el medio campo Günther Abel la delantera Beltrán Díaz J.Edo. Subercaseaux Enrique Moreno el árbitro


Se llega al empate últimos minutos la barra vibra ferviente subida en la cerca. Un último gol de los colonos unido al pitaso demasiado ajustado al tiempo que a las circunstancias, del árbitro le hacen merecedor de su justa expulsión del campo lo aprueban los dos equipos, la barra y el chanchito. Treinta minutos más. Dos goles más de ellos uno nuestro. Resultado histórico: un empate. 9-9 en el tiempo reglamentario a favor de los colonos un 11-9 en los suplementarios. Volvemos felices se comenta lo que fue y lo que pudo ser los colonos felices les gusta que le aganchen y se les haga difícil la victoria se encuentra cerca. Luego del partido se suceden varias visitas a casas de los colonos, Edith y los Villarroel son los escogidos. Luego nos reuniremos en el aula. En la noche son invitados Arturo, Iván y Günther a los festejos de la nueva casa de Pato. Iván lo cuenta así: “En la noche estamos invitados a una comida en la nueva casa del Pato. En total somos 15 invitados más los dueños de casa. Comemos en 3 turnos y después se corre la mesa, corren los tragos y comienza la fiesta. Los dos primeros maestros inician el baile con la dueña de casa y su prima. Pato se disculpa de no poder bailar pues tiene un duelo por don Checho. Comienza cumbias, rancheras, mexicanas. Sale cerveza, vino, malta, pisco y a todos les toca su turno de baile. Las mujeres son cinco y se van rotando. En un momento Pato pide disculpas, dice que ha hablado con Jaime y que va a bailar a pesar de su duelo, pues lo embarga una alegría muy grande al tener su casa nueva. A las 12 y 30 de la noche escapamos, pues los tragos nos tienen a punto y mañana hay que trabajar. Esta invitación ha sido un gran honor, pues nos han acogido en su intimidad.

Mientras en Apollinaire, el sueño aparece pronto y feliz afuera llueve.

Lunes veinte y seis de septiembre

Día nublado, Apollinaire nos trae su: “Hay”. Después del silencio que acontece al escuchar la poesía hablamos que llevamos ya 13 días aquí y el grupo anterior ya casi un mes. Unos en un inicio, los otros en un finiquito. Se nos aparece lo que decíamos de príncipes y principiantes que va dando un cuerpo en la medida que se nos casa con el tiempo. Se han ido concretando faenas, el muelle la cruz y problemas de las cuadernas, etc. Pero la embarcación está igual que hace un mes y se tiene que avanzar lo más posible antes que el grupo de Arturo parta. Tenemos que trabajar a conciencia y crecer las instancias de conversación y de aberturas de temas en las noches para que la labor que hemos realizado decante, y el mes sea recogido. Para que partan en la tranquilidad de haber cerrado un mes de travesía, un mes que es un tiempo en la continuidad de los grupos, pero también en el entendimiento que cada grupo construye una travesía plena en sí. Con la mañana el codo de 45º amanece desconectado e inundado de agua el sector aledaño a la bomba. Se desconecta la bomba y el generador y se les lleva al taller de Jaime para su mantención. Se desarma a su vez el generador para secarlo interiormente. Realizado esto, se comienzan en las tarde la faena de cavar una trinchera para enterrar los 120 mts. de cañería de PVC que distancian la represa del borde; los mts. que faltan al taller lo suplirán cables eléctricos que cuidarán del voltaje requerido.

Martes 27 de septiembre (luna menguante)

Amanecida con lluvia, al desayuno leemos el poema “siempre” (de Apollinaire). Las faenas de trabajo en la mañana. Se rebaja el planero para que asiente bien en la última cuaderna (Nº11). Se decide terminar de curvar las cuadernas 8, 9, 10 con hilo no galvanizado para poder colocarlas en la quilla, posteriormente se cambiarán. Se trabaja en la zanja para enterrar los 120 metros de cañería del generador bajo una fuerte lluvia. Llega el Cabo Odgier a las 9.00 AM, realizando la ronda médica. Se almuerza a las 14.30. En la faena de la tarde, se termina de prefabricar la cuaderna Nº11 y no se une al planero por falta de hilos. Se hace una plantilla en madera de la figura que tendrán los baos. Se sigue trabajando en la zanja para enterrar la tubería. Se termina de envolver la boya en polietileno y la piedra que servirá de lastre en malla rachel. Después de comida se lee de Baudelaire con extracto de los “paraísos artificiales”. Después de esto se plantea que hablemos del amor. El tema comienza a ver el amor desde lo general y racionalmente, casi buscando una definición. Poco a poco se entra en la intensidad de cada uno respecto del amor. Del tema del amor saltamos a la pasión. Se plantea una pregunta que uno a uno vamos contestando. ¿Qué nos apasiona y que nos desapasiona? Después se pregunta a quién le coincide la pasión con la virtuosidad. Se habla de la perseverancia en el oficio. Se termina diciendo que la construcción del tiempo del oficio implica un desafío. Desafío y pasión van juntos.

Miércoles 28 de septiembre

Después de 13 días de lluvia continua y un día nublado hoy amanece con sol. Junto con el desayuno leemos el poema “cortejo” de Apollinaire. Junto con el sol, cambian los ánimos, la luz, los colores, etc., algunos cantan. Hoy está de cumpleaños (21) Eugenio Arancibia, que lo celebramos cantando. Durante la mañana se afina y nivela la quilla. Se hace mantención afuera de Apollinaire. Se entierra la mitad de la cañería. Se instala la boya para fondear el catamarán. Se termina la plantilla de los baos. Almorzamos junto al muelle, entre las rocas, a pleno sol, disfrutando el bello día. En la tarde se levantan las cuadernas 6 y 7 y se fijan a la quilla con clavicotes, 1 al planero y 2 a la cuaderna. Después de comida, salimos al muelle a contemplar la inmensa cantidad de estrellas que pueblan el cielo de Huinay reflejándose en el fiordo.

Jueves 29 de septiembre

Amanece completamente despejado a la hora del desayuno no leemos Apollinaire pues dos de nuestros compañeros de Espora no llegan con las faenas de la mañana. Se comienza a enterrar la tubería que el día anterior es colocada en la zanja. Levantamos y fijamos a la quilla las cuadernas 5 y 8. Al almuerzo lo hacemos al lado del muelle, entre las rocas, aprovechando el día de sol, que han sido escasos en nuestra travesía. Con las faenas de la tarde se sigue entrando la tubería, luego de sacar una gran piedra que impedía la colocación. Se levantan y fijan a la quilla las cuadernas 9 y 10. Günther Abel y Denisse Lizama son invitados por don Nano a Porcelana Chica (casa de don Nano), quien está interesado en ver la posibilidad de obtener electricidad de un río que pasa cerca de su casa. Günther y Denisse dormirán allá y volverán mañana en la mañana. La cena la haremos como todas las noches de nuestra travesía, con luz en vela. Después de ésta, el tema de conversación es la mujer (Denisse está ausente). El tema deriva en preguntas que nos hacemos unos a otros, en turnos, el que responde, a su vez hace una pregunta. Las preguntas girarán siempre tendientes a abrir en el otro una dimensión íntima de cada uno.

Viernes 30 de septiembre

Amanece nublado y sin lluvia al desayuno, en ausencia de Günther y Denisse, leemos de Apollinaire “El undécimo novena secreto” y “El otoño y el eco”. Nuestro grupo hace un aseo general del taller, por dentro y fuera se saca el aserrín y virutas y se recogen basuras y .............. Se ordenan las herramientas. El grupo de Arturo hace un aseo general del Aula Espora, para entregarla al próximo grupo en buen estado. Almorzamos dentro de Apollinaire en la tarde, el grupo que parte mañana se despide de los colonos (Villa........, Escuela, Edith, Jaime, Nano). Algunos de nuestro grupo preparan la cena de despedida y el espacio de la sala Apollinaire. Al faltar el efectivo, algunos de nosotros parten donde Jaime y hacen trueque. Se llevan alicates, martillos, colonia, cinturón, etc., que son evaluados en $ 12.000.- Se cambian por cigarros y 5 botellas que animarán la despedida. Con el acto de despedida, nos ubicamos en el sector alto de Apollinaire, las 2 mesas a ras de suelo y los colchones transformados en sillones contra los muros y el telón extendido. Leemos de Apollinaire “la bella pelirroja” y “zona”. La conversación gira en torno a: el fundamento y su solidez en el tiempo del distingo de éste en su origen poético con otras aberturas en la historia. De cuando una obra es obra de arte. De la importancia de la perseverancia y la constante duda en el oficio. De la importancia de la palabra en esta travesía y de la persona como el instrumento en la construcción del mundo.

Sábado 1º de octubre

Nos levantamos a las 9 de la mañana. Amanece lloviendo y con un poco de viento. En Apollinaire todos preparan sus cosas para la partida. Cada uno se sirve el desayuno. Beltrán lava toda la loza de la comida de despedida. Virutillamos, barremos y dejamos todo ordenado. A las 12.00 para entregar la casa al grupo que llegará. Se almuerza en Apollinaire, afuera llueve, todos a la espera de la patrullera de carabineros en que llegará el próximo relevo. Esta espera se dilata el resto de la tarde, siempre con lluvia. Cunde la incertidumbre, algunos vigías, permanentes en lo alto de la sala, esperan, otros duermen para pasar el rato. A las 18.00 damos por entendido que ya no llegan. Ponemos un poco de música en los parlantes de Günther para animarnos. En la noche (20.00) comemos y leemos Amereida. Hablamos acerca de esta no partida, que nos desarma como ........... común, pues dejamos de construirnos nuestro presente aquí en Huinay, al pensar en la V Región, al irnos, estando todavía aquí. Al modo de seguir estando presente, hasta el momento mismo de la partida, es construirnos nuestro modo de estar en común y no desarmarnos como entes individuales. El grupo de Arturo duerme en Apollinaire y nosotros nos marchamos a Espora.

Domingo 2 de octubre

Nos levantamos a las 9.30 y desayunamos 10.30. Se vuelve a ordenar Apollinaire para entregarla limpia. Suponemos, que por mal tiempo, la patrullera no ha partido allá, pero hoy ha amanecido más calmado, sin viento y un poco de lluvia intermitente. A las 11.30 intentamos traer al muelle la Pancora para ponerle el motor y estar preparados para el desembarco de nuestros compañeros. La Pancora, amarrada con un ........... a la boga se ha enrredado. Cristián Alegría, encargado, tiene que tirarse al agua para sacar la Pancora. En este momento aparece la patrullera, en ella vienen 2 carabineros, Sra. Zulema, Marcos García, Claudia Jaimalís, Francis Raab, Francisca Raab, Oscar Iriani, Gonzalo Cárdenas, Glenda Monforte. Los carabineros son invitados a almorzar por la señora Zulema, lo que nos deja 1 _ hrs. para conversar, recibir noticias, intercambiar experiencias. A las 13.30 pasan los carabineros directo al muelle (marea alta) donde se embarcan: Arturo Chicano, Claudio Molina, Camilo Cruz, Andrés Lagunas, Günther Abel, Francisco Casas. Almorzamos con los nuevos compañeros que acaban de llegar y han traído comida (todo lo que se nos había acabado: frutas, verduras, chorizos, queso, mermelada, huevos). Acabamos de almorzar tarde, y partimos todos al clásico partido de fútbol del día domingo que perdemos 13-10, en medio de lluvia, granizo, algo de sol y una fría tarde. Descansamos de 19.00 a 20.00 y comemos (20.00-21.30). Leemos el prólogo de la bitácora y los últimos 15 días. Leemos Amereida y conversamos acerca de las dimensiones aprendidas en nuestra estadía de 15 días aquí en Huinay.

Lunes 3 de octubre

Amanecida con algo de nubosidad, pero prometiendo un buen día. Desayuno 8.00. Don Nano llega de sorpresa con 30 pejerreyes de regalo y 3 mañíos de regalo para Denise. Las faenas de la mañana: Se hacen las últimas reparaciones al muelle. Se comienza a cambiar el codo de llegada de la tubería a la bomba (curva de presión). Se comienza a cambiar los pernos de fierro por pernos galvanizados, a las cuadernas 8, 9 y 10. Se termina la cuaderna 11. Se le hacen reparaciones a la Pancora (se han quebrado 2 tubos, al bajar la marea, y ha quedado colgando desde la proa). Se cepillan las cuadernas 12 y 13 (izquierda y derecha). Almuerzo en Apollinaire. (Un gran cambio, pues llevábamos comiendo soya hace más de una semana). La faena de la tarde se reanuda a las 15.00. Se continúa cambiando pernos. Se reparan a motosierra y se cepillan las cuadernas 13 y 14. Queda instalado el codo de entrada a la bomba. Se continúan las reparaciones del catamarán. No se alcanza a salir a buscar varas, para .......... desde la cuaderna 11 a la ........... y colocar las cuadernas de proa, pues la motosierra de Jaime queda en panne. Se reparan los hilos galvanizados, pues las tuercas no tienen el mismo paso que el hilo. Se terminan de cambiar pernos en cuadernas 8, 9, 10. Se salda la deuda del pan con Edith, se le devuelve la harina y se transa un nuevo precio más conveniente para nuestro escaso presupuesto. Comemos a las 20.00, leemos un texto de Picasso y terminamos 21.30. Nuestro grupo regresa temprano a Espora a escribir la bitácora (1 semana) que el grupo anterior dejó inconclusa). A las 22.00 comienza la lluvia, después de una tranquila tarde de sol. Pato González le plantea a Oscar Iriani, la posibilidad de tener un arranque de electricidad a su casa; cosa que se contempla, pues de este modo, alguien de Huinay asume y cuida del generador. Intentamos frustradamente encender el generador Honda. Tal vez problemas de bujías.

Martes 4 de octubre

Ha llovido toda la noche. Nos levantamos con lluvia 7.45. Desayuno 8.15. Leemos Rimbaud (Iluminaciones). Se trabaja reparando el catamarán. Se colocan apoyos adicionales bajo los asientos. Se hacen pruebas con la curva nueva en la bomba. Se reparan pernos y tuercas. Se cepillan (cepilladora) planeros para cuadernas laminadas. Se anillan (a mano) cuadernas 13 y 14. Se traza y hace el calce de unión al vertical de la cruz. Almuerzo. en la tarde declina la lluvia y pronostican buen tiempo para mañana. La faena se reanuda a las 15.15. En la cruz se traza y hace el calce de unión al horizontal. Se continúan cepillando planeros y cuadernas. Se levanta y fija la cuaderna 11 a la quilla. Se hacen nuevas pruebas, con éxito de la bomba con la curva de entrada definitiva (no revienta con la compuerta de la represa abierta y la llave de paso cerrada y abierta). Jaime González viaja a río Negro con Oscar (profesor) y una prima que vuelve a su casa, vuelven en el día. Salen a las 11.00 AM. Después de comida se lee “Nuestra latitud Patagonia” de la C.A. (revista del Colegio de Arquitectos). Conversamos acerca del sentido que tiene nuestra presencia aquí en Huinay. Hablamos del barco. Se dice que es un objeto cerrado en sí mismo. (sin atrás). La objetualidad en plenitud es sin atrás, la embarcación esplende en su habitabilidad estructura y relación con el medio (agua, aire, luz). Hablamos de los principios físicos que aquí se aplican (palanca, cuña) en su infinidad de versiones. Antes de dormirnos, en Espora, leemos de San Francisco de Asis el “Castillo de las criaturas” a raíz del día de San Francisco y del día de la Escuela (escogido por Godo el año pasado en esta fecha, y leído en un taller de América).

Miércoles 5 de octubre

Levantada 7.30, a las 8.00 sentados desayunando. Leemos de Rimbaud Iluminaciones “Infancia I y II”, a las 9 estamos todos en el taller, trajes de agua, botas, mochilas, cuerdas, hachas, motosierra, para ir con Jaime y don Nano al frente (otro lado del río) a buscar los 4 durmientes de ciruelillo para reforzar el espejo y el codaste. Salimos los 15 (Gonzalo ............ no nos acompaña, está con amigdalitis), más Jaime y don Nano, a las 10.15 en el bote de don Nano. Boris nos va a dejar al otro lado del río. Salimos caminando alrededor de 1 hora con 2 descansos, en que se aprovecha de dibujar y tomar fotos de Huinay, allá abajo. Llegamos a un lugar relativamente plano a una altura de 3/4 del total del cerro. Se corta un ciruelillo seco y se saca uno de los durmientes (el más grande). Más encondido en el monte, se ubica otro ciruelillo que para botarlo, también hay que botar un ciruelo viejo y un avellano. De éste, saldrán 4 durmientes, más un trozo para que Marcos talle un Cristo para la Capilla (prometido a don Checho hace 1 año). A las 13.15 hacemos un alto en la faena para almorzar. Sobre las tablas en bruto sacadas a los durmientes se colocan sandwichs, frutas y jugo. A las 15.30 comenzamos a mover las primeras piezas (entre 2 personas tirando con una cuerda), las que lanzamos por una fuerte pendiente unos 10-15 mts. Después bajamos por ahí mismo, en estricta fila india, casi descolgándonos. Cuando el terreno se pone un poco menos vertical, amarramos cuerdas a un extremo de cada durmiente y los bajamos, entre quila, piedras, raíces, árboles, etc. Durante 2 horas, bajamos, hasta llegar a la playa. La vía por donde bajamos, es la misma por donde se bajó la pieza del codaste. Volvemos todos en el “Libra” (chalupón de Jaime)

El Libra es una lancha pequeña (con espejo). El Chalupón no tiene espejo.

Llegamos agotados después del agitado día, comemos 8.30 abundantemente. Después comenzamos a leer “la carta del Mar Nuevo”. Cerramos la lectura a las 22.00 y nos vamos a acostar.


Jueves 6 de octubre

Amanecer silencioso, afuera nublado. Al desayuno leemos “Vidas” de Rimbaud. Gonzalo amanece con fiebre, se quedará en cama todo el día. Cansancio general tras el día de ayer. En las faenas de la mañana 9.00. Se continúa consolidando las piezas que llegan a la bomba (curva, tensores). Se comienzan a trazar plantillas para planeros de cuadernas laminadas. Se comienzan a cepillar baos y a trazar la figura con una plantilla de madera. Don Nano y Jaime comienzan a trabajar las durmientes traídas ayer. Se ajusta el ......... de la cuz, se trazan los rebajes longitudinales, y cada 10 cm. a serrucho se hacen semicortes en la sección para regular la profundidad del rebaje, la motosierra queda en pana, no sale aceite para lubricar la cadena. Marcos comienza a hacer una garlopa de pelú para el cepillado del forro. En el transcurrir de la mañana, el fiordo se cierra y comienza la lluvia. Pato González parte a Hualaihué a dejar al maestro que le ayudó a levantar su casa. Almuerzo en Apollinaire. Se reanuda la faena de la tarde a las 15.00. Se desarma la motosierra y se limpia la bomba de aceite que se había tapado al desconectarse el fierro. Se marcan, cortan a motosierra y cepillan baos. Se continúa trabajando en la bomba. Se hacen 3 rebajes a la cruz con motosierra y uno con ........... Se dejan cepilladas las 4 caras. Marcos comienza a dar forma con motosierra al trozo de ciruelillo de donde saldrá el Cristo. Durante la jornada de la tarde llueve fuertemente y junto con la llegada de la noche, declina. En la comida, leemos “carta del Mar Nuevo”. Terminamos a las 22.00 Francisca Raab está de cumpleaños. Saca 2 vinos dulces para celebrar. Gonzalo, ya está un poco más repuesto. Esta tomando antibióticos. En la noche, se divisan algunas estrellas.

Viernes 7 de octubre

Nos despertamos a las 8.00. Amanecida nublado. Están todos bastante agotados. Desayuno 8.20. Lluvia intermitente durante la mañana. Marcado, corte y cepillado de baos. Trabajo en plantillas para planeros de cuadernas laminadas. Refuerzos de la curva a la entrada de la lancha (se colocan tensores de alambre). Trabajo en el cepillo de pelú. Trabajo en el Cristo (rebajes a motosierra y azuela). Cepillado pincel con la garlopa, de las piezas de la cruz y pintura anti-rayos ultravioletas. A las 14.00, con Jaime vamos a estudiar el lugar de la colocación de la cruz. (Hay posibilidades, pero no se ......... el acceso para colocar anclajes en la roca). En la tarde se reanudan las mismas faenas de la mañana. Con Jaime, sacamos 8 varas de entre 5 y 6 metros, de .........., para hacer cintas que se colocarán desde la cuaderna 11 hasta la anilla. Se trabajan en los durmientes del codaste. Se hacen 2 caballetes para trabajar dos baos. Comemos a las 20.00 de 21.15 a 22.00 leemos la “Carta del mar nuevo”. Hablamos de la Ciudad Abierta, la vida trabajo y estudio – orígenes. Marcos cuenta el momento en que se da cuenta de su vocación o llamado a la vida en la Ciudad Abierta. A las 22.30 nos vamos a dormir. Hoy nos avisaron por radio, desde Ancud que nos vendrán a buscar el viernes 14 a mediodía.

Sábado 8 de octubre

Despertada 7.20. Amanecida con lluvia intermitente. Después del desayuno leemos Apollinaire (Deseo). Con las faenas de la mañana: Se marcan, recortan y cepillan baos. Se continúa trabajando en la bomba. Se arma la cruz con una pletina de aluminio atornillada con roscalatas de travesaño horizontal (por detrás). Se cepillan los durmientes de ciruelillo para refuerzo del codaste. Se piensa que en vez de unirlos con pernos verticales, de 2 en 2, podrían ser unidos con pletina de fierro partiendo de la quilla y dando vuelta por encima de los durmientes hasta bajar de nuevo a la quilla, y cada durmiente fijo con pernos horizontales que toman la pletina. Almuerzo en Apollinaire. En la tarde hacemos una mantención general (interior y exterior) de Apollinaire y Espora. La tarde queda libre algunos van de paseo al interior de Huinay (hasta la casa de don Amado). Otros visitan el colegio y a los colonos, etc. Marcos continúa trabajando en el tallado del Cristo. La tarde transcurre con lluvia intermitente y al atardecer el cielo comienzo a abrirse. La comida en Apollinaire es a la hora del postro, con torta. Le volvemos a cantar el Feliz Compleaños a Francisca, esta vez con torta y vela. Hoy adelantamos la hora. Leemos la “carta del Mar Nuevo”. Hay cansancio acumulado en todos. El trabajo y la vida aquí en Huinay no pasa en vano.

Domingo 9 de octubre

Despertada a las 10.10. Gran cansancio. Amanece completamente despejado y con sol. Todos llegamos tarde al desayuno que termina alrededor de las 11.15. Tenemos el día libre. Aprovechando el día, vamos con Francis, Suberca y Mauricio (Lastra) en la Pancora a colocar los anclajes, si es posible en la roca, para colgar la cruz. Subimos hasta la altura de la grieta donde se colocarían los anclajes, por el lado derecho de la roca. Se logra avanzar hasta el lugar donde se colocarían los clavos, asegurado desde el lado con cuerda, y seguros independientes a la fisura (empotradores y clavos). La grieta en el lugar preciso de la colocación es más ancha que los fierros de _ que llevábamos. Lo importante es que nos queda claro que sí es posible colgar la cruz. Además, 3 metros más abajo hay una pequeña repisa donde la cruz podrá apoyarse. Volvemos a las 4 de la tarde a Apollinaire. A nuestra llegada, Marcos y algunos otros se aprontar a un paseo al tambor. Otros parten al colegio y después a un curanto donde Edith. En total vamos 12 repartidos en 2 viajes en Pancora. Nos quedamos disfrutando de la tarde de sol tendidos en las rocas y volvemos a las 19.00. La comida se retraza hasta las 11.00. Leemos la “carta del Mar Nuevo”. Partimos a Espora a las 23.00.

Lunes 10 de octubre

Amanecida a las 7.45, con un radiante día de sol. Llegamos a Apollinaire a levantar a los últimos. Al término del desayuno leemos de Apollinaire “la bella pelirroja”. Entre las faenas de la mañana. Se trazan, recortan a motosierra y cepillan baos. Se continúa la faena de plantillas para planeros de cuadernas laminadas. Se continúan cepillando y asentando los durmientes del codaste. Se comienza a construir una caseta para cubrir el generador. Se trabaja con formón el Cristo para la capilla. Se barniza la escultura y se le coloca un soporte (pletina de aluminio) para colgarla, se hacen anclajes y cables para colgar la cruz. Almuerzo en Apollinaire. De los días que llevamos aquí en Huinay, hoy ha sido el mes caluroso, pues no ha salido viento. Se reanuda la faena de la tarde a las 15.00. Se mantienen las faenas de la mañana y se comienza a pintar la quilla con el protector anti-rayos ultravioleta. Se colocan los anclajes en la roca, con éxito. Se talla con cincel una base bajo-relieve para que asiente la cruz al colgarla. Don Nano come con nosotros en Apollinaire. Leemos la “carta del Mar Nuevo”. Nos volvemos a Espora, 22.30 en el bote de don Nano. Noche estrellada, con luna nueva de 7 días.

Martes 11 de octubre

Amanecida 7.30. Cielo completamente despejado. Después del desayuno leemos de Rimbaud Iluminaciones “Flores”. En las faenas de la mañana, que comienzan a las 9.00, se trabaja en las plantillas para planeros. Se marcan, recortan y cepillan los 3 últimos baos. Se comienzan a hacer los calados en la contraroda, para que calcen las cuadernas de proa, desde las 11 en adelante (incluyendo las laminadas). Se deja asentado el 2º durmiente del codaste y se le hace un calado para el eje. Se hacen y colocan los 2 tarugos de 65 cm. (en alerce), en la cruz (travesaño horizontal) para que al colocarla en la roca quede estabilizada. Se decide con Jaime que la colocación de la cruz será en la tarde, a la espera de la marea alta. Almuerzo entre las rocas, al costado derecho del muelle, aprovechando el día de sol. Entre las faenas de la tarde: Se terminan de cepillar baos, se terminan 10 calados en total, en la contra-ronda. Se deja cepillado y comenzado el calado para el eje, del tercer durmiente del codaste. La colocación de la cruz la postergamos para las 5.30 de la tarde a la espera de la marea alta y a la espera que baje un poco el viento. A las 5.30 partimos en la Pancora, Cristián, Queno, Iván. Se sube por el lado derecho de la roca, se avanza por la fisura (asegurado con cuerda) y se coloca la polea para levantar la cruz desde el bote de Jaime. Al mismo tiempo de levantar la cruz, se tira con otra cuerda desde atrás (bote) para mantenerla alejada de la roca y proteger el barniz y los tarugos. Es fijada en su posición (base y tarugos) y se coloca el cable de acceso fijo con .......... a los 2 anclajes independientes en la grieta. Felizmente, realizamos la faena en 1 hora 10 min. sin ninguna complicación. Jaime está contento, una vez colocada, inmediatamente se aleja en su bote, para verla de lejos. Comida en Apollinaire. Se conversa animadamente. Leemos el término de la “carta del Mar Nuevo”. En la tarde se nubla, con viento norte. En la noche, caen las primeras gotas. Mañana habrá mal tiempo.

Miércoles 12 de octubre

Amanecida 8.30, con lluvia desde anoche. Desayunamos a las 9.00 pues hoy lo damos feriado. Después del desayuno, leemos de Apollinaire el poema “Maravillas de la guerra”. Durante la mañana, nuestro grupo de Espora transcribimos la bitácora que se estaba haciendo en borrador. También terminamos la carpeta en que, con el grupo de Arturo, recogimos la faena que los niños del Internado hicieron con el invernadero. Almorzamos en Apollinaire. En la tarde, algunos duermen siesta, otros trabajan maderas en el taller, otros van de visita a la escuela. Comemos a las 9.00. Después de comida, se lee un extracto de las pizarras de Alberto Cruz y se lee un texto del origen del amor. Conversamos de los grupos que han venido a Huinay, y los ubicamos en el momento que les ha tocado, de esta gran travesía de 8 meses. Hablamos de la importancia de construir el cuerpo común y de la importancia de la persona. Hablamos de lo importante que es la construcción diaria de nuestro presente aquí en Huinay. Hablamos de lo que significa, para cada uno o lo que le dice a cada uno el caminar varias veces al día entre las rocas, a orillas del mar. Terminamos la conversación a las 11.40 y caminamos a Espora con lluvia. Todo nuestro grupo, tocado por la conversación, por el tiempo realmente extraordinario vivido aquí en Huinay, y por la partida inminente, proseguimos la conversación, esta vez en un tono más íntimo. Cada uno dice aquello que se ha guardado o que no ha dicho, en una plena abertura. Nos dormimos a la 1.30.

Jueves 13 de octubre

Amanecida 7.30, con lluvia. Después del desayuno de Apollinaire, leemos el poema “Somera”. En la mañana se arregla el agua de Espora, que se había cortado hace 2 días. Vamos todos al taller. Sacamos el bote de Pato, que ha quedado terminado, faena del taller. Se hace una limpieza general, se ordenan las herramientas, las cuadernas y los baos. Se comienza la instalación eléctrica dentro del taller (térmico, enchufes, cable). Don Nano y Jaime, comienzan a rectificar las piezas de alerce a motosierra, para sacar el entablado de cubierta. Almuerzo en Apollinaire. En la tarde, nuestro grupo hace un aseo general de aula Espora y se ordenan los bultos personales, para entregar el aula al próximo grupo mañana.

Viernes 14 de octubre

Amanece lloviendo torrencialmente. Es el tercer día consecutivo de lluvia. Hoy excepcionalmente se interrumpen las faenas por la llegada del barco y el relevo de grupos, se desayuna abundantemente para que el grupo que parte soporte el viaje a Puerto Montt (5 horas aprox.). Esperábamos que el barco arribara a las 12 del día sin embargo llega a las 15.30 horas. Las maniobras son en Zodiac, sólo en dos viajes. En el primer arribo desembarca Rodrigo González, Sergio Núñez y René Perea, con parte de los alimentos, materiales y bultos personales, y se embarcan balones de gas y bidones vacíos con Eugenio Arancibia, Pablo Fuenteseca y Mauricio Lastra con sus bultos personales que incluyen trozos de madera un pequeño mañío y mensajes para Boris. En el segundo viaje arriba Cristina Ariztía, Marcelo Araya y Gaspar Arenas, con el resto de la carga, y parten Denise Lizama, Juan Subercaseaux, Beltrán Díaz, Iván Ivelic, Cristián Alegría y Enrique Moreno. Este zodiac pasa a buscar a Marly, esposa del profesor que viaja también a Puerto Montt. Junto con el nuevo grupo llegan noticias, mensajes y regalos. Recibimos la triste noticia del fallecimiento de nuestro compañero de Escuela Pedro Fernández, además detalles del montaje de la embarcación Amereida, maqueta y láminas en la 2ª Bienal de Diseño. Nos informan también de un sismo grado 6 en la V Región. Almorzamos a las 16.30 con el nuevo grupo, se les pone al tanto de faenas, grupos y horarios de cocina. Apenas descampa la lluvia nos trasladamos al aula Espora; el otro grupo se instala en la sala Apollinaire. Cena a las 21.30, leemos la bitácora de los últimos 15 días. Volvemos a Espora a asumir por primera vez la bitácora de travesía.

Sábado 15 de octubre

Amanece lloviendo, se desayuna a las 8.30, media hora más tarde, por problemas de cambio de balón de gas. Llevamos al taller materiales y herramientas traídas por el otro grupo. Faenas en el taller de 9.15 a 13.15 horas: Desarmado del mesón de montaje de cuadernas dejando sólo la parte correspondiente a los planeros. Los tablones que se sacan son encastillados con el resto del entablado. Completamos la plantilla de ángulos de planeros. Catastro de maderas del forro de la embarcación, suman un total de 402, 202 de mañío y 200 de tenío. Aserrado del entablado de cubierta. Este proceso se ve interrumpido momentáneamente por fallas en la correa de transmisión de la sierra. Cuatro escopiadoras en gambota. Cepillado de dos durmientes de popa. El cierre con quilas en la caseta del generador se interrumpe por falta de clavos de la medida, el problema se soluciona más tarde al trocarlos por otros que tenemos. La caseta servirá de protección del generador de la intemperie, animales y niños. En el catamarán se agrandan a lima perforaciones hechas en pisaderas. Almorzamos 13.30 y acordamos faenas de mantención entre 15.30 y 17.30 horas. Enripiado de accesos en sala Apollinaire y aula Espora, además de un escalón en este último. Quema de basura en depósitos próximos a las aulas. El fuego dura largo rato por la combustión de elementos plásticos, sin embargo el volumen de basura no parece disminuir notoriamente. Se piensa que esta labor debe ser diaria. El resto de la tarde es libre. Marcos va a pagar sueldos a don Nano, Jaime y señora Zulema. Este es invitado junto a Glenda y Claudia al cumpleaños de Jaime (32).

Nota: El grupo de cocina nos deja como regalo los tachos blancos.

Domingo 16 de octubre

Amanece lloviendo torrencialmente, despertamos a las 9.45, para hoy están programadas dos comidas, un desayuno abundante 10.00 horas, y una once-comida alrededor de las 19.00 horas. Algunos aprovechan el día muy inestable en cuanto al clima, para hacer paseos en catamarán, bota, a pie, o ir a visitar la escuela internado; otros lavan ropa y escriben. Antes de cena, se prueba una bujía encontrada en la senda que une el aula Espora con el taller, con la cual el generador chico funciona perfectamente. Después de cena se lee parte del Principito. Más tarde cada uno cuenta su llegada a la Escuela y al Diseño, derivando en una conversación acerca de la vocación.

Lunes 17 de octubre

Es un día con lluvia, fuertes vientos, oleaje y truenos. Desayuno a las 8.15, por nuestro atraso no leemos y nos dirigimos rápidamente al taller. Marcelo Araya amanece con los ojos hinchados, pensamos puede ser una alergia, aunque corre el rumor que don Amado le ha vuelto hacer mal de ojo. Marcelo toma el puesto de Gaspar y junto a Glenda hacen el turno de cocina. Las faenas del día son: Escopiaduras en contra-roda y codaste. Aserrado del entablado de cubierta. Cepillado en durmientes de popa. Catastro de maderas de cubierta. Catastro de medidas reales en piezas de la embarcación. Corte de quilas para cerrar las caseta del generador. Durante las faenas de la mañana María González nos alerta que la Pancora está a la deriva. Gonzalo, Sergio y Oscar González parten en el “Libra” a buscarla. Don Nano dice: “Cualquier amarra se suelta con mal tiempo, hay que subir las embarcaciones lejos de la marea”. Hemos adelantado el término de la jornada, 18.30. Tenemos preparativos para la semana. Conjuntamente los grupos de cocina de ayer y hoy, nos sorprenden con los pisos de cocina impecables y ordenado, esta macanuda pulcritud nos permite avistar dos malditos roedores (con voz de negra de Tom).

Martes 18 de octubre

Sigue lloviendo, hoy está más helado que otros días. Vamos a desayunar a las 8.30 a Apollinaire. Marcelo amanece aparentemente igual, René con un fuerte resfrío, se lee Amereida y se distribuyen las faenas del día. Nos dirigimos al taller, a las 9.00 se comienza sacando el aserrín del taller, un total de 12 carretillas. Se cubren parte de los castillos con plástico. Aserrado de entablados de cubierta. Catastro de medidas. Cepillado de durmientes. Cierre caseta del generador. Manufactura de lancha para entubar el tendido eléctrico. Recolección de postes para el tendido eléctrico. Reparación de abrazadera dañada en el catamarán. Por la tarde se intercambia mercadería por papas. Adelantamos el término de las faenas 18.30 y se da inicio a una clase constructiva e informativa de la embarcación en aula Espora. Se cena en Apollinaire más tarde de lo normal.

Miércoles 19 de octubre

Llueve, nos despertamos alrededor de las 8.00, nos cuesta levantarnos. Marcelo Araya comienza a mejorar. Las faenas en el taller son las mismas que el día anterior y además se levantan cuatro postes del tendido eléctrico, y colocación de polietileno en la caseta del generador.

Jueves 20 de octubre

Amanece lloviendo, Sergio presenta el rostro irritado, una posible alergia. Por la tarde la lluvia declina, la mejora del tiempo hace posible ir en busca del resto de los durmientes de popa (ciruelillo) y agregado de gambota. Las faenas de rectificación de basas se realiza con hacha, por falta de la motosierra que se lleva al monte. También se comienza a aserrar el coigüe para cuadernas laminadas, compuestas por tres láminas de 4 x 1 3/8 de pulgada. Las piezas de unión del tendido eléctrico están listas, por lo que se enganchan los cables en planza de media pulgada, del taller a la caseta del generador aprox. 65 metros, ésta se forra con malla kiwi. En la Pancora se comienza con la postura de pisaderas sobre el flotador central. Con motivo de los 140 años del natalicio de J.A. Rimbaud celebramos una cena en aula Espora acompañada de lecturas de su vida y obra. Después conversamos acerca del poeta, nuestro oficio y el presente. En la noche confeccionamos una lista de materiales a la espera de una posible comunicación con Viña vía Ancud.

Viernes 21 de Octubre

Nos levantamos alrededor de las ocho, pasadas las 9.00, nos juntamos en el taller. Sergio sigue con el rostro irritado. Las faenas comienzan con el aserrado de basas de coigüe, las tablas de coigüe son cepilladas a pesar de su humedad, (no es necesario su secado pues posteriormente serán curvadas previa hidratación). Se afinan los últimos detalles del tendido eléctrico dentro y fuera del taller, se instala el generador y tenemos luz. En el catamarán se prosigue con la colocación de pisaderas. Pasadas las 18.00 se interrumpen brevemente las faenas para saludar un helicóptero naval que pasa sobre nosotros. Se presume un intento de comunicación desde Viña vía Ancud, la cual no es recibida por falta de carga en la batería de la Escuela. Hay cansancio general, después de cena volvemos temprano a Espora, sin luz de luna, una sola linterna, los porrazos son múltiples.

Sábado 22 de octubre

Después de diez días amanece sin lluvia, desayunamos pasadas las 8.00. Francis tiene un dedo entablillado producto de las caídas de anoche, Sergio está igual que ayer. Durante la mañana hacemos el rodaje del generador cargando la batería de la escuela a las 10.45 con carga total. Aprovechando el día de sol encastillamos las tablas de alerce y mañío, cepillado en las tablas de coigüe y el agregado de la gambota. Término del catastro de medidas, término de las faenas a las 13.10. Almuerzo relajadamente tarde. La tarde se aprovecha en hacer paseos, lavar ropa, ir a la escuela, etc. A las 17.00 nos damos cuenta que el aula Espora está sin agua, producto del vaciamiento de la represa por el uso del generador. Cenamos a las 20.00 como de costumbre. Francisca no asiste debido a una herida en su ojo derecho.

Domingo 23 de octubre

A pesar de ser domingo se desayuna a las 8.30 pues por la mañana hacemos un paseo con el profesor y niños de la escuela río arriba a pescar y conocer el antiguo aserradero de la Universidad. Francisca amanece con el ojo más hinchado por lo que se queda en el aula Espora; junto a Gonzalo aprovechan este tiempo para pasar en limpio la bitácora. A las 17.00 nos juntamos en la escuela a comer unos salmones pescados por Cristina, Rigoberto y Máximo, terminando con un partido de fútbol. El día aunque soleado nos sorprende en la tarde con chubascos. La cena es a las 8.15 y rápidamente nos volvemos a dormir.

Lunes 24 de octubre

El cielo está parcialmente nublado, Francisca presenta una perfecta simetría ocular, desayunamos a las 8.20. Las faenas del día comienzan con la reposición del agua en el aula Espora cambiando la loma de agua unos metros más arriba de la represa. En el taller se continúa con el aserrado y encastillado de cuadernas laminadas, además de trabajos en piezas de popa. Se aplica Lignosol (impregnante que protege contra rayos ultravioletas) en las cuadernas. Construcción de una tabla de uso en el generador, en el catamarán se sigue con la instalación y reposición de piezas. A las 17.00 recibimos una llamada de Pablo González desde Viña vía Ancud, nos informa la partida del próximo relevo, será el 1º de noviembre, con posible llegada a Huinay y el día 3, vía Río Negro, nosotros transmitimos la lista de encargos. Esperábamos relevo para el sábado 29 de octubre, con esto se nos alarga 5 días más la estadía. Las frutas y verduras ya se acaban, preparamos nuestros ánimos y estómagos para carne de soya, arroz y choritos.

Martes 25 de octubre

Amanece con nubes altas. Durante el desayuno Marcos nos informa que irá con don Nano, Jaime, Oscar y Claudia a Vodudahue en busca de las piezas para el verduquete. Los demás trabajamos en el taller de las faenas de cepillado de cuadernas laminadas, cubrimiento del castillo de alerce con plástico y construcción de un castillo para entablado en puente de mando. A las 18.30, llega el grupo de Vodudahue. Por la tarde, después de las faenas, Marcelo es invitado a tomar donde los Villarroel, (asado de vaquilla), el resto cenamos en Apollinaire.

- Del viaje a Vodudahue – Salida a las 9.45 desde sala Apollinaire, una hora de viaje en bote a motor, comienza a llover en el camino, entramos al río con marea baja, por lo que el bote queda en el aserradero de don Oscar Barril. Nos internamos por el valle hasta el lugar donde están los mañíos cortados, una vez revisados, partimos en busca de Carlos Soto (45 minutos aprox.), no lo encontramos, en su casa dejamos una nota y retornamos a trabajar las maderas antes revisadas; en el lugar el clima y las fallas en la motosierra impiden el trabajo. Decidimos volver mañana.


Miércoles 26 de octubre

Amanece despejado, Marcos, Francis y Glenda se levantan a las 7.30, pues acompañan a don Nano en el viaje a Vodudahue. La partida programada para las 8.30 se atrasa en media hora. Las faenas del día son cepillado de cuadernas laminadas, levantamiento de las instalaciones de generador y represa, en el catamarán se reponen protecciones. Durante la tarde el flujo de agua en la sala Apollinaire pasa a cortarse definitivamente por la noche. A lo largo del día hay varios intentos de comunicación desde Viña hasta recibir el mensaje: “decidir la compra de dos cepillos manuales o uno eléctrico”. A las 18.45 retoma el grupo de Vodudahue.

Del viaje: Partimos a las 9.00, llegamos al aserradero y Jaime permanece en el lugar arreglando la motosierra, caminamos hacia la casa de don Carlos Soto, sin embargo éste nos esperaba en el lugar de las maderas. Tratamos y medimos las maderas cortadas y por cortar, nos sentamos a esperar a Jaime quien regresa pasadas las 15.00 sin motosierra. Para aprovechar la tarde tratamos de arrendar una motosierra la que por mal estado preferimos no ocupar. Emprendemos el regreso. Pensando en un próximo viaje con luna llena o nueva para que la marea nos permita llegar en bote al lugar.

Jueves 27 de octubre

El día está despejado, después del desayuno nos dirigimos al taller. Las faenas son: Cepillado de tablas para cuadernas laminadas. Don Nano hace escopiaduras en la roda para después encintar. Es colocado otro durmiente de popa. Se habilita el taller con bancos provisorios para las faenas de cepillado. Este trabajo es lento por la falla de más cepillos y garlopas. En el catamárán se sigue trabajando las protecciones. Para mejorar el suministro de agua en sala Apollinaire se cambia la toma, colocándola a 60 metros del puente de la senda. Con respecto a los cepillos, se decide la compra de uno eléctrico, además cada persona deberá traer un cepillo manual. Por la noche durante la comida se celebra con torta de manjar el cumpleaños de Claudia Jaimalís.

Viernes 28 de octubre

Nuevamente amanece totalmente despejado, tantos días sin lluvia ha provocado la sequía de los ríos donde están las tomas de agua de ambas salas. La primera faena de hoy es arreglarlas. En el taller se sigue con el cepillado y corte de cuadernas laminadas. Durante la tarde nos distraemos al ver llegar por el mar una vaquilla tirada desde el bote de Pato, luego la amarraron, mataron y faenaron frente al taller. Jaime nos invita a ver el parto de una vaca, van Marcos, Claudia, Sergio, René, Rodrigo y Cristina, por lo que se suspende la clase de construcción programada para las 19.00 horas. Oscar no va a cenar, es invitado por Pato a comer asado francés, tampoco llega, sale a pescar en bote con niños de la escuela, regresa sin nada.

Sábado 29 de octubre

Amanece despejado durante la mañana, proseguimos con las faenas de cepillado, se bajaba en el calce de los durmientes en popa. En el catamarán se hacen piezas de aluminio para las protecciones. Aprovechando el bonito día se hacen un toldo en el muelle y almorzamos afuera, sin Francisca y Francis quien nuevamente insiste en su infructuosa pesca. La tarde es destinada para mantención y arreglos de las salas. Se construye a un costado de la sala Apollinaire una terraza enripiada con niveles, quemamos basura y se pasa en limpio la bitácora. Estas faenas se realizan entre 16.00 y 19.00 horas. Antes de cena, Marcos hace una clase constructiva del barco, específicamente sobre piezas estructurales del barco.

Domingo 30 de octubre

Hoy el desayuno es temprano, estamos invitados por Jaime de paseo a las termas. Sin embargo éste nos avisa que no iremos por que pasó la Bohemia con turistas hacia allá. Debido a esto Sergio, Cristina, Marcelo, René y Rodrigo, van a la escuela. Oscar, el profesor, los invita a ir con él y los niños en los botes de don Nano y Raúl a las termas. Los demás excepto Glenda y Gaspar, decidimos ir al Tambor. Francisca y Francis piden prestado el bote chico a doña Zulema y a Jaime. Como hoy lo que más tenemos es tiempo, nos vamos a remo a pesar de tener motor. Después de una hora llegamos al Tambor. La carencia de una playa y nuestra inexperiencia complican el amarre del bote. Después de una hora de vanados y fallidos intentos lo amarramos por proa y popa a ambos lados de la caída, ésta lo empujaba hacia el mar y el oleaje lo tiraba hacia el borde quedando en un perfecto equilibrio. Subimos por las dos orillas hasta donde nos es posible, ahí almorzamos, nos bañamos y tomamos sol. A eso de las 16.00 horas bajamos y encontramos que el equilibrio “caída de agua-mar” ya no era tal, pues la marea había bajado mucho, de habernos tardado más, la caída de agua podría haber inundado el bote. Rápidamente soltamos las amarras y volvemos a Huinay con fuerte oleaje y viento en contra, decidimos ocupar el motor y no remar más. Una vez en Apollinaire 18.00 horas, el fuerte viento se transforma en tormenta. El otro grupo aún no llega, los esperamos un rato y cenamos creyendo que pasarán la noche allá esperando que calme. Gaspar queda solo en sala Apollinaire.

Lunes 31 de octubre

Después de una semana de días despejados, llueve toda la noche y amanece nublado. Durante el desayuno regresa el grupo que pasó la noche afuera con frío, hambre y sueño (no han dormido en toda la noche), nos cuentan del viaje y acuerdan con Maracos descansar sólo durante la mañana a cambio de trabajar media jornada el próximo día que es feriado. Durante el día se limpia el taller, arreglamos el polietileno del castillo de alerce y cepillamos cuadernas laminadas. Nos hemos propuesto terminar más de diez cuadernas al día, también se colocan acrílicos en el baño del aula Espora. A medio día Huinay se revoluciona con la visita de un Diputado; por primera vez, llegan botes de todas partes. Al irse deja de regalo dos botellas de pisco. Don Nano y la gente de Huinay las comparten con nosotros en el taller antes de almuerzo. A las 19.00 horas vamos a Espora a una clase constructiva de la embarcación. Hoy, doña Zulema conversa con Francisca y le dice que a este ritmo no terminaremos el casco para Enero, sino en Abril o Mayo, además se queja que “Don Boris” se sigue corriendo con la plata del arriendo de la motosierra.

Martes 1º de noviembre

Día de Todos los Santos, feriado. Desayunamos una hora más tarde. Parece que iremos a las termas de Porcelana, depende del tiempo y de lo que decida Jaime. En el taller Jaime nos cuenta que debe ir a Río Negro. Don Nano se ofrece a llevarnos en el Marcia. A mediodía compramos empanadas de pino en la escuela y zarpamos Claudia, Glenda, Francisca, Marcos, Francis, Oscar, Gonzalo y Marcos. A las 14 horas llegando a Porcelana una hora más tarde. Después del baño termal vamos a la casa de don Federico, el cuidador de las termas. El está interesado en hablar con nosotros sobre el generador, quiere instalar uno, queda en venir de visita uno de estos días para ver el funcionamiento, toma e instalación del generador. También nos cuenta que en enero cosecha frutas y verduras, ésta sería una posibilidad de abastecimiento durante el verano. A las 18.30 volvemos a Huinay y con mucha lluvia y frío, llegamos una hora y media más tarde, muy mojados, cenamos y “agotados” nos dirigimos a dormir. Los demás por la mañana trabajan en el taller y por la tarde visitan la escuela. Por la mañana nos enteramos por el profesor, que Francisca y Lorena, que ganaron un premio en el concurso de diseño Masisa (parece que el primero).

Terminamos de cepillar las tablas que nos correspondían y al término de las faenas participamos en la construcción de una balsa, ésta con motivo de celebrar un acto de despedida del grupo conformado por Francisca, Glenda, Claudia, Marcos, Francis, Gonzalo y Oscar. Este acto aparece a la luz de desvelar un nombre para los que partirán.

La balsa parte por la búsqueda de un cuerpo que flotara en el mar para señalarlos desde él mismo en lo que estamos inmersos: un valle de agua; y que justamente desde ahí, mencionáramos lo más propio de la tierra, el fuego. Probamos la balsa, y la superficie nos queda razante con el agua. Se tenía lo mínimo para intentar prender fuego dentro del agua.

Miércoles 2 de noviembre

Hoy es el día del acto, el cansancio cada día nos vence en algún grado, el asumir un cuestionamiento acerca del ritmo de trabajo del colono y el de nosotros, un taller que no conforma; su esencia nos hace asumir una responsabilidad de mostrarnos en qué estamos e indirectamente dar una nueva partida. Una nueva partida con la relevancia y con la apertura que tiene el acto en sí, la libertad de asumir la poesía y en lo que estamos. Lo que pensamos sobre el acto: ir a buscarlos en la noche para sacarlos del sueño leer en voz alta un escrito hecho a propósito de una conversación sobre el fuego y el agua traerlos a lo largo de la senda y construir siete estaciones luminosas en donde se leería algo sobre su presencia en esta travesía terminaríamos encendiendo fuego a la balsa para arrojarla desde el muelle construimos: chonchones, antorchas, vestimenta, maquillaje y lo básico para comer /vino,agua y harina/

Lo que sucedió: vamos a Espora ya oscura, los encontramos dormitando, sorpresa servimos el pan y el vino y se explica la invitación del acto del ayuno esta comida es el inicio y el acto se extenderá hasta el desayuno proponía hacer desaparecer el banquete como festejo y celebrar nuestra realidad en travesía

donde habitar lo original fuego y agua tensión entre lo lleno y lo vacío que produce desde su centro emerge y sumerge en el mar se ubica una llegada, un barco virtual reunión de todos los tonos en un solo ser reunión de todos los colores en un solo ser reunión de todos los sonidos en un solo ser nómade traspasemos el límite o borde festejemos la prolongación, festejemos la estancia, pasemos a festejar el festín de los muertos unión fuego y agua: la puesta de sol mezcla, total, señal, opuesto, sin posibilidad de raíz. Purificación mostrar, mostrándonos no hay hombre sin festejo ¿qué podría mezclar el fuego y el agua? tiempo, emerjamos dentro de su total sueño.

Jueves 3 de noviembre

Amanecemos con un desayuno construido por todos los que permanecemos en Apollinaire. Como parte del acto, a cada uno de los que parten.

Marcelo Araya Glenda Monforte

Susurro de la valentía para conocerse a uno mismo.

Gaspar Arenas Claudia Jaimalís

Cifrar y descifrar.

Rodrigo González Francis Raab

Cometa ¿cuál es la velocidad?
Acción sin lugar.

Sergio Núñez Marcos García

Fineza, realidad, punto.

René Perea Gonzalo Cárdenas

Navegante de extraño mar.

Cristina Ariztía Francisca Raab

La tierra quita lo que el paso murmura
Oscar Iriani 
Cae en el fondo de ti mismo
Cae en el abismo.

Finaliza el acto de partida – llegada, en un forzado ambiente de festejo. Luego los arreglos y encargos, cartas y recados, preparativos para el regreso. La partida y arribo de nuevos compañeros: Claudio Molina, Andrés Lagunas, Francisco Casas, Hernán Martínez, Camilo Cruz, Mauricio Acevedo, Jaime Reyes. Rápidamente nos encontramos en el intercambio de experiencias y noticias. Lamentamos la muerte de Claudio Girola, hace dos semanas, para nosotros fue hoy. Tarde de acomodos y acuerdos para luego cenar y dispersarnos a lo largo de Apollinaire en las más variadas conversaciones. La muerte no tiene tiempo – siempre está. Siempre el festín de los muertos.

A las doce horas salimos de Río Negro, está nublado y cae una lluvia leve. La pasada de Quintupeu está muy mala, grandes olas, sin embargo todos duermen bajo cubierta. Arribamos a Huinay a las 3 de la tarde, grandes abrazos y saludos con los compañeros que nos reciben en el muelle de Apollinaire. La tripulación de la Antupirén no desea almorzar junto a nosotros, prefieren volver inmediatamente, no hay tiempo para mayores instrucciones. Se van Francis Raab, Marcos García, Francisca Raab, Claudia Jaimalís, Glenda Monforte, Oscar Iriani y Gonzalo Cárdenas. (Todos muy bronceados, lo que nos deja una esperanza de sol). Llegan Francisco Casas, Hernán Martínez, Andrés Lagunas, Camilo Cruz, Claudio Molina, Mauricio Acevedo y Jaime Reyes. Comienza a llover con ganas, ocupamos el resto del día en acomodar lo que llega. Básicamente fruta y verdura, traemos algunas herramientas incluido un cepillo eléctrico, piedras de asentar, brocas de metal, clavos. El grupo recién llegado se instala en el aula Espora con un bote prestado. Hemos organizado la composición de los nuevos grupos de cocina y los que se encargarán de cada una de las partidas.

(El plan avance que traíamos desde Viña incluía colocar el verduguete y los guardamuelles y guardaplayas, pero ninguna de esas maderas está en Huinay, hay que traerlas desde Vodudahue para lo que se necesita buen tiempo. Tampoco están los coigües para las cuadernas laminadas de proa para lo que se necesita aparte de ir a Vodudahue, la motosierra grande que la Sra. Zulema no prestará a menos que se le paguen $ 100.000.- de un arriendo anterior).

Viernes cuatro de noviembre

Amanece lloviendo y desayunamos a las ocho. Al llegar al taller constatamos que las faenas de la embarcación van bastante atrasadas con respecto a los planos que traíamos desde Viña. Nos abocamos a las siguientes faenas. Construcción de una caseta de cocimiento de la madera. Techar con malla rachel la sala Apollinaire, cepillar el sinfín de tablas que faltan. Antes de la cena comienza la lectura del poema “la rima del viejo navegante” de S.T. Coleridge. La coversación que sigue es la continuación de la noche anterior, son noticias y novedades. También se habla del ritmo que lleva la embarcación, del trato con don Nano y Jaime, del ritmo que debiésemos imponer. Ha llovido durante todo el día, nos acostamos relativamente temprano.

Sábado cinco de noviembre

Amanece lloviendo con fuerza, tal como durante toda la noche. Desayunamos temprano y nos vamos al taller. Don Nano ha modificado considerablemente la curva de la borda en proa y dice que para rectificarla en forma definitiva debe haber buen tiempo. Araya y Núñez acompañan a Jaime G., a buscar e ltepú necesario para el cocimiento de la madera específicamente de las cintas que faltan para conformar la proa y colocar las cuadernas laminadas, las nativas ya no sirven debido a la modificación de las curvas. Se va al monte a buscar las varas de la caseta y se cepilla con cinco cepillos más el eléctrico que funciona perfectamente. Acaba el techado de Apollinaire, se ha colocado doble malla sobre la cocina y se ha techado la plaza contigua a la sala. Durante el almuerzo continúa la lectura del poema de Coleridge, y surge una pequeña conversación en torno a los hechos que éste narra. La tarde la ocupamos en hacer la mantención de ambas salas, se ordenan sus entradas, la cocina de Apollinaire, y se aplica cera en ambos lugares. Acordamos el desayuno para las 9 de la mañana y así aprovechar el domingo. Ha llovido durante todo el día, la mayoría se queda en Apollinaire conversando.

Domingo seis de noviembre

A la hora del desayuno se produce una fuerte discusión con respecto al cumplimiento de los horarios. Los ánimos se tensan bastante, desayunamos en medio de una desagradable situación, pero luego se conversa y se aclaran varios puntos, se piden las disculpas correspondientes y todo bien nuevamente. Hemos acordado no hacer almuerzo y cenar temprano. Estamos invitados a la escuela a ver una obra de teatro y a comer empanadas de carne (a $ 50.- c/u). La obra es de los alumnos de 3º básico y está basada en el encuentro entre los españoles y el mundo indígena de América, asisten también los apoderados de los niños. Como está lloviendo no hay fútbol. Para la cena se produce una nueva descordinación y comemos más tarde de lo previsto. Nos acostamos temprano, luego de leer la última parte del poema de S.T. Coleridge.

(Hernán Martínez se vuelve a Viña debido a una insolucionable molestia en una muela que lo tiene prácticamente sin habla. Viaja vía Río Negro, lleva cartas y una lista de pedidos. Jaime González irá a Puerto Montt a buscar su motosierra. El catamarán que estaba inutilizado por fallas y que no se podía usar para labores diarias se arregla en un 2 x 3 a la hora de los paseos).

Lunes diesiciete de noviembre

Ha llovido toda la noche y amanece tal cual. En el taller continuamos con el cepillado masivo de tablones pero el ritmo parece estar muy relajado. Don Nano aparece y desaparece, no tiene una presencia contínua, nosotros ocupamos casi todo el taller y hay que decir que esta ocupación sin rigor produce bastante desorden tanto en las herramientas como en los desplazamientos y labores generales. Se finaliza con las varas de la caseta, se descortezan y se colocan los pilares diagonales y las vigas-techo. (Se coloca y empota el tubo de cocimiento). A través de la radio de la escuela tenemos una comunicación directa con Pablo González, en Viña, nos informa que el grupo que debía arribar alrededor del día 15 lo hará el miércoles nueve, es decir, pasado mañana. Vienen en la Morel desde Puerto Montt. Marcos García, Claudia Jaimalís y Daniel Oliva llegarán más tarde el día 19, vía Río Negro, por lo que habrá que ir a buscarlos. Hernán Martínez no alcanzará a llegar con nuestra lista de encargo por lo que dichas cosas vendrán con Marcos G. El grupo que regresará lo hará vía Castro, deben llevarse 6 balones de gas y recuperar un cheque de garantía. Comienzan algunos preparativos para la partida y llegada de compañeros, sobre todo desde el punto de vista del pensamiento. Los que se van ya comienzan a poner sus cabezas, sus mentes, en Viña. Ha llovido durante todo el día.

Martes ocho de noviembre

Amanece despejado. Tendremos sol bueno. Hoy día el grupo que parte dispondrá de una tarde de contemplación, luego de una mañana de trabajo. Acordamos que expondrán algunas de sus observaciones después de la cena para que su estudio sea por todos, para que el cuerpo múltiple y común reciba lo estudiado y se haga parte activa en él. Ocuparemos esa mañana en el empedrado de la caseta, son bastantes piedras porque el desnivel es considerable. En esta faena trabajamos todos haciendo cadenas y trasladando rocas, huevillos y piedras planas. Se deja un circunsferencia un poco más baja para recibir el fuego y se improvisa un escalón en la entrada. Queda acabado. Faltan las latas para techos y paredes que vienen con M. García, y la colocación del tambor de 200 litros con las coplas que trasladan el vapor hacia el tubo. Mientras esto hacíamos don Nano rectificó la curva de la cinta de proa. Ha necesitado siete días para soltar unas prensas y mover dos tablas unos cuantos centímetros. Durante el almuerzo se lee un fragmento de “Hiperión” de F. Hölderlin. Les pedimos a quienes se van, que durante su tarde de ocio aprovechen el buen tiempo y tomen fotos a la cruz que signa el lugar de la desaparición de don Checho. Durante la tarde se hace el levantamiento con la rectificación de don Nano, se mide y se traspasa a los planos para ser enviados a Viña. Verificamos que la curva provocará trastornos en varias partes de la embarcación. Continúa el trozado del tepú para dejarlo a punto para el fuego, pero a medida que vamos partiéndolo, va siendo ocupado tanto por los geólogos como por las mujeres de diferentes casas. Hablamos un poco con uno de los geólogos; él tiene un primo hermano que es alumno de la escuela, nos cuenta que trabajan para la Enami y están haciendo un “muestreo” de materiales. Obtienen testigos de piedra y de los ríos, que luego analizan e informan al gobierno de las posibilidades de extracción, ya sea de oro o de otros metales. Tienen un equipo de lujo, 2 zodiac equipados con todo, trajes goretex, etc. Han adaptado una motosierra que con una corona saca unos cilindros perfectos de la roca. Trabajan arduamente, hacen salidas todos los días durante todo el día, con buen o mal tiempo; prácticamente no los vemos, aún así nos ponemos de acuerdo para que nos hagan una suerte de clase en que nos cuenten de esta región, desde su oficio. Luego de la cena, los que parten son invitados a Espora para un acto de despedida – ya que no se realizará la exposición, debido a que los expositores duermen -. Mientras se prepara el acto, surge su nombre ... de la ausencia, y al cabo de un buen rato de espera los invitados definitivamente no llegarán. El nombre se hace real y se decide continuar adelante con los que allí están melancolía estando soledad siempre sinceridad suerte y tempestad resuenan así en nuestros oídos en una noche lluviosa en el borde entre la selva y lo despejado.

Miércoles nueve de noviembre

Ha llovido durante la noche y amanece con lluvia. Luego del desayuno se ultiman los preparativos para el cambio de compañeros, se hacen los aseos finales y nos dirigimos a las faenas. Continuamos cepillando y se localiza un lugar adecuado para construir una segunda represa que nos permitirá aumentar las horas de electricidad los días que no llueva. A la hora de almuerzo (13 hrs.), estamos presentes sólo los que permaneceremos. A las dos de la tarde aparece la Morel y los compañeros que parten, almuerzan rápidamente y bajamos a la orilla para el desembarco, que es en dos viajes del zodiac. Arriban Francisco Gastelo, Alan Garviso, Pablo Rojas, Marcelo Castro, Mauricio Dávalos y Mauricio Guerrero. Traen alimentos para un mes, balones de gas, algunas frutas y verduras, bidones de bencina, pintura para las mesas, materiales varios. Se despiden Sergio Núñez, Cristina Ariztía, Rodrigo González, Gaspar Arenas y René Perea. Se llevan cartas y mensajes, los planos con la rectificación de don Nano, balones de gas y maderas varias. Los recién llegados se instalan en la sala Apollinaire. Araya se traslada a Espora; vienen almorzados y se dedican durante la tarde a ordenar todo lo que llega. Constatamos que la comida que había aquí no estaba sobrando como nos había dicho el grupo anterior. Debe durara hasta el día quince. Los demás vamos al taller y a trabajar en el despeje del río donde se levantará la nueva represa. El baño de Apollinaire que desde que llegamos estaba semitapado, ahora despide desagradables olores, está muy tapado, se ha roto la tapa del tambor de 200 litros y el agua sale por ahí y no por el tubo. Deberemos actuar pronto y la primera medida es no arrojar los papeles por el W.C., pues sospechamos que esa es la causa de la obstrucción. Durante la cena, conversamos de muchas cosas, sobre todo del plan de avance de la embarcación, del ritmo que llevan las faenas. El grupo recién llegado viene con la misión de construir y montar el puente de mando; con sorpresa se enteran de lo mucho que falta para que puedan realizar dicho montaje y con mayor sorpresa reciben los datos de las nuevas medidas de la manga en proa, pues con ellas el presente no cabe. Hablamos de ciertas reglas que habrán de regirnos de ciertos rigores y costumbres que debemos considerar. Restauraremos la tradición que pide al grupo de cocina regalar al resto con la limpieza extremada de alguna parte de nuestros lugares, o con la construcción de algo que haga esplender ese habitar. Deberemos cuidar celosamente la comida y las velas, la higiene de los baños, las entradas de ambas salas y sus interiores. Se trata de intentar despojarse de nuestras habituales costumbres citadinas y manifestar una intención hacia el bien común, hacia el esplendor, de lo que es de todos; por ejemplo, se piensa que toda esa concentración y esfuerzo que cada cual pone en elegir y trabajar ciertos trozos de madera para llevarlos a Viña, bien puede dirigirse hacia la cotidianeidad de nuestra vida aquí en Huinay. Son innumerables las carencias que urgen la atención de nuestro oficio como para ponernos a pensar en lo bien que quedará tal cubo de alerce o mañío convertido en lámpara o quizás qué allá en Viña. Desde hoy intentaremos dedicar las noches con rigor, a hacer taller. Tenemos una herencia y la conversación, mucho es lo que podemos aprender unos de otros. Así transcurre la cena, mientras afuera continúa lloviendo.

Jueves diez de noviembre

Amanece lloviendo, como ocurrió durante toda la noche, además tuvimos fuerte viento. El grupo que llega se dedica a la construcción de una plataforma sobre la cual, prefabricarán los paneles del puente y vuelven a tomar las medidas del encintado. Luego del desayuno ha dejado de llover y las faenas se hacen más expeditas. Una vez que se mide el encintado, se revisan los planos y se decide presentarle a don Nano una nueva curva, éste la acepta. Ahora sí cabe el puente, pues la curva ha quedado muy parecida a la original. En el río se termina con el despeje de matorrales y raíces y comienza el movimiento de tierra y de piedras para ensanchar el cauce y obtener un mayor volumen de agua acumulada. También se cortan seis varas de tres metros por 10 cms. de diámetro. Sólo uno de nosotros trabaja con don Nano en el taller, cambiándole la superficie a la cepilladora, ésta se había hundido, debido al peso de algunos palos y no estaba cepillando bien. En esto se ha estado varios días porque don Nano es extremadamente ceremonioso en cada labor y no deja que lo ayuden, él hace todo con su exasperante calma y mutismo. Algo que decir al respecto: Nos resulta muy difícil el trato con don Nano y con Jaime, no por cuestiones de personalidad o de carácter, sino por una diferencia entre nuestros lenguajes. El no comprende un simple plano y no puede ver una forma en ellos, tiene la forma de los cascos en su cabeza, acostumbrada a trabajar sin proyectar nada, simplemente él actúa en base a cálculos que le da la experiencia con el trato de la madera y con el mar. Su perfección consiste en una prodigiosa habilidad en el uso de las herramientas y los materiales implicados en una embarcación, pero carece de la capacidad de explicar o transmitir esos conocimientos, no puede o no sabe dar órdenes, delegar tareas u organizar un trabajo en equipo; todo lo hace él a su ritmo, que para nosotros es lento y un tanto desesperante. Hay que decir que somos muy desordenados y no tenemos un rigor en el uso del taller, se nos produce una distancia y quedamos casi ajenos a la obra. Los colonos además no trabajan con lluvia, lo que en este clima equivale a esperar demasiado. Durante la cena se conversa esta situación por enésima vez, insistimos en que debemos presionar para que las labores se realicen, pero desconocemos el método. En un momento creemos que es necesario tomar una faena y realizarla como creamos mejor. Cuando don Nano ve que lo estamos haciendo mal, se acerca y nos corrige, caemos en la cuenta de que las decisiones debemos tomarlas nosotros y presentárselas para que él diga la última palabra. Así se hizo con la cinta de proa y dio resultado. Convenimos en que es importante cambiar nuestra actitud, pero no sólo en cuanto a tomar la iniciativa, sino a favor de ver tal vez más humildes o dóciles de adquirir un modo extremadamente respetuoso, con mucho rigor en el cuidado del taller de nuestro vocabulario del amor por lo que hacemos, y así conseguir una fluidez en nuestro trabajo junto a los colonos. El grupo de cocina nos regala con unos colchones cuyo forro está impecable (lo han dado vuelta) y perfectamente forrados en mangas de polietileno.

Viernes once de noviembre

Amanece despejado y desayunamos temprano (8.00). Como siempre, hemos restaurado la costumbre de quemar la basura diariamente; el volumen que se ha acumulado es casi insoportable, ya por el olor, ya por los ratones que fueron eliminados del interior de Apollinaire, pero en Espora son asiduos visitantes nocturnos. Nos vamos a las faenas, transitamos sin trajes de agua y por las rocas. Jaime González ha regresado anoche de Puerto Montt con la motosierra grande y nos confirma que la Sra. Zumena no la cederá hasta que tenga en sus manos el dinero adeudado (que en verdad nadie tiene muy claro desde cuándo o por qué se le adeuda). El día es propicio para ir a Vodudahue a buscar la piezas que faltan – verduguete y defensas – guardamuelles y guardaplayas, además de la gambota – Ni jaime, ni don Nano tienen ganas de ir, pero ante nuestra insistencia finalmente parten. Marcelo Araya va con ellos. En Huinay se traza la curva del puente sobre la plataforma y se instala el zócalo sobre el cual se montarán los arcos del puente. Decidimos cerrar la represa y cortar el agua en Espora para evitar que se tapen tomas de agua y filtros, ante la cantidad de tierra y ramas que bajan con los movimientos de la nueva represa, que consisten en ampliar el hoyo, tanto hacia los lados como en su profundidad, movemos mucha tierra y piedras. El baño de Espora presentaba ya un desperfecto, el estanque del W.C. no se llena a pesar de estar recibiendo agua. Almorzamos sólo nueve en Apollinaire. Araya volverá en la noche, y tres compañeros asisten a un curanto donde Edith. Se piensa que esto no es conveniente desde el punto de vista de lo que es el cuerpo del taller en travesía, lo conversaremos en la noche. Durante la tarde se repiten las faenas mencionadas arriba. A la hora de la cena están ausentes otros dos compañeros, por lo que la conversación planeada no puede llevarse a cabo. Al atardecer había vuelto la lluvia y ya de oscurecida llegan los que andaban en Vodudahue muy mojados y con mucha hambre. Recogen a tres de nosotros en Apollinaire y nos dirigimos al taller a descargar los palos. El bote de Jaime viene muy cargado, la gambota atravesada de babor a estribor en popa sobresaliendo por ambas bordas, verduguete y defensas en el largo del bote, dos por las bordas y dos por el centro entrando en la cabina. Estos cuatro miden algo más de siete metros, todos son pesadísimos, subimos todos menos la gambota que queda amarrada al ancla del bote en la playa. Cuando volvemos a Apollinaire, algunos duermen y algunos han regresado a Espora, mientras Araya se alimenta,y recupera el calor del cuerpo, nos cuenta del viaje, de cómo se sacaron los palos, que don Carlos Soto aún no ha bajado los coigües, que serán las cuadernas laminadas de proa por falta de bueyes, que él avisará por radio a la escuela, probablemente el jueves. Cuenta también de un choque con una roca mientras bajaban el río, del movimiento peligroso del bote y de cómo y por qué se cargan así los pesos, la mayoría del peso va en popa de manera que si la embarcación choca y se frena mientras baja el río, la corriente no la gire tan fácilmente; girarse significa quedar atravesada en el cauce, es un volcamiento seguro. (El grupo de cocina construye un nuevo sistema para sujetar los colchones a la pared) Esperamos que amaine un poco y volvemos a Espora. Sábado doce de noviembre

Amanece lloviendo. En la noche tuvimos fuertísimos vientos. Durante el desayuno nos detenemos a reflexionar un instante. Se lee la pág. 115 de Amereida y conversamos acerca de la situación del día anterior, de cómo debemos ser otros para que nuestra íntima fidelidad se renueve y tomamos partido a favor de lo múltiple y no de lo uno. Se trata de construirnos ese cuerpo común que nos permite hacer el arte. En el fondo se trata de desprendernos de nosotros mismos en pos de lo de todos, y eso implica respetar con todas las fuerzas las instancias en que nos reunimos a hacer confluir la vida, el trabajo y el estudio. Como se nos hace tarde, postergamos la conversación para la noche y nos vamos al taller. (Se miden las piezas llegadas y se comienza a planificar su colocación cuidando de las plataformas plegables). Se inicia la proyección de las curvas de los arcos del puente en polietileno y el grupo de la represa acompaña al Pato G. a buscar los palos para construirla ya que no es conveniente sacar tablones de la embarcación que están en los castillos. A media mañana deja de llover, almorzamos con visibles y rápidos cambios en la luminosidad de la sala, de pronto hay que entrecerrar los ojos por el brillo y luego se torna todo penumbroso. Son las nubes que se cruzan delante del sol. Durante la tarde nos dedicaremos a faenas que urgen, pero sólo durante dos horas, pues a las cinco de la tarde nos juntaremos todo el grupo a recuperar el muelle. Se arregla el baño de Espora, la falla estaba en el tapón del estanque que se había curvado, se devuelve a su forma original con calor, se limpian y lavan nuestros porta......., se les hacen nuevas manillas a los que las han perdido. Se construye un lugar para colocar el motor del catamarán que hasta ahora se guardaba en el suelo, se construye en Apollinaire un receptáculo para los papeles del baño, se aserran la mitad de los palos para la represa, se destapa el baño de Apollinaire, labor indeseable, por lo que se hace un sorteo para designar a los afortunados. Esta labor es la siguiente. Se hizo un corte en forma de cuña al final del tubo que desagua en la playa, constatamos que son los papeles los que tienen obstruido el desagüe. Con un palo removemos hacia el interior del tubo, hemos colocado peso sobre la tapa rota del tambor y comenzamos a tirar repetidas veces, la cadena comienza a acumularse la presión, el tambor se filtra y lo que antes eran caídas de agua ahora son chorros por el aire. De pronto la presión se hace insostenible y el tubo se destapa de golpe, brotando por la cuña una cantidad considerable de “materia”, eran definitivamente los papeles el problema. Luego baldeamos repetidas veces la zona inundada y rezamos porque llueva luego. Luego entre todos nos abocamos al muelle, se aploman los marcos, se clavan los palos sueltos y unas nuevas diagonales y refuerzos. Se colocan piedras en las bases, decidimos no intentar reconstruir los ejes originales por ser faena de varios días. Optamos por mantener una suerte de curva que han provocado las altas mareas y dejar el muelle apto para cualquier desembarco.

En el cielo se turna el sol con las nubes. Cerramos para luego continuar con nuestra conversación pendiente. Leemos las págs. 113, 114 y 115 de Amereida. Se plantea un dilema, por qué no estamos constituyéndonos como un verdadero taller en travesía. Hay hechos como los de ayer que lo demuestran. Faltar a las comidas tiende a disgregar el ámbito vital y necesario para que surja lo extraordinario que estar aquí. Alguien repara en que al no estar funcionando a buen ritmo las labores de la embarcación, nosotros quedamos suspendidos en una incertidumbre que pesa mucho, que es difícil dejar de sentirnos aislados. También decimos que aún cuando estamos aquí en pos de una obra, el sólo hecho de trabajar no nos alcanza para consumar la esencia de nuestra empresa, porque si fuera por sólo la obra, bien podríamos hacerla en Viña. Hay, evidentemente, otra cosa que nos sostiene y esto es, las indicaciones de la poesía, pues ella es la coordenada que se introduce para que nuestro obrar esplenda hacia una magnífica santidad. Todos los presentes están aquí por segunda vez en el año. Hablamos del cambio producido en las vidas de cada cual. Luego de la primera instancia, de cómo aprendimos a vivir con poco y de cómo la ciudad y sus circunstancias nos empujan a cosas que no son las importantes. Decimos que por todo esto, es menester trabajar rigurosamente en nuestras mentes y almas para conseguir conformarnos en la oportunidad única y extraordinaria que es una travesía y que nuestra voluntad y arrojo ha de jugarse por la construcción de estos distingos. Luego de la conversación que abarcó muchos otros tópicos, nos dispersamos, unos van a Espora, otros a la escuela, y otros juegan ataque en Apollinaire. Los cocineros nos han obsequiado con una cocina a leña que parece nueva de tanto blanco.

Domingo trece de noviembre

Amanece parcialmente nublado, desayunamos a las diez como se ha acordado. El desayuno es largo y conversado. No tendremos almuerzo según una costumbre que viene de otros grupos. El grupo se dispersa, se va en el catamarán a dejar un quintal de harina a Edith. A las 15.30 estamos ya en la cancha. Comienza el partido. En un momento ellos ganan holgadamente por 4 goles, entonces en una reacción espectacular empatamos el marcador. Justo en este instante se produce una situación difícil. Jaime González se “pica” violentamente por el empate, comienza a acusarnos de “mujercitas”, de tramposos y logra que todo su equipo entre en su ánimo. Les recomienda a todos poner el pie firme, lo que se traduce en golpes y rudeza excesiva. Los ánimos se calientan, incluso el Pato le increpa a Jaime su actitud y nos defiende el partido, acaba con ventaja para ellos, con nuestro equipo muy disminuido. Nos juntamos a cenar a las nueve de la noche, es una cena conversada, pero estamos muy cansados, sobre todo los que jugaron fútbol. A las once de la noche ya estamos acostados. A la hora de la cena volvió la lluvia y al parecer no se detendrá.

Lunes catorce de noviembre

Amanece lloviendo, cada vez desayunamos en el filo de la hora. Todos reservan hasta el último segundo posible en cama, excepto Araya, que todos los días se levanta alrededor de las 7.00 de la mañana. En el taller comienza el trabajo en el verduguete, que ha llegado dimensionado, diferente a nuestros requerimientos. En lugar de 6”x, es de 6”x, lo que implica reestudiar los empotramientos de las plataformas. Se observan los planos, se toman medidas. Don Nano continúa preparando sus cintas. Se cepillan los cantos de las tablas que conformarán el muro de la represa, se dimensionan los que faltan. Para el puente se dimensionan las piezas de los empates con plantillas de lata, ha comenzado la prefabricación de los arcos. Desde Viña la instrucción era usar el tenío o tineo sobrante del entablado del casco, pero suceden dos cosas, no sobran tablones y esta madera es usada sólo en la obra viva del casco, porque al contacto con el sol se tuercen y curvan. Una tabla recogida afuera del taller lo atestigua a la perfección. Se decide usar mañío, eligiendo los peores tablones para no restarle demasiado al entablado del casco, entonces sucede que al cortar estos tablones con la moto, igual se curvan. Trabajar con la madera no es cuestión que se aprenda rápidamente, hay mucho oficio de por medio. Ha llovido en forma intermitente durante todo el día. En la cena se lee un fragmento de el “laberinto de la soledad”, de O. Paz. Nos acostamos relativamente temprano.

(En la cocina tenemos un horno completamente impecable. Se van los geólogos).

Martes quince de noviembre

Amanece con nubes altas, podría despejarse. Nos vamos al taller con esperanza. Se trabajan varios palos del berduguete. Hay uno que podría quedar listo hoy. Don Nano lentamente cepilla los listones del encintado. En la represa: colocamos las lienzas que determinan el lugar del muro y se excava en las paredes verticales para empotrar el entablado. El clima está extraño y cambiante, en pocos minutos va desde el sol a la lluvia. Los vientos van en todas direcciones e intensidades, también truenos y relámpagos. A media tarde, cuando el sol parecía estar imponiéndose, surge sorpresivamente un viento sur impresionante, parece que todo saldrá volando. Trae nubes cargadísimas con agua y granizos, estamos en medio de un temporal de proporciones, entonces en medio minuto se calma absolutamente, aparece el sol y dos arco iris en el monte. Estos mares nos advierten constantemente el extremo rigor de su naturaleza. Aguardamos toda la tarde una programada comunicación con Viña vía Ancud, pero ésta no se produce y confiamos en realizarla mañana. Uno de los segmentos del berduguete queda listo para entrar al cocimiento y es colocada la primera tabla de la represa. Don Nano ha puesto una segunda cinta en la proa. Durante la cena se lee otro fragmento del libro de O. Paz. Ya no llueve y tenemos una clara noche de luna llena. Hace un poco más de frío, constatamos que en el taller hay una efervescente actividad que comienza después de nuestra jornada y acaba ya muy avanzada la noche. Los colonos trabajan en labores particulares, en parte es correcto y en parte no, porque luego nos achacan a nosotros el desgaste de las herramientas y sobre todo el consumo de nuestra bencina.

Miércoles dieciséis de noviembre

Amanece despejado con unas pocas nubes. Durante el desayuno convenimos en que el regalo de este grupo de cocina, nos regale con el re-pintado de nuestras mesas, para aprovechar que se sequen con el sol. Don Nano va acabando las cintas de proa, esto nos permitirá pronto comenzar con esas cuadernas laminadas. Arriba en la represa comienza la colocación de los pilares que sostendrán el muro. A media mañana se produce el llamado desde Viña, pero no es vía Ancud, sino por Río Negro. La comunicación es que ha llamado Pablo González, requiere nuestra lista de pedidos y la confirmación del viaje del día sábado 19. Todo eso se lo entregamos a la secretaria de la Municipalidad. Ella intenta llamar a la escuela, pero el teléfono marca siempre ocupado. Se decide continuar después de almuerzo. El sol está radiante sobre el cielo y almorzamos afuera, en la plaza antigua a Apollinaire. Luego todos se estiran al abrigo de una agradable temperatura. Acevedo realiza un viaje nuevo entre Espora y Apollinaire, nadando. Lagunas, pesca desde el muelle. En el primer lanzamiento obtiene uno que se le escapa cuando ya lo tomaba. Luego se le escapó también la suerte. Durante la tarde se reanuda la comunicación con Viña. Esta vez Pablo González está al teléfono. El puede oírnos claramente en la radio, no así nosotros a él. Le contamos algunas cosas y se le transmite nuestra lista. Sus respuestas nos llegan en la voz de Sandra, la secretaria de la Municipalidad. Se confirma el viaje de Marcos García para el día previsto. En el trabajo del puente han avanzado. Comienzan a aparecer palos que ya tienen forma de partes y piezas. En la represa quedan instalados bien firmes los pilares. Desde Viña nos han dicho que la represa debe estar 50 mts. más debajo de la ubicación actual, pero ya es tarde, cambiarla significaría perder muchos días de trabajo.

(Marcelo Castro amanece con 38 _ de fiebre y se le administra un golpe antibiótico)

Ha quedado listo un segmento del berduguete y dos a punto. Hemos cambiado en el interior del taller tablas secas por mojadas. Son las tablas de las cuadernas laminadas, las 80 que hay de las 200 que se necesitan. Durante la cena se lee un fragmento y el prefacio del “Hipesión” de Hölderlin. Nos acostamos tarde. La noche no es común, la luna ya no puede estar más grande y no hay una sola nube en el cielo.

Jueves diecisiete de noviembre

Amanece completamente despejado, tendremos un día de calor. En estos días todo el mundo transita por las rocas. La senda queda prácticamente abandonada y es curioso, porque es precisamente cuando más seca y menos incómoda se encuentra. Nos dirigimos a nuestras labores. Castro, ha amanecido sin fiebre y aún cuando él desea ir a trabajar le recomendamos que se quede en Apollinaire y se cuide durante este día.

Don Nano continúa su lenta labor. Tres de nosotros van en el Libra con Jaime González a barranco colorado a buscar los palos de los guardaplayas. Molina, Araya y Gastelo, éste último lleva además la misión de traer unos palos curvos para los arcos del puente de mando. En la represa comienza la colocación del muro de tablas y la construcción de la tapa de la compuerta. Con satisfacción observamos que ésta sella bastante bien. Después de almuerzo todos al sol, algunos se bañan en el muelle. Casas, ha pescado su primer róbalo, y lo ha disfrutado durante el almuerzo. A media tarde regresa el bote, traen dos palos de seis metros, muy pesados. Gastelo no ha encontrado las maderas que buscaba. Todos muy hambrientos. Durante la tarde se enconta la proa y se hacen matrices para las cuadernas doce y trece. En la represa queda instalado el muro con la sorpresa de que los tablones se han curvado desde que los cortamos. El grupo de cocina ha pintado la mesa del poema. Hoy cenamos sobre mesas verdaderamente blancas. Cada objeto sobre ellas queda suspendido. No habíamos caído en la cuenta de lo sucias que estaban hasta ahora. Nos acostamos bajo una luna espectacular.

Viernes dieciocho de noviembre

Amanece un día radiante. Es el tercero consecutivo. Parte una nueva expedición a barranco colorado, esta vez Molina y Lagunas. Don Nano realiza unos tablones guías para laminar, se cortan y cepillan dos de seis en total. En la represa colocamos los puntales y sus empotramientos. Cerramos los huecos dejados por las curvas de las tablas con sargentos y palancas, pero cometimos un error vital, dejamos todo el día al sol la tabla de la compuerta y cuando la queremos probar ya tiene curvas en todos los sentidos. Es lamentable porque esa tabla era el mesón de la cepilladora, será difícil encontrar otra como ésa. Los que fueron al frente por los palos, vuelven temprano. Se ha cortado la cadena de la motosierra y no traen ningún palo, aunque han quedado dos listos para traerse. En la tarde el grupo del puente van a un bosque de ciruelillo que está un poco más al sur de Apollinaire, arriba en el cerro. Ya ayer habían estado ahí buscando sus palos curvos, pero hoy llevan la motosierra y los bajan. Llegan mojados y con mucho barro encima. Casas, ha conseguido tres róbalos, los que se convierten en un excelente caldillo para la cena. Acompañado de un pebre hecho por Araya, con especies que consiguió en un trueque por jaleas en polvo. Ha sido un día cansador. Tal vez sea verdad que el sol agote más que la lluvia, además algunos ya presentan en la piel la evidencia de la falta de ozono en estas regiones. Nos acostamos temprano pero antes cada grupo elabora un informe para llevar a Viña sobre las faenas que se realizan. Algunos escriben cartas que llevará Jaime Reyes, quien se va mañana a las siete de la mañana.

Sábado diecinueve de noviembre

Siete y media, día que amanece con sol y frío por la mañana. Hoy, Jaime Reyes parte temprano, sin despertar al resto de los ocupantes de Espora. Parte con Jaime González en el “Libra”, que a su vez retomará en la tarde con Marcos García y otros integrantes para esta segunda quincena de Noviembre. Parte también con cartas y noticias para Viña. Se han agregado informes con las distintas faenas realizadas, para Boris Ivelic y la gente que trabaja en Viña; el avance de la obra y lo por venir se detalla para que cobre una dimensión de realidad en el tiempo, pues la comunicación no es fluida y el equívoco ha acompañado más de algún envío de materiales. En Espora se aprovecha para dormir algo más de ella de la hora del desayuno. Luego se parte en busca de una red, facilitada por Jaime y que se ha dejado toda la noche en el juego con lo invisible, como lo llamará Balcells en su carta del Mar Nuevo. El ímpetu de la acción realizada por la noche se premiará con 15 peces que se compartirían luego con la familia de Jaime. Se retoman las faenas del taller en el mediodía de trabajo, en las faenas del cepillado de tablas para el encintado de proa. En la represa, se trabaja en la terminación de la compuerta, a la que se agrega parte de un neumático, que abierto servirá para el sellado de ésta, impidiendo en lo posible la filtración de agua en el mecanismo de cierre y abertura. También se parte a buscar madera para tablas en el muro de la represa, en esta labor nos acompañará Pato, que “indirectamente” se ve beneficiado con nuestra labor. Las faenas en el puente de mando consisten en la confección de plantillas para el trazado de éste., estas faenas se realizan a un costado de la proa de la Embarcación. Durante la tarde se realizan algunas de las faenas de mantención programadas antes de la partida de Reyes, y que quedan a cargo de Alan Garviso. En Espora se intenta reparar la toma de agua sin resultados positivos; las faenas de limpieza y ensanchamiento del hoyo de la segunda represa, han deslizado tierra y otros elementos que terminaron bloqueando parte de la tubería que trae el agua para este baño. Esto significa otros días más, en que éste queda inutilizado y una sobre-ocupación del de Apollinaire, que conlleva más de algún problema. También se ordena, barre y acondiciona el mobiliario de Espora, quedando a la tarde unos colchones re-plastificados que los hace aparecer como nuevos.

(Marcelo Araya construye en alambre, con la abstracción de la mandíbula de un pez, un modelo para el ............ de ............. y detalla en dibujos su accionar).

Parece ser que éste será el último día de sol, después de casi 10 días de espléndido tiempo; a partir de la tarde comienza a soplar un suave viento norte que nos anuncia que Huinay posee su propio modo, frente al verano y a la primavera.

A las 7 y cuarto, aparece el Libra por el fiordo; en él aparecen las figuras de Marcos García, Claudia Jaimalís y Daniel Oliva, el último integrante del grupo C, que traen noticias de Viña, informaciones y materiales para la obra. Agregan a esto cartas y encomiendas personales de las cuales el mayor beneficiado es Acevedo, quien recibe gran número de ellas, sumadas a una tarjeta de Navidad ante la incertidumbre de su fecha de regreso. Nos juntamos a la cena, en que se da cuenta a Marcos García del estado de las faenas y de las aprehensiones que se tienen en torno al avance, que se nos aparece como lento, de las labores. Se intercambian puntos de vista y se saca en concreto que gran parte depende del ritmo que nosotros mismos nos hemos y que debemos de traspasar con acciones a los colonos. Para que de éstos surjan los encargos y requerimientos, para el avance de las piezas faltantes. Nos retiramos temprano, no sin antes quedar en la asistencia al curanto de la escuela, con un aporte de quinientos pesos por persona y la participación en su preparación.

Domingo 20 de noviembre

Amanece despejado y un sol que aunque escondido tras las cumbres nos anuncia radiante su compañía para el resto del día. El desayuno, por ser domingo es tarde, alcanzando casi las once de la mañana, y ésta transcurre rápida repartida en las faenas de orden y alguno que otro baño matinal, que cobra en cada uno tiempo casi ceremonial. No faltan también aquéllos que dedican parte de la mañana y del mediodía a recuperar sueño, aprovechando que hoy no hay almuerzo y sólo se ha convenido una comida abundante por la tarde. Esto en virtud del deseo general de aprovechar la tarde de modo especial, algunos en intrépidas excursiones a la cumbre más alta, que de paso les ha significado una levantada tempranera, otros en afanes de pesca; en fin, se busca darse un tiempo propio dentro de la continuidad que llevan los horarios y tareas dentro de la semana. Pero el acontecimiento que centra la atención del día, es el curanto que se efectuará en la Escuela y que ha significado algunas faenas en la semana, como la extracción de 3 sacos de choritos y de magníficas cholgas por parte de niños de la Escuela, labor en la que hasta Don Nano tendría una participación inesperada. Además con la recolección del dinero se ha podido encargar a Río Negro lo necesario y faltante – indispensable – para un curanto chilote que se precie de tal – vino y cosas para un buen pebre -. Finalmente se envió el sábado anterior a Rigoberto, un alumno de la Escuela, ha realizar las compras pertinentes y su regreso se produjo en el mismo bote que trajera a Marcos y su comitiva. Se conviene el inicio alrededor de las tres. Para lo cual ya en la Escuela se prepara un hoyo y se prende fuego hasta que éste llega al estado de una cama de carbones calientes, luego se coloca una suerte de manto de hojas y ramas que reciben las tres bolsas de mariscos frescos que al calor, empiezan a abrirse y a despedir un aroma que abre los apetitos e invita a refrescarlos con una dosis del blanco (de una viña famosa por lo desconocida). Están presentes todos los niños de la Escuela que ordenadamente comparten en grupos con los católicos, como nos llaman. Oscar y Marly, hacen las veces de anfitriones, indicando las faenas y pasos para un curanto, así como las necesarias para hacer el Milcao, esa masa de papas que aquí hace las veces del pan, a la hora de acompañar las comidas. Se inicia una pichanga en espera de la degustación, que ya se anuncia exquisita. Equipos mixtos le dan color y calor a esta tarde radiante de sol y de risas en los niños. A una vez, todos los comensales dispuestos; los niños – bandeja y fila -. Nosotros, al lado del fuego, pebre, milcao, choros y un vaso de vino, sumado a conversaciones variadas convierten la tarde en un agradable hito, dentro de estos casi quince días en Huinay. Luego de la comida, una improvisada cancha de voleibol y dos inusitadas tripletas, elevan la pelota en el patio de la Escuela. Pero el fútbol, es el deporte rey de Huinay, y no tarda en armarse el clásico partido dominguero, que en definitiva tiene que ser mixto y con mayor participación de niños, pues nosotros hemos caído vencidos al influjo de los filtradores. Lo único de lamentar, es el resentimiento de la rodilla de Marcos García, que arrastraba una dolencia anterior y que le significa dejar de jugar y un presentimiento de que esto dará para largo. Nos retiramos avanzada la tarde a Espora y Apollinaire, y luego nos damos cita para la comida, en que se comparten las experiencias del día y de aquéllos, en particular, que casi alcanzaron la cumbre y la zona de nieve de los cerros y que prometen una nueva acometida a las alturas para un próximo fin de semana. Cae la noche en Huinay y con ella avanzan a Espora unas tímidas velas que a medio andar son apagadas para que sea la noche la que guíe el regreso y de inicio al descanso de un largo día de domingo.

Lunes veintiuno de noviembre

Desde hoy se nos va el sol. Amanece nublado y cae agua a ratos. La mañana comienza también con cansancio, que parece ser general, y es entendible que el cuerpo se resista, luego del agitado Domingo que nos hemos dado. Pero aún así, y a pesar de algunos, se cumple el desayuno a la hora acordada. Se desayuna el habitual desayuno con avena, café, leche y pan, y se reparten las faenas del día; que apuntarán a lograr que los colonos entiendan nuestra urgencia y el ritmo de trabajo cobre mayor rapidez y eficacia. En esto hemos tocado con el mutismo de don Nano, que a pesar de saber las faenas, no logra delegar tareas y explicar las acciones a seguir, además de su calma inherente al clima y a sus años. En fin, se decide que será Araya el encargado de sacar la mayor cantidad de indicaciones y de los pasos a seguir, para que las faenas cobren así mayor velocidad y además de ocupar el total de manos disponibles en el taller. Los titulantes se han dado un propio plan de avance y sus faenas son completamente independientes a la del casco, sólo apuntan a verificar medidas y detalles constructivos necesarios para entender, luego el montaje del puente sobre el entablado de cubierta.

El encuentro se realiza al momento de disponer de las herramientas, tales como la motosierra; lo que hace ver la necesidad de una alternativa; (la que podría haber sido la de Doña Zulema), pero algunos inconvenientes impiden su uso, por tanto la alternativa y el ajustar los días de uso, solucionan el problema, que tampoco es motivo de detención. Una vez cortadas, se empiezan a trabajar las tablas para el muro compuerta de la represa. Disponiendo en número de 3, y afianzadas con tacos y clavos, se disponen para su traslado al monte. En el interior taller, se trabaja en las piezas del berduguete y de la gambota, por medio de la alternancia del eléctrico y de los cepillos manuales. Se conviene en rebajar lo más posible con los tradicionales torito, garlopa o cepillo a secas (y según la necesidad), para luego dar terminaciones más pulidas con el otro. La eficacia cobra velocidad.