Amber Cofre. Tarea 1. Poética Gral 2015

De Casiopea



TítuloAmber Cofre. Tarea 1. Poética Gral 2015
AsignaturaPoética General
Del CursoPoética General Mg 2T 2015
CarrerasNáutico y Marítimo, Ciudad y Territorio
1
Alumno(s)Amber Cofre


Espacios Públicos en sectores vulnerables de Valparaíso

Valparaíso, a propósito de la singularidad de su forma, conforma una especial manera de habitar, entre alturas, laderas y mar, a través del tiempo ha ido generando una relación con el mar, ya sea desde el intercambio comercial o turístico que atrae a habitantes con el afán de vivir en un lugar con vista al mar, generosa cualidad de la ciudad.

Tan generosa es, que no logra planificarse y crece su población en un primer momento de manera espontánea, con soluciones habitacionales de autoconstrucción, para luego generar desde la política habitacional una respuesta evidenciada en condominios sociales.

Y así Valparaíso se complejiza en relación a la incorporación de mayor densidad poblacional, lo que además de la necesidad de un lugar para vivir, trae consigo la necesidad de fuentes laborales, y en general servicios asociados al funcionamiento de la ciudad como pago de servicios básicos, escuelas, centros de salud, recreación entre otros que se encuentran contenidas en el espacio público y urbano de la ciudad, que en su conjunto otorga vida social a la ciudad.

El habitante transita con la intención de realizar alguna actividad, las cuales podrían definirse como actividades exteriores, que como señalara Jan Gehl en “La humanización del espacio urbano”, podrían diferenciarse en actividades necesarias, opcionales y sociales, que en relación al transitar va visibilizando recorridos determinados del habitante en la ciudad, porque no se transita por la ciudad en su totalidad, sino que los tránsitos se cirscuncriben a determinados espacios, que se relacionan con el lugar donde se emplace la vivienda y el transitar hacia las actividades a desarrollar con cierta cotidianeidad.

Hasta aquí suena relevante lo señalado por Alberto Cruz, acerca de que “la vida no está en nuestro estar… nuestra vida el circular”, dando cuenta de la relevancia del transitar de los habitante de la ciudad, en la ciudad de Valparaíso.

Es en esta relación entre el habitante y el espacio público, donde se desarrollan actividades exteriores que se va configurando el interés de estudio en general, entendiendo por espacio público el lugar donde se experimenta la vida urbana y se desarrolla por tanto la vida social; Jan Gehl también se refiere a las actividades exteriores y calidad del espacio exterior que logra ilustrar esta relación con el habitante, “Se trata aquí la vida entre los edificios porque el alcance y el carácter de las actividades exteriores están muy influidos por la configuración física… también se puede influir en los modelos de actividades mediante decisiones de proyecto que creen mejores o peores condiciones para lo que pasa en la calle…”

El circular entre el habitante, el espacio público y actividades exteriores, permite vincular varios momentos que se relacionan por una parte por la habitación; el habitar en su relevancia y por tanto en su abordaje, específicamente respecto de lo que pudiese significar en tanto factor protector para familias en situación de vulnerabilidad, relacionarse con un espacio público que favorezca y revitalice al sector, que sea un aporte para el desarrollo integral de contextos familiares en términos de favorecer el capital social y cultural de los habitantes del sector, en tanto prácticas que permite la apropiación del entorno y el fortalecimiento de sentido de pertenencia.

Se plantea entonces el abordar la ciudad, desde los espacios habitados por sectores vulnerables, en su relación entre el habitante con el espacio público. Tomando en cuenta la situación socio-económica de estos sectores y las complejidades asociadas la necesidad de intervenir en estos sectores es mayor, al respecto Jan Gehl evidencia un interés similar en el siguiente párrafo, “Como punto de partida no se perfilará ningún ambicioso programa global. Por el contrario, una idea fundamental es que la vida cotidiana, las situaciones corrientes y los espacios en los que se despliega la vida diaria es donde se deben concentrar la atención y el esfuerzo. Esta idea se exprese en tres requisitos, modestos aunque razonablemente amplios, de los espacios públicos:

  • Condiciones deseables para las actividades exteriores necesarias,
  • Condiciones deseables para las actividades opcionales y recreativas,
  • Condiciones deseables para las actividades sociales.”