Antonio Tossi Wellmann-Encargo 1-2°S 2019

De Casiopea



TítuloAntonio Tossi Wellmann-Encargo 1-2°S 2019
AsignaturaTaller del Programa y Forma de la Edificación
Del CursoTaller del Programa y Forma de la Edificación 2º Semestre 2019
CarrerasArquitectura
1
Alumno(s)Antonio Tossi

INTERACCIÓN ENTRE FLUJO Y ARRIMO

Artista callejera, cantante, se encuentra arrimada a dos frentes. Se mueve entre el que tiene sus pertenencias y el gorro que coloca para recibir monedas y el puesto de sombra junto a los quitasoles. La gente que transita toma atención momentánea, son los que aportan con dinero, mientras que hay un espectador constante: la gente congregada en el patio de la cafetería.
El tránsito lineal de Avenida Valparaíso posee un descanso que se presenta en esta plaza. Espacio flexible que da cabida a lo esporádico y que cuando está reconfigura el acto de transitar. Hoy se presenta una pausa que invita a la continuación del movimiento pero en la acción de vitrinear, lo cual incluso se da con una conversación entre expositor y transeúnte. Momento festivo y/o célebre durante el andar.
En la holgura de una esquina peatonal que está contenida ligeramente a lo alto se construye un arrimo para la actividad de una banda musical. La gente se detiene a observar desde el borde de la calzada y desde la bancas que están enfrentadas a dicha holgura. Resulta que espectador y músicos se enfrentan con facilidad sobre una línea que se constituye como franja permeable y en interacción con el entorno y el flujo constante de la calle.
El encuentro entre malabaristas durante una semana dedicada a celebrar este arte se da a modo de ensayo y compartición de conocimientos y técnicas. La práctica de cada grupo se arrima a un círculo de vegetación que genera una penumbra, la cual no deja ver más allá. Cierran el espacio por medio de la orientación de sus cuerpos en suma a la altura casi doméstica entre árbol y suelo, conectadas en hilera y por una misma actividad.

El acto escénico y expositivo en sectores de flujo peatonal, es decir en las calles de la ciudad, ocurre condicionado por el arrimo a las verticales que aparecen paralelas a la línea de movimiento de las personas. Existen verticales de mayor envergadura, como los edificios y locales comerciales que delimitan la calle, y existen verticales de envergadura más similar al cuerpo, como lo son equipamientos y mobiliarios urbanos, ya sean bancas, basureros, quitasoles, entre otros.

Estas verticales están enfrentadas en todo el largo de la línea de movimiento, por lo cual el acto escénico es posiblemente acogido en función del enfrentamiento de verticales mayores y menores, convirtiéndose estos en los respaldos tanto para actores/expositores y audiencia.

El modo en que cohabitan los actos de escena y de tránsito es la interacción que se genera entre expositores y transeúntes por medio de la mirada, la palabra y la felicitación (o aporte monetario). Esta cohabitación se mantiene acogida por las verticales ya mencionadas y, cuando las anchuras de la calle poseen holgura, sin interferir el tránsito de quienes no deciden detenerse.

Existe una cualidad de lo festivo en la interacción expositor-transeúnte:

1. La mirada: Se da con la holgura otorgada por holguras transversales y verticales.

Esquema 01 Ciudad Teatro.jpeg

2. La palabra: Surge en el resguardo de verticales próximas al cuerpo. Escena sobre la mesa.

Esquema 02 Ciudad Teatro.jpeg

3. La felicitación: En el fugaz giro del cuerpo existe un intercambio de miradas que denotan felicitación y agradecimiento.

Esquema 03 Ciudad Teatro.jpeg


El ensayo y la práctica replican la situación de arrimo sin una audiencia posible, pues la línea de tránsito ya no está marcada. Este acto tiende a ocurrir en formas envolventes que dirigen el cuerpo hacia un centro luminoso dando la espalda a una penumbra. Esto propicia el encuentro de un grupo de gente para la práctica en comunidad.

Esquema 04 Ciudad Teatro.jpeg

POLÍGONO DE RELACIONES

Polígono 01 Ciudad Teatro.jpeg