Bienal Diseño 2016 - Primera Parte - Antonia Martínez

De Casiopea



TítuloBienal Diseño 2016 - Primera Parte - Antonia Martínez
Tipo de ProyectoProyecto de Taller, Proyecto de Curso
Palabras ClaveBienal de Diseño 2017
Período2016-2017
AsignaturaTaller Diversión del Hábito, Taller Diversión del Hábito 2016
Del CursoTaller Diversión del Hábito 2016
CarrerasDiseño, Diseño Industrial
Alumno(s)Antonia Martinez
ProfesorRicardo Lang, Manuel Toledo


Luego de finalizar el banquete de San Francisco nos abocamos a un nuevo desafío: realizar la inauguración de la 6ta Bienal de Diseño en Santiago. El tema que convoca la Bienal de este año será la “alerta” por lo que el ágape a realizarse debe seguir esta ley. De este forma se planteó utilizar tambores metálicos de 200 litros, los mismos utilizados como cocina de emergencia por el taller de Ricardo Lang, para servir almuerzos en los cerros luego del incendio de Valparaíso del 2014. Estos tambores serán la base de las estructuras de madera en las que se encontrarán los bocados y copas de vino para 200 personas, al ser un evento calculado para 2000 personas, se construirán 20 de estas estructuras modulares.

El modo de diseñar: desde la levedad, ya que esta es la manera de estar en alerta para enfrentar una catástrofe del tipo que afronta este país. A lo que me refiero, es esa capacidad de lograr construir con listones y unos cuantos tambores, una estructura capaz de servir un bocado a 2000 personas. En este especial punto se da a inicio a la pregunta que guió todos los diseños siguientes: ¿Cómo servir simultáneamente 2000 copas de vino y hacer 2000 bocados?

=TORRE ABATIBLE

El principal desafío es lograr derramar botellas de vino para todos los asistentes a la Bienal, de modo que el diseño de la estructura se restringió entre esta coordenada y la base hecha a partir de un tambor. El resultado fue una torre de larga altura con cuatro brazos , dos a cada lado y paralelos entre si, en los cuales se pondrán las 100 copas y las 12 botellas que verterán el vino. Para distribuir de mejor manera a la gente en torno a la estructura, cada brazo posee un segundo, también con copas, el cual se abate y abre con un ángulo de 90 grados, de esta forma la se aumenta el perímetro de servicio. El vínculos entre la botella y las copas, será una piscina hecha de acrílico, la cual poseerá un agujero por cada copa, de modo que el vino caerá en hileras a cada una. Para realizar esto, el taller cuenta con la ayuda de cuatro titulantes que están enfocadas en este diseño, por lo tanto el resto se enfocó, en una primera instancia a pensar y desarrollar todo lo relacionado al bocado.

EL BOCADO

El bocado consistirá en dos sándwiches de pan de miga con algún relleno aún no resuelto, como la cantidad de asistentes rodea los 2000, los cantidades de panes asciende a 4000. Dos trimestres anteriores el taller de Ricardo trabajó en el diseño de la apetencia en un sándwich, por lo que nuevamente se trabajó sobre pasos ganados previamente. El diseño de mayor certeza de aquel taller fue el de Tamara Hidalgo, quien perforó con una circunferencia la primera capa un sándwich doblado en triangulo, permitiendo visualizar el relleno en el interior del pan, el cual se encontraba estampado con dos tonalidades dividiendo el círculo en dos. Se nos encargó idear una estructura con mecanismos capaz de realizar 200 sándwiches, lo que involucra poner el relleno, doblarlos e introducirlos en el porta bocado para luego llevarlos a la torre. Todo esto, siendo lo más eficiente posible en cuanto al espacio, costo y funcionamiento.


Prototipo de mesa para montaje de sándwiches

Con mi compañero Gabriel Gascón, ideamos una mesa hecha a partir de ejes metálicos que forman una superficie sobre la cual se ubican 400 triángulos isósceles. La unión de dos de ellos forma un cuadrado del tamaño de un pan de miga el cual se ubica justamente en esta posición. Dos placas son las encargadas del corte y rellenado del pan, mientras los ejes rotan y permiten doblar el pan en forma de triángulo. A continuación se describe el proceso del hipotético funcionamiento de esta estructura.

1. En una primera instancia se ponen los 200 panes de miga encima de la superficie de doblado, cada uno sobre el cuadrado formado por los dos triángulos isósceles.

2. Una superficie hecha a partir de cuchillas y superficies de canto curvo con el tramado diseñado para llegar al resultado deseado, se posa sobre los panes y luego se presiona para cortar con las cuchillas, y generar la hendidura para el plegado con el canto curvo.

3. Luego, se monta la placa de estampado del relleno, la cual consiste en una lámina de acrílico con espacios vacíos, donde se echa el relleno y se esparce con una espátula, hasta cubrir toda la superficie. Como el sándwich será bicolor, existen espacios definidos para las dos pastas.

4. Para doblar los sándwiches los triángulos sobre los que se posa cada pan, se giran por medio de ejes metálicos legando a lo vertical y paralelo , de esta forma el pan se pliega y une, para luego deslizarse por el espacio generado entre ambos triángulos y caer de a dos a cada porta bocado ubicados en una bandeja inferior a la primera superficie de plegado.


5. Estas bandejas se pueden extraer para llevar hacia las torres y comenzar a montarlos, de manera que la mesa queda libre para una nueva elaboración de sándwiches.


De esta idea, se rescata la forma final de los dos sándwiches en el porta bocado. El mecanismo se intentó construir pero no dio buenos resultados.

Luego de esto, el taller se divide en tres: Unos encargados de la forma del sándwich: la perforación, la forma del doblado, y su posible relleno; otros, enfocados en la forma del porta bocado: el lugar de cada pan, de la copa y el segundo sabor, un chocolate. Un tercer grupo se dedicó a ayudar a las alumnas titulantes en la construcción de los prototipos de torre en los que se encontraran los bocados y vinos, enfocándose principalmente en el mecanismo que será capas de servir 2000 copas con la misma cantidad de vino sin derramar gotas. Durante este periodo, yo me enfoque en terminar las láminas informativas del acto de san Francisco, por lo que me incorporé a estas faenas al final de la semana.