Aula; Despliegue en la Amplitud Identificando Pares Coloreados; Ciclo 2, 2019

De Casiopea



TítuloAula; Despliegue en la Amplitud Identificando Pares Coloreados; Ciclo 2, 2019
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveciclo 2
AsignaturaTaller del Acto y el Vacío - Tamaño Arquitectónico del Interior: 1° Semestre 2019
Del CursoTaller del Acto y el Vacío - Tamaño Arquitectónico del Interior: 1° Semestre 2019
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Catalina Aninat
ProfesorRodrigo Saavedra, Filippa Massa

AULA Y ZÓCALO LÚDICOS, DIÁLOGO DE LOS COLORES

Percibir la Amplitud Identificando Pares Coloreados

  • Curso del Espacio 1 (borrador)
El niño pequeño buscando y encontrando la luz coloreada correspondiente a la transparencia coloreada indicada por su padre. Despliega su cuerpo y descubre la amplitud (distancia entre lo proyectante y lo proyectado) del interior.

Emplazamiento

El paseo las Salinas se encuentra entre la Playa Los Marineros y la concurrida Av. Jorge Montt (o Recta Las Salinas), la principal vía de conexión entre Viña del Mar y Reñaca, y Concón. En ese paseo es posible encontrar muchos juegos infantiles y muchas intersecciones de pequeños recorridos que conforman el total del paseo. En una de esas intersecciones y, adyacente a dos áreas lúdicas infantiles, se ha decidido emplazar el aula de los colores.

El área de emplazamiento en una pequeña esquina formada por la intersección de una entrada diagonal desde la vereda de la avenida y el recorrido principal del paseo que bordea la playa. Es un área triangular de pasto configurada por límites transparentes entre dos árboles y una marquesina. Estos tres elementos aportan un cielo que proyecta sombra que, a su vez, aporta resguardo. Sin embargo, no es un espacio cerrado ni aislado, pues la esbeltez de los árboles y la marquesina otorgan apertura visual, enmarcando la extensión en todas direcciones.

Desde este lugar se pueden ver, en un frente, el mar; y los otros dos frentes, juegos infantiles pintados de colores, lo que les da identidad espacial, o facilidad para ser identificados como elementos individuales dentro del espacio.

Proposición de un Acto para el Aula de los Colores

Como eje central, el Acto que se ha de proponer debe considerar un diálogo sobre los colores entre un niño y su apoderado. El Acto ha de partir de la base de que debe existir una conversación entre un niño y un adulto, en la que este último le enseña algo sobre los colores al primero.

A partir de lo observado (identidad espacial donada por los colores, apertura visual dada por la ebeltez) se propone el primer Acto de "El Despliegue en la Amplitud Identificando Pares coloreados". Este acto hace referencia a la idea de un diálogo-juego en que el padre le indica al niño un color en alguno de los planos del interior construido del aula, y el infante ha de buscar y encontrar el par de color correspondiente en otro plano del interior, dándose cuenta, aunque casi de inconsciente, de la amplitud del espacio. Esto último se logra ubicando los pares coloreados casi enfrentados (uno en un muro y otro en el de al frente), para que el niño parta desde el lugar donde se encuentra el adulto indicando y se mueva por el vacío amplio del aula en busca del par coloreado. Existe en este acto un aprendizaje sobre los colores pues se intenta lograr que el niño identifique correctamente el color que le muestra el apoderado. El curso del espacio número 1 viene a darle forma a ese Acto, con la cualidad adicional de la apertura al exterior para que el niño pueda, en una etapa más avanzada, mirar hacia afuera del aula y encontrar nuevos pares coloreados en el contexto (la amplitud, entonces, se percibe desde el interior hacia el exterior, y no exclusivamente en el interior).

La envolvente del vacío interior está compuesta por planos triangulares coloreados. Estos planos triangulares se hallan de a pares.
El adulto indica y el niño reconoce. El cuerpo se mueve ocupando la amplitud en busca de los colores.
Primer polígono de relaciones.


  • Luces Coloreadas
Curso del Espacio, Aula y Zócalo Lúdicos (2), Cataninat, Ciclo 2, 2019.JPG

Para que el Aula de los Colores no quede ajena a su contexto, se ha de proponer un Zócalo Lúdico que albergue un segundo Acto Lúdico. Como material, se observó, a partir de una segunda versión del Aula de los Colores que incorporaba papel celofán para proyectar luces coloreadas, cómo las sombras y luces coloreadas del aula incidían en su contexto, proyectándose y haciendo aparecer, en un primer momento, la extensión; además de niños jugando en espacios lúdicos infantiles. El aula no es solo interior, sino también extensión.

A partir de lo anterior, se nombra un Acto: El envolver lúdico. Consiste en rodear la extensión del aula hacia donde se proyectan las luces y sombras, sobre un zócalo que demarca un camino coloreado (con los colores correspondientes a las luces coloreadas que se proyectan) que envuelve elementos de apoyo verticales de donde el niño puede sujetarse y girar a medida que descubre la extensión.

El Envolver Lúdico

  • Curso del Espacio 2
Polígono de relaciones que incluye el fundamento del zócalo lúdico.
Aula Final, alberga dos actos lúdicos, uno en el interior y otro en el zócalo.
El zócalo lúdico rodea, desde las aperturas del aula, la extensión de esta en la proyección de sus sombras y luces coloreadas.


Se ha obtenido finalmente un aula lúdica que dialoga con su espacio circundante a través de una zócalo. Ambos albergan actos lúdicos que proponen un aprendizaje infantil mediante una conversación entre niño y apoderado acerca de los colores. Mediante la construcción de una vacío interior se ha sumado un aprendizaje que nace del caer en la cuenta del espacio que resguarda. En este caso el niño puede interactuar con la amplitud del espacio desplegando su cuerpo en busca de pares de colores.

Fotomontaje dibujado del aula y su zócalo en su emplazamiento (paseo Las Salinas).


Croquis Conducentes