Amereida 1° 2014 s.cubillos

De Casiopea





TítuloAmereida 1° 2014 s.cubillos
Tipo de ProyectoProyecto de Curso
AsignaturaTaller de Amereida
Del CursoTaller de Amereida 2014
CarrerasDiseño Industrial


1 regalo de vivir en el presente.

Lograr vivir en el presente es dar testimonio del ser americano.


América un regalo al mundo, su origen una aventura en lo desconocido, vivir en el presente nos hace dar cuenta de ello, nuestra condición americana; existencia en lo desconocido. La voz poética nos permite abordar el mundo nuevo y construirlo, releva el que hacer en concordancia con la búsqueda de un origen. El oficio en condición americana; que mira desde otro punto de la burbuja, es la llave para vivir el mundo de forma presente, donde solo el que hacer propio nos permitirá construir y mediar entre lo vivido o lo que se espera vivir, seguir nuestro instintos, donde la esencia del hombre americano aflora como un sendero adyacente, divergente, nuevo, prospero, que se gesta a cada paso; cuya única denotación real serán el principió y el fin, entendiéndose así la vida.


“…El frio centelleo de tu pálida claridad…”


2 experiencia Americana

Asombro Impresión en el ánimo de alguien


Sumergidos, enaltecidos en nuestra propia existencia cotidiana absorbidos en nuestro preconcepto de mundo, damos al asombro una condición intrascendente, banal, pero es en este donde radica la cualidad humana de prestar atención al mundo de caer en la cuenta de una existencia; el asombrarnos, maravillarnos con el mundo nos permite manifestarnos, dar y darnos cuenta de nuestro ser, cada uno en su individualidad puede manifestarse al mundo desde su impresión abierta y espontanea con las simplezas de este. El taller de américa nace desde este primer momento de asombro con lo nuevo, donde se expone el mundo tal y como debe ser en todo su esplendor sin falsedades al hombre; este en su capacidad de asombro recibe y apropia un sentir americano.

Es más fácil maravillarse en lo desconocido, ver desde otro punto de vista, ver desde lo externo; entrar en el mundo del detalle, encantarse con el mundo y como este se ofrece a tus sentidos, disfrutar naturalmente sin prejuicios y preconcepto, es decir, vivir y disfrutar el presente, el regalo de lo nuevo.


“…Un hombre en un cuarto a solas puede pensar real y decida demente el mundo…”



4 fracaso de la esperanza

Creyeron que era posible modelar al ser humano desde 0.


Se nos dice que nosotros somos por nuestras circunstancias sociales políticas y culturales, se pensaba y se piensa erróneamente que el ser humano puede ser la resultante de un cumulo de condiciones, patrones y entornos, que se puede definir quien se es y quien no se es por experiencias vividas desde la infancia a la adultez, modelando el ambiente se moldeara al hombre. Este es el fracaso de la esperanza, cuando cambiar el mundo por cambiar la vida, cambia a un mundo de significado; y su significado se cuela al pensamiento del hombre a su esencia. En la actualidad el hombre como hombre carece de ese significado propio, se presenta a sí mismo como parte de una sociedad, pero en ausencia de experiencias que definen su condición humana básica como buscar un origen, aventurarnos en lo desconocido sentirnos propios de un intangible que el mundo pueda ver y verse en nosotros, como seres únicos con conciencia de otro.

Somos parte de un sistema que crea sombras en la transitoriedad del tiempo, nos dejamos convencer por sus significados, tomar la valentía de conocer el mundo , rebeldía del ser, enfrentarse a ese mundo de preconcepciones, cuestionarlo , caer en cuenta y maravillarse, esto es lo propio de la condición del hombre.


“…Cayeron los significado y al caer los significado cayeron los sentidos del mundo, recuperar la aventura…”



5 abismo

País de los ojos lo vigente por visible se separa abruptamente de lo que asientan los pasos y los paisajes.


América es abisal, borde abrupto, costa de los contrastes, dibujo de distancias que cubren con un velo y permiten al abismo en nuestro entender. Dar cuenta del abismo es reconocer lo que existe, entrar en la búsqueda de lo desconocido, embriagarse de la dicha breve de lo incomprendido de lo innombrado, denotar espacio con sensibilidad sin mediar conocimientos.

La catástrofe expone ante el abismo, descubre en nuestra ingenuidad de nombrar y controlar las cosas, el miedo a lo desconocido, infantilidad humana creernos seguros en un lugar acotado en concepciones propias, el abismo muestra al mundo a la necesidad propia de nuestro origen, nos expone ante el presente, volver a nada nuestras concepciones, permitir que el asombro de lo desconocido nos fecunde en nuestra capacidad de hacer mundo.


“… El destino es solo una fidelidad al origen…”


6 espesor

El camino nuca es el camino.

Existe una espesura, incertidumbre de ser humano como la condición inherente a un significado; carece de todo sentido en el abismo, el cual no acepta significado alguno. En la inmensidad de ser hombre se puede traspasar ese espesor, sin apegos sin significado sin conocimientos, solo en enfrentando el hallazgo el asombro con el ser presente.

Si encontramos un camino, será este siempre el equivocado, la inmensidad del abismo no reconoce caminos, solo se puede atravesar a campo traviesa a ciegas. Si encontramos un camino este de por si tiene significado, por lo tanto tiene conocimientos propios, nos encausa en comportamientos y desarrollos que no nos dejan espacio a nuestra esencia para caer en cuenta de la vida. El abismo es estar presente en el origen es decir en lo desconocido tanto virtualmente como tangiblemente, somos capaces de reconocer y conocer en la medida de lo propio de ser uno con todo.

En la incertidumbre de nuestra existencia podremos conocer la medida de nuestro mundo interno siempre y cuando volvamos al origen de ser uno y nada más.