Amereida V etapa mjo

De Casiopea



TítuloAmereida V etapa mjo
AsignaturaTaller Amereida 2014
Del CursoTaller Amereida 2014
CarrerasDiseño Industrial
Alumno(s)Maria Jesus Oliva Palma

Había encontrado en una revista antigua en casa, no recuerdo que revista especifica era, pero si recuerdo muy bien, que había un artículo que trataba el concepto despejado, me llamó la atención la palabra, posteriormente donde en el colegio donde estudiaba comenzaron a reforzar nuestra lectura y nos pidieron llevar un libro para leer todos los días, diez minutos por las mañanas a elección nuestra, le pedí a mi padre que me ayudara a elegir un libro para mí y él me prestó uno llamado Borges Oral y recuerdo de ese libro que decía que uno siempre debe leer lo que le hace feliz, creo que allí que descubrí por primera vez la libertad esa que no cede, la que se encuentra al otro lado de la vereda donde hay una luz que el frontis no da, que finalmente es una luz, periférica pero luz, quizás se esconden allí nuestras dudas y nuestros fines.

La Libertad despejada o que no cede

Se debe subrayar que según las recomendaciones científicas más estrictas, lo único que se debe tomar en cuenta en el momento del análisis de la vida son los hechos. Toda interpretación de estos hechos son más o menos expresiones de juicios de valor que no pueden dejar de reflejar los puntos de vista de quienes las dictan. Podría decir con certeza que el proceso del conocimiento consiste en la libertad que yo adquiero en al tiempo, ese tiempo como dijera Borges, la suma de todos nuestros ayeres, de las primeras fricciones que cada ser tiene con el mundo y sus guiños con este, que naturalmente no son infinitas más bien las que hemos elegido por una discriminación proveniente de nuestro lenguaje de la gran posibilidad que tuvimos de lenguaje, allí las organizamos y atribuimos a ellas jerarquías dependiendo el lugar que le asignamos, y viene la gran pregunta,

   ¿Qué lugar asignamos a la libertad?

O simplemente somos unos consumidores mas de esa libertad impuestas que nos llega desde nuestra infancia como necesidades ficticias

O de aquella donde podemos encontrar nuestra verdadera existencia donde las preguntas a las cuestiones fundamentales de la vida están resueltas o al menos las buscamos.

Por esta razón, no puede considerarse que el proceso del conocimiento sea "neutral" respecto al modo de ser y las posibilidades de los seres humano. Lo capital en esto ha sido que al descubrir reconocemos nuestras limitaciones renunciar al egoísmo impuesto a ese que ordena las miradas dudando incluso cuando éstas aparecen como muy convincentes. Allí queda patente que la relación entre conocimiento y acción es fundamental para mirar más allá de la que nos dictan los cánones sociales pero esa acción la del descubrir es la que nos puede llevar a encontrar nuevas rutas de conocimiento aun en aquellos lugares donde muchas veces no queremos buscar, porque es posible que en esos lugares se encuentren las respuestas a lo preguntando, es a ello lo que llamo una libertad que no cede, son las preguntando que no encuentran otra respuesta que no sea otra pregunta , la que no cierra el círculo jamás, la que su dominio es el constante descubrir. El problema es entonces si es o no posible "elegir" o "decidir" libre de todo juicio de valor. En otras palabras mirar despejadamente las cosas.

Como nos despojamos de este teniendo en consideración la enorme cantidad de lenguajes que nos rodean que naturalmente no todos son parte de nosotros pero si están allí al momento de decidir y en ese caso, como garantizar esa libertad que emancipa al sujeto como tal, alienta, avanza, construye. Es en parte a este problema al cuál habremos de dedicarnos pero permítanme aclarar que jamás podremos estar seguros de la neutralidad de nuestros juicios por todo lo anteriormente expresado. La metáfora de la parte de atrás, donde la luz del frontis no llega, pero si hay una luz que nos completa, la encuentra esa libertad que no sede, y que se involucra con los aconteceres de nuestras existencia en la vida, es aquella que nos hace dialogar con el entorno , pero están también esas comodidades que no nos permiten relacionarnos con los sosiegos del espíritu, es allí donde se re reconstruye nuevamente el sujeto, porque se busca en ese espacio no permitido, ya sea por creencias o juicios impuestos a través del recorrido del lenguaje entonces surge la gran pregunta

  ¿Cómo podremos mirar más allá?,
                           ¿Hasta donde se nos está permitido mirar?, 
  ¿Cómo poder  romper con las limitaciones de la mirada?

Lo primero que debemos reconocer que es que allí en donde entran en juego todos nuestros sentidos mostrando que connotaciones les damos a las cosas, como estos se relacionan con el descubrir, como están preparados para ello, pareciera ser que de alguna manera la socialización y la resocialización de los sujetos juega un papel importante en ello y como en la socialización más básica queda la memoria del inconsciente jugando un papel preponderante ya que en el momento de mirar esa parte que nos completa, se vuelca a mirar sin exactitud, evadir esa mirada o buscarla con obsesión. La cuestión de todo esto es que llegaremos al mar, al depositario de todos los ríos , canales , lagos riachuelos de nuestros mirada, porque si podemos encontrarnos con serenidad allí, nuestro ojo cambiará absolutamente, nuestra percepción y forma de mirar un objeto e instalarlo con la belleza correspondiente a cada lugar, a cada lenguaje, dependerá de cómo hemos adquirido, obtenido o buscado la libertad que no cede, en el lenguaje, que está en permanente construcción, mirando el correlato de su existencia y buscándose en los aconteceres cotidianos esa fuente constante de construcción de lenguajes que se estanca en cada sujeto dependiendo de la búsqueda que este tenga en ello, es por lo tanto la idea de libertad la que está en cuestión en este trabajo porque lo queramos o no, ella es el motor del pensamiento ante todo porque sigue el ritmo de las cosas de la vida y lamentablemente para las personas queda al arbitrio de lo que fue como dijera antes el correlato de la existencia de cada sujeto, entonces se debe atender con premura el alcance de esto porque no hay que olvidar que la existencia de cada uno de los seres humanos querámoslo o no en algún momento ha de encontrarse en la necesidad de

       MIRAR A LA VEREDA DE EN FRENTE O DESDE LA MIRADA DE ENFRENTE

y allí hay una luz que es necesario observar con atención saludable desde todas las posiciones posibles, ya que se encuentran las preguntas que completan y engrandecen las existencia humano. Sartre plantea que los asuntos que forman parte de la esencia de su pensamiento entre los fundamentales es la libertad, como la mirada es quizás una de la formas de relación entre los seres humanos que al mismo tiempo nos objetiva y limita nuestra libertad, lo que la convierte en una fuente inevitable de conflictos.

Sabemos que el "otro" existe porque es objeto de nuestra mirada, y al mismo tiempo somos conscientes de nuestra existencia porque somos vistos por los demás: "me ven, luego soy""el que me ve me hace ser, soy como él me ve". Estos nos obliga a tomar en consideración todo lo expresado anteriormente con respecto a cómo vemos y como todos nuestros sentidos se alimentan siempre de todas las cosas con las que estamos en contacto. En unas entrevista que le hizo el filósofo Jacques Derrida al jazzista Ornette Colemann le expreso: " pienso que los músicos intentan reconstituir un puzzle emocional o intelectual, en todo caso un puzle en el cual los instrumentos dan el tono………………………."

"No. Responde Yo no sé si esto es cierto para la lengua, pero en el jazz se puede tomar una pieza muy vieja y hacer con ella otra versión. Lo que es estimulante es la memoria que traes al presente. De lo que hablas, la forma que se metamorfosea" (como cambian las cosas desde la otra mirada.)

No debemos olvidar que el pensamiento es único, esta una sola vez y que no se reproduce totalmente pero si puede ser estimulante el dar un tropos a este lingüísticamente , entonces llegamos al inicio a la concepción, de la libertad finalmente cedida, entregada hasta donde nosotros entendamos en su sentido más cabal, el despeje que naturalmente tenemos que dar a nuestros sentidos en a la exploración de ellos mismos para que de esta manera podamos apreciar

los OBJETOS,

las FORMAS,

los AROMAS,

los LUGARES.......

E N   T O D A S   S U S   D I M E N S I O N E S

y saber experimentar los cambios que requiere para seguir intentado un espacio útil amable y dispuesto, despejar la mirada para una libertad entendida como un ser humano que esta constantemente observando todo sin cargas con despeje de ideas. Una libertad presente siempre y se construye constantemente en nosotros a medida que avanzamos en el despeje de nuestras dudas.

Ornette Coleman; "Alguien comenzó a hacerme un montón de preguntas que yo no lograba seguir, así que decidí ir a ver a un psiquiatra para ver si lo comprendía, a él. Y éste me recetó valium. Tomé el valium y lo tiré al baño. Nunca sabía dónde estaba, así que fui a una biblioteca y tomé todos los libros posibles e imaginables que trataran sobre el cerebro humano. Los leí todos. Decían que el cerebro no era sino una conversación. No decían cuál, pero esto me hizo comprender que el hecho de pensar y saber no depende solamente del medio de origen. Comprendo cada vez más que aquello que llamamos cerebro humano, en el sentido de saber y de ser, no es la misma cosa que el cerebro humano que hace de nosotros lo que somos."

Finalmente nos enfrentamos a menudo, con la mirada, lo que la obstruye, el despejar, y la libertad. En ello, claro, podemos atender con una mejor certeza, lo obstruido donde, cuando y como despejamos esa tremenda pared de aconteceres que las bloqueamos por las miles de razones que encontremos, a esas preguntas consistentemente se abren y cierran miradas y es allí en donde se debe de tener la claridad absoluta

       QUE ES LO QUE CIERRA Y LO QUE PUEDE ABRIR, 

sin dejar de tener siempre en cuenta, que para tomar esa decisión debo despejar.

Despejar para poder ver esa luz que el frontis no da.

Dicen que viajar es bueno y que engrándese el espíritu y que el lenguaje se nos acerca, nos hace mucho más grandes, dicho de esa manera suena muy exigente y ahogador un poco el deseo de conocer, de todas maneras me imagino que una gran cantidad de personas están buscando el pasaporte de la mirada que no tienen en sus billeteras y quizás hasta uno mismo se ha encontrado en la misma situación. Pero como no tengo alma de resignación me alegro de tener una bicicleta ya hace diez años que de tanto arreglarla pereciera ser que está compuesta de muchas piezas que no estaban en su origen y que ha permitido que siga prestando la utilidad para la cual me la regalaron y para la cual la utilizo, pues puede ser mucho más que eso y me jacto que con ella he podido conocer muchos, pero muchos lugares que den tan cercanos no se ven, la pasan o pasan desapercibidos......

Y a menudo me pregunto por eso lugares y de inmediato desaparecen las respuestas.

La realidad siempre tiene esos guiños que te permiten recuperar la vista desgastada de tanto computador y chat de teléfonos con funciones comunicacionales que en realidad des-comunican, te alejan más que acercan, algunos juegan a esquivarlo con poco éxito y se quedan allí y aunque confieso que muchas veces también me veo enredada en esos caminos en medio de la confusión me resulta fácil despejar esa vías con la sencillez de mi bicicleta vieja alejándome esas drogas informáticas, lugares equivocados.

Pero voy en silencio, escuchando sólo mi respiración y el sonido de la urbanidad. Estoy muy segura que un par de kilómetros mas allá algo me detendrá en el camino está despejado seguro añadiré mas lugares a mi espacio a pesar de todas estas cuestiones de la vida que nos interrumpen. Me asombro siempre con todas los claro oscuros que puedo avizorar en el entorno. Al menos me interesa mucho para despejar la mirada y buscar la luz, saber con qué paleta cromática tengo en mi cercanía y pintar los colores con libertad.