Ana Gloria Kampers Ciclo1 - Primer semestre 2018

De Casiopea



TítuloAna Gloria Kampers Ciclo1 - Primer semestre 2018
Tipo de ProyectoProyecto de Taller
Palabras Claveciclo 1
Período2018-2018
AsignaturaTaller del Acto y el Vacío: Habitabilidad y Riesgos en el Borde Costero 1° Semestre 2018
Del CursoTaller del Acto y el Vacío: Habitabilidad y Riesgos en el Borde Costero 1° Semestre 2018
CarrerasArquitectura
Alumno(s)Ana Gloria Kampers
ProfesorFelipe igualt, Tomás Valladares

BORDE COSTERO

(LAMINA 1)

ESPESOR CONVERGENTE EN UNA ORILLA QUE DISTINGUE LO CONTINUO Y LO LEJANO

Lugar donde ocurre la transición entre interior y extensión El borde es el espesor habitable en el que se da la trancisión y encuentro entre la extensión (mar) y el interior (ciudad), que converge en una orilla, que es el instante de transición entre lo continuo y lo lejano. momento en que se alterna el sentido de la orientación del cuerpo, que tiene un ¨hacia lo otro¨, desde lo continuo a lo lejano, definido en la orilla. Ésta marca un cambio de habitar de la tierra al mar o viceversa. (Figura 1)

figura 1

La orilla es el momento vertical en el que converge la temporalidad del borde, desde un ir y venir de la extensión a una permanencia en lo interior, que se construye en verticales que envuelven un espacio con apertura hacia el borde. El borde por lo tanto da continuidad al mar y a la ciudad a partir de la abertura de la envolvente. (Figura 2)

figura 2

La luz del borde es una luz gradual, expuesta a lo exterior, variable, que tiene profundidad. El mar es iluminación, reflejo horizontal del sol. El borde se abre a esta iluminación, está expuesto a la luz directa y en el se producen contrastes luminosos sombras y brillos, al recibir la variabilidad del exterior. El interior construye una luz fija, que envuelve al cuerpo en verticales mayores a él, otorgándole apoyo y permanencia en lo propio, íntimo, homogéneo. (Figura 3)

figura 3

Esta profundidad que va de lo contrastado a lo homogéneo (BORDE LUMINÍCO), otorga un distingo de dos atenciones desde su habitar en el borde. (Figura 4)

figura 4

La primera se encuentra en lo continuo, próximo, que construye un íntimo, en una luz que envuelve lo cercano. La segunda atención se encuentra en lo lejano, ajeno, distinguido como ¨lo otro¨, al otro lado de la orilla, lo variable que trae la extensión. Esto provoca una renovación constante del borde, a la cual se está expectante, y la cual mantiene al cuerpo en una alternación repetitiva de los momentos del borde.

POLÍGONO

Polígono



OBSERVACIONES

El puerto avanza hacia el mar haciéndolo habitado, alejando el límite del borde. El borde es el espesor de transe de tierra a mar, donde se da la orientación hacia lo otro.
Borde itinerante, lo móvil en un HACIA, para el pie y para el barco, que es la ORILLA.
Permanencia en la variabilidad de lo exterior. Orientación expectante de lo externo. Sol directo contrastado con sombra. Borde renovado constantemente.
El cuerpo, como los demás elementos del interior, recibe la luz del mar, que acerca lo próximo a la atención, otorgándo un propio, continuo al cuerpo. otra atención afuera, distinguida de lo propio que está delante, quedando ante.
1. INSTANTE: Momento vertical de paso. Convergencia en el llegar de los pescadores y el recibir de los de la caleta. 2.MOMENTO HORIZONTAL: De borde. Bote a pie. 3. MOMENTO EXTENDIDO: Permanencia. El sol llega a las construcciones dispuestas hacia lo exterior.
Cuerpo apoyado, tiempo mayor. Íntimo al comer. Interior continuo y abierto al borde con las verticales mayores al cuerpo, dando luz interior, que envuelve lo próximo.

ACTO: ATRAVESAR ALTERNANDO LA ATENCI´ON DUAL DEL BORDE

El cuerpo habita en el borde atravesando el espesor que converge en la orilla, es decir, se atraviesa la orilla, que es el HACIA de la orientación, ya que es el encuentro con lo otro, lo no propio. Es el distingo de la dualidad de la atención, distingo de lo continuo y lo lejano. (Figura 1)

figura 1

El cuerpo, por lo tanto, tiene una gestualidad de vínculo con eso "otro" (EL MAR O LA TIERRA), de la extensión o del interior. esa gestualidad adquiere una TEMPORALIDAD que va desde el ir y venir, en la extensión, pasando por el INSTANTE de la orilla, que alterna el sentido de la orientación (cambia lo OTRO), hasta la PERMANENCIA, del interior, que elonga el tiempo hasta nuevamento vincularse con la orilla en una temporalidad cíclica. Estos momentos le dan profundidad atravesable al borde, entre la extensión y lo interior, que con su verticalidad da cobijo y apoyo al cuerpo, otorgándole lo íntimo. La verticalidad mayor al cuerpo lo acompaña en su encuentro con la extensión que lo deja expuesto, envolviendo lo próximo en una misma luz y dando continuidad con eso próximo. Aparece entonces en esta profundidad un DISTINGO de una ATENCIÓN DUAL (Figura 2)

figura 2

El cuerpo 'DELANTE' de lo propio, permaneciendo en una luz que da continuidad a lo cercano. El cuerpo 'ANTE' lo ajeno que es traído en la apertura a la atención. La extensión, de luminosidad variable y expuesta, renueva constantemente al borde, manteniendo al cuerpo espectante en el borde itinerante, por su sentido alternado, entre el 'IR Y VENIR' y la 'PERMANENCIA'.


CURSO DEL ESPACIO

(LÁMINA 2)

ENVOLTURA PARCIAL DE DOBLE ABERTURA

El curso del espacio es construído a partir de las observaciones del borde costero, reflejando el vacío observado en el borde y la luz ue éste presenta. (Figura 1) ESQUEMA RELACIONA EL BORDE Y CURSO DEL ESPACIO.

figura 1

En una primera instancia, representa la gradualidad de la ABERTURA DOBLE que tiene el borde, hacia el exterior y hacia el interior, en su espesor que va de lo envuelto a lo expuesto. Luego este vacío guarda y cobija la luz que por esta abertura ingresa. El curso del espacio adquiere la forma a partir de los vanos. El primer vano es de abertur hacia lo lejano, un vano de amplitud, que deja entrar la luz y el reflejo en una cara plana. Reflejo brilloso del mar abierto, en un horizonte hacia lo amplio. (figura 2 y 3)

figura 2
figura 3

Al interior, expuestos, se encuentran relieves (TRIANGULACIONES) que cortan la luz exterior en sus perfiles, van fragmentando la luz, generando CONTRASTES, propios del borde costero en lo expuesto. La luz se fragmenta en contrastes. (Figura 3) FRAGMENTACI´ON EN PLIEGUES. Éstos se construyen en una envoltura parcial de doble abertura, con lo interior por un lado y lo exterior por el otro. Luego al interior el reflejo ya es parejo, se ve protegido, con luz fija y homogénea, reflejada hacia este interior y traída desde el exterior por el vano de la abertura a la luz, que se enmarca en un vano interior. (Figura 4)

figura 4

La envoltura cobija lo fijo y lo propio, que se abstrae de las observaciones del borde costero. Se enmarca la extensión en un distingo de lo continuo y lo lejano en una profundidad lumínica.

LUZ: REFLEJO GRADUAL FRAGMENTADO EN LO EXPUESTO

OBSERVACIONES

Lo que entra en primer reflejo directo en una cara, que introduce la luz. Iluminación directa, expuesta, pasa por contrastes lumínicos. se fragmenta en lo expuesto.
Fragmentación de un reflejo de lo exterior. Lo que viene de fuera se contrasta en la apertura.
Interior en profundidad, aparece en homogeneidad.
Apertura que da profundidad a la luz. Aparece en lo profundo algo guardado, distinguido de lo expuesto. Un interior ENVUELTO en sombra. UN "OTRO". Interior envuelto parcialment, continuo a lo expuesto.
Lo expuesto trae la luz a lo protegido en un reflejo plano y otro fragmentado. Reflejo lateral fragmentado en lo expuesto.

Fotografías exposición

Lámina 1.
Lámina 2.
Curso del espacio.
Curso del espacio.